9 Principios de ética en enfermería

El personal sanitario puede enfrentarse a situaciones y decisiones que afectan a sus pacientes, sus familias y sus colegas. Tomar las decisiones correctas en estas circunstancias es un componente crucial de la profesionalidad sanitaria. En la enfermería, al igual que con todos los profesionales de la salud, debes tener en cuenta la ética pertinente a tu profesión.

En este artículo, definimos los principios éticos en la enfermería, la importancia de la ética en la enfermería y proporcionamos nueve principios éticos de enfermería, para ayudarle a tener éxito en su carrera de enfermería.

¿Qué son los principios éticos en la enfermería?

La ética de la enfermería son las ideas, actitudes y comportamientos que apoyan a una enfermera a la hora de tomar decisiones críticas en su trabajo. Al adherirse a estos valores, las enfermeras pueden cumplir sus responsabilidades con especial cuidado y sus obligaciones éticas con la profesión en su conjunto. Los principios éticos son especialmente significativos en entornos sanitarios como el de la enfermería, ya que estas personas influyen a diario en la salud de las personas.

Los enfermeros suelen tener normas éticas personales que han desarrollado a lo largo de su vida. Como profesionales, las enfermeras también suelen remitirse a los principios éticos que han desarrollado las asociaciones u organizaciones profesionales. Estos principios compartidos pueden ayudar a las enfermeras a tomar decisiones de alta calidad de forma consistente en una variedad de contextos a través de muchos entornos sanitarios diferentes.

Relacionado: Cómo convertirse en enfermero/a colegiado/a: Guía de la carrera y requisitos

¿Por qué es importante la ética en la enfermería?

La ética es importante en la enfermería porque ayuda a guiar a los profesionales de la enfermería en las decisiones que mejor apoyarán el bienestar físico, mental y emocional de sus pacientes. Los procesos de toma de decisiones y las acciones de una enfermera pueden influir directamente en la calidad de los cuidados que recibe un paciente. Estas decisiones también pueden afectar a la seguridad y el bienestar individuales de la enfermera, así como a los de sus colegas. El comportamiento ético puede ayudar a las enfermeras a detectar los dilemas y a sortearlos cuando se produzcan, a comunicarse con respecto a las cuestiones éticas y a reflexionar sobre las decisiones para evaluar su impacto ético.

Relacionado: Habilidades de enfermería: Definiciones y ejemplos

9 principios éticos de enfermería

Por lo general, los enfermeros titulados deben respetar los principios éticos establecidos por las organizaciones y asociaciones profesionales que los califican y de las que forman parte. Estas directrices éticas suelen estar disponibles en Internet. Es importante que los futuros enfermeros investiguen y se familiaricen con el código oficial de conducta ética del sector. Los principios éticos de la enfermería también pueden formar parte de la formación de una enfermera, a través de sus estudios universitarios o de otros cursos de educación superior.

Los principios específicos de la enfermería suelen organizarse en cuatro áreas principales: autonomía, beneficencia, justicia y no maleficencia, según las principales organizaciones de la profesión. Dentro de estos principios principales, las enfermeras y las asociaciones suelen articular ideales y escenarios más específicos. Para empezar y apoyar tu exploración de la ética en la enfermería, aquí tienes nueve principios importantes que debes tener en cuenta:

1. Compasión y respeto

Este principio implica mostrar a los pacientes, sus familias y las comunidades compasión y respeto en todas las circunstancias. Estos comportamientos implican tomar decisiones y comunicarse con los pacientes de forma que se reconozca su valor y dignidad como individuos y miembros de los grupos a los que pertenecen. La compasión y el respeto también implican reconocer y valorar los atributos que hacen único a cada individuo. Los enfermeros de éxito también demuestran compasión y respeto hacia sus colegas e incluso hacia ellos mismos.

2. 4. Compromiso con el paciente

El compromiso con el paciente significa dar prioridad a sus necesidades. Esto significa que deben tener en cuenta los pensamientos, sentimientos e ideas del paciente como parte de sus cuidados y tratamiento. Si las ideas propias de la enfermera son diferentes a las del paciente, su nivel de atención no debe verse afectado. La enfermera también colabora con otros profesionales para tener un comportamiento que dé prioridad a sus pacientes.

3. 5. Defensa del paciente

Defender la privacidad y el bienestar de los pacientes es otro principio ético importante en enfermería. Esto significa comprender y comunicar ideas importantes como el consentimiento informado y la documentación. Las enfermeras también pueden abogar por la seguridad de los pacientes advirtiendo e informando de cualquier circunstancia insegura que rodee sus cuidados.

Relacionado: 12 trabajos para una función de defensor

4. Autonomía profesional

Las enfermeras toman cada día muchas decisiones relacionadas con los cuidados del paciente, como profesionales independientes y cualificadas. Este principio apoya los procesos de toma de decisiones informadas de las enfermeras. Tener autonomía y autoridad como profesional también significa responsabilizarse de sus decisiones, por lo que las enfermeras también son éticamente responsables de los resultados de las decisiones que toman en nombre de la seguridad y el bienestar de sus pacientes.

5. Cuidar de uno mismo

Este principio apoya el derecho de las enfermeras a cuidarse a sí mismas con el mismo nivel de calidad que ofrecen a sus pacientes. Esto se aplica a su salud física y mental, así como a su seguridad personal. Este principio puede implicar también prácticas como el crecimiento y el desarrollo personal y profesional.

Relacionado: 14 maneras de poner en práctica el autocuidado en el trabajo

6. Atención al entorno de trabajo

Estar atento al entorno de trabajo y a las condiciones de los pacientes puede contribuir al bienestar de los mismos, lo cual es una consideración ética importante en enfermería. Esto incluye, por ejemplo, darse cuenta de los riesgos de seguridad y mitigarlos o informar a la autoridad competente. La importancia de la seguridad ambiental se aplica al contexto de los espacios de los pacientes y de los profesionales.

7. Promoción profesional

El principio ético de la promoción profesional incluye el valor de las acciones y los comportamientos que mejoran la profesión de enfermería en su conjunto. Esto puede incluir la realización de investigaciones, la publicación de trabajos académicos y la participación en grupos como juntas, comités y organizaciones profesionales. Hacerlo puede contribuir a apoyar el desarrollo y el crecimiento de la profesión, lo que puede contribuir a mejorar los resultados de los pacientes en el futuro.

8. Colaboración

Las enfermeras colaboran con otros profesionales e incluso con los pacientes, sus familias y las comunidades como parte de su trabajo diario. Hacerlo de forma eficaz puede ayudar a conseguir los mejores resultados para el paciente, lo que es importante en la enfermería ética. Las enfermeras pueden practicar este principio ético utilizando su comunicación para hacer progresar la profesión de enfermería, apoyar los cuidados de alta calidad a los pacientes y ayudar a avanzar en la equidad e igualdad sanitaria.

9. Comunicación y desarrollo de políticas

Este principio consiste en comunicar los valores y los derechos de la profesión de enfermería en grupos para que el público los entienda. La información que los grupos, como las organizaciones de enfermería, desarrollan puede utilizarse para ayudar a dar forma a las políticas de enfermería y de asistencia sanitaria en beneficio de la integridad de la profesión.