Cómo desarrollar procesos de control de calidad que funcionen

Los consumidores esperan recibir estándares de calidad consistentes cuando compran productos y servicios. Es fundamental mantener una reputación empresarial fiable y ofrecer productos de alta calidad mediante la aplicación de métodos exhaustivos de control de calidad (CC). El proceso de control de calidad es una de las mejores maneras de mantener una reputación empresarial fiable y ofrecer productos de alta calidad. Es una fase importante para aplicar las mejores prácticas en su lugar de trabajo y ser un competidor de primer orden en su campo si entiende qué es el proceso de control de calidad y cómo desarrollarlo.

En este artículo, explicamos los fundamentos del control de calidad, describimos las ventajas de contar con un proceso de control de calidad establecido y compartimos los pasos para crear procedimientos eficaces en su lugar de trabajo.

¿Qué es el proceso de control de calidad?

La garantía de calidad, o el control de calidad, se refiere a las medidas que se toman para garantizar la coherencia de las normas y especificaciones de sus productos y servicios. El control de calidad se realiza en todos los niveles de una empresa, independientemente del tipo de producto o servicio que ofrezca. El control de calidad incluye el establecimiento de normas de calidad, la comprobación periódica de los productos para garantizar que cumplen esas normas y la eliminación de los productos que no cumplen las normas de calidad. También implica garantizar que las personas que fabrican los productos o prestan los servicios tienen la cualificación y la formación necesarias para ofrecer una experiencia excelente.

Relacionado: ¿Qué es el control de calidad?

Beneficios de tener un proceso de control de calidad

Para mantener unos estándares de calidad consistentes, puede desarrollar procesos de control de calidad para empresas, departamentos e incluso productos individuales. Estas son algunas de las ventajas de utilizar un proceso de control de calidad en el lugar de trabajo:

  • Desarrollar una reputación: Cuando se cuenta con un proceso de control de calidad, se puede establecer una reputación en la industria por producir productos consistentes que cumplen con un determinado estándar de calidad.

  • Establecer la confianza de las partes interesadas: El control de calidad es un aspecto importante de las operaciones empresariales funcionales. Tener un proceso de control de calidad que funcione genera confianza con las partes interesadas y los líderes empresariales, ya que proporciona un camino claro hacia la consecución de los objetivos.

  • Mejorar las relaciones con los clientes: Al implantar y mantener un proceso de control de calidad, se obtienen productos funcionales y duraderos para los consumidores. Esto puede ayudarle a desarrollar relaciones positivas con los consumidores y a crear una base duradera de clientes fieles que confían en la calidad de sus productos.

  • Creación de la automatización: Un buen proceso de control de calidad facilita la delegación de tareas y la automatización de las responsabilidades empresariales. Cuando se dispone de un sistema para comprobar la calidad de los productos en cada paso de la cadena de suministro, se puede ayudar a que las operaciones de la empresa funcionen sin supervisión directa.

Relacionado: La gestión de la calidad: Qué es y por qué es importante

Cómo crear un proceso de control de calidad

Utilice estas instrucciones como directrices para desarrollar un proceso de control de calidad que mantenga resultados superiores para los productos y los procedimientos:

1. Revise las normas del sector

Investigue las normas de calidad habituales para el artículo o servicio para el que está creando el proceso de control de calidad. Si comprende las expectativas de los consumidores y conoce los niveles de calidad que ofrecen los competidores, podrá desarrollar objetivos y expectativas razonables. Recuerde que los productos de gama alta son probablemente de mejor calidad que los productos económicos, así que busque a los competidores directos en un rango de precios similar para conocer las normas de control de calidad más relevantes. Considere la posibilidad de realizar un estudio de mercado con grupos de discusión para determinar el rango de calidad que los consumidores consideran aceptable para su oferta específica.

2. Elija las medidas más importantes

Cuando se desarrolla un proceso de control de calidad, es habitual utilizar múltiples factores para evaluar el nivel de calidad de un producto. Para que los procedimientos de control de calidad sean eficaces, asegúrese de comprender qué factores son los más importantes para los objetivos de la empresa. Esto le ayudará a establecer prioridades realistas a la hora de realizar mejoras en la fabricación o el diseño.

