¿Qué son las pruebas ad hoc? (con tipos y consejos)

Puede utilizar las pruebas ad hoc para encontrar problemas en un sistema de software que no podría encontrar utilizando las pruebas de software tradicionales. Para realizar estas pruebas, puede utilizar la adivinación de errores y sus conocimientos previos sobre el desarrollo de software. Las pruebas ad hoc son una técnica que puede ayudarle a realizar pruebas informales para localizar problemas de software poco comunes. Este curso le ayudará a aprender qué son las pruebas ad hoc para que pueda realizar pruebas informales para identificar problemas de software.

En este artículo, discutimos lo que es la prueba ad hoc y proporcionamos tres tipos diferentes de pruebas ad hoc que puede utilizar en el desarrollo de software.

¿Qué son las pruebas ad hoc?

En las pruebas ad hoc, se realizan pruebas de diagnóstico en un sistema de software en las primeras fases del proceso de desarrollo para detectar problemas. Hay varios tipos de pruebas de software, pero las pruebas ad hoc son un enfoque informal para localizar errores e identificar alteraciones. A lo largo del desarrollo de un proyecto de software, los desarrolladores y probadores suelen emplear pruebas ad hoc.

Para realizar una prueba ad hoc, los probadores y desarrolladores exploran intuitivamente las aplicaciones con pruebas ad hoc para observar cómo se comporta el software en diferentes condiciones. Se trata de prestar atención a la retroalimentación y tomar decisiones en el momento sobre qué acciones realizar y qué características probar. Las pruebas ad hoc también implican prever los comportamientos habituales de los usuarios y utilizar los conocimientos existentes sobre el software para imaginar los errores típicos de aplicaciones similares, y luego intentar reproducirlos para identificar los problemas.

Relacionado: Proyectos ad hoc: Definición, importancia y consejos de gestión

Razones para realizar una prueba ad hoc

Las pruebas ad hoc aprovechan los conocimientos del desarrollador y del probador para buscar fallos y errores de forma libre que no podrían encontrar en las pruebas de software tradicionales. Puede ayudar a identificar errores relacionados con el diseño, la usabilidad y los problemas de programación. Es importante que los desarrolladores se aseguren de que un proyecto de software no tiene errores antes de lanzarlo al mercado. Las pruebas ad hoc también pueden ayudarle a encontrar cualquier error que otras pruebas de software hayan pasado por alto. El software puede tener problemas menores con los que los desarrolladores no están familiarizados, por lo que las pruebas ad hoc pueden ayudar a identificar problemas poco comunes, como problemas de conexión únicos o problemas de seguridad poco comunes.

Relacionado: Qué es el desarrollo de software: Definición, procesos y tipos

Ventajas de las pruebas ad hoc

Estas son algunas de las ventajas que puede experimentar al utilizar las pruebas ad hoc:

  • Ofrece una resolución de problemas más rápida: Como las pruebas ad hoc no requieren planificación ni documentación, podrá identificar los problemas y resolverlos más rápidamente que con otras pruebas de software.
  • Permite realizar pruebas de software más exhaustivas: Las pruebas ad hoc garantizan que los desarrolladores identifiquen todos los problemas de un sistema de software antes de pasar a la siguiente fase de desarrollo.
  • Requiere menos pruebas: A menudo, los desarrolladores sólo realizan una prueba ad hoc una vez, puesto que ya han pasado varias veces por las pruebas de software tradicionales. Realizar la prueba una vez puede ayudar a terminar antes el proceso de desarrollo.

Características de las pruebas ad hoc

Estas son algunas de las características de las pruebas ad hoc:

  • Pruebas exploratorias: En lugar de crear diseños de pruebas, los probadores y desarrolladores utilizan pruebas exploratorias, que consisten en crear procedimientos de prueba aleatorios y ejecutar pruebas basadas en la adivinación de errores.

  • Una estructura menos formal: Las pruebas ad hoc no implican una estructura formal de pruebas, ya que los desarrolladores aleatorizan e improvisan sus pruebas.

  • Adivinar el error: Los desarrolladores y los probadores utilizan la adivinación de errores cuando ejecutan pruebas ad hoc, lo que implica hacer referencia a todos los errores que han visto a lo largo de sus carreras de software y luego aplicar pruebas específicas que se relacionan con el software que están desarrollando.

