Lo que hay que saber sobre las promociones laborales

Un solo puesto de trabajo puede dar lugar a menudo a una promoción profesional. Asumir responsabilidades adicionales, completar proyectos que están por encima de la media y mejorar tus habilidades en el lugar de trabajo son avances que pueden conducir a una promoción laboral. Sin embargo, una promoción laboral difiere de un ascenso, y conocer las diferencias puede ayudarte a determinar cuándo pedir un ascenso. En este artículo analizamos qué es un ascenso laboral, en qué se diferencia de la promoción y varias reglas clave que hay que tener en cuenta a la hora de pedir un ascenso laboral.

¿Qué es una promoción?

Un ascenso laboral se produce cuando un empleador asciende a un empleado en los niveles jerárquicos de una organización. Un ascenso suele permitir a un empleado progresar a un puesto más alto, un mayor nivel de responsabilidad y mayores niveles de autoridad dentro de la organización. Por ejemplo, un analista empresarial junior puede buscar un ascenso que le lleve a un puesto de analista asociado. Además, los ascensos laborales suelen ir acompañados de un aumento de sueldo. En el caso de la promoción de un analista junior a analista asociado, el salario aumenta en consecuencia.

Relacionado: Relacionado: 9 consejos para ascender en el trabajo

Promoción y ascenso

Los ascensos se diferencian de las promociones en varios aspectos clave. Por lo general, los ascensos laborales abarcan aspectos de desarrollo, mientras que las promociones abarcan el ascenso a funciones de mayor nivel dentro de una organización. Otros aspectos que difieren entre los ascensos y las promociones son:

  • Movilidad ascendente
  • Compensación
  • Rendimiento
  • Desarrollo

Movilidad ascendente

La mayor diferencia entre una promoción laboral y un avance en tu carrera es la oportunidad de ascender. Normalmente, un ascenso laboral significa que se sube de puesto, mientras que los avances en la carrera hacen hincapié en la adquisición de más conocimientos o en el desarrollo de una comprensión más profunda de su función. Por ejemplo, un puesto de entrada suele ofrecer oportunidades de movilidad ascendente en las que los empleados pueden ascender a puestos de mayor nivel. Aunque los avances pueden ayudarle a optar a un ascenso laboral, puede permanecer en el mismo puesto.

Compensación

Los ascensos suelen incluir un aumento de sueldo. Los empleadores que ofrecen funciones de mayor nivel saben que un puesto de mayor nivel conlleva un salario que lo refleja. Los ascensos profesionales suelen mantener a los empleados en el mismo nivel salarial.

Por ejemplo, una enfermera titulada que asciende a un puesto de mayor nivel, como el de directora de enfermería, gana un salario más alto que en su función anterior, sobre todo porque el puesto de mayor nivel requiere una certificación y formación adicionales. Por el contrario, una enfermera titulada que quiera hacer un movimiento lateral hacia un departamento específico como el de triaje y atención de urgencias puede avanzar en este caso, pero su salario puede seguir siendo el mismo.

Rendimiento

Los ascensos laborales pueden conllevar algunos parámetros. Por un lado, los empleadores suelen esperar que los empleados superen con creces los requisitos generales del puesto y muestren iniciativa e incluso cualidades de liderazgo que los conviertan en candidatos a un ascenso. Sin embargo, los ascensos en tu carrera pueden abarcar las tareas y responsabilidades que asumas para desarrollar aún más tus habilidades y experiencia.

Por ejemplo, asistir voluntariamente a cursos de desarrollo profesional, pasar tiempo extra en la consulta dominando una nueva habilidad u ofrecerse a dirigir las reuniones mensuales del equipo son formas de avanzar en tu carrera. Luego, estos avances pueden conducir a una promoción laboral.

Desarrollo

Un ascenso laboral es una prueba de que estás preparado para un puesto de mayor nivel dentro de tu organización. Sin embargo, avanzar en tu carrera significa dar pasos para profundizar en tu conocimiento del sector, mejorar tus habilidades y marcarte objetivos que te ayuden a desarrollarte en tu carrera. Mientras que un ascenso laboral demuestra que has conseguido las cualificaciones necesarias para ascender en antigüedad, el avance es lo que haces para conseguir ese crecimiento y desarrollo.

Relacionado: 11 formas de conseguir un avance en la carrera profesional

¿Cuándo es apropiado pedir un ascenso?

Determinar el momento más oportuno para pedir una promoción puede depender de varios factores. Por ejemplo, el tiempo que haya trabajado en su puesto actual y la cultura de su empresa pueden darle una idea de cuándo sería apropiado pedir un ascenso. Como cada organización es diferente, los siguientes criterios pueden ayudarle a determinar el mejor momento para pedir un ascenso:

  • Demostrar cualidades por encima de la media
  • Aporte datos y ejemplos concretos
  • Asumir responsabilidades adicionales
  • Demuestre cómo ha sido una ventaja

Demostrar cualidades por encima de la media

Un momento adecuado para considerar un ascenso es cuando haya demostrado sistemáticamente cualidades que destaquen su éxito a la hora de superar las expectativas de los directivos. Sin embargo, superar las expectativas y demostrar cualidades por encima de la media abarca algo más que el rendimiento. Demostrar tu motivación y tu deseo de ayudar a la empresa a alcanzar objetivos adicionales a los tuyos puede ser crucial para posicionarte como un empleado por encima de la media.

