39 Tipos de procesos de pensamiento

El pensamiento es un conjunto de procesos mentales que ayuda a las personas a formar asociaciones entre diversos elementos y a comprender el funcionamiento del mundo. Aunque todo el mundo puede utilizar procesos de pensamiento similares, las diferencias en la actividad y el funcionamiento del cerebro de una persona a otra pueden hacer que las personas los experimenten de forma diferente.

En este artículo, analizamos qué son los procesos de pensamiento, por qué son importantes y damos 39 tipos de procesos y ejemplos de cómo podrían funcionar.

¿Qué son los procesos de pensamiento?

Los procesos de pensamiento son un tipo de actividad cognitiva que utiliza la capacidad mental para completar y comprender ciertas funciones de la experiencia humana. Estas operaciones pueden permitir resolver problemas, tomar decisiones o crear y evaluar nuevas ideas.

¿Por qué son importantes los procesos de pensamiento?

Los procesos de pensamiento nos ayudan a navegar por el mundo. Nos ayudan a entender las interacciones con otros seres humanos y por qué la gente hace lo que hace. Los procesos de pensamiento también pueden ayudarnos a entendernos mejor a nosotros mismos y a saber por qué tenemos ciertos sentimientos o preferencias. Definir y practicar el uso de estas operaciones puede ayudar a las personas a conectarse y comunicarse mejor entre sí al comprender las situaciones y construcciones de gran alcance en las que todos nos involucramos.

Tipos de procesos de pensamiento

Los tipos de procesos de pensamiento en los que pueden participar las personas incluyen:

Razonamiento abductivo

El razonamiento abductivo es el proceso de formular teorías para explicar las cosas que vemos en el mundo que nos rodea. Por ejemplo, si miramos al exterior y observamos que el cielo está verde, podemos teorizar que se acerca un tornado..

Abstracción

La abstracción es el proceso de crear ideas y conceptos a partir de cosas que no se pueden experimentar tangiblemente en el mundo. Las emociones y los sentimientos son dos ejemplos de ideas abstractas. Piensa en palabras como «amor», «odio» y «miedo». Aunque puedes definir estas palabras en términos de otras cosas, tal vez ames a alguien porque te escucha hablar de tus frustraciones cuando estás enfadado, pero los conceptos en sí mismos son abstractos.

Razonamiento analógico

El razonamiento analógico es el método de utilizar analogías para ayudar a comprender conceptos o desarrollar el significado de ciertas situaciones. Por ejemplo:

Mick necesita explicar patrones y gráficos estadísticos a sus estudiantes de posgrado. Les cuesta entender el concepto, que les parece aleatorio. Utiliza la analogía de que el gráfico estadístico es como un sistema de aspersores, y aunque parece que cada gota cae al azar, en realidad cae según una fórmula calculada con precisión, que puedes crear trabajando hacia atrás a partir de los datos dados.

Razonamiento analítico

El razonamiento analítico es el proceso de trabajar a través de una situación utilizando hechos que no necesitan interpretación. Por ejemplo, al hacer un seguimiento de las redes sociales o de las métricas de la web en determinadas plataformas, los especialistas pueden utilizar el razonamiento analítico. No necesitan interpretar los datos dados. En su lugar, observan las cifras dadas para sacar su conclusión sobre los cambios en el compromiso, el tráfico web y otros elementos.

Relacionado: Habilidades analíticas: Definiciones y ejemplos

Inducción hacia atrás

La inducción hacia atrás es el proceso de razonamiento a través de situaciones empezando por sus posibles conclusiones. Por ejemplo, al traer nuevos muebles a su casa u oficina, puede trabajar hacia atrás para identificar cómo los llevará a través de los pasillos y las puertas hasta su ubicación deseada..

Sesgos cognitivos

Los sesgos cognitivos son patrones de pensamiento que llevan a las personas a tomar decisiones o completar acciones basadas en preferencias personales infundadas. Algunos ejemplos pueden ser el tipo de camisa que eliges para comprar en una tienda, la persona que eliges para formar parte de tu equipo de kickball en la clase de gimnasia, el tipo de comida que eliges en un buffet o la primera persona con la que hablas en una habitación llena de desconocidos.

1. Lógica fría

La lógica fría es un tipo de pensamiento y toma de decisiones que ignora factores humanos como las emociones o las consecuencias. Por ejemplo, un director general puede decidir despedir a todo un equipo para ahorrar dinero sin tener en cuenta los sentimientos o las necesidades de los empleados.

