12 consejos para aprender y desarrollarse como gerente por primera vez

Un ascenso a la dirección por primera vez suele ser el primer gran avance en la carrera de un profesional. La mayor responsabilidad puede enseñarles a gestionar un equipo, darles más responsabilidades y permitirles descubrir más sobre su empresa. Aprender estos aspectos básicos puede ayudarle a prepararse para su nueva función. En este artículo, analizamos los beneficios de desarrollarse como gerente por primera vez y examinamos los consejos para crecer con esta experiencia.

Beneficios de desarrollarse como primer gestor

Relacionado: ¿Qué es un ejercicio fiscal? (Con ejemplos)

Como gestor por primera vez, puede aprender muchas habilidades nuevas. He aquí algunas ventajas de desarrollarse como gerente por primera vez:

Desarrollo de habilidades

Los directivos que se estrenan suelen realizar cursos de formación, someterse a tutorías o realizar evaluaciones basadas en sus habilidades y estilos. Esto suele formar parte de los programas de formación formal para directivos noveles. La formación formal es útil, pero también se pueden adquirir muchas habilidades nuevas mediante prácticas como:

  • Motivar a los demás: Una de las tareas más importantes de un directivo es inspirar a su equipo para que venga a trabajar y se supere. Puedes aprender nuevas formas de motivar a la gente mientras tu equipo se enfrenta a retos únicos.

  • Comunicarse con eficacia: Como directivo, puede dar y recibir información, lo que le ayudará a desarrollar habilidades de comunicación eficaces. Esto podría significar decidir cuándo ser más directo con las instrucciones o más abierto para lograr ciertos objetivos.

  • Delegación: Como empleado principiante, es posible que haya sido responsable de su propio trabajo con una delegación limitada. Como gestor novel, puede desarrollar sus habilidades de delegación a medida que aprende a priorizar las tareas.

  • Resolución de problemas: En lugar de realizar tareas sencillas, es posible que tenga que resolver tareas más complejas como directivo, incluida la resolución de conflictos. Con el tiempo, puede idear soluciones a estos problemas singulares.

  • Gestión del tiempo: Es posible que una vez que te conviertas en directivo tengas una agenda repleta de reuniones de estado del equipo, reuniones de revisión individuales y tareas que completar. Con el tiempo, puedes aprender a priorizar y gestionar más tareas de forma eficaz.

Relacionado con esto: M** Habilidades de gestión: Definición y ejemplos**

Técnicas de gestión del aprendizaje

Puedes mejorar tus técnicas de gestión a medida que vayas ganando experiencia. Una de las ventajas de ser gerente por primera vez es que puedes practicar varias técnicas de gestión que te ayuden a manejar diferentes situaciones. Estas técnicas pueden incluir:

  • Reconocimiento: Aprender cuándo y por qué dar reconocimiento es una técnica estratégica. Hay que tener claros los objetivos y el rendimiento que merece ser reconocido, ya que esto puede motivar a los empleados a continuar con estos buenos comportamientos.

  • Formación y desarrollo: Determinar cuándo proporcionar formación y desarrollo a su equipo puede aumentar su rendimiento y mejorar su relación con ellos. Decidirlo basándose en los puntos fuertes y débiles o en un plan de promoción profesional puede demostrar que usted invierte en su progreso.

  • Solución de problemas: Como directivo, es posible que tenga que identificar cuándo solucionar conflictos entre miembros del equipo, problemas de rendimiento o mejoras generales del proceso. Por ejemplo, como gestor novel puedes practicar la resolución de problemas como la impuntualidad de los empleados, el incumplimiento de los plazos o las llamadas frecuentes.

Desarrollo de estilos de gestión

Al igual que ocurre con las técnicas de gestión, es posible que ajustes tu estilo mientras desempeñas tu primer trabajo de gestión. Podrías aplicar estos estilos a diferentes situaciones, dependiendo del resultado que desees. Algunos de los estilos de gestión con los que podría experimentar son:

  • Autorizada: Los gerentes autoritarios son directos y claros con su enfoque, objetivos y expectativas. Este estilo suele ayudar a desarrollar sus habilidades de resolución de problemas y de comunicación efectiva.

