Pruebas de integración del sistema: Definición y cómo realizarlas

El ciclo de vida de las pruebas de software es una parte integral del desarrollo de software, que ayuda a garantizar que una aplicación de software cumpla con los requisitos del cliente o usuario final. Una de las fases del ciclo de vida es la prueba de integración del sistema, una fase en la que los desarrolladores pueden identificar problemas relacionados con la interfaz entre los distintos componentes de un sistema de software. Si está involucrado en el desarrollo o las pruebas de software, es importante que entienda qué es la integración de sistemas y cómo puede conducir a un producto que satisfaga las necesidades de los usuarios.

En este artículo, definimos las pruebas de integración de sistemas, explicamos por qué es importante realizarlas, examinamos los puntos de comparación entre ellas y las pruebas de sistemas y describimos los pasos para llevar a cabo las pruebas de integración de sistemas.

Relacionado: Cómo utilizar las pruebas de integración en 5 pasos

¿Qué son las pruebas de integración de sistemas?

Las pruebas de integración del sistema, también conocidas como pruebas de integración y por su abreviatura, SIT, son una forma de prueba de software realizada principalmente para evaluar las interacciones entre los módulos cuando se juntan en un sistema unificado. En el contexto del software, un módulo es un archivo que contiene una rutina o función. Las aplicaciones de software comprenden múltiples módulos, cada uno de los cuales realiza una función discreta. Esta programación modular permite un desarrollo más rápido del software, ya que los equipos pueden trabajar en varios módulos simultáneamente. Sin embargo, es necesario realizar pruebas para garantizar que el trabajo de cada equipo sea compatible con el de los demás.

Hay cuatro enfoques comunes para las pruebas de integración de sistemas:

  • De arriba abajo: Las pruebas comienzan con los módulos de nivel superior y descienden a los de nivel inferior. Los desarrolladores pueden probar los módulos inferiores que están incompletos utilizando un stub, que es un programa que sustituye al módulo inacabado, simulando sus funciones.

  • De abajo a arriba: Las pruebas comienzan con los módulos de nivel inferior y ascienden a los de nivel superior. En lugar de un stub para probar los módulos incompletos, los desarrolladores utilizan un controlador, que emula las funciones de los módulos de nivel superior.

  • Sandwich: Combinando las pruebas descendentes y ascendentes, el método sándwich divide las pruebas en tres capas. Un equipo aplica el enfoque descendente con la capa superior, mientras que otro equipo aplica el enfoque ascendente con la capa inferior, y juntos trabajan hacia el centro.

  • Gran explosión: La integración de los módulos sólo se produce después de que cada uno de ellos esté completo. Los desarrolladores y otros ingenieros prueban entonces todo el sistema a la vez, lo que permite agilizar el proceso de pruebas.

En el ciclo de vida de las pruebas de software, la integración del sistema es la tercera fase. Sigue directamente a las pruebas unitarias, en las que los probadores se aseguran de que cada módulo funciona correctamente por sí mismo, aislado de los demás módulos. Después de las pruebas de integración del sistema vienen las pruebas del sistema, en las que los probadores determinan si el software funciona bien como una aplicación completa.

Relacionado: Las fases de las pruebas de software: Explicación y pasos

¿Por qué realizar pruebas de integración de sistemas?

La TIE es una fase vital en las pruebas de software porque ayuda a determinar la funcionalidad general de una aplicación de software. Los módulos individuales del software pueden funcionar bien por sí mismos, pero también necesitan comunicarse adecuadamente con otros módulos para que la aplicación funcione correctamente. Especialmente en el caso de la programación modular, en la que cada equipo de desarrollo puede tener sus propios requisitos y procedimientos, es vital realizar la TIE para asegurarse de que todos cumplen los requisitos del proyecto en general.

Pruebas de integración del sistema frente a pruebas del sistema

La SIT y la prueba del sistema son fases adyacentes en el ciclo de vida de la prueba del software. Mientras que la TIE evalúa el funcionamiento de los módulos entre sí, las pruebas del sistema tienen un alcance más amplio. Esta última fase examina la aplicación como un sistema completo para ver si cumple los requisitos establecidos para ella.

Aparte de la finalidad, hay otros puntos de diferencia entre la TIE y las pruebas del sistema. Entre ellos se encuentran:

Tipo de prueba

La TIE es un tipo de prueba funcional, lo que significa que comprueba los componentes del software para asegurarse de que se comportan adecuadamente y cumplen sus especificaciones. En cambio, las pruebas del sistema son tanto funcionales como no funcionales. Las pruebas no funcionales examinan cualidades que no afectan a la funcionalidad, como la usabilidad y la seguridad. Las pruebas del sistema se califican como pruebas de aceptación, ya que ayudan a determinar si la aplicación cumple con los requisitos del usuario final.

