¿Cuáles son los 7 pasos del proceso de diseño de ingeniería?

Los ingenieros, diseñadores y arquitectos se emplean con frecuencia para desarrollar productos innovadores y demandados que resuelvan los problemas de sus clientes. Para abordar sistemáticamente cada dificultad se utiliza un proceso de siete fases denominado «proceso de diseño de ingeniería».

En este artículo, aprenderemos qué es el proceso de diseño, cómo funciona y qué pasos hay que dar para crear un producto de solución para su empresa.

¿Qué es el proceso de diseño?

El diseño es la guía de gestión de un gran proyecto que orienta el proceso de ejecución del mismo. Se trata de siete pasos de acción en los que diseñadores, ingenieros, arquitectos o científicos ayudan a producir una solución a un problema concreto. El progreso se evalúa en los hitos programados.

Relacionado: ¿Qué es el proceso de diseño de ingeniería?

Los siete pasos del proceso de diseño

El proceso de diseño de ingeniería se suele plantear en estos siete pasos:

  1. Definir el problema
  2. Realizar investigaciones
  3. Hacer una lluvia de ideas y conceptualizar
  4. Crear un prototipo
  5. Construir y comercializar su producto
  6. Análisis del producto
  7. Mejorar

1. Definir el problema

Para resolver cualquier problema de diseño es fundamental empezar por hacer las preguntas adecuadas. Considere el punto de dolor o la necesidad del problema que intenta resolver, el punto de dolor de quién es y por qué debería resolverlo—teniendo en cuenta cómo los competidores pueden haber abordado ya esta necesidad. Utilice las siguientes preguntas para ayudarle a formular las respuestas:

  • ¿Cuáles son los principales objetivos de este proyecto?
  • ¿Quién es el usuario final de este producto?
  • ¿Cuál es el punto de dolor que abordará este producto?
  • ¿Cómo abordará este producto el punto de dolor?
  • ¿Qué recursos necesitará para completar este proyecto?
  • ¿Cómo se mide el éxito?
  • ¿Cuál es la propuesta de valor única de este producto?
  • ¿Hay productos similares en el mercado?
  • ¿Cómo va a ser mejor que otros productos similares en el mercado?

Relacionado: ¿Qué es el Design Thinking?

2. Llevar a cabo la investigación

Investigue a la competencia y estudie proyectos similares, tomando nota de las oportunidades de mejora y los resultados positivos. Colabore con sus equipos de marketing e I+D para realizar análisis de la competencia, del comportamiento de los consumidores y de las tendencias del mercado para comprender mejor el alcance del mercado global. Hágase estas preguntas para promover la investigación orientada a los resultados:

  • ¿Por qué elegiría un usuario este producto?
  • ¿Con qué frecuencia utilizará el usuario este producto?
  • ¿Qué otras soluciones para este punto de dolor ha probado el usuario?
  • ¿Dónde suelen comprar los usuarios productos similares?
  • ¿Qué cambios harían que un producto existente sirviera mejor al usuario?

Relacionado: Investigación y Desarrollo: Qué es y cuándo utilizarlo

3. Tormenta de ideas y conceptualización

Una vez que haya definido la base de su proyecto y sus requisitos específicos, las ideas empezarán a formarse. Reúnete con tu equipo para hacer una lluvia de ideas y compararlas para decidir cuáles son las mejores características de tu producto.

Utiliza personas, escenarios y guiones gráficos para ayudarte a obtener una perspectiva clara del usuario para perfilar el desarrollo de tu producto y la estrategia de marketing.

Relacionado: Cómo crear un mapa de historias de usuario (más los principales beneficios)

4. Crear un prototipo

Pruebe sus conceptos creando un prototipo que imite el producto final. A lo largo de este proceso, es probable que encuentre nuevas áreas de mejora, así como la validación de la experiencia del usuario de sus conceptos existentes. Las pruebas de usuario de su prototipo aclararán las respuestas a preguntas importantes, así como la identificación de posibles defectos o inconvenientes. Estos comentarios le ayudarán a solucionar los problemas y a reiterar su prototipo tantas veces como sea necesario para producir un producto final.

Relacionado: 10 tipos de prototipos (con explicaciones)

5. Seleccionar y finalizar

Revise todos los comentarios que haya obtenido de las pruebas del prototipo y comience a construir el producto 'final'. Cuando el producto final esté listo para ser lanzado al público, es el momento de prepararse para el siguiente paso, que es el análisis del producto.

6. Análisis del producto

Cuando su producto ha sido comprado, utilizado y revisado, puede empezar a evaluar y obtener información sobre cómo su producto ha resuelto el problema originalmente planteado. Los comentarios sobre la experiencia del usuario son extremadamente importantes para tener en cuenta a la hora de desarrollar la siguiente versión de su producto. Le dirá lo que hay que ajustar, por qué son necesarios los ajustes y cómo una versión actualizada servirá mejor a las necesidades del usuario final.

Relacionado: Cómo realizar un análisis de los productos de la competencia

7. Mejorar

Recoge todos los comentarios de los usuarios, las pruebas de prototipos, el análisis de la competencia y las ventas del mercado para informar y mejorar tu producto. Utilice esta información para crear una solución más personalizada para el problema o la necesidad única de su mercado.

Relacionado: Comprender los procesos y las fases de la gestión de proyectos