  • Registro de problemas: Las pruebas ad hoc consisten en registrar los problemas poco comunes que surgen en el software para que los desarrolladores comprendan los problemas con los que pueden no estar familiarizados.

Relacionado: 111 Tipos de pruebas en software

Tipos de pruebas ad hoc

Estos son los tres tipos de pruebas ad hoc:

Pruebas de compañeros

Durante una prueba de compañeros, un desarrollador de software y un probador de software colaboran para identificar los problemas dentro de un sistema. Trabajar juntos puede ayudarles a reconocer problemas dentro de sus especialidades. Por ejemplo, un desarrollador de software puede identificar problemas en la interfaz del software, mientras que el probador puede notar problemas de usabilidad. Los desarrolladores suelen centrarse más en el diseño del software, mientras que los probadores se centran en los detalles relacionados con la experiencia del usuario. Después de las pruebas unitarias, completan las pruebas de amigos, que son pruebas formales que muestran los problemas comunes del software.

Relacionado: Cómo convertirse en probador de software (y sus principales funciones)

Pruebas por parejas

Las pruebas en pareja implican a dos probadores de software que trabajan en el mismo proyecto y que comprueban regularmente los problemas no comunes. Cada probador puede tener un enfoque específico, como el diseño de la interfaz o las pruebas de usabilidad. Por lo general, uno de los probadores realiza las pruebas ad hoc y el otro documenta sus hallazgos. A veces, esto implica realizar pruebas ad hoc varias veces a lo largo del desarrollo, de modo que puedan identificar los problemas mientras trabajan en un proyecto y no después de haberlo terminado.

Relacionado: Las fases de las pruebas de software: Explicación y pasos

Pruebas con monos

El «Monkey Testing» consiste en probar el software utilizando entradas aleatorias a lo largo de la fase de desarrollo para encontrar problemas ocultos o poco comunes. Cualquier número de desarrolladores y probadores puede utilizar el monkey testing. Monkey testing es un término genérico que engloba todas las pruebas ad hoc que no tienen pautas específicas, como el número de desarrolladores o probadores que las utilizan.

Consejos para las pruebas ad hoc

Estos son algunos consejos que debe tener en cuenta al realizar una prueba ad hoc:

Cree un esquema para la prueba

Aunque no es necesario crear un plan para una prueba ad hoc, tener un esquema puede darle una mejor idea de los problemas que debe buscar. Esto puede ayudarle a centrarse en cuestiones específicas y a identificar problemas poco comunes. En su esquema, incluya algunos problemas que haya encontrado anteriormente al crear software y las soluciones a esos problemas. Por ejemplo, si has detectado malware oculto durante pruebas ad hoc anteriores, entonces puedes buscar malware en futuros proyectos de desarrollo de software.

Utiliza herramientas

Utilice herramientas de prueba que le permitan identificar problemas y descubrir errores en el software. Puede descargar programas de pruebas que le ayuden a encontrar problemas, o puede utilizar detectores de virus al realizar pruebas ad hoc. También puede aplicar las herramientas a contextos únicos para descubrir errores que quizá no encuentre en el proceso de pruebas convencional.

Apunte a las funciones importantes

Es importante probar primero las funciones vitales para garantizar la usabilidad y la funcionalidad. Los programas informáticos suelen contener características esenciales que deben estar libres de errores para funcionar bien. Estas características incluyen la eficiencia, la fiabilidad y la capacidad de mantenimiento. Intente realizar primero las pruebas ad hoc de las funciones vitales, ya que éstas afectan más a la experiencia del usuario que otras funciones.

Probar las aplicaciones individuales

Si el software tiene varias aplicaciones, es útil probar cada característica individualmente para encontrar problemas específicos. Si trabaja en un equipo de desarrolladores de software, puede hacer que cada colega pruebe una aplicación diferente. La ejecución de pruebas ad hoc en aplicaciones individuales puede ayudarle a identificar problemas más difíciles de encontrar, como los errores ocultos.

Documente sus soluciones

Para no perder de vista sus soluciones, cree notas detalladas que expliquen qué prueba ad hoc ha realizado y cómo ha resuelto cada problema de software. Es útil mantener un archivo para cada proyecto que incluya información sobre las pruebas ad hoc. Esto puede ayudarle en futuras pruebas ad hoc, ya que utiliza la adivinación de errores para determinar los posibles problemas de un sistema de software.