Aporte datos y ejemplos concretos

Si puede demostrar lo que ha hecho para contribuir a su empresa y aportar datos y ejemplos de su éxito, podría ser un momento adecuado para pedir un ascenso. Los empresarios quieren ejemplos concretos de su ética de trabajo y desarrollo que justifiquen su petición. Considere la posibilidad de reunir ejemplos de trabajos o proyectos anteriores que puedan poner de relieve cómo ha mejorado y avanzado en su puesto actual. De este modo, tendrá un argumento sólido para pedir a su empleador un ascenso.

Asumir responsabilidades adicionales

A medida que pase más tiempo en su puesto, puede asumir responsabilidades adicionales que estén fuera de los requisitos de su puesto tradicional para demostrar a su jefe de equipo o gerente que está motivado para ayudar a su equipo a alcanzar los objetivos. Por ejemplo, si tiene varios años de experiencia en su puesto actual, ofrézcase como mentor y ayude a formar a los nuevos empleados.

Además, busca la manera de asumir tareas más exigentes, como dirigir un pequeño equipo para completar un proyecto fuera de su ámbito de trabajo habitual. Cuando muestras iniciativa para asumir más responsabilidades y aceptar retos, demuestras a tu empleador que estás comprometido a avanzar en tu carrera.

Demuestra cómo has sido un activo

Por lo general, a los empresarios les gusta saber que cuando invierten en el progreso de un empleado, éste será un beneficio para la empresa. A medida que se desarrolla su carrera, es probable que adquiera diversos rasgos y conocimientos que demuestren que es un activo para la organización. Por ejemplo, puede desarrollar su capacidad para dirigir reuniones con clientes que se traduzcan sistemáticamente en el éxito de la captación de clientes. Luego puedes utilizar estos datos para apoyar tus razones para pedir un ascenso.

Cuando demuestre continuamente a su empleador que puede beneficiar a su equipo y alcanzar los objetivos, es más probable que considere su promoción. También es importante que muestre a su empleador cómo puede beneficiar aún más a la empresa cuando ascienda al puesto deseado.

Básicamente, es importante que sólo se considere la posibilidad de pedir un ascenso cuando se esté preparado para asumir el puesto de mayor nivel. Además, puede ser más ventajoso solicitar un ascenso cuando pueda apoyar su petición con pruebas sólidas de estos criterios.

Relacionado: Cuándo pedir un ascenso (y cómo hacerlo eficazmente)

¿Cuáles son las reglas para pedir un ascenso?

Cuando decida pedir a su empleador un ascenso, hay varias prácticas recomendadas que debe tener en cuenta al hacer su solicitud:

  • Investiga el puesto.
  • Recopila tus datos.
  • Hable con su empleador.
  • Priorizar los objetivos de la empresa.
  • Demuestre cómo ha mejorado.

Investigar el puesto

Infórmese sobre el puesto que está considerando. Si está preparando su solicitud de promoción para un puesto interno, reúnase con el empleado actual para hablar del trabajo. Por ejemplo, pregunte sobre los requisitos específicos, las tareas que suelen realizar, lo que puede esperar en el trabajo y el aumento salarial que puede esperar. Este tipo de información puede darle una idea de los ejemplos que puede utilizar para respaldar su solicitud, así como una idea de lo que puede esperar cuando hable de los requisitos salariales para el puesto que desea.

Relacionado: Cómo negociar el salario (con ejemplos)

1. Recopile sus datos

Recoge tus evaluaciones de rendimiento, los comentarios de tus compañeros y jefes y otros datos que demuestren tus logros en el trabajo. Contar con ejemplos que demuestren cómo alcanzas sistemáticamente los objetivos fuera de la descripción de tu trabajo puede demostrar a tu empleador por qué mereces un ascenso.

Hable con su empleador

Es importante que se dirija directamente a su empleador en relación con su solicitud de ascenso. Hable con su empleador para fijar una hora de reunión cuando le resulte conveniente. Acercarse a su empleador de esta manera demuestra su confianza y pone de manifiesto su consideración por sus horarios. Esto puede dar lugar a una conversación cómoda y amistosa cuando se reúnan para discutir su solicitud de ascenso.

Priorizar los objetivos de la empresa

Lo más probable es que tu empleador quiera saber exactamente cómo contribuyes al crecimiento de la empresa. Prepárese para exponer ejemplos de cómo ha dado prioridad a los objetivos de la empresa durante su tiempo de trabajo. Por ejemplo, dé ejemplos de cómo mantuvo a su equipo motivado para cumplir plazos ajustados, cómo ayudó a sus colegas a mejorar su productividad para alcanzar los objetivos de ingresos o cómo utilizó otro enfoque para mantener constantemente la misión de la empresa.

Demuestre cómo ha realizado las mejoras

Otra regla para pedir un ascenso es demostrar cómo has conseguido avances o mejoras significativas en tu puesto actual. Por ejemplo, si te encargas de asistir a seminarios de formación anuales para mejorar tus habilidades profesionales, coméntalo con tu empleador. Demostrar que toma la iniciativa y se mantiene motivado para aprender más y desarrollarse en su carrera demuestra a los empleados por qué puede merecer un ascenso.

Te recomendamos

Marketing de retención: Qué es y las estrategias que lo hacen exitoso

¿Qué es el ratio de rotación de cuentas por pagar? Definición y fórmula

20 trabajos en demanda para trabajar desde casa disponibles ahora

Cómo pedir opiniones

100 temas de formación para aumentar tus habilidades profesionales

30 habilidades en demanda que puede aprender en línea