¿Qué puedo esperar de mi jefe en el trabajo? Ejemplos y consejos

Las relaciones laborales tienen más posibilidades de prosperar cuando ambas partes están de acuerdo en unas expectativas razonables. Al entrar en un nuevo lugar de trabajo, tendrá que dedicar algún tiempo a entender lo que su jefe espera de usted y viceversa. Al igual que tu jefe espera que cumplas ciertos requisitos para tu función, tú deberías poder confiar en que ellos cumplan tus expectativas de apoyo y tutoría.

En este artículo, explicamos algunas de las expectativas estándar que los jefes deben cumplir con sus empleados y te orientamos sobre cómo establecer expectativas claras y razonables con tu jefe en el trabajo.

¿Cuáles son las cualidades de un buen gestor?

Hay muchas maneras de ser un buen gestor, y el estilo de gestión de cada persona es diferente. Aunque los directivos pueden utilizar sus puntos fuertes y características únicas para guiar a sus equipos, hay algunas cualidades que todos los directivos deberían encarnar para apoyar mejor a sus empleados. Éstas son:

  • Invertir en su equipo: Los buenos directivos dedican tiempo a conocer a cada uno de los miembros de su equipo. Cuando un directivo conoce a sus empleados' objetivos, personalidades, hábitos de trabajo y responsabilidades, puede proporcionar consejos curados.
  • Modela el comportamiento positivo: Predicar con el ejemplo y modelar constantemente el buen comportamiento es una parte esencial de ser un gerente eficaz.
  • Proactividad sobre el crecimiento: Los directivos de éxito buscan constantemente formas de mejorar personalmente y de ayudar a su equipo a crecer.
  • Delega responsabilidades: Confiar en que los empleados cumplan con éxito las tareas es una parte importante de la gestión eficaz del tiempo de un equipo.
  • Flexible y abierto a los cambios: Cuando los directivos están dispuestos a considerar nuevas ideas y a ser flexibles, permiten a su equipo alcanzar un éxito óptimo.

Relacionado: Cómo ser un buen gestor

¿Qué debo esperar de mi jefe?

Saber qué puedes esperar de un nuevo jefe puede resultar confuso, sobre todo si empiezas a trabajar por primera vez o te incorporas a una nueva cultura empresarial. Los empleados confían en sus jefes para cultivar un entorno en el que puedan tener éxito, y todos los jefes deberían ser capaces de cumplir algunas expectativas básicas para garantizar ese éxito. Aunque algunos equipos pueden esperar más de sus directivos que otros, a continuación se exponen algunas de las expectativas estándar sobre cómo debe tratarte tu jefe en el trabajo:

Comunicación

Los directivos deben ser capaces de comunicar claramente a su equipo los objetivos y los planes de los proyectos. Los empleados deben esperar que sus jefes les den instrucciones claras para que puedan interpretar correctamente las asignaciones y cumplir con su papel en el equipo. Por ejemplo, si envías un correo electrónico a tu jefe con una pregunta, deberías poder esperar razonablemente que te responda de forma rápida.

Respeto

La cortesía y el respeto interpersonales son una expectativa básica de cualquier lugar de trabajo. Deberías poder esperar que tu jefe te brinde respeto profesional y consideración al escuchar tus ideas y preocupaciones. Cuando un directivo no cumple las expectativas de respeto y amabilidad, pueden surgir problemas graves como el favoritismo y el acoso laboral.

Soporte

Una de las principales funciones de un directivo es intervenir y ofrecer apoyo cuando un empleado tiene problemas. Los buenos gestores son capaces de reconocer los signos de angustia entre sus empleados y de idear formas de ayudarles a alcanzar sus objetivos. Aunque no puede esperar que su jefe haga el trabajo por usted, debería poder confiar en él para que le ponga en contacto con recursos útiles y diseñe un plan de mejora si tiene problemas.

Retroalimentación

La tutoría y la retroalimentación son una parte esencial de una relación sana entre director y empleado. No podrás entender tu propio nivel de rendimiento si tu jefe no te da su opinión y comparte contigo formas de optimizar tu éxito. La retroalimentación constructiva garantiza que tanto los directivos como los empleados comprendan cómo la empresa evalúa el éxito de los empleados. Deberías poder esperar tanto una retroalimentación estructurada y periódica en forma de revisiones de rendimiento como una retroalimentación informal continua cuando pides su opinión sobre tu trabajo.

