10 Vías de progresión y avance en la carrera de enfermería

La enfermería es un sector diverso, con muchas posibilidades de progresión profesional entre las que elegir. Aunque muchas de las habilidades y responsabilidades de las diferentes carreras de enfermería son similares, cada una tiene elementos únicos que pueden ayudarte a decidir cuál puede ser la más adecuada para ti y tus objetivos. Comprender las diferentes opciones de progresión profesional puede ayudarte a encontrar la más adecuada.

En este artículo, hablamos de las diferentes progresiones profesionales de una enfermera y de cómo avanzar en tu carrera de enfermería.

¿Qué es la progresión de la carrera de enfermería?

La progresión de la carrera de enfermería es una posible trayectoria profesional para un profesional de la enfermería. Las diferentes trayectorias profesionales tienen diferentes responsabilidades en el lugar de trabajo y posibilidades de progreso. A la hora de elegir una carrera de enfermería, es beneficioso considerar las diferentes progresiones de la carrera para encontrar la ruta que más te atraiga.

10 progresiones en la carrera de enfermería

Muchas empresas necesitan profesionales de la medicina que puedan proporcionar una atención de alta calidad. Esto hace que la carrera de enfermería sea una oportunidad diversa que te permite encontrar la trayectoria profesional que mejor se adapte a tus preferencias. Algunas de las trayectorias profesionales de enfermería más comunes son:

1. A pie de cama

Los enfermeros de cabecera trabajan en hospitales y proporcionan cuidados diarios a los pacientes ingresados en el centro. Los enfermeros de cabecera suelen pasar una parte importante de su día interactuando y controlando al mismo grupo de pacientes. Las enfermeras de cabecera suelen encargarse de controlar a los pacientes durante su estancia, así como de administrarles la medicación y de realizar pruebas y procedimientos sencillos junto a la cama.

2. Investigación clínica

La investigación clínica es una parte importante de la asistencia sanitaria, con ensayos realizados en clínicas que ayudan a investigar y desarrollar nuevos tratamientos y terapias para los pacientes. Las enfermeras en un entorno de investigación clínica pueden asistir y supervisar la atención a los participantes en los ensayos clínicos, lo que incluye asegurarse de que todos los procedimientos siguen las directrices clínicas y de seguridad para garantizar que los datos obtenidos en el ensayo siguen siendo viables.

3. Coordinación de la atención

Cuando los pacientes se someten a planes de tratamiento complejos, es importante que todos los miembros del equipo de atención tengan la misma comprensión y se aseguren de que tanto el paciente como el personal siguen los procedimientos para maximizar la atención. Una enfermera coordinadora de cuidados se especializa en organizar la rutina de cuidados del paciente, proporcionándole orientación y facilitando la comunicación con y entre los profesionales médicos que lo atienden. Esto mantiene el tratamiento del paciente centrado y organizado para mejorar los resultados y garantizar la seguridad del paciente.

4. Educación en enfermería

Con el fin de proporcionar a la próxima generación de enfermeras la educación que necesitan para tener éxito en el campo, es importante que haya educadores que posean tanto el conocimiento como la experiencia de trabajar como enfermera para proporcionar instrucción. Las enfermeras que obtienen un título avanzado pueden optar por seguir una carrera como educadoras de enfermería, trabajando en una universidad acreditada como profesor para los estudiantes de enfermería. Los educadores de enfermería enseñan según un plan de estudios y pueden mejorar los materiales del plan de estudios con su propia experiencia profesional en el campo.

5. Atención domiciliaria

Algunos pacientes no pueden salir de sus casas, o requieren cuidados durante largos periodos que hacen inviable la visita a un centro médico para recibir atención. Las enfermeras de atención domiciliaria visitan a los pacientes en sus casas y supervisan su tratamiento, desde la administración de medicamentos hasta el control de las lecturas de los dispositivos médicos. Algunas enfermeras a domicilio pueden trabajar con un pequeño grupo de pacientes o con un solo paciente a lo largo de la semana, mientras que otras trabajan con un mayor número de pacientes o atienden a pacientes con necesidades a corto plazo en su domicilio.

6. Enfermeras de seguros

A la hora de ofrecer pólizas de seguro, es habitual que la aseguradora exija al cliente que se someta a exámenes de salud para evaluar su bienestar general o específico. Aunque esto puede ocurrir a través del propio proveedor de atención sanitaria del solicitante, algunas compañías de seguros emplean a profesionales médicos capaces de realizar evaluaciones en nombre de la aseguradora. Esto proporciona a la aseguradora una evaluación médica de confianza, a la vez que puede ofrecer una oportunidad de evaluación más conveniente o asequible para los solicitantes que no tienen fácil acceso a un chequeo médico asequible.

