¿Qué es la publicidad cooperativa y cuáles son sus beneficios?

Los fabricantes y los minoristas o mayoristas pueden compartir el coste de la publicidad para beneficiarse de un acuerdo de publicidad cooperativa. Estos acuerdos pueden ayudar a los fabricantes a llegar a un público más amplio y, en el caso de los minoristas y mayoristas, a anunciarse ante un público más amplio dentro de su mercado.

En este artículo, analizamos qué es la publicidad cooperativa, las ventajas de utilizarla y las desventajas a las que pueden enfrentarse una o varias empresas al suscribir un acuerdo de publicidad cooperativa.

¿Qué es la publicidad cooperativa?

Un producto puede ser publicitado de forma cooperativa por dos o más empresas de una región, dividiendo el coste entre ellas. Un fabricante nacional puede ofrecer fondos de publicidad cooperativa a los minoristas y distribuidores locales, lo que les permite ampliar el conocimiento del producto y los servicios. En este caso, ambas empresas tendrán una mayor cobertura de marketing que si gastaran la misma cantidad en una campaña publicitaria. Suele ser beneficioso para ambas partes.

Relacionado: Publicidad institucional frente a publicidad de producto: ¿Cuál es la diferencia?

¿Cuáles son las ventajas de la publicidad cooperativa?

Un acuerdo de publicidad cooperativa negociado eficazmente puede proporcionar a las empresas beneficios como:

Reducción de los costes de publicidad

Una de las ventajas de suscribir un acuerdo de publicidad cooperativa es la posibilidad de reducir los costes a la hora de lanzar sus anuncios al mercado. Como las empresas comparten el coste de producir o colocar los anuncios, puede permitirles ampliar el alcance de su presupuesto de marketing. Esto puede ayudarle a crear un atractivo más completo para los consumidores dentro de su mercado al realizar una campaña más costosa de lo que el presupuesto permitiría si sólo incluyera la financiación de una empresa.

Relacionado: 14 tipos de publicidad

Calidad de producción del fabricante principal

Al firmar un acuerdo de publicidad cooperativa con un fabricante nacional o internacional, un minorista puede tener acceso a sus campañas nacionales para utilizarlas con su publicidad local. Esto puede proporcionarles la capacidad de publicar anuncios con mayores valores de producción, ya que se benefician de las campañas, a menudo costosas, que los fabricantes desarrollan para sus productos.

Realizar una campaña con materiales de mayor valor de producción puede ayudar a diferenciar a una empresa de un competidor local que no tiene el mismo acceso. Esto puede dar a la empresa una apariencia más profesional y presentarla como la alternativa superior a su competencia para aumentar el negocio de la empresa.

Instrucciones para la compra de medios

Las empresas más grandes suelen tener departamentos de marketing y presupuestos más amplios. Esto incluye a menudo a miembros del personal más experimentados que tienen experiencia en el diseño, la creación y la colocación de anuncios. Esto puede permitir a una empresa más pequeña tomar decisiones más informadas a la hora de comprar anuncios. Una compra de publicidad más inteligente les permite obtener más beneficios de cada dólar que gastan en la colocación, lo que puede amplificar aún más los beneficios del ahorro inicial al compartir los costes.

Para la empresa nacional que suscribe el acuerdo de publicidad cooperativa, la experiencia local de la empresa más pequeña puede ser valiosa. El minorista local puede aportar información que los profesionales de la publicidad del fabricante pueden utilizar a la hora de tomar decisiones de compra de anuncios.

3. Aumento de la notoriedad pública

La creación de un acuerdo de publicidad cooperativa puede permitir a las empresas colaboradoras ampliar su presencia entre el público comprador. Para un distribuidor local, trabajar con un productor nacional puede permitir que la empresa local se beneficie de la mayor estatura que proporciona la empresa nacional. Al trabajar con un fabricante con una reputación profesional bien establecida, la empresa local puede aumentar su propia reputación.

Para el fabricante nacional en un acuerdo de publicidad cooperativa, trabajar con un minorista local puede ayudar a establecer la credibilidad dentro del mercado local. Si el minorista es un miembro respetado de la comunidad local, al asociar sus productos con el minorista, el fabricante nacional puede beneficiarse de ser visto como una empresa de confianza.

Relacionado: Seguimiento de la marca: Definición y ejemplos

Ideas de marketing compartidas

Es habitual que el departamento de marketing de una empresa analice los mercados y los datos demográficos a los que pretende servir. Al suscribir un acuerdo de publicidad cooperativa, las empresas pueden decidir compartir esta información entre ellas. Esto puede proporcionar una forma económica de ampliar los conocimientos de marketing dentro de un área específica o a través de amplias tendencias de consumo.

Esta mayor información no sólo es útil a la hora de decidir la campaña de publicidad cooperativa, sino también en el futuro. Al compartir la información de marketing entre ellas, las empresas pueden proporcionar datos útiles para ayudar en otras decisiones de marketing también, lo que conduce a una mejora general de la calidad del marketing para las entidades cooperantes.

Relacionado: ¿Qué es un análisis de mercado?

¿Cuáles son las desventajas de la publicidad cooperativa?

Aunque entrar en un acuerdo de publicidad cooperativa a menudo puede ser beneficioso para ambas empresas, también es importante entender los posibles inconvenientes, que pueden incluir:

Restricciones creativas

Dado que un acuerdo de publicidad cooperativa implica a dos o más empresas, es importante que todas las empresas implicadas se sientan cómodas con el material publicitario seleccionado para la campaña. Esto puede llevar a una situación en la que usted tenga una opción preferida para su publicidad con la que un socio del acuerdo cooperativo no se sienta cómodo. Cuando esto ocurre, es posible que tenga que hacer concesiones a su contenido para encontrar una opción adecuada para ambas partes.

Obligaciones contractuales

Al crear un acuerdo contractual para una campaña de publicidad cooperativa, puede obligar a su empresa a llevar a cabo cláusulas específicas que no le parezcan preferibles después de iniciar la campaña. Mientras que una campaña publicitaria realizada sólo para su propia empresa le ofrece la flexibilidad de realizar ajustes cuando sea necesario, un acuerdo de publicidad cooperativa puede limitar esta capacidad. Es importante considerar las ventajas de compartir los costes con la contrapartida del compromiso potencial que puede suponer un acuerdo de publicidad cooperativa a largo plazo.

Confusión de marca

La creación de una campaña de publicidad cooperativa con otra empresa puede dar lugar a anuncios que asocien a sus empresas. Aunque esto puede ser beneficioso en muchas situaciones, también puede llevar a la confusión de la marca para los consumidores. Al establecer acuerdos de publicidad cooperativa, puede minimizar la confusión de la marca eligiendo socios que encajen de forma más natural con su empresa. También puede crear anuncios que creen distinciones obvias entre las empresas implicadas cuando sea necesario.