Comprender

Los buenos gestores entienden que las personas no pueden ser perfectas todo el tiempo, y abordan los conflictos con sus empleados desde la comprensión. Si realmente tienes un problema en el trabajo, deberías poder esperar un nivel básico de comprensión por parte de tu jefe. Esto no significa que pueda esperar que su jefe excuse su mal comportamiento, pero sí que un buen jefe no despedirá inmediatamente a un buen empleado por un error honesto.

Motivación

Como miembro de un equipo, usted confía en que su jefe le proporcione motivación, visión y liderazgo para su equipo. Los empleados esperan que sus jefes unan al equipo en torno a un objetivo común y encuentren formas de ayudar a que cada empleado se sienta implicado en su trabajo. Puedes esperar que tu jefe tome decisiones en nombre del equipo y mantenga una actitud motivadora al abordar los retos empresariales.

Honestidad

Los empleados esperan que sus directivos sean honestos, dignos de confianza y transparentes sobre las actividades empresariales. Para tener un ambiente de trabajo positivo, los buenos directivos son directos con sus empleados sobre los retos y las expectativas de la empresa. Ofrecen respuestas sinceras cuando los empleados hacen preguntas y comparten proactivamente la información esencial con su equipo.

Responsabilidad

Tu jefe espera que seas responsable de tus propios actos, y tú deberías esperar lo mismo de él. Los buenos directivos se responsabilizan no sólo de su propio comportamiento, sino de los resultados generales de su equipo. Piensan en las formas en que sus tácticas de gestión influyen en el éxito o el fracaso de su equipo y buscan activamente formas de mejorar.

Reconocimiento

Los directivos deben celebrar los éxitos de los empleados y reconocer su excelente comportamiento. Dependiendo de la organización, los directivos pueden expresar su reconocimiento a través de celebraciones, premios, bonificaciones o simples cumplidos verbales. Un nivel básico de reconocimiento demuestra que tu jefe valora tu trabajo y aprecia tus contribuciones a su equipo.

Cómo hablar con tu jefe sobre las expectativas

Tanto si empiezas un nuevo trabajo como si quieres consultar a tu actual jefe para establecer nuevas expectativas, hablar directamente con él es un paso importante para cultivar un ambiente de trabajo en el que puedas tener éxito. Utiliza estos pasos para asegurarte de tener una conversación productiva con tu jefe sobre vuestra relación laboral:

1. Considere sus puntos fuertes y débiles

Antes de hablar con tu jefe sobre lo que esperas de él, es importante que seas consciente de cómo trabajas mejor. Cuando eres consciente de tus propios hábitos de trabajo, tus puntos fuertes y tus puntos débiles, puedes expresar más fácilmente las condiciones que necesitas para tener éxito. Cuando te incorporas a un nuevo equipo, es posible que tu jefe no esté seguro de cómo puede ayudarte mejor. Tener una lista mental de tus puntos fuertes y débiles que puedas discutir te ayudará a establecer el tono de cómo deben gestionar tu trabajo.

2. Piensa en soluciones

Evite plantear problemas a su jefe si no ha pensado ya en posibles soluciones. Si le preocupa la responsabilidad, sugiera a su jefe que se reúna semanalmente para comprobar sus progresos, en lugar de dar por sentado que su jefe le complacerá. Si enmarcas tus expectativas sobre tu jefe como soluciones a posibles problemas, puedes mostrarle el beneficio de cumplir esas expectativas.

3. Programar una reunión

Ponte en contacto con tu jefe y reserva un tiempo para reunirte con él y hablar de las expectativas mutuas en el lugar de trabajo. Dado que las expectativas iniciales pueden marcar el tono de toda la relación laboral, se trata de una conversación seria que merece toda la atención de ambos. Esto demuestra a tu jefe que te tomas en serio tu éxito en el trabajo y que quieres ser un miembro proactivo de su equipo.

4. Discutir sus objetivos y expectativas para usted.

Antes de hablar de tus expectativas sobre tu jefe, pregúntale por sus expectativas sobre ti como empleado. Un intercambio mutuo de ideas sobre las expectativas puede eliminar parte de la presión de la situación y demostrar que estás dispuesto a corresponder cuando discutes cómo podéis apoyaros mutuamente.

Las expectativas de tu jefe sobre ti también pueden ayudarte a establecer expectativas razonables para ellos. Si un directivo espera que consultes con él antes de tomar decisiones sobre un proyecto, es posible que tengas que ajustar tus expectativas de independencia hasta que puedas desarrollar más confianza.

Relacionado: Pregunta de la entrevista: "¿Cuáles son sus expectativas laborales?"

