Cómo formular un problema de investigación en 6 pasos

La creación de un problema de investigación es un paso importante en el proceso de investigación y puede ayudar a perfilar el proceso de su estudio. Hay varios tipos de problemas de investigación entre los que elegir, y entender en qué se diferencian puede ayudarte a decidir qué enfoque es el mejor para ti. En este artículo, analizamos qué es un problema de investigación, por qué son importantes los problemas de investigación, cómo formular uno y los diferentes tipos.

Cómo incluir la investigación en tu currículum (con ejemplos)

¿Qué es un problema de investigación?

Un problema de investigación es un enunciado que aborda una laguna de conocimiento, un reto o una contradicción en tu campo. Los científicos utilizan los problemas de investigación para identificar y definir el objetivo de su estudio y análisis. Puede decidir realizar una investigación basada en un problema si le interesa contribuir al cambio social o científico o añadir conocimientos adicionales a un tema existente. Un problema de investigación también puede ayudar a identificar conceptos y términos clave, preguntas generales y variables.

Se puede desglosar el propósito de un problema de investigación en tres objetivos principales:

  • Presentar al lector el tema de estudio y la importancia de la investigación
  • Situar el tema de investigación en un contexto específico para ayudar a definir lo que los investigadores planean investigar
  • Proporcionar un marco para informar de los resultados de la investigación que ponga de relieve la información descubierta

Relacionado: Habilidades de investigación: Definición y ejemplos

¿Por qué es importante un problema de investigación?

Tener un problema de investigación bien definido y práctico es importante para ayudarle a crear un proyecto centrado y completo. Un problema de investigación puede ayudarle a garantizar que su proyecto es innovador y único y que usted' está realizando una investigación con un propósito y una justificación intencionales. Los problemas de investigación te ayudan a crear un plan para aportar conocimientos relevantes y nuevos sobre un reto o asunto concreto. También es importante porque puede ayudarte a identificar los pasos a seguir en el proceso de recogida de datos y a perfilar el procedimiento de investigación.

Tipos de problemas de investigación

He aquí tres tipos de problemas de investigación que pueden ayudarte a decidir el formato a utilizar:

1. Problemas de investigación teórica

Los problemas de investigación teórica le permiten contribuir a la información y los conocimientos generales en un área de estudio. Este tipo de problemas de investigación son exploratorios y aportan un significado básico sobre la naturaleza del problema o sobre las áreas con lagunas informativas. Los problemas de investigación teórica pueden abordar las contradicciones entre dos o más perspectivas o abordar una cuestión no resuelta. Los investigadores desarrollan sus hipótesis para estos problemas de acuerdo con una teoría particular, que suele provenir de la filosofía social.

Problemas de investigación aplicada

Los problemas de investigación aplicada, o problemas no sistemáticos, implican el uso práctico de los conocimientos teóricos. Esto significa que los investigadores pueden utilizar un marco teórico concreto para obtener información. También incluyen una hipótesis exploratoria y pruebas para verificar la exactitud de la hipótesis. Los científicos sociales suelen utilizar los problemas de investigación aplicada en estudios en los que el objetivo es proporcionar soluciones prácticas y aplicables para ayudar a los individuos y a los grupos si se encuentran con problemas.

Problemas de investigación

Al igual que los problemas de investigación aplicada, los problemas de investigación-acción también pretenden aportar soluciones a los problemas, pero son más urgentes e inmediatos. Los problemas de investigación en acción también pueden formar parte de un proceso continuo de reflexión más amplio que combina la investigación, el análisis y la acción. Los investigadores desarrollan y aplican una estrategia de investigación para crear soluciones y descubrimientos innovadores lo antes posible. Por ejemplo, un problema de investigación-acción en educación podría incluir la búsqueda de una solución para un problema de todo el distrito que impida el éxito de los estudiantes. Esto puede incluir que los miembros del personal de la escuela trabajen juntos y utilicen los datos de la investigación-acción de todo el distrito para encontrar una solución.

