¿Qué es la prueba no funcional? (Con características y parámetros)

Las pruebas no funcionales ayudan a los ingenieros de software a determinar si un programa funciona correctamente. Este tipo de pruebas de software examina una serie de parámetros para aumentar la productividad. Entender cómo funciona la prueba no funcional puede ayudarle a crear un producto más seguro y fiable para sus usuarios finales.

En este artículo, hablamos de lo que es la prueba no funcional, explicamos por qué la necesita y examinamos los 11 parámetros de la prueba no funcional.

¿Qué es la prueba no funcional?

Las pruebas no funcionales son un método para evaluar los aspectos inoperables de una aplicación de software. Es uno de los tres tipos de pruebas de software, los otros son las pruebas funcionales y de mantenimiento. Los ingenieros de pruebas de software utilizan esta prueba para verificar que los programas cumplen los criterios y los intereses de los usuarios finales. A diferencia de las pruebas funcionales, las pruebas no funcionales suelen ser un proceso automatizado y se basan en los comentarios de los clientes o los grupos de discusión.

Relacionado: 111 tipos de pruebas en el software

¿Por qué es necesario realizar pruebas no pasivas?

Las pruebas no funcionales son importantes para que las aplicaciones sean más fiables y utilizables. También es esencial para añadir valor de mercado a un producto. Este tipo de prueba de software evalúa la preparación de un sistema para garantizar la satisfacción del cliente. Las ventajas de realizar pruebas no funcionales son las siguientes

  • Aumentar la eficiencia, la usabilidad y la portabilidad de un producto
  • Optimizar la instalación, ejecución y gestión del producto
  • Proporcionar mediciones para la investigación y el desarrollo internos
  • Mejorar y potenciar el conocimiento del comportamiento del producto y de las tecnologías utilizadas
  • Reducir los costes de producción y los riesgos asociados a los aspectos no funcionales del software
  • Proporcionar un mayor nivel de seguridad para protegerse de los ciberataques

Relacionado: Las fases de las pruebas de software: Explicación y pasos

Características de las pruebas no funcionales

He aquí algunas características de las pruebas no funcionales:

  • Son medibles: Una prueba no funcional debe ser medible para eliminar la posibilidad de una caracterización subjetiva, como «buena» o «la mejor»

  • Prioridad: Es importante priorizar los requisitos y las especificaciones de un programa informático cuando se realiza una prueba no funcional.

  • Seguro: Los ingenieros de pruebas de software utilizan las pruebas no funcionales para ver si su software es seguro para proteger los datos.

  • Alta calidad: Alcanzar un estándar de calidad es la principal característica de las pruebas no funcionales para ayudar a garantizar el éxito del producto final.

11 parámetros de prueba no funcionales

Puede utilizar las pruebas no funcionales para probar los siguientes 11 parámetros:

1. Seguridad

Durante las pruebas no funcionales, los ingenieros de pruebas de software examinan los mecanismos de seguridad del programa. El objetivo es encontrar si existen vulnerabilidades. También se fijan en lo bien protegidos que están los datos confidenciales y los recursos internos.

2. Fiabilidad

La fiabilidad se refiere a la medida en que el programa realiza continuamente un conjunto específico de funciones con éxito. Esto significa que está libre de errores de forma constante. Para medir esto, los ingenieros de pruebas de software utilizan pruebas de fiabilidad.

Relacionado: Cómo convertirse en un ingeniero de pruebas de software

3. Sobrevivencia

La capacidad de supervivencia examina si el sistema de software puede seguir funcionando y recuperarse por sí mismo si se produce un fallo en el sistema. Garantiza que el sistema funcione sin problemas y que se restaure cuando se produzcan fallos. Una forma de comprobarlo es mediante pruebas de recuperación.

4. Disponibilidad

Este parámetro evalúa la medida en que los usuarios pueden confiar en el programa durante su funcionamiento. La disponibilidad significa que el software satisface las necesidades del usuario y le permite realizar su tarea. Para comprobarlo, hay que hacer pruebas de estabilidad para ver si el sistema sigue funcionando.

