FAQ: ¿QUÉ SON LAS CULTURAS DE LAS ORGANIZACIONES DE APRENDIZAJE? ¿Qué son las culturas de las organizaciones de aprendizaje? (Más beneficios)

Una cultura empresarial positiva puede ser un aspecto integral del éxito de una organización, y hay varios enfoques que las empresas pueden adoptar para crear un entorno de trabajo productivo. Una cultura de organización de aprendizaje es un enfoque para crear un equipo de empleados productivo, innovador y en crecimiento. Comprender los beneficios de una cultura de organización de aprendizaje puede ayudarle a decidir si este es el método adecuado para su empresa o institución. En este artículo, repasamos qué es una cultura de organización de aprendizaje, las cinco dimensiones de este enfoque y los beneficios de su aplicación.

Guía de la cultura de la empresa

¿Qué es la cultura de una organización de aprendizaje?

La cultura de una organización que aprende es un entorno profesional que defiende sistemas, valores y prácticas que fomentan el desarrollo profesional individual y colectivo de una empresa y sus empleados. El objetivo de este sistema es aumentar los conocimientos y mejorar el rendimiento de toda la organización y procurar una mejora continua. Esta técnica anima a todos los empleados a trabajar por sus objetivos y a permanecer abiertos a nuevas perspectivas, ideas y procesos. Las empresas pueden aplicar este enfoque con los objetivos de fomentar la innovación, cumplir los objetivos empresariales y prepararse para el cambio en el sector o en la empresa.

Relacionado: Cómo promover el cambio cultural en una organización

¿Cuáles son las 5 dimensiones de la cultura de una organización que aprende?

Las cinco dimensiones, o los cinco pilares, de la cultura de una organización que aprende son:

1. Dominio personal

Este pilar incluye proporcionar a los empleados las técnicas y el apoyo necesarios para dominar sus obligaciones laborales personales. Este proceso puede comenzar con el progreso y el éxito individuales. Fomentar el dominio personal puede incluir oportunidades para el desarrollo de habilidades profesionales o la formación continua. Esta dimensión se centra en el crecimiento individual de los empleados y en la creación de un entorno en el que puedan sentirse motivados para desarrollarse profesionalmente.

2. Pensamiento sistémico

Esta dimensión implica dividir su empresa u organización en grupos más pequeños de sistemas complejos y pensar en su empresa como el total de todas las diferentes estructuras. Esto significa que, tras aplicar esta estrategia, las organizaciones pueden esforzarse por comprender equipos enteros y los componentes individuales de los sistemas que intervienen en sus operaciones. Pueden crear y utilizar un mapa de sistemas para visualizar las estructuras únicas dentro de la organización. Todos los empleados pueden participar en esta forma alternativa de representar la dinámica profesional de toda la empresa.

3. Modelos mentales

Este aspecto de la cultura de una organización que aprende requiere que todos los empleados reflexionen y reconozcan las posibles suposiciones o generalizaciones que puedan tener. El enfoque de los modelos mentales anima a los miembros de una organización a dejar de lado estos sentimientos y a abordar sus tareas laborales con la voluntad de aprender y el entusiasmo de utilizar su energía mental para conseguir nuevas ideas y progresos. Esto puede animar a todos los miembros de una empresa o de un equipo a seguir aceptando y siendo positivos.

Relacionado: Pregunta de la entrevista: "Describa la cultura de su empresa ideal"

4. Aprendizaje en equipo

El aprendizaje en equipo anima a todos los empleados a compartir sus ideas y enfoques únicos con sus colegas. Esto puede facilitar un entorno en el que todos se sientan cómodos contribuyendo y fomente la colaboración para resolver problemas empresariales o adaptarse a los cambios del sector. El aprendizaje en equipo valora las diferentes formas de pensar y aprender, lo que permite que todos se beneficien de diversas sugerencias y perspectivas.

5. Construir una visión compartida

La creación de una visión compartida por todos los miembros de su organización puede permitirles tener objetivos comunes y, al mismo tiempo, contribuir a esta visión. Puede utilizar el diálogo y la conversación entusiastas para fomentar el compromiso con esta visión compartida. Un enfoque consiste en demostrar este objetivo común mediante la narración de historias apelando a las emociones y los valores profesionales de sus empleados.