  • Afiliados: Los directivos afiliativos se centran en la felicidad y la cohesión de un equipo. A veces, este estilo puede proporcionar una retroalimentación superficial, pero puede ser beneficioso a la hora de crear confianza dentro de los equipos.

  • Democrático: El estilo democrático se basa en la aportación del grupo para la mayoría de las situaciones. Puede ser eficaz para que los gestores noveles aborden una situación o tarea en la que los miembros de su equipo son los expertos.

  • Coaching: El estilo de coaching se centra en el crecimiento profesional de los miembros del equipo. Esto puede demostrar al equipo que está interesado tanto en completar las tareas necesarias como en desarrollar sus habilidades para futuros puestos.

Relacionado: Relacionado: 6 Estilos de dirección para liderar con eficacia: Visión general y ejemplos

12 consejos para que los directivos noveles tengan éxito

Hay muchas maneras de crecer como gerente por primera vez. Aquí tienes 12 consejos que pueden ayudarte a tener éxito en tu nuevo puesto:

1. Conozca las expectativas de su jefe

Como nuevo gestor, tienes que cumplir los objetivos que te marque el jefe de tu equipo. Aprenda lo que su supervisor espera de usted como gestor y como equipo y proporciónele actualizaciones periódicas. Es importante que establezca objetivos e hitos con su jefe y que solicite información sobre su rendimiento. Las actualizaciones periódicas de la situación pueden servir para seguir tu progreso y ayudarte a tener éxito.

Relacionado: ¿Qué es la gestión? Definiciones y funciones

2. Relación con tus compañeros de trabajo

Las relaciones entre iguales son muy importantes en los nuevos puestos directivos. Puedes observar a distintos directivos, aprender cómo manejan los problemas y desarrollar relaciones que conduzcan a nuevas oportunidades. A veces, otros directivos pueden ser ascendidos y convertirse en tu jefe, por lo que es importante mantener una buena relación con tus compañeros.

Esto también crea un ambiente de trabajo para las relaciones amistosas y casuales. Compartir anécdotas sobre la gestión de la carga de trabajo y tus dificultades durante los descansos puede ayudar a que tú y los que te rodean os sintáis más cómodos a la hora de pedir ayuda.

3. Escuche a su equipo

Es una buena idea establecer reuniones periódicas con tu equipo cuando empieces. Algunas cosas que hay que aprender de ellos pueden ser:

  • Quiénes son: Pregúntales sobre quiénes son como persona fuera del trabajo en lugar de sólo lo que hacen. Esto puede crear una conexión entre vosotros y podrías aprender cómo interactuar mejor con ellos.

  • A qué se dedican: Entiende cuáles son sus funciones y responsabilidades para que puedas compararlas con tu perspectiva. Alinear sus expectativas puede ser el comienzo de una sólida relación profesional.

  • Cómo lo hacen: Aprenda cómo hacen su trabajo y no emita juicios. Puede aportar sugerencias después de trabajar con ellos durante un tiempo, pero al principio, familiarícese con su comportamiento.

  • Lo que necesitan: Considere cómo puede contribuir mejor a su éxito. Preguntar a tus nuevos empleados cómo puedes apoyarlos como su jefe puede ayudar a crear confianza entre vosotros.

Relacionado: 12 preguntas que hay que hacer a los empleados cuando se es un nuevo directivo

4. Estar dispuesto a crecer y aprender

Aunque ser gerente es una función para personas con experiencia, convertirse en gerente por primera vez significa volver a ser un novato en algunas áreas. Entienda que tiene mucho que aprender en esta nueva función. Mantener una mentalidad de crecimiento puede permitirte aumentar tus habilidades y demostrar que sigues desarrollándote.

5. Hacer preguntas

Preguntar con frecuencia a tus compañeros, al equipo y a los directivos puede demostrar que te preocupas y ayudarte cuando no estés seguro de algo. Asumir el conocimiento puede causar más trabajo o confusión. Por ejemplo, cuando conozcas a tu equipo, considera la posibilidad de preguntar cómo prefieren recibir la retroalimentación o cómo creen que el equipo puede alcanzar un objetivo. Las preguntas abiertas dan a las personas la oportunidad de responder con sinceridad.

