Proyección vs. Previsión: ¿Cuál es la diferencia?

Muchas empresas utilizan indistintamente las previsiones y las proyecciones; sin embargo, estas dos estimaciones financieras son diferentes. Mientras que una proyección se centra en un resultado deseado, una previsión se centra en los resultados más probables. Si desea utilizar las proyecciones y previsiones empresariales para respaldar las operaciones de su organización y obtener información sobre el crecimiento y el rendimiento futuros, existen algunas diferencias clave en la forma de crear ambos esquemas financieros.

En este artículo, hablaremos de la diferencia entre una proyección y una previsión y de cómo crear ambas estimaciones para que pueda tener las herramientas que necesita para establecer y alcanzar los objetivos empresariales.

¿Qué es una proyección?

Una proyección se basa en los resultados deseados y en los resultados que las empresas esperan conseguir, independientemente de factores externos como la posición en el mercado y el reconocimiento de la marca. Con una proyección, una organización establece un objetivo futuro o un resultado deseado, como la expansión, el crecimiento o los beneficios, que describe lo que los miembros de la organización esperan lograr en el futuro. Mientras que las proyecciones utilizan información sobre una organización para establecer un curso de acción estimado, las proyecciones suelen tener en cuenta lo que una organización desea en lugar de los factores reales que influirán en el resultado real.

Relacionado: Todo lo que hay que saber sobre el análisis predictivo

¿Qué es una previsión?

Una previsión es un esquema detallado que utiliza la información financiera actual y pasada de una organización para obtener una imagen realista del desarrollo futuro de la misma. A partir de los datos financieros, las empresas establecen metas y objetivos realistas que esperan que se produzcan en el futuro. Estos objetivos y estimaciones proporcionan a las empresas cifras concretas sobre las que trabajar, convirtiéndose en previsiones fijas que utilizan para planificar las operaciones.

Relacionado: Guía de previsiones empresariales

Principales diferencias entre una proyección y una previsión

Aunque las empresas utilizan tanto las proyecciones como las previsiones para la valoración financiera (los flujos de caja previstos), existen algunas diferencias entre estas dos herramientas financieras:

Proyecciones

Una de las diferencias más significativas entre las proyecciones y las previsiones es la de los resultados supuestos frente a los esperados. Con las proyecciones, las empresas hacen expectativas financieras que se basan en circunstancias supuestas o hipotéticas y no en datos históricos.

Por ejemplo, una organización puede proyectar un curso de acción a seguir cuando se produzcan una o varias situaciones hipotéticas, como la creación de un nuevo producto para satisfacer la demanda del crecimiento esperado del mercado. Al asumir la posibilidad de que se produzcan diferentes acontecimientos, las proyecciones financieras suelen servir de esquema para evaluar los resultados deseados que una organización espera ver, incluidos sus resultados financieros, de tesorería y operativos.

Hacer previsiones

A diferencia de las proyecciones, que consisten en una expectativa basada en suposiciones y resultados deseados, las previsiones se basan en tendencias e información actuales y pasadas para esbozar un resultado esperado. Por ejemplo, una empresa utilizará la información histórica sobre sus ganancias pasadas, los costes de producción actuales y la actividad del mercado prevista para desarrollar un curso de acción en términos de producción, crecimiento y desarrollo.

Las empresas también tienen en cuenta la competencia actual dentro de sus mercados para comprender mejor cómo deberán actuar frente a los competidores a lo largo del tiempo. Además, una previsión financiera puede ser más beneficiosa para valorar las inversiones de las empresas privadas porque las previsiones proporcionan una visión más precisa de lo que las empresas esperan que ocurra durante un período de tiempo específico.

Relacionado: Previsión vs. Presupuesto: Diferencias y pasos para la previsión del presupuesto

Cómo crear una previsión

Las empresas hacen previsiones para perfilar el crecimiento según las tendencias y los acontecimientos que tienen más probabilidades de ocurrir en el futuro. Los siguientes pasos muestran cómo puedes crear una previsión que detalle esta importante información para tu negocio:

1. Evalúe sus ingresos y gastos anteriores

Las previsiones empresariales requieren información del pasado sobre la salud financiera de una organización para ofrecer una imagen más precisa de lo que cabe esperar en el futuro. El examen de los estados financieros pasados para conocer cómo ha crecido su organización a lo largo del tiempo le permite aplicar estos factores a la planificación del desarrollo futuro. La cuenta de resultados y el balance muestran cuáles son los ingresos y los gastos pasados, y necesitas esta información para hacerte una idea de lo que puedes esperar que sean estos valores con el tiempo.

3. Determina tu margen bruto deseado

Comprender cuáles han sido tus ingresos y gastos reales a lo largo del tiempo te permite establecer un objetivo realista para tu margen de beneficios. Por ejemplo, suponga que sus ingresos pasados son un promedio de 450.000 dólares anuales y que sus gastos son un promedio de 270.000 dólares anuales. Utilizando estos dos valores del primer paso, puedes encontrar la diferencia entre tus entradas y salidas de dinero, lo que te da un margen bruto estimado:

$450,000 – $270,000 = $180,000. Este margen bruto representa la previsión de ingresos necesaria en el futuro para seguir cumpliendo los objetivos de ingresos.