Relacionado con esto: 7 formas en que la cultura organizativa y el liderazgo están conectados

¿Cuáles son los beneficios de una cultura de organización de aprendizaje?

La creación de una cultura de organización del aprendizaje en su empresa o institución tiene varios beneficios. Algunos de estos beneficios son:

Mejorar la eficiencia y la productividad

Cuando una organización se compromete con el aprendizaje y el desarrollo continuos, es probable que aumente su eficiencia y productividad. Esto se debe a que los empleados están al día con las últimas habilidades y técnicas profesionales necesarias para llevar a cabo sus tareas, muchas de las cuales pueden mejorar la velocidad y la precisión de su trabajo. También anima a los miembros del equipo a compartir sus ideas y a enseñarse unos a otros, difundiendo grandes hábitos de trabajo y experiencia. Una cultura organizativa de aprendizaje eficaz puede aumentar el interés de los empleados' en su trabajo, el compromiso con sus responsabilidades y el éxito general.

Aumentar las tasas de retención de los empleados

Cuando los líderes apoyan y animan a sus empleados, es más probable que se queden en esa organización, en lugar de buscar empleo en otro lugar. Los empleados pueden estar más comprometidos y responder bien a una organización que está dispuesta a invertir en ellos. Este modelo empresarial puede aprovechar la motivación colectiva de todos los que participan en una organización. Esto significa que una cultura de organización de aprendizaje centrada en el crecimiento, la colaboración y la cohesión del equipo puede dar lugar a mayores índices de fidelidad y retención de los empleados.

Crear una cultura de intercambio de conocimientos

Este enfoque puede crear una cultura de empresa centrada en el intercambio de conocimientos, en la que los empleados se enseñan mutuamente de forma rutinaria nuevas habilidades o conocimientos. Los empleados que disfrutan aprendiendo y se esfuerzan por crear soluciones para nuevos retos pueden también inspirar a sus colegas, de modo que cuando un empleado fomenta su desarrollo profesional, otros pueden decidir hacer lo mismo. Esto significa que una cultura de intercambio de conocimientos no sólo apoya a los individuos, sino que puede estimular el crecimiento y la mejora en toda la empresa.

Relacionado: Cómo crear una cultura de empresa: Ejemplos y consejos

1. Mejora la capacidad de los empleados' para adaptarse al cambio

Como la cultura de una organización que aprende anima a los empleados a hacer preguntas, adquirir nuevas habilidades y hacer observaciones, este enfoque puede mejorar sus capacidades para aceptar el cambio. Esto anima a toda la empresa a seguir siendo innovadora, lo que a menudo puede incluir la implementación de nuevos procesos y sistemas, creando un cambio para muchos empleados. Estar dispuesto a cambiar puede ayudar a una empresa a mantenerse relevante y en sintonía con las tendencias emergentes del mercado, lo que puede aumentar la satisfacción de los clientes y aumentar sus ingresos.

2. Preparar y animar a las personas con talento para conseguir promociones internas

Este enfoque puede preparar a los empleados con talento para ocupar puestos de liderazgo asegurando que se centran continuamente en su desarrollo profesional y en la adquisición de habilidades. Al poner en práctica las cinco dimensiones de este sistema, puede ayudar a los empleados competentes y con conocimientos a mejorar o aprender las habilidades duras y blandas que pueden hacerles aptos para los puestos de dirección.

Cuando crea una cultura de organización de aprendizaje, puede notar si determinados empleados tienen un buen rendimiento constante y cumplen de forma natural las funciones de liderazgo cuando enseñan o elevan a sus compañeros. Esto significa que puede promover desde dentro, lo que puede aumentar la lealtad a la empresa y la creencia de que los empleados pueden tener éxito y crecer.

Te recomendamos

Cómo entender el método de inventario al por menor

P&R: ¿Cómo entrenar a alguien en el lugar de trabajo?

Análisis comparativo del mercado (CMA): Una guía para los agentes inmobiliarios

Acreditación nacional o regional: ¿Cuál es la diferencia?

La guía completa para la nivelación de recursos

¿Qué es el cálculo de la RPD? (Y cómo calcularlo tú mismo)