6. Empezar de a poco

Puede establecer metas más amplias, pero asegúrese de fijar objetivos alcanzables. Piense en lo que puede hacer por su equipo para hacerles felices o facilitarles el trabajo. Las pequeñas victorias pueden acumularse y mejorar la moral general de un equipo.

7. Dar crédito

Reconozca el mérito de los miembros de su equipo cuando consigan sus objetivos. Los directivos pueden considerar la posibilidad de responsabilizarse de las victorias de un equipo, pero puede ser más eficaz atribuir a las personas de su equipo la finalización de cualquier tarea o los marcadores de progreso. Esto puede ayudar a que los miembros de su equipo se sientan valorados y mostrar a sus directivos que su equipo puede tener éxito bajo su liderazgo.

8. Cuida tu salud mental

Los gerentes primerizos pueden sentir que necesitan lograr y entender todo tan pronto como comienzan. Dirigir personas requiere gestionar las emociones, y es importante abordar este nuevo reto con calma. Los miembros del equipo se dan cuenta de cuándo te sientes motivado y feliz y puedes tomar decisiones más meditadas. Tómese tiempo fuera del trabajo para meditar o hacer ejercicio y venga al trabajo mentalmente preparado.

9. Ser dueño de sus decisiones

Ser dueño de sus decisiones significa abordar con confianza las situaciones después de considerar cada lado de un asunto. Al asumir la propiedad de tus decisiones, demuestras a tu equipo que crees en lo que les pides. Del mismo modo, con su jefe, demuestra que tiene confianza en la toma de decisiones. Asumir sus decisiones es especialmente importante si comete errores. Como estás aprendiendo, no pasa nada por equivocarse cuando se toman decisiones con conocimiento de causa. Comenta con tu jefe y tu equipo por qué has tomado determinadas decisiones y podéis colaborar en una solución alternativa.

10. Establecer métricas

Es posible que tu jefe te proporcione métricas de rendimiento estándar, pero puedes establecer métricas adicionales para ti y tu equipo. Por ejemplo, un director de ventas y su equipo pueden tener que alcanzar determinadas cuotas de ventas. Pueden considerar que las métricas de crecimiento aumenten en un determinado porcentaje cada mes para mostrar una mejora constante.

También puedes plantearte objetivos de crecimiento y aprendizaje. Por ejemplo, podría revisar una nueva técnica de gestión al mes o formar a sus empleados en otros departamentos trimestralmente. Las métricas que muestren una mejora y que puedan animarle a un ascenso pueden ayudar a medir su éxito como gestor novel.

11. Tratar los cambios de relación antes de tiempo

A veces, los directores noveles pueden dirigir a sus antiguos colegas, creando una nueva dinámica de poder. Intente abordar estos cambios con antelación, especialmente si tiene relaciones con los miembros del equipo fuera del trabajo. Es posible que los antiguos colegas que ahora dependen de ti te traten de forma diferente y que tengas que ajustar tu tono o la forma en que les pides que realicen las tareas. Mantener conversaciones abiertas desde el principio puede ayudar a evitar cualquier conflicto más adelante.

12. Sea sincero

Los gerentes primerizos pueden pensar que necesitan tener todas las respuestas para parecer un líder fuerte. Sin embargo, puede ser más eficaz si actúa como usted mismo y es sincero sobre lo que sabe y lo que no sabe. Su equipo puede valorar más su honestidad si admite que no sabe algo que si da una respuesta errónea.

Te recomendamos

83 Ejemplos de valores fundamentales para el lugar de trabajo

Cómo desarrollar el carisma en 10 pasos

Presentaciones de la construcción: Qué son y cuándo utilizarlas

¿Qué es una infografía?

Estudio a ciegas simple vs. Estudio a ciegas doble: Diferencias, ventajas y usos

Cómo desarrollar una matriz de prioridades del proyecto