12 Principios contables ampliamente aceptados

Los principios de la contabilidad se refieren a una lista de reglas que determinan cómo una organización prepara sus documentos financieros. Todos los contables deben seguir ciertos principios cuando desempeñan sus funciones para mantener la coherencia y la transparencia. Algunos países siguen principios específicos, aunque algunas de estas normas están más aceptadas en todo el mundo. En este artículo, hablaremos de los principios contables más utilizados.

¿Qué son los principios contables?

Los principios contables son las normas que deben seguir los contables cuando preparan los estados financieros de una organización que cotiza en bolsa. Los principios se han desarrollado y modificado a través del uso común de los contables de todo el mundo. También son la base del conjunto completo de normas contables, que son las normas emitidas por el Consejo de Normas de Contabilidad Financiera y el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad.

Para que los registros sean auditados por un profesional de la auditoría externa, una organización debe seguir las normas de contabilidad que se aplican a su sector. Una auditoría externa es a menudo un requisito entre los inversores, acreedores y prestamistas, por lo que es necesario que cualquier persona de la profesión contable entienda y siga los principios. Los principios contables básicos suelen denominarse principios contables generalmente aceptados (GAAP), y abarcan varios temas, como la presentación, el patrimonio, los activos, los pasivos, las transacciones generales, los ingresos y los gastos.

Una organización en una industria específica puede tener principios adicionales que se aplican a ella pero que pueden no aplicarse a otras organizaciones. Cuando se trabaja en un sector determinado, un contable debe revisar los principios contables generales, así como cualquier normativa y requisito específico del sector, para evitar errores.

Relacionado Más información sobre cómo ser contable

¿Qué finalidad tienen los principios contables?

El objetivo de los principios contables es garantizar que toda la documentación financiera sea coherente en toda la organización, así como mantener la coherencia al revisar los documentos de otras organizaciones. Estos principios también pueden ayudar a un auditor, inversor u otro revisor a entender cómo una empresa reconoce sus pasivos, activos, gastos e ingresos. Una persona con conocimientos debería ser capaz de revisar los documentos financieros y entenderlos con facilidad cuando la organización sigue ciertos principios contables.

Relacionado: Preguntas y respuestas: ¿Qué significa «año fiscal»?

Ejemplos de principios contables comunes

Estos son algunos de los principios contables más comúnmente aceptados y cómo se aplican a la función y los deberes de un contable:

1. Principio de acumulación

El principio contable del devengo es la idea de que todas las transacciones deben incluirse en los periodos en los que realmente tienen lugar, en lugar de cuando el flujo de caja está asociado a ellas. Este principio es especialmente importante en la contabilidad de devengo y permite elaborar estados financieros más claros que muestren lo que realmente ocurrió durante el periodo.

Si una organización no sigue el principio de devengo, podría dar lugar a una aceleración o retraso artificial de la operación debido al flujo de caja asociado. Por ejemplo, un contable podría registrar un gasto cuando se efectuara el pago, lo que podría dar lugar a un retraso basado en las condiciones de pago del proveedor.

Relacionado: El valor de aumentar su vocabulario empresarial

2. Principio de conservadurismo

El principio de conservadurismo se refiere a la idea de que todos los pasivos y gastos deben registrarse lo antes posible, mientras que los activos e ingresos sólo deben registrarse cuando el contable esté seguro de que se van a producir. La aplicación de este principio puede sesgar los documentos financieros de forma conservadora, mostrando menores beneficios declarados debido a los retrasos en el reconocimiento de activos e ingresos. Sin embargo, puede ser inteligente no llevar este principio demasiado lejos, para evitar tergiversar las finanzas de una empresa y hacer que parezcan realistas.

3. Principio de coherencia

Aplicar el principio de consistencia significa que una organización seguirá utilizando los métodos y principios de contabilidad adoptados hasta que aparezca un método o principio demostrablemente mejor. Seguir el principio de coherencia garantiza que quienes revisen los documentos financieros de la organización puedan entender perfectamente cómo se presentan determinadas cifras e información, así como la forma en que los contables han preparado los registros. Sin coherencia, una organización puede saltar entre diferentes prácticas contables, lo que lleva a la confusión.

