La guía definitiva de los calendarios de suministros

La demanda afecta a la prosperidad de la economía a través de los ingresos de los consumidores, las preferencias de éstos y las presiones de la competencia. La oferta y la demanda deben mantenerse en equilibrio para garantizar la salud de la economía. A medida que estas demandas cambian, el precio de los bienes y servicios cambia, obligando a los proveedores a ajustar sus cantidades.

En este artículo, exploramos la parte de la relación del programa de suministro. Discutiremos qué es, qué factores influyen en él y los cinco tipos de suministro.

¿Qué es un programa de suministro?

Un plan de abastecimiento es una tabla que ilustra la relación entre el coste y la disponibilidad. Se utiliza para calcular la cantidad de artículos necesarios para satisfacer la demanda de los consumidores. Los planes de abastecimiento pueden clasificarse como:

  • Suministro individual: Un programa de suministro individual muestra la disponibilidad de un producto de la empresa en el mercado a un precio determinado.
  • Abastecimiento del mercado: Un programa de suministro de mercado muestra la disponibilidad de un producto en un mercado de diferentes empresas a un precio determinado. Un ejemplo de esto sería el papel higiénico que está disponible en diferentes marcas.

La ley de la oferta establece que existe una relación directa entre el precio y la cantidad que los productores están dispuestos a suministrar. Esto significa que a medida que aumenta el precio de un producto o servicio, aumenta la cantidad. Lo contrario también es cierto.

¿Qué determina un programa de suministro?

Un programa de suministro se calcula sumando todas las unidades disponibles de una empresa individual o de todo el mercado a un precio determinado. Aunque el precio es el factor que más influye, hay muchos factores que determinan la oferta, entre ellos:

  • Acciones: La cantidad de producto que el vendedor tiene disponible es su stock. La disponibilidad de existencias influye en el momento en que el vendedor entra en producción y en la rapidez con que se suministran nuevos productos al comprador. En el caso de un servicio, el stock sería el número de agentes disponibles para aceptar nuevos clientes.
  • Competencia en el mercado: El número de empresas en el mercado influye en la cantidad de productos en el mercado. Cuanto mayor sea la competencia en el mercado, mayor será la oferta y viceversa.
  • Coste de los insumos: El coste de los insumos es la cantidad que un vendedor tiene que gastar para llevar un producto al mercado. Los factores que influyen en el coste son los costes de producción, los precios de los recursos y los costes de transporte. Cuando los costes aumentan, la oferta en el mercado disminuye y el precio sube.
  • Precios conjuntos de los productos: El suministro conjunto se produce cuando la producción de un producto crea otro. Ejemplos de ello son la carne y el cuero o la madera y el serrín. Cuando el precio del producto A sube, la oferta del producto A también aumenta. Esto aumenta la oferta del producto B pero hace que su precio baje.
  • Precios de productos relacionados: Cuando un proveedor produce dos bienes similares entre los que los consumidores eligen, la subida del precio de uno hará bajar la oferta del otro. Por ejemplo, si el producto X y el producto Y son sustitutos el uno del otro y el coste de producción del producto X disminuye, la oferta del producto Y disminuirá. Esto ocurre cuando la empresa se centra en la producción de la alternativa menos costosa. Esto suele ocurrir cuando un proveedor crea un producto actualizado. El coste de los insumos del producto actualizado disminuye en relación con el producto antiguo, por lo que la empresa deja lentamente de producirlo.
  • La tecnología: A medida que la tecnología mejora, los productos se fabrican con mayor rapidez y facilidad, aumentando la oferta de bienes y servicios.
  • Expectativa de precio del vendedor: Los productores son siempre conscientes de que deben obtener beneficios con sus productos. Si sus costes no bajan en relación con el precio, corren el riesgo de funcionar con déficit. Si un vendedor cree que el precio futuro de los bienes bajará, disminuirá la cantidad de producto que suministra.
  • Subvenciones e impuestos del gobierno: Las subvenciones son fondos que ofrece el gobierno para estimular la producción de un bien o servicio. Un ejemplo de ello es ofrecer una exención fiscal a las empresas que crean productos que son mejores para el medio ambiente. La subvención reduce los costes de los insumos y aumenta la cantidad que el proveedor puede producir. Los impuestos son tasas que el gobierno aplica a los ingresos, a la propiedad o a un producto potencialmente perjudicial. Tienen el efecto contrario a las subvenciones en la oferta de un mercado.
  • Condiciones naturales: Las condiciones naturales se refieren a las condiciones de ubicación en las que se crean los productos. Por ejemplo, si una fruta tropical sólo se suministra desde una parte del mundo, un cambio en la temperatura o en las condiciones naturales afectará al suministro. Del mismo modo, en la agricultura, un cambio en las condiciones del suelo afectará tanto al cultivo como a la cantidad de cosecha que se suministra al mercado.
  • Carácter perecedero de los productos: Los productos con fecha de caducidad sólo pueden suministrarse mientras sean seguros de usar. El tiempo que puede almacenarse un producto afecta a la cantidad que se suministra a un precio determinado. Además, la capacidad de mantener un producto fresco en tránsito afectará a su suministro. Por ejemplo, algunos alimentos y medicamentos deben mantenerse a una determinada temperatura para que sigan siendo seguros para su consumo.

