6 Fortalezas de enfermería para destacar durante la búsqueda de empleo

Una carrera de enfermería requiere habilidades y cualidades específicas y conocimientos médicos. Los empleadores suelen enumerar varios puntos fuertes como necesarios en los anuncios de puestos de enfermería.

En este artículo, analizamos los principales puntos fuertes de la enfermería, cómo mejorarlos y cómo mostrar esos puntos fuertes en un currículum.

¿Cuáles son los puntos fuertes de la enfermería?

Los puntos fuertes de la enfermería son los atributos de una enfermera que le ayudan a realizar su trabajo con eficacia. Son las habilidades que un empleador puede incluir en la descripción del puesto como necesarias o preferidas. En un currículum, puedes incluirlas en el apartado de habilidades o utilizarlas para describir detalles de tu experiencia laboral. Los puntos fuertes con ejemplos son una forma estupenda de mostrar a un posible empleador lo buen enfermero que eres y lo eficaz que serás para su empresa.

Relacionado:  Aprende a ser enfermera

Ejemplos de puntos fuertes de la enfermería

Ten en cuenta estos puntos fuertes de la enfermería que los empleadores mencionan con frecuencia en las descripciones de los puestos de trabajo:

  • Comunicación
  • Empatía
  • Flexibilidad
  • Atención al detalle
  • Resistencia
  • Resolución de problemas

Comunicación

Los enfermeros necesitan una excelente capacidad de comunicación escrita y verbal. Trabajan con pacientes, médicos, enfermeras y otro personal sanitario. Necesitan comunicarse con estas personas para que su interlocutor entienda la situación actual. Con los pacientes, suelen tener que explicarles los diagnósticos o los resultados de las pruebas y repasar los planes de tratamiento. La capacidad de comunicarse eficazmente con varias personas a lo largo del día es un punto fuerte crucial para los enfermeros.

Empatía

Una enfermera también necesita empatía cuando interactúa con los pacientes. Un paciente y su familia que se encuentran en una situación estresante o difícil pueden tener que gestionar problemas psicológicos o físicos. Tener empatía para interactuar con el paciente y su familia y ayudarles a afrontar los problemas es muy importante en un puesto de enfermería. Tener la capacidad de comprender y compartir esos sentimientos con el paciente y sus seres queridos es una fortaleza esencial para una enfermera.

Flexibilidad

Las enfermeras deben ser flexibles. Su trabajo diario cambia con frecuencia. Aunque las enfermeras tienen rutinas hospitalarias a lo largo del día, pueden ser llamadas para una emergencia. Las enfermeras de obstetricia y del servicio de urgencias son las que más flexibilidad deben tener porque estos puestos rara vez programan a los pacientes. Además, aunque las enfermeras suelen hacer turnos de 12 horas, puede haber días en los que una enfermera tenga que hacer horas extras. Por ejemplo, si se encuentra en medio de una intervención quirúrgica o de un parto.

5. Atención al detalle

Las enfermeras interactúan con muchos pacientes a lo largo de su jornada, así como con los médicos, otras enfermeras y el personal del hospital. Suelen ser las encargadas de llevar los registros, ya que toman las constantes vitales de un paciente o realizan una prueba diagnóstica y tienen que introducir los resultados en el expediente del paciente. Tienen que asegurarse de que toda la información es exacta y está actualizada para que los médicos y el resto de enfermeras puedan tratar a los pacientes correctamente. Una enfermera también tiene que seguir los procedimientos del hospital, incluida la administración de las dosis adecuadas de medicación y su registro en el expediente. Por ejemplo, si una enfermera cambia de turno, la nueva enfermera tendrá que saber cuándo tiene que dar al paciente su siguiente dosis de medicación.

4. Resistir

Una enfermera suele estar de pie hasta 12 horas al día. Tener la capacidad de trabajar estas horas y tener una actitud positiva es un punto fuerte crucial para una enfermera. Puede que tengan que levantar físicamente objetos o pacientes pesados, ayudar a los cirujanos, asistir en los partos u otras tareas que pueden durar mucho tiempo. Las enfermeras necesitan mantener la energía durante todo su turno.

Resolución de problemas

Las enfermeras deben ser buenas solucionadoras de problemas. Sus días pueden estar llenos de sorpresas, y una enfermera necesita ayudar a disipar las situaciones de estrés Pueden notar que algo ha cambiado con un paciente y tendrán que usar sus habilidades para averiguar qué podría causarlo. Otro caso puede ser el de los resultados de las pruebas que muestran una anormalidad. Una enfermera necesita utilizar sus habilidades para averiguar qué podría significar eso para el paciente y cómo tratarlo si es necesario.