2. Pensamiento conceptual

El pensamiento conceptual es la capacidad de identificar patrones a partir de una información dada. Por ejemplo, si un detective se da cuenta de que hay un aumento de las llamadas al 911 desde un barrio concreto todos los martes entre las 18:00 y las 19:00 horas, puede encontrar este patrón sospechoso y llevar a cabo una investigación más profunda.

Conjetura

La conjetura es la capacidad de hacer una conjetura o suposición sobre una teoría, incluso sin toda la información necesaria. Los espectadores habituales de películas y programas de televisión de misterio y crimen pueden hacer conjeturas cuando ven los nuevos estrenos. Es posible que adivinen quién es el autor al principio del proceso de visionado, antes de ver todas las pruebas.

Contemplación

La contemplación es el acto de pensar de forma reflexiva sobre una idea durante un periodo prolongado. Por ejemplo, si estás tratando de decidir si aceptas una oferta de trabajo, puedes sentarte a pensar en los posibles beneficios, la logística de cambiar de carrera u otros factores relacionados con la aceptación de la oferta durante unas horas seguidas.

Pensamiento convergente

El pensamiento convergente es un proceso que ayuda a encontrar una respuesta lógica o correcta siguiendo una serie de pasos predeterminados. La resolución de problemas matemáticos puede ser un ejemplo de pensamiento convergente. A menudo, hay una respuesta correcta a un problema matemático, y puedes encontrarla utilizando los procedimientos o fórmulas correctas.

Pensamiento contrafáctico

El pensamiento contrafáctico es el proceso de reflexionar sobre cosas imposibles que no pueden suceder. Por ejemplo, pensar en cómo podría haber sido tu vida o tu carrera si hubieras tomado una determinada decisión es participar en el pensamiento contrafáctico porque no puedes cambiar el pasado.

Creatividad

La creatividad es el proceso de inventar pensamientos o ideas nuevas y únicas. Ser creativo es una habilidad que se suele asociar a las personas con profesiones artísticas, como el diseño gráfico, la música o la arquitectura. Sin embargo, los profesionales de la empresa y otros campos relacionados también pueden utilizar la creatividad para inventar nuevos productos o procesos que mejoren sus organizaciones.

Relacionado: Cómo tomar notas

Pensamiento crítico

El pensamiento crítico es un proceso que ayuda a las personas a formarse una opinión, una crítica o un juicio. Por ejemplo, los probadores de productos o los miembros de grupos de discusión pueden utilizar el pensamiento crítico cuando evalúan la eficacia de un nuevo producto.

Pensamiento divergente

El pensamiento divergente es el proceso de encontrar una solución a un problema inventando métodos alternativos de ejecución. La mayoría de la gente lo considera lo contrario del pensamiento convergente.

Relacionado: ¿Qué es el pensamiento divergente? (Con consejos)

Inteligencia emocional

La inteligencia emocional es la capacidad de reconocer y comprender tus propias emociones y las de los demás. Ser capaz de identificar cuándo estás feliz, triste o asustado es un ejemplo de inteligencia emocional. Otro puede ser saber si tu amigo o compañero de trabajo está frustrado o ansioso por sus gestos, su tono o sus expresiones faciales.

Explicación

La explicación es el proceso de tomar una idea o un concepto y traducirlo en discurso, palabras escritas o símbolos que otros puedan entender. Por ejemplo:

Desde hace un mes, el coche de Lindsey' hace un ruido fuerte y metálico cuando gira el contacto. Cuando llega para una inspección, el coche ya no hace ese ruido en el taller. Intenta decirle a su mecánico cómo suena el ruido con palabras para que puedan identificar el problema.

Flujo

El flujo es un estado de concentración en el que una persona presta atención sólo a las tareas necesarias para su proyecto o situación. Es un elemento importante para aumentar la productividad y la eficiencia. Un escritor o editor puede entrar en flujo para cumplir los plazos o producir una gran cantidad de contenido en poco tiempo.

Libre asociación

La asociación libre es el proceso de unir pensamientos o conceptos rápidamente sin analizar por qué los asocia. Escritores, ejecutivos de marketing u otras personas que se dedican al brainstorming para obtener el mayor número posible de ideas.

Generalización

La generalización es la capacidad de hacer una suposición para un todo cuando se dan datos de una cierta cantidad de partes. Por ejemplo, alguien puede suponer que su equipo deportivo favorito ganará un partido contra su rival porque ha ganado los otros tres partidos contra él en lo que va de temporada.