5. Explique su sistema de apoyo ideal

Explica claramente a tu jefe qué tipo de recursos e interacciones esperas de él para ser lo más productivo posible. Habla de cómo te gusta recibir comentarios, establecer objetivos y tomar decisiones en equipo. Tener claro el apoyo que necesitas como empleado es un excelente punto de partida para establecer expectativas razonables. Identifica las formas vitales de apoyo que necesitas de tu jefe para establecer claramente tus límites profesionales.

6. Estar abierto al compromiso

Comprenda que su jefe no podrá cumplir todas sus expectativas. Recuerde que tiene otros miembros del equipo a los que apoyar y que puede necesitar actuar de una manera específica para cumplir los objetivos del equipo. Escucha sus comentarios y sus límites profesionales para llegar a un compromiso que os beneficie a los dos. Si te preocupa que tu jefe no pueda cumplir una expectativa no negociable, pídele ayuda para encontrar esa forma de apoyo en otros líderes de la empresa.

7. Planificar un sistema de rendición de cuentas

Discuta cómo usted y su gerente planean mantener las expectativas acordadas. Esto abre una línea de comunicación que les permite a ti y a tu jefe compartir el apoyo mutuo o abordar las preocupaciones que surjan. En caso de que tengas problemas con un jefe que no cumpla tus expectativas, tu plan de responsabilidad es una herramienta útil que puede ayudarte a defender tus necesidades como empleado.

Consejos para mejorar la relación laboral con tu jefe

Estos son algunos consejos que puedes poner en práctica en el trabajo para establecer expectativas mutuas con tu jefe y mejorar vuestra relación laboral:

Conózcalos profesionalmente

Comprender los valores y objetivos profesionales de tu jefe puede ayudarte a cumplir mejor sus expectativas y a entender lo que puedes esperar de él a cambio. Hazle preguntas a tu jefe sobre su experiencia profesional para conocer mejor sus valores en el trabajo y así poder trabajar de forma proactiva para respetarlos. Algunos ejemplos de temas de conversación que puedes utilizar para conocer a tu jefe son

  • ¿Cuál es el logro del que se siente más orgulloso como directivo hasta ahora?
  • ¿Puede hablarme de su trayectoria profesional ideal?
  • ¿Qué espera su jefe de usted como directivo?
  • ¿Qué objetivos espera alcanzar en su puesto actual?

Relacionado: 22 preguntas importantes que debe hacer a su gerente

Evaluar su estilo de gestión

Observa cómo interactúa tu jefe con los demás en el lugar de trabajo para conocer su estilo de gestión y sus hábitos laborales. Presta atención a su forma de dar feedback, a la frecuencia con la que se reúne con su equipo y a su forma de motivar. Ver lo que esperan de los demás miembros de tu equipo puede ayudarte a entender mejor lo que esperan de ti.

Alinee sus objetivos

Una vez que entienda los objetivos de su jefe, podrá encontrar formas de trabajar juntos para alcanzar objetivos y valores comunes. Si sabes que tu jefe tiene que cumplir ciertos plazos para su jefe, haz lo posible por entregar las tareas con antelación para demostrar que tú también valoras la gestión del tiempo y la planificación.

Pregunte por sus preferencias

Hablar con su jefe sobre lo que haría de forma diferente si estuviera en su puesto para conocer sus preferencias en el lugar de trabajo. Considere la posibilidad de incorporar sus métodos y puntos de vista a sus propios hábitos de trabajo. Pregúntales cuál es la mejor manera de compartir tu opinión sobre sus técnicas de gestión para asegurarte de que puedes mantener conversaciones productivas si surge un problema.

Poner en práctica sus comentarios

Cuando su jefe le dé su opinión, tómese el tiempo necesario para incorporarla intencionadamente a su trabajo. Esto es especialmente importante si buscas activamente los comentarios de tu jefe. Poner en práctica sus comentarios con prontitud demuestra que respetas su opinión y que estás interesado en comprometerte con ellos para que todo el equipo tenga éxito.

Te recomendamos

¿Qué es el riesgo positivo? (Importancia, consejos y ejemplos)

Ventas Netas: Definición y Cómo Calcularla

7 consejos para mejorar las habilidades de comunicación

Cómo escribir una carta de premio a un empleado: Plantilla y Ejemplo de Carta de Reconocimiento

Cómo escribir un correo electrónico de presentación en 8 pasos

¿Qué son los objetivos de venta? (con ejemplos)