Relacionado:  Palabras que hay que evitar e incluir en el currículum

Cómo mejorar los puntos fuertes de la enfermería

Ten en cuenta estos consejos para mejorar tus puntos fuertes en enfermería:

  1. Mantenerse al día con la tecnología cambiante.
  2. Tener un mentor.
  3. Esté preparado.
  4. Sigue aprendiendo.

1. Mantenerse al día con la tecnología cambiante

La tecnología evoluciona continuamente, por lo que mantenerse al día con la última tecnología médica mantendrá sus puntos fuertes. Es posible que se actualicen los equipos en el hospital, y tendrás que utilizar tu capacidad de resolución de problemas para aprender a utilizar la nueva tecnología.

2. Tener un mentor

Habrá ocasiones en las que querrás hablar con un miembro del personal más veterano sobre su carrera y los pasos que dio para desarrollarla. Tener un mentor puede ayudarte a aprender y evolucionar como enfermera. Un mentor puede ayudarte a desarrollar fortalezas críticas, como la empatía y la comunicación.

3. Estar preparado

La jornada de un enfermero cambia continuamente, así que prepárese para lo inesperado. Es posible que se le pida constantemente que sea flexible. También se pondrá a prueba su capacidad de resistencia, ya que, por ejemplo, se le puede pedir que asista a una intervención quirúrgica de última hora en la que estará de pie durante horas. Estar preparado demostrará a su empleador actual y a un empleador potencial que usted es un enfermero eficaz.

4. Seguir aprendiendo

En cualquier profesión, es fundamental seguir aprendiendo. Para un enfermero, el aprendizaje constante significa que está al día de las últimas tecnologías, procedimientos y tratamientos. Puedes mejorar muchos de tus puntos fuertes si estás abierto y eres flexible a la formación continua.

Cómo destacar los puntos fuertes de la enfermería

He aquí algunas formas de destacar estos puntos fuertes en un currículum o en una carta de presentación:

Puntos fuertes de la enfermería para la carta de presentación

Una carta de presentación es un buen lugar para presentar a los empleadores tus puntos fuertes y cómo se aplican a su puesto vacante. Lee atentamente la descripción del puesto y haz un inventario de tus habilidades y puntos fuertes relacionados con él. Elige algunos puntos fuertes de los que tengas buenos ejemplos para hablar de ellos con más detalle que en un currículum.

Por ejemplo, puedes hablar de cómo eres muy detallista y de cómo esto ayudó a evitar que un paciente recibiera la medicación equivocada. Puedes utilizar la carta de presentación para contar la historia de la gran enfermera que eres.

Relacionado: 7 poderosas formas de empezar una carta de presentación

Puntos fuertes de la enfermería para el currículum

Utilice su currículum para mostrar sus puntos fuertes a través de su trabajo actual o pasado. Por ejemplo, si está a cargo del mantenimiento de registros y quiere mostrar sus puntos fuertes en cuanto a la orientación al detalle, podría decir algo sobre cómo “mantuvo actualizada la información vital del paciente, incluyendo los detalles de los planes de tratamiento y las visitas recientes. Otro ejemplo podría ser que ustedAconsejar a las familias tras recibir una noticia difícil y ayudarles a entender los siguientes pasos. Esto demuestra que eres empático y que tienes una excelente capacidad de comunicación verbal.

Relacionado: Muestras de currículos de enfermería

Puntos fuertes de los enfermeros para una entrevista

En la entrevista puedes desarrollar tus puntos fuertes utilizando ejemplos concretos y funciones laborales para destacar tu carrera. Por ejemploSoy muy empática con los pacientes. Siempre he tenido esta cualidad desde que tengo uso de razón, y por eso elegí la carrera de enfermería. Una vez tuve una paciente que acababa de descubrir que estaba en las primeras fases del cáncer de mama. Hablé con ella sobre el tema, escuché sus preocupaciones y, al final de la conversación, me dijo que se sentía capacitada para luchar contra esto. Fue una experiencia tan humilde como tranquilizadora. Entonces supe que esto era lo que debía hacer. …];

Puestos de trabajo similares a los de enfermero

Si te interesa ser enfermero o trabajar en un campo relacionado, hay varias opciones que puedes considerar. Aquí's una lista de 10 trabajos afines a la enfermería:

1. Asistente médico

2. Transcripción médica

3. Enfermera gestora de casos

4. Trabajador social

5. Flebotomista

6. Instructor de salud y seguridad

7. Cuidador

8. Paramédico

9. Técnico sanitario

10. Enfermera de cuidados paliativos