Marketing Push vs Pull: ¿Cuál es el mejor para su empresa?

A la hora de elegir cómo comercializar su negocio, las empresas tienen una variedad de estrategias de marketing entre las que elegir. El marketing de empuje y el marketing de atracción son dos de los más comunes. Entender las diferencias entre estos dos estilos de marketing puede ayudarle a tomar la mejor decisión para las necesidades de su empresa.

En este artículo, aprenderá qué es el marketing push y pull, ejemplos de cada uno y cómo decidir qué tipo de marketing debe utilizar para su empresa.

¿Qué es el marketing de empuje?

El marketing de empuje es una táctica de marketing que trata de hacer llegar los productos o servicios a las manos de los posibles clientes. El marketing push se utiliza para transmitir productos o servicios directamente a los consumidores, eliminando la necesidad de que los busquen. Las redes sociales, las campañas de correo electrónico, las campañas de correo directo y los anuncios en prensa son ejemplos de tácticas de marketing de empuje.

Relacionado: Marketing's Promotional Mix: Definición y cómo usarla

Ejemplos de push marketing

Los siguientes son ejemplos de cómo las empresas pueden utilizar el marketing de empuje:

  • Una tienda ofrece un descuento a los clientes que compren uno de sus nuevos productos.
  • Un nuevo negocio local envía una campaña de marketing por correo electrónico a los residentes de la zona para ofrecer un descuento por tiempo limitado a los nuevos clientes.
  • Un negocio de venta al por menor instala una pantalla de punto de venta en la caja registradora para atraer a los clientes a hacer compras de última hora.
  • Una nueva marca de perfumes ofrece incentivos a los grandes almacenes que venden sus productos.

¿Qué es el pull marketing?

El marketing de atracción es lo opuesto al marketing de empuje, ya que su objetivo es atraer a los clientes potenciales hacia los productos de una empresa, en lugar de empujar los productos a los clientes. El marketing de atracción se centra en la búsqueda de formas de conseguir que los clientes se acerquen a la empresa o a la marca, en lugar de hacerlo a la inversa. Este tipo de marketing es el más utilizado cuando los clientes ya saben lo que quieren o cuando la marca ya es conocida.

Relacionado: 4 pasos para construir una marca

Ejemplos de pull marketing

Los siguientes son ejemplos de cómo las empresas pueden utilizar el pull marketing:

  • Una empresa está recibiendo varias ventas gracias al boca a boca de sus clientes actuales.
  • Una empresa dedica varios años a la publicidad de su empresa y, como resultado, se ha convertido en un nombre familiar que atrae a los clientes sin necesidad de hacer apenas publicidad.
  • Una empresa publica varios artículos informativos que instruyen a los clientes potenciales sobre cómo deben elegir el producto más adecuado para ellos. Como resultado, los clientes se sienten atraídos por el producto de la empresa porque se muestra de forma positiva en los artículos informativos.

Relacionado: Creación de una estrategia de marketing en redes sociales de éxito

Marketing push vs. pull

Tanto el marketing de empuje como el de atracción tienen sus propios pros y contras. Para empezar, el marketing de empuje a menudo puede dar lugar a ventas más rápidas debido a la fuerza con la que presenta sus productos o servicios a los clientes. Sin embargo, como el marketing de empuje se centra principalmente en las ventas rápidas y a corto plazo, esta táctica de marketing a menudo pasa por alto la creación de relaciones duraderas con los clientes y hace poco para promover la lealtad a la marca.

Por otro lado, el marketing de atracción puede tener mucho éxito a la hora de fomentar la fidelidad a la marca y las relaciones con los clientes a largo plazo. Esto se debe a que esta estrategia de marketing se centra en la creación de una marca que se dirija a su público objetivo y requiere investigación y tiempo para atraer a este público. Sin embargo, el marketing de atracción suele tardar en empezar a generar ventas y no será eficaz si no se llega al público objetivo de forma adecuada.

Cómo elegir entre el marketing push y el pull

A continuación se presentan escenarios comunes en los que el marketing de empuje o de atracción funcionaría mejor, así como escenarios en los que la combinación de estas dos estrategias sería beneficiosa:

Impulsar el marketing

  • Cuando intente crear un nuevo canal de ventas con los distribuidores
  • Cuando se busca ganar ventas a corto plazo
  • Cuando se trata de mejorar el conocimiento de su marca
  • Cuando se lanza un nuevo producto o servicio
  • Cuando se trabaja en un nicho de mercado

Tirar de marketing

  • Cuando su público objetivo ya sabe lo que busca
  • Cuando su marca es conocida
  • Cuando se prioriza el branding de la empresa
  • Cuando intente establecer relaciones a largo plazo con los clientes

Una combinación de push marketing y pull marketing

  • Al vender productos de alta gama
  • Cuando se venden productos caros
  • Cuando se trata de aumentar las ventas y el conocimiento de la marca
  • Cuando se centra en establecer nuevos clientes y en fomentar las relaciones con los clientes existentes

¿Qué son las estrategias inbound y outbound?

Los siguientes son ejemplos de estrategias de marketing tanto entrantes como salientes que una empresa puede utilizar para publicitar sus productos o servicios:

Estrategias de marketing entrante

Las estrategias de marketing inbound también se conocen como estrategias de marketing pull. Entre las estrategias inbound más comunes se encuentran:

  • Artículos informativos o entradas de blog
  • Campañas específicas en las redes sociales
  • Vídeos informativos
  • Texto optimizado para motores de búsqueda en un sitio web
  • Ebooks
  • Infografía
  • Libros blancos
  • Seminarios web

El objetivo del inbound marketing es atraer a los clientes a su sitio web, producto o servicio para que conozcan mejor su marca.

Estrategias de marketing de salida

El marketing de salida, o push marketing, es una estrategia en la que una empresa lleva sus productos o servicios al cliente. Las siguientes son las estrategias de marketing de salida más utilizadas hoy en día:

  • Llamadas en frío
  • Publicidad pagada, como anuncios en prensa, radio o televisión
  • Campañas de correo electrónico
  • Ferias
  • Publicidad de pago por clic
  • Correo directo

Al utilizar estrategias de envío, una empresa está buscando activamente clientes a través de la publicidad.

Consejos para utilizar el marketing push y pull

A la hora de poner en marcha una estrategia de marketing, hay varios consejos que puede utilizar para asegurarse de que tenga el mayor éxito posible. Los siguientes son consejos que hay que tener en cuenta a la hora de utilizar tanto el marketing push como el pull:

  • Es mejor comenzar con una estrategia de empuje cuando su marca es desconocida o nueva.
  • Dedique tiempo a investigar a su público objetivo para asegurarse de que se dirige a él de la manera más eficaz con sus estrategias de marketing.
  • Aproveche cualquier conexión con los minoristas que tenga cuando lance nuevos productos para obtener una exposición adicional.
  • Considere la posibilidad de utilizar una combinación de estrategias de marketing tanto offline como online.
  • Utilice las herramientas disponibles para determinar el éxito de sus estrategias de marketing y realice los cambios necesarios.