Relacionado: Su guía para las carreras de finanzas

5 tipos de suministro

El suministro es la cantidad de bienes o servicios que un vendedor proporciona al mercado. Calcular la cantidad a suministrar es vital para que los empresarios tomen decisiones estratégicas, reduzcan los costes y aumenten los beneficios. Esta lista detalla cinco tipos de oferta:

Oferta compuesta

El suministro compuesto se refiere a un producto que está unido a otras cosas, pero sus partes no se venden por separado. Estos productos son cosas que componen el producto principal, como los ingredientes, el embalaje y los servicios asociados. Por ejemplo, una caja de chocolate gourmet es un paquete compuesto por el papel de regalo, el chocolate y los servicios para entregarlo al cliente. El chocolate es el producto principal. Los otros factores incluidos en el producto se contabilizan en el precio y los costes del principal, pero no pueden venderse aparte del producto principal.

Oferta conjunta

El suministro conjunto es un factor que influye en los programas de abastecimiento. Cuando la producción de un producto da lugar a la producción, o subproducto, de otro se habla de suministro conjunto. Estos dos elementos se crean juntos pero pueden venderse por separado. Por ejemplo, la producción de cacao en polvo da lugar a la manteca de cacao. Las plumas, que son un subproducto de la industria avícola, son otro ejemplo.

Relacionado: Aprender a ser un gestor de logística

Oferta a corto plazo

La oferta a corto plazo se refiere a la cantidad de inventario que se espera. Cuando el inventario disponible más el inventario que se espera recibir es menor que el inventario demandado por el mercado, se dice que hay una oferta a corto plazo. Esta oferta es el resultado de los cambios en la demanda del mercado a los que los proveedores aún no han tenido la oportunidad de ajustarse.

A corto plazo, el proveedor puede enfrentarse a una pérdida de beneficios en los costes de producción si el precio baja considerablemente. También puede perder la oportunidad de vender más productos si no puede producirlos con la suficiente rapidez para satisfacer el aumento de la demanda. Por ejemplo, si una nueva tendencia llega al mercado y el interés de los consumidores se dispara, las empresas se ven obligadas a reaccionar rápidamente para satisfacer la demanda.

Oferta a largo plazo

La oferta a largo plazo es la capacidad del vendedor de ajustarse a los cambios de la demanda en el mercado a lo largo del tiempo. Con más tiempo, los proveedores pueden reducir los costes de los insumos o reasignar los recursos para reflejar los cambios en los precios de los productos. Pueden suministrar más o producir menos porque tienen una idea más clara del comportamiento de los consumidores. Por ejemplo, si la nueva tendencia se ha desvanecido pero el producto se vende de forma constante, las empresas tienen tiempo para averiguar cómo producirlo y sacar provecho mientras la tendencia sigue vigente.

Relacionado: Conozca cómo ser un gestor de la cadena de suministro

La oferta del mercado

La oferta del mercado es toda la cantidad de un bien o servicio disponible en el mercado a un precio determinado. Se refiere a todos los vendedores de un bien. En los sectores altamente competitivos, habrá muchos proveedores de un determinado bien. Esto significa que habrá muchos sustitutos entre los que un cliente podrá elegir en caso de que se produzcan fluctuaciones de precios que afecten a la cantidad suministrada.