7. Enfermería

Los residentes de una residencia de ancianos suelen requerir planes de tratamiento especializados que pueden ir desde la observación hasta la ayuda en las actividades rutinarias y los regímenes estrictos de tratamiento o medicación. Trabajar en una residencia de ancianos permite a la enfermera establecer fuertes vínculos con sus pacientes, ya que trabaja con los mismos pacientes todos los días. Dado que las necesidades de cada residente pueden variar significativamente, las responsabilidades y los deberes de una enfermera en un centro de cuidados también pueden variar diariamente en función de los residentes con los que trabajan.

8. Consultorio médico's

Muchos consultorios médicos privados necesitan personal de enfermería para ayudar en las operaciones y procedimientos diarios. La mayor parte del trabajo en una consulta médica se realiza con cita previa, y el personal remite a los pacientes a un especialista cuando se necesitan procedimientos especializados. Trabajar en una consulta médica puede ser una opción profesional atractiva porque estas consultas suelen tener un horario de trabajo normal.

9. Enfermería escolar

Para las enfermeras interesadas en trabajar con niños y mantener un horario regular, la enfermería escolar puede ser una opción profesional. Las enfermeras de los colegios atienden a los alumnos que acuden a la consulta porque se sienten mal o han sufrido una lesión y supervisan los cuidados de los alumnos con necesidades médicas específicas, como el suministro de medicamentos diarios o la preparación de métodos de respuesta a emergencias en caso necesario.

Relacionado: Cómo ser enfermero escolar

10. Enfermería quirúrgica

Trabajar como enfermera durante los procedimientos quirúrgicos requiere una formación especializada. El personal de enfermería quirúrgica asiste en el quirófano e incluye múltiples funciones para garantizar que el personal médico pueda proporcionar una atención eficaz al paciente. Las responsabilidades del personal de enfermería en el quirófano incluyen la preparación de la sala mediante la esterilización tanto de la zona que rodea la mesa de operaciones como de las herramientas necesarias para el procedimiento, la asistencia al personal quirúrgico durante el procedimiento y la limpieza del quirófano al finalizar la operación.

Relacionado: Cómo convertirse en enfermero de quirófano

Oportunidades de progreso como enfermera

Cuando trabajas como enfermera, hay muchas formas de avanzar en tu carrera profesional, como por ejemplo:

Obtenga un título avanzado

Aunque es posible trabajar en la enfermería tras completar un programa de diplomatura o un grado asociado, es habitual que la mayoría de las enfermeras obtengan una licenciatura antes de comenzar su carrera. A la hora de buscar ascensos, es beneficioso seguir formándose y obtener un título superior. Además de complementar el currículum para los ascensos, la obtención de un título superior también puede conllevar un aumento de la remuneración.

Relacionado: ¿Qué se puede hacer con un título de enfermería?

Considerar la certificación

Obtener certificaciones puede ayudarte a progresar en tu carrera. Las certificaciones especializadas, como la de enfermería quirúrgica, requieren que la enfermera realice cursos o exámenes y cumpla los requisitos de certificación. Además de ayudarte a desarrollar nuevas habilidades, estas certificaciones también pueden mostrar tu cualificación para puestos avanzados.

Relacionado: Certificaciones de enfermería: Lo que necesitas saber

Elija una especialización

Especializarse en un campo específico de la enfermería puede ayudarte a avanzar en tu carrera. Cuando una enfermera se especializa en un campo, es capaz de perfeccionar sus habilidades para mejorar su rendimiento, lo que puede hacer que esté más cualificada para puestos avanzados dentro de ese campo, creando nuevas oportunidades de progreso.

Asume responsabilidades adicionales

Si está buscando un ascenso, puede decidir asumir funciones adicionales a sus responsabilidades habituales. Tomar la iniciativa y solicitar más responsabilidades puede demostrar que es capaz de hacer algo más que sus responsabilidades actuales y permitirle adquirir las habilidades necesarias para tener éxito en un puesto más avanzado dentro del centro.

Buscar un nuevo empleador

Aunque las promociones internas suelen ser una forma excelente de progresar en la carrera de enfermería, a veces un empleador no tiene una vacante. Si ves que no progresas con tu empleador actual, puedes encontrar la progresión de carrera que deseas solicitando a otro empleador.

Cambia de carrera

Algunas carreras dentro de la enfermería tienen mayores posibilidades de progreso profesional. Si estás trabajando en un campo en el que has alcanzado los niveles más altos pero todavía tienes mayores aspiraciones, cambiar de carrera puede permitirte obtener un puesto que se ajuste a tus objetivos profesionales, como por ejemplo convertirte en asistente médico o en médico.