Relacionado: Habilidades de resolución de problemas: Definición y ejemplos

Características de un problema de investigación

Los problemas de investigación tienen varias características que son importantes durante el proceso experimental. Comprender estos aspectos de un problema de investigación puede ayudarle a identificar y crear el suyo propio. Algunas características son:

  • Reflexionar sobre los problemas o los conocimientos necesarios en un campo determinado
  • Apoyarse en las pruebas y los datos
  • Ser práctico y manejable para los investigadores que participan en la recogida y el análisis de datos

Relacionado: Tipos de investigación: Definiciones y ejemplos

Cómo formular un problema de investigación

Considera la posibilidad de seguir estos pasos cuando planifiques tu propio problema de investigación:

1. Identifique un área de interés general

Al determinar un área de estudio, considere las áreas que están poco exploradas o que presentan desafíos dentro del campo. Evalúe cómo podría abordar el área de interés y si puede desarrollar un problema de investigación relacionado con esta cuestión. Si su investigación se basa en la acción o es aplicada, considere la posibilidad de ponerse en contacto con quienes trabajan en un campo relevante para obtener información sobre los problemas que debe abordar, o haga un seguimiento de la investigación que otros ya han iniciado. Tenga en cuenta estos diversos aspectos a la hora de elegir un área de interés:

  • Contradicciones entre dos o más perspectivas teóricas
  • Situaciones o relaciones naturales que no se investigan bien
  • Procesos en una institución u organización que usted y su equipo de investigación podrían mejorar
  • Áreas de preocupación de personas que trabajan o son expertos en una industria en particular

2. Aprende más sobre el problema

Considere la posibilidad de aprender más sobre el área de interés, como sus antecedentes y aspectos específicos. Pregúntese qué necesita saber sobre un tema concreto antes de comenzar su estudio. Evalúe a quién o a qué podría afectar y cómo su investigación podría abordar esas relaciones. Considere si otros grupos de investigación ya han intentado resolver el problema que le interesa y en qué podría diferir su enfoque.

3. Revisa el contexto de la información

Revisar el contexto de tu investigación implica definir y probar las variables del entorno de tu proyecto, lo que puede ayudarte a crear un problema de investigación claro y centrado. También puede ayudarte a observar qué variables están presentes en la investigación y cómo tener en cuenta el impacto que pueden tener en ella. Al revisar el contexto, puedes estimar fácilmente la cantidad de datos que tu investigación puede aportar.

4. Determinar las relaciones entre las variables

Después de identificar las variables que intervienen en tu investigación, puedes aprender cómo se relacionan entre sí y cómo estas relaciones pueden contribuir a tu problema de investigación. Considera la posibilidad de generar tantas perspectivas e interacciones de variables como sea posible. Identificar las relaciones entre las variables puede ser útil a la hora de decidir el grado en que puede controlarlas en su estudio y cómo podrían afectar a las posibles soluciones del problema que está abordando.

5. Selecciona e incluye las variables importantes

Un problema de investigación claro y manejable suele incluir las variables más relevantes para el estudio. El equipo de investigación resume cómo piensa tener en cuenta estas variables y cómo podrían influir en los resultados del estudio. La selección de las variables más importantes puede ayudar al lector a comprender la trayectoria de su investigación y el impacto potencial de la solución.

6. Recibir comentarios y revisar

Considere la posibilidad de acudir a mentores, profesores o expertos de la industria para que le informen sobre su problema de investigación. Es posible que le presenten nueva información a tener en cuenta o que le sugieran que edite un aspecto concreto de su diseño de investigación. Revisar el problema de investigación puede ser un paso valioso para crear una investigación impactante y precisa. Sin embargo, antes de pedir comentarios, considere estos aspectos de su estudio:

  • ¿Su problema de investigación permite varias soluciones y resultados?
  • ¿Ha creado un estudio con una hipótesis o teoría comprobable?
  • ¿Ha definido correctamente todos los términos?
  • ¿Su objetivo de investigación es amplio?
  • ¿Son comprensibles todas las partes de tu proyecto?

Te recomendamos

Las principales habilidades de almacén que necesita (y cómo mejorarlas)

¿Qué es una microempresa y por qué es importante?

La curva de posibilidades de producción: Definición y ejemplos

Cómo preparar una reunión individual con tu personal

Cómo mejorar el compromiso con las redes sociales en 9 pasos

Cómo gestionar el trabajo desde casa con los niños