4. Principio de coste

El principio contable del coste es la idea de que una organización debe registrar todas las inversiones de capital, los activos y los pasivos a los costes originales a los que fueron adquiridos. Este principio aclara además que los importes registrados no deben ajustarse para tener en cuenta las mejoras del valor de mercado o la inflación. La excepción a este principio es si una inversión a corto plazo en el capital social de una empresa ha experimentado un cambio en su valor de mercado, aunque esta excepción sólo se aplica si las acciones se negocian activamente en una de las principales bolsas de valores.

Es posible que este principio no esté en vigor a largo plazo, ya que cada vez más organizaciones están pasando a realizar ajustes por valor razonable. La elección de pasar a realizar ajustes por valor razonable puede crear registros financieros más coherentes.

5. Principio de entidad económica

Las transacciones de una organización deben permanecer separadas de cualquier transacción de otras organizaciones o propietarios de empresas. Esto se denomina principio de entidad económica, y ayuda a evitar la mezcla de pasivos y activos entre organizaciones, lo cual es importante durante las auditorías. Incluir varias transacciones de múltiples empresas puede crear confusión y dificultar el discernimiento de la información financiera sobre una organización específica.

Las entidades empresariales pueden existir en muchas formas diferentes, como agencias gubernamentales, empresas unipersonales, corporaciones y sociedades. Los propietarios únicos tienden a experimentar el mayor número de problemas con el principio de entidad económica porque son operados por individuos que pueden no estar bien entrenados en la comprensión de la importancia de separar las transacciones comerciales y personales. Los nuevos propietarios de negocios también pueden mezclar las transacciones, por lo que es útil traer un contador o tenedor de libros para ayudar con las finanzas y adherirse al principio de entidad económica.

6. Principio de divulgación total

El principio contable de divulgación completa garantiza que los contables incluyan toda la información necesaria en los documentos financieros de una organización. La información necesaria a revelar incluye todos los detalles relevantes sobre cómo la empresa opera y mantiene sus registros financieros. También debe incluir cualquier información que pueda influir en el juicio de un revisor a la hora de tomar la decisión de invertir o prestar a la empresa.

El objetivo principal de este principio es asegurarse de que cualquier entidad externa que tenga interés en la organización pueda revisar la información material que describe su potencial de éxito. Esta información debe facilitar a un lector experto la comprensión de las finanzas de la empresa cuando revise los documentos. Este principio es especialmente importante en los negocios internacionales, aunque también se aplica a las organizaciones que operan en Estados Unidos.

7. El principio de la empresa en marcha

El principio de empresa en funcionamiento es la idea de que una empresa seguirá funcionando en un futuro previsible, salvo que se produzcan acontecimientos inesperados. También significa que la entidad empresarial no tendrá que liquidar sus activos y detener sus operaciones en un futuro próximo. Al hacer esta suposición y seguir este principio contable, un contable puede aplazar el reconocimiento de ciertos gastos hasta más adelante porque se presume que la empresa sigue en funcionamiento y puede reconocer y gestionar esos gastos.

En consecuencia, está justificado que la organización aplace el reconocimiento de algunos de sus gastos hasta períodos posteriores, como la depreciación. Si una organización no aplica el principio de empresa en funcionamiento, tendría que reconocer todos sus gastos inmediatamente sin diferirlos. Mientras no exista información significativa que indique que la empresa tendrá que cerrar, puede adherirse al principio de empresa en funcionamiento.

8. Principio de correspondencia

Según el principio de correspondencia, todos los gastos se registrarán con sus ingresos correspondientes. La aplicación de este principio permite a una empresa imputar los gastos de inventario al coste de los bienes vendidos al informar de los ingresos que proceden de la venta de cada artículo. Si los gastos no están directamente vinculados a los ingresos de la empresa, se incluyen en el estado de cuentas a partir del periodo en que se utilizan o caducan. Cuando la empresa no puede determinar el beneficio futuro de un coste específico, es necesario cargarlo inmediatamente en la categoría de gastos de las finanzas.