5. Utilidad

La usabilidad examina la facilidad de uso de una aplicación. Se trata de la facilidad con la que un usuario puede realizar, leer o planificar entradas y salidas mediante el uso de la máquina. Los ingenieros de pruebas de software pueden medir este parámetro con las pruebas de usabilidad.

6. Escalabilidad

La escalabilidad es la capacidad que tiene un programa informático de ampliar su capacidad de procesamiento para satisfacer las necesidades de una mayor demanda. Esto garantiza que el software pueda crecer con éxito. Se comprueba mediante pruebas de escalabilidad.

7. Interoperabilidad

El parámetro de interoperabilidad examina la relación de un sistema de software con otros. Comprueba las interacciones que se producen. Los ingenieros de pruebas de software evalúan este parámetro mediante pruebas de interoperabilidad.

8. Eficiencia

La eficiencia es la forma en que el sistema de software gestiona la cantidad, la capacidad y el tiempo de respuesta. También contempla la gestión del volumen, la potencia y las variaciones de respuesta. Es un parámetro importante para aumentar la productividad y el retorno de la inversión (ROI) del programa informático.

Relacionado: Comprender las diferentes metodologías de pruebas de software

9. Flexibilidad

La flexibilidad mide la facilidad con la que la aplicación funciona en diferentes configuraciones de hardware y software. Para determinarla, observa la rapidez con la que el sistema puede funcionar en distintas configuraciones. Esto es útil para adaptarse a diferentes entornos.

10. Portabilidad

Este parámetro evalúa la flexibilidad de un programa informático a la hora de transferirlo desde su entorno de hardware o software existente. La portabilidad ahorra dinero a una empresa, ya que los ingenieros tardan menos en configurarlo. También ayuda a llegar a un público más amplio.

11. Reutilización

La reutilización examina si los ingenieros de pruebas de software pueden convertir una parte del sistema de software para utilizarlo en otra aplicación. Esto ayuda a aumentar la productividad al ahorrar tiempo a los ingenieros. También minimiza los riesgos en los nuevos proyectos al utilizar partes ya existentes.

Relacionado: 50 preguntas de la entrevista sobre pruebas de software

¿En qué se diferencian las pruebas no funcionales de las funcionales?

Aunque tanto las pruebas no funcionales como las funcionales proporcionan una garantía de calidad para un programa de software, examinan componentes diferentes. Las pruebas funcionales especifican lo que el programa de software debe hacer, mientras que las pruebas no funcionales especifican cómo debe comportarse. Esto significa que las pruebas funcionales se centran en satisfacer los requisitos del cliente y las pruebas no funcionales se centran en alcanzar las expectativas de los usuarios finales.

Otra diferencia entre las dos pruebas es que los requisitos son más fáciles de especificar en las pruebas funcionales. Tradicionalmente, las pruebas no funcionales se realizan después de llevar a cabo las pruebas funcionales. Cada tipo de prueba utiliza diferentes tipos de pruebas para la evaluación.

Relacionado: Una guía para las pruebas manuales

Ejemplos de pruebas no funcionales

Estos son algunos ejemplos de pruebas no funcionales:

Ejemplo 1

La empresa de software de McCleary' ha desarrollado un nuevo programa que tiene previsto lanzar en breve. Antes de ponerlo a disposición del público, prueban cuántas personas pueden conectarse simultáneamente a su software. Esto les ayuda a ver su parámetro de eficiencia, ya que les muestra cómo el software maneja un gran número de usuarios. También se examina su disponibilidad y fiabilidad para ver si el programa sigue funcionando a pesar del gran uso de los visitantes.

Ejemplo 2

Una plataforma de medios sociales almacena los datos de los usuarios en sus sistemas. Esto incluye información, como la fecha de nacimiento del usuario, su contraseña y su apellido. Para evitar que se produzca un ciberataque en su plataforma, realizan una prueba de seguridad para asegurarse de que sólo el personal autorizado puede acceder a los datos de los usuarios. Al examinar sus parámetros de seguridad, la plataforma de medios sociales puede identificar cualquier vulnerabilidad y ajustarla en consecuencia. Esto puede crear una experiencia de usuario positiva, ya que ayuda a los usuarios a evitar que sus cuentas sean hackeadas.