Por ejemplo, considere el proceso de control de calidad para el departamento de fabricación de Oilslick Raincoats. Algunos de los factores prioritarios que el equipo tiene en cuenta a la hora de diseñar su proceso son la durabilidad, la calidad del tejido y el tallaje, ya que estos elementos influyen considerablemente en la satisfacción del cliente. El equipo también tiene en cuenta la coincidencia de color de los tejidos, pero tener una coincidencia de color perfecta es menos importante para los clientes que tener una prenda duradera que se ajuste correctamente, por lo que el color tiene menos prioridad en el proceso de control de calidad.

Relacionado con lo anterior: Ejemplo de sistema de gestión de la calidad (con definición y tipos)

3. Establezca expectativas detalladas

A continuación, explique claramente cada norma de calidad. Establecer unas expectativas detalladas facilita que todos los miembros de la plantilla trabajen juntos para alcanzar los objetivos de calidad y aplicar los procesos de control de calidad. Desarrolle un documento al que todos puedan acceder y consultar si tienen preguntas sobre el control de calidad. Incluya números y descripciones específicas tan a menudo como sea posible para proporcionar directrices directas para el éxito que todos puedan seguir.

Por ejemplo, el tiempo de respuesta rápida a los correos electrónicos es una métrica de calidad importante para un departamento de atención al cliente. El proceso de control de calidad podría incluir instrucciones para responder a todos los mensajes en un plazo de 24 horas como requisito de calidad específico.

Relacionado: Guía de garantía y control de calidad: Definición, propósito y cómo se implementa la garantía de calidad

4. Alinear los procesos con los resultados

Desarrolle instrucciones para los flujos de trabajo que se coordinen con sus expectativas de calidad. Determine qué protocolos producen los mejores resultados de calidad que cumplan sistemáticamente sus normas y, a continuación, escríbalos como procedimientos de la empresa. Seleccione equipos y herramientas que permitan al personal cumplir los objetivos. Considere la posibilidad de probar diferentes métodos operativos para encontrar las mejores prácticas para cada aspecto del control de calidad. Si varios miembros del equipo tienen diferentes métodos para completar una tarea, vea qué técnica produce la mejor calidad de la manera más eficiente.

5. Desarrollar materiales de formación

Para tener un proceso de control de calidad excelente, es importante preparar materiales de formación detallados para que todos los miembros del personal entrante entiendan las expectativas de calidad. Recopile documentos de incorporación, manuales y planos que expliquen cómo se fabrican los productos, se prestan los servicios y se realizan los controles de calidad. Describa los pasos del proceso de control de calidad y explique qué hacer cuando un producto no cumple las normas. De este modo, se consiguen resultados de control de calidad coherentes para la empresa a medida que las personas cambian de puesto y los equipos se amplían.

6. Revisar y documentar los datos

Recopile y analice información sobre los estándares de calidad. Incluya detalles como el porcentaje de productos que cumplen las expectativas de calidad, las puntuaciones medias de satisfacción de los clientes, las tasas de devolución de productos y el nivel de variación en las especificaciones de los productos. La recopilación de datos le proporciona información sobre la eficacia de su plan de procesos de control de calidad, que puede utilizar para ajustar los flujos de trabajo y dar información al personal. Utilice herramientas de análisis y hojas de cálculo para clasificar y procesar la información automáticamente o para desarrollar representaciones visuales de los resultados del control de calidad.

7. Recoger y aplicar las opiniones

Pida a los consumidores y al personal su opinión sobre cómo mejorar la calidad del producto. Aunque el análisis de los datos es útil, la búsqueda de opiniones puede darle una perspectiva adicional sobre las formas de mejorar sus procesos de control de calidad. A medida que cambian los gustos y las opiniones de los consumidores, puede utilizar las opiniones para saber más sobre cómo definen las experiencias de calidad. Utilice sus consejos para perfeccionar las normas de calidad o encontrar nuevas formas de mejorar.