4. Realizar un análisis de mercado

Evaluar el mercado actual en el que opera su empresa para conocer las tendencias emergentes, los nuevos desarrollos y la información sobre el rendimiento de la competencia. Esta información es muy importante para evaluar cómo los cambios en el mercado a lo largo del tiempo pueden afectar a su generación de ingresos, crecimiento y desarrollo futuro. Por ejemplo, si observa que está surgiendo una nueva tendencia en su mercado que podría requerir nuevas estrategias de marketing en el futuro, podría estimar algunos costes adicionales en su previsión para tener en cuenta un cambio previsto en los recursos, herramientas y métodos de marketing.

5. Evaluar los factores externos

Factores externos como los cambios económicos, las regulaciones nuevas o cambiantes e incluso los competidores del mercado emergente pueden tener un impacto duradero en los ingresos y gastos futuros. Por eso es importante comprender los factores externos que afectan a sus circunstancias particulares. Por ejemplo, las empresas de nueva creación pueden evaluar factores externos como el cumplimiento de las políticas, las normativas de concesión de licencias o la búsqueda de espacio para las oficinas, que pueden afectar a sus previsiones generales de ingresos y gastos. Sin embargo, una organización establecida con un historial de generación de ingresos positivos puede tener menos factores externos que afecten a los valores de las previsiones financieras.

Relacionado: Métodos de previsión: Qué son y cómo elegirlos

1. Cómo hacer una proyección empresarial

Cuando una empresa realiza una proyección, sigue una serie de pasos que tienen en cuenta diversos datos financieros, de forma muy parecida a una previsión. Utiliza estos pasos para crear una proyección empresarial sencilla que te permita conocer la dirección que tomará tu empresa en el futuro:

1. Evaluar el gasto y las ventas actuales

Utilizando cifras pasadas y actuales, determine cuáles son los valores de sus gastos e ingresos. Estos dos valores te dan un punto de partida para identificar tus necesidades financieras en el futuro, junto con una idea general de dónde fijar tus objetivos de ingresos. Al igual que una previsión, puede utilizar sus estados financieros anteriores para estimar estos valores. Por ejemplo, si su cuenta de resultados muestra una media de ingresos de 500.000 dólares anuales y sus gastos rondan los 350.000 dólares anuales, la diferencia de 150.000 dólares le da una idea de lo que debe proyectar como ingresos en el futuro.

2. Determinar las necesidades financieras

Utilizando su información financiera anterior, haga una estimación de los gastos en los que espera incurrir a lo largo del tiempo. Por ejemplo, si sus gastos pasados ascienden a 350.000 dólares anuales, puede proyectar un valor más alto o más bajo, en función de los distintos tipos de circunstancias que crea que pueden darse en el futuro. Es importante recordar que, aunque las proyecciones se benefician de los conocimientos financieros del pasado, se basan en lo que usted quiere que ocurra en el próximo año o en varios años. Teniendo esto en cuenta, planifique las necesidades financieras que cree que va a tener en el futuro.

3. Plan para diferentes circunstancias

Este es el paso que requiere que contemples situaciones hipotéticas para planificar tanto el éxito como la superación de posibles retos. Por ejemplo, muchas empresas hacen proyecciones basándose en preguntas del tipo «qué pasaría si…». Varias preguntas que son importantes para hacer cuando se proyectan los resultados deseados incluyen:

  • ¿Y si el mercado se expande rápidamente?
  • «¿Y si entran nuevos competidores en el mercado?»
  • ¿Y si la empresa no consigue los materiales de producción necesarios?
  • ¿Y si las inversiones de la empresa proporcionan rendimientos inesperados?

Las situaciones hipotéticas que puede identificar y que pueden afectar a sus proyecciones dependen de las operaciones de su empresa, de los resultados de ingresos deseados y de sus objetivos generales de crecimiento y desarrollo.

4. Determinar los gastos previstos

Las situaciones que has proyectado en el paso anterior pueden ayudarte a estimar los gastos en los que esperas incurrir a lo largo del tiempo. Por ejemplo, si proyectas que los ingresos alcanzarán los 675.000 dólares al final del año, crea una proyección de los gastos que esperas para alcanzar ese objetivo.

5. Desarrollar un plan de acción

Utilizando sus ingresos y gastos proyectados y las situaciones únicas que podrían surgir en el futuro, cree un plan de acción que describa lo que hará su empresa en caso de que se produzca cada situación. Por ejemplo, si su proyección incluye valores de ingresos y gastos que dependen de una estrategia de marketing que atraiga a nuevos clientes potenciales, desarrolle un curso de acciones que su negocio tomará para alcanzar sus proyecciones.

Una proyección empresarial describe lo que espera que ocurra en el futuro. Sin embargo, puede utilizar sus proyecciones para orientar las operaciones en la dirección necesaria para alcanzar los objetivos de ingresos y beneficios establecidos.