Conocimiento del grupo

La cognición de grupo es un término amplio para el acto de participar en procesos de pensamiento social en los que varias personas piensan y discuten cosas juntas. Las reuniones de personal y las reuniones de brainstorming pueden ser escenarios ideales para la cognición de grupo.

Heurística

Los heurísticos son juicios o decisiones rápidas que las personas toman para ayudarles a procesar multitud de información o a moverse rápidamente en determinadas situaciones. Por ejemplo:

Tim está haciendo su pausa para comer en el trabajo. Va a la charcutería de enfrente y pide el especial de ensalada y limonada. Lleva su bandeja al patio trasero y se esfuerza por encontrar un asiento. Coge la única mesa disponible con sombrilla.

Imaginación

La imaginación es la capacidad de pensar en cosas que no se han experimentado o que no existen. Los escritores de ficción fantástica son un ejemplo de personas que pueden utilizar su imaginación.

Razonamiento inductivo

El razonamiento inductivo es el proceso de formular teorías para hacer conjeturas sobre las observaciones. Por ejemplo, si observas grandes remaches de barro en el patio de tu vecino, puedes utilizar el razonamiento inductivo para pensar que un coche lo atravesó.

Inferencia

La inferencia es la capacidad de hacer una suposición basada en información que ya se conoce. Por ejemplo, si escuchas en las noticias que un funcionario del gobierno va a venir a tu ciudad a dar un discurso, puedes suponer que los cierres temporales de carreteras en toda la ciudad están relacionados con esa visita.

Instinto

El instinto es la acción de hacer algo que te sale naturalmente sin pensar en ello. Coger un bolígrafo con la mano con la que escribes o extender los brazos para frenar una caída cuando estás desequilibrado pueden ser ejemplos de instinto.

Monólogo interno

Un monólogo interno son las palabras que piensas dentro de tu propia cabeza sin decirlas en voz alta. Pensar en lo que vas a hacer para cenar esta noche mientras estás sentado en tu tranquila oficina puede ser un ejemplo de monólogo interno.

Introspección

La introspección es el proceso de pensar en las propias emociones, acciones y la imagen de uno mismo. Puedes hacer introspección después de tomar una decisión motivada por las emociones o después de una conversación con un amigo o compañero de trabajo.

Intuición

La intuición es el acto de saber algo sin ser consciente del porqué. Llevar a cabo prácticas como la planificación, la preparación o los protocolos de seguridad, o esperar las próximas películas de alguien pueden ser ejemplos de intuición.

Juicio

El juicio es el proceso de evaluación de la información para influir en tus acciones y decisiones. Puedes utilizar el juicio cuando decides confiar en un colega o cuando haces una gran compra.

Lógica

La lógica es un proceso que te hace pensar en los posibles resultados de una situación y en su probabilidad de ocurrir. Puedes utilizar la lógica cuando realices ciertos tipos de razonamiento.

Metacognición

La metacognición es el proceso de pensar sobre el pensamiento. Se puede practicar la metacognición cuando se estudian temas como la psicología.

Relacionado: Habilidades metacognitivas: Definición y ejemplos

El ojo de la mente

El ojo de la mente es la técnica utilizada para visualizar escenas reales o abstracciones visuales dentro de tu propia cabeza sin mirarlas físicamente en ese momento. Recordar acontecimientos pasados utiliza el ojo de la mente.

Razonamiento motivado

El razonamiento motivado es el proceso de utilizar la lógica o un ejemplo para apoyar una elección o decisión que has tomado. Por ejemplo, si decides no hacer algo por miedo, puedes dar la razón de que hay datos que demuestran que no es seguro.

Predicción

La predicción es la capacidad de hacer una conjetura sobre un acontecimiento futuro. Puedes apoyar las predicciones con experiencias, tendencias u otros datos.

El pensamiento racional

El pensamiento racional es el estado de ser razonable y considerar la posibilidad de las cosas que podrían ocurrir o son probables.

Conciencia de la situación

La conciencia situacional es la comprensión de las circunstancias de una situación particular según la influencia de la percepción, el juicio o la intuición, entre otros factores.

Conocimiento social

La cognición social es el proceso de comprensión de cómo participar en situaciones sociales. Saber cómo comportarse en una reunión de negocios o en una cena formal pueden ser ejemplos de cognición social.

Tren de pensamiento

El tren de pensamiento es la capacidad de conectar varias ideas o conceptos individuales entre sí, aunque parezcan no estar relacionados.