La contabilidad por el principio de devengo se basa en este principio como una de sus piedras angulares, mientras que la contabilidad por el principio de caja no aplica el principio de correspondencia. Todos los gastos y costes no tendrán una relación causa-efecto con los ingresos de la empresa, por lo que en este caso, el coste o el gasto pueden asignarse sistemáticamente a los períodos contables durante los que se utilizan.

9. Principio de unidad monetaria

Cuando se aplica el principio de la unidad monetaria, una empresa debe registrar las transacciones que pueden expresarse en un término de unidad monetaria. Este principio facilita el registro de ciertas compras, como los activos fijos que se adquieren por un precio específico, pero también hace más difícil el registro de artículos que tienen valores estimados. El uso de este principio también garantiza que todas las transacciones se perfilen de forma fiable y estable, ya que los valores de la moneda o unidad monetaria son más fáciles de entender y cuantificar.

El uso del principio de la unidad monetaria evita que una organización estime excesivamente los valores de sus pasivos y activos. Este principio tampoco refleja la inflación que puede producirse a lo largo del tiempo, especialmente en el valor de los activos que una organización mantiene durante períodos más largos. En cambio, refleja el valor inicial en una unidad monetaria o valor de la moneda.

10. Principio de fiabilidad

Sólo las transacciones que pueden ser probadas deben ser registradas bajo el principio de fiabilidad. Algunos ejemplos de pruebas probadas y objetivas que deben registrarse son los extractos bancarios, los recibos de compra, los informes de tasación, los cheques cancelados y los pagarés. Todos estos ejemplos son generados por terceros y no por la propia empresa. Los documentos suministrados por proveedores, clientes y otras entidades externas tienden a tener más valor que los generados por la empresa en virtud del principio de fiabilidad.

Los auditores están especialmente interesados en este principio contable porque su función es encontrar pruebas que respalden todas las transacciones que registra una empresa. Si una empresa está registrando una reserva o una provisión para una cuenta en cuestión, puede ser más difícil cumplir con este principio, ya que las reservas se basan generalmente en la opinión.

11. Principio de reconocimiento de ingresos

De acuerdo con el principio de reconocimiento de ingresos, éstos sólo deben reconocerse cuando una organización ha completado el proceso de obtención de ingresos y puede justificar su realización. Los ingresos se reconocen cuando se ganan y no cuando se cobran. Por ejemplo, si una empresa presta servicios de limpieza tras una tormenta de nieve, puede cobrar 200 dólares por un servicio de aparcamiento comercial. Si se adhiere al principio de reconocimiento de ingresos, reconocería esos 200 dólares en el momento de la finalización del trabajo de limpieza y no cuando el cliente pague la factura.

Debido a la preocupación por el fraude, los distintos consejos de normas y reglamentos contables han publicado información adicional que detalla lo que constituye el reconocimiento adecuado de los ingresos. El principio de reconocimiento de ingresos también se incluye en la contabilidad de ejercicio.

12. Principio de plazo

Se cree que el principio del periodo de tiempo es uno de los más obvios, pero se refiere a la idea de que una empresa debe reportar toda su información financiera en un periodo de tiempo determinado y que la empresa puede dividir todas sus actividades en periodos de tiempo definidos. Algunos ejemplos de los periodos más comunes son el semanal, el mensual, el semestral y el anual, aunque una empresa puede establecer sus propios periodos según sea necesario. Los periodos se denominan periodos de información y contabilidad.

El objetivo de este principio es garantizar que todos los periodos establecidos produzcan datos coherentes y fiables que puedan utilizarse con fines de comparación. La presentación de informes periódicos y coherentes es especialmente importante cuando una organización sale a bolsa, busca inversores u obtiene préstamos con fines comerciales.

Te recomendamos

Cómo escribir un correo electrónico persuasivo en 7 pasos

Cómo obtener una formación de farmacéutico

Cómo encontrar los tipos de interés: Mensual, compuesto, acumulado y más

Cómo construir su presencia en las redes sociales

FAQ: ¿CÓMO RESPONDER A LAS CRÍTICAS? Cómo responder a las críticas

10 estrategias de evaluación que los profesores pueden utilizar en el aula