Relacionado: Comprender las diferentes metodologías de pruebas de software

Centrarse en

El enfoque de la TIE se centra en la interfaz entre los componentes del software. La idea es garantizar que un módulo pueda comunicarse y funcionar correctamente en relación con otro módulo. Sin embargo, en las pruebas del sistema, la atención se centra en examinar el software como un paquete completo. De este modo, los desarrolladores pueden simular la experiencia del usuario final y determinar si el producto es adecuado para su uso previsto.

Relacionado: ¿Qué son las pruebas de aceptación del usuario? (y cómo llevarlas a cabo)

Técnica

La TIE se encuadra en las categorías de pruebas de caja blanca y caja negra. Las pruebas de caja blanca se refieren a la evaluación de la estructura interna, el funcionamiento y el código fuente de un sistema de software, mientras que las pruebas de caja negra se centran en la funcionalidad sin tener en cuenta las características internas. Por lo tanto, la TSI no sólo examina cómo funciona un software, sino también por qué funciona de esa manera. Sin embargo, las pruebas de sistemas son estrictamente una forma de pruebas de caja negra, ya que sólo examinan la funcionalidad del sistema.

Relacionado: 6 Métodos de prueba de penetración

Cómo realizar las pruebas de integración del sistema

Puede seguir estos pasos para realizar pruebas de integración de sistemas:

1. Diseñar un plan de integración de pruebas

Un plan de integración de pruebas es un esquema de los pasos a seguir durante la SIT. Comprender los detalles minuciosos del procedimiento puede ser útil para visualizar qué recursos son necesarios y cómo asignarlos. También puede servir para recordar a todas las partes implicadas los requisitos y expectativas que debe cumplir el software. Lo ideal es que la creación de un plan de integración de pruebas completo como paso inicial pueda alinear los objetivos de los distintos equipos y conducir a una ejecución eficiente de los siguientes pasos.

2. Decidir un enfoque

Cada uno de los enfoques de la SIT—top-down, bottom-up, sandwich y big bang—ofrece ventajas en función de las necesidades específicas y los detalles de su proyecto. Considere los siguientes factores para ayudarle a decidir el enfoque más adecuado:

  • Tamaño del proyecto: Los proyectos de mayor envergadura pueden beneficiarse de un enfoque descendente, ascendente o en sándwich, ya que estos métodos permiten que algunos procedimientos ocurran simultáneamente. El método big bang es probablemente mejor para los proyectos más pequeños, que tienen menos módulos que probar.
  • Tiempo: La cantidad de tiempo que se permite para la TIE afecta directamente a la posibilidad de desplegar ciertos enfoques de TIE. El «big bang» suele ser el que menos tiempo requiere, mientras que los otros enfoques probablemente requieran más tiempo.
  • Características de los componentes: Si ciertos módulos tienen prioridad sobre otros, los enfoques incrementales como el top-down y el bottom-up pueden ser los más adecuados para su proyecto. De lo contrario, el enfoque «sándwich» o «big bang» puede ser digno de consideración.

3. Diseñar casos de prueba, escenarios y guiones según su enfoque

Los casos de prueba, los escenarios y los scripts son diferentes formas de probar la funcionalidad. Un caso de prueba es un conjunto de acciones para verificar que una característica específica funciona correctamente, un escenario de prueba es una descripción de una tarea que un usuario podría realizar dentro del programa y un script de prueba es una descripción completa de los pasos y datos necesarios para operar el programa. Durante el SIT, estos casos, escenarios y guiones de prueba deben centrarse en la interfaz y el intercambio de datos entre módulos.

4. Despliegue las pruebas de integración en los módulos elegidos

Este paso implica la integración real de los módulos para probar la funcionalidad de la interfaz utilizando los casos de prueba, los escenarios y los scripts diseñados en el paso anterior. El objetivo de las pruebas es revelar cualquier error o fallo que deba resolverse. A menudo, las pruebas se realizan tanto manualmente como mediante la automatización. Las pruebas manuales tienen la ventaja de permitir que los equipos identifiquen y resuelvan problemas que los programas de automatización pasan por alto, mientras que la automatización permite realizar las pruebas más rápidamente.

5. Rastree y registre los errores

Los equipos deben registrar minuciosa y cuidadosamente cualquier error o fallo en el programa que encuentren. La documentación de los errores debe describir exactamente qué ocurrió y cuándo. El seguimiento y registro de los errores de este modo permite aislar el problema y comprender mejor su causa.

6. Resuelva los errores y vuelva a realizar las pruebas necesarias

Consultando la documentación de los errores, los equipos pueden abordar los problemas registrados para asegurarse de que los módulos se interconectan correctamente. Después, pueden volver a probar el problema para ver si se ha resuelto o si ha surgido algún otro problema como resultado de la aplicación de la corrección. La repetición de las pruebas debe continuar hasta que se hayan resuelto todos los errores identificados.