¿Qué es la alineación de precios en el comercio minorista y cómo funciona?

La segmentación de precios en el comercio minorista incluye la organización de los productos en categorías de precios específicas en la tienda y en línea. Las empresas pueden basar esta estrategia de segmentación de precios en varios factores, como el coste, el tipo de producto o el perfil del cliente. Entender cómo funciona la alineación de precios de venta al público y dónde se utiliza puede ayudar a la hora de exponer los artículos de su empresa. En este artículo, analizamos qué es el revestimiento de precios de venta al público, cómo funciona y proporcionamos consejos para aplicarlo al desarrollar su propia estrategia de revestimiento de precios de venta al público.

Cómo convertirse en comerciante minorista (y qué hacen)

¿Qué es la alineación de precios en la venta al por menor?

La alineación de precios es una estrategia que utilizan los minoristas para clasificar productos similares en varias categorías de precios, que pueden ir de menor a mayor. La alineación de precios puede implicar una cuidadosa planificación tanto por parte de los minoristas como de las empresas para determinar qué productos están disponibles para la venta y a qué precio. Al crear una estrategia de precios para su mercancía, tenga en cuenta los datos demográficos de sus consumidores, como la edad, la ubicación y el nivel de ingresos, para verificar si las gamas se ajustan a esa base de clientes.

Por ejemplo, una tienda de café puede vender cafés especiales que oscilan entre los 5 y los 10 dólares, dependiendo del origen, de si es en grano o molido y del tamaño de la bolsa. Disponer de diferentes tipos de café y precios puede ofrecer al consumidor varias opciones en función de su presupuesto y su gusto.

Relacionado: ¿Qué es una estrategia de precios?

¿Cómo funciona el alineamiento de precios en el comercio minorista?

Los minoristas suelen utilizar la alineación de precios para presupuestar, determinar los niveles de inventario y crear estrategias de promoción de productos. Las empresas suelen cobrar diferentes precios por el mismo producto y desarrollan una estructura de precios que ofrece varias opciones, a veces con descuento. Por ejemplo, las tiendas de comestibles pueden estructurar sus productos en los estantes para adaptarse a los niveles de ingresos de los consumidores, como ordenar las marcas y los sabores del más barato al más caro. He aquí otros ejemplos de alineación de precios en el comercio minorista:

  • Móviles** Una empresa puede lanzar varias versiones del mismo teléfono móvil con varias opciones de almacenamiento a diferentes precios.

  • Automóviles** :** Las empresas pueden lanzar el mismo modelo de coche con un precio que varía en función de las mejoras, como el color, los asientos interiores o los caballos de potencia.

  • Hoteles** Algunos hoteles pueden ofrecer habitaciones de diferentes tamaños, desde individuales hasta suites, con una estrategia de precios diferenciada.

  • Bebidas** :** Una empresa de refrescos puede fabricar el mismo sabor y venderlo en diferentes tamaños a distintos precios.

  • Cuidado de la piel** Las empresas pueden vender artículos para el cuidado de la piel en tarros de diferentes tamaños, como bases de maquillaje o cremas hidratantes, y cada uno de ellos tiene un precio diferente.

  • Ropa** :** Una marca puede decidir crear varios estilos de vaqueros, utilizando diversos tipos de tejidos o adornos, y venderlos a distintos precios.

Relacionado: ¿Qué es la gestión de inventarios?

Cómo desarrollar una estrategia de alineación de precios al por menor

A continuación se indican los pasos que puede seguir para crear una estrategia de alineación de precios de venta al público:

1. Identificar los objetivos de la empresa

Identificar los objetivos de tu organización puede ayudarte a entender cuáles son las necesidades de tu mercado y de los consumidores. Por ejemplo, si aumentar las ventas es una prioridad para alcanzar sus objetivos de fin de año, considere los productos que tiene actualmente disponibles y si necesita crear otros adicionales. También puede ponerse en contacto con las tiendas minoristas para determinar si hay disponibilidad en los estantes de las tiendas para sus nuevas ofertas. Tenga en cuenta estas cuestiones a la hora de identificar sus objetivos comerciales:

  • ¿Quiere conseguir más clientes?
  • ¿Quiere obtener más beneficios?
  • ¿Desea establecer relaciones con las tiendas minoristas?

2. Investigue a sus clientes

Una vez identificados los objetivos de su empresa, considere la posibilidad de investigar a sus posibles clientes para verificar sus intereses y hábitos de gasto. Pruebe a organizar grupos de discusión para preguntar a los clientes qué productos les interesan de su empresa y qué precios les animarían a comprar. Puede utilizar sus comentarios para determinar qué artículos crear primero o qué productos generarían un beneficio más rápido. He aquí algunos ejemplos de preguntas para hacer a sus clientes en un grupo de discusión:

  • Cuál es la mejor característica de nuestro producto o servicio?
  • ¿Qué le gustaría que nuestro producto o servicio hiciera mejor?
  • ¿Qué es lo máximo que gastaría en nuestro producto o servicio?
  • ¿Participaría en un programa de recompensas en el que recibiera un descuento tras la compra de un número determinado de artículos?
  • ¿Qué otras marcas te gustan de verdad y compras regularmente?
  • ¿En qué tiendas suele comprar en persona?
  • ¿En qué sitios web compra habitualmente?

3. Establecer precios

Saber qué cobrar por un producto o servicio también es importante a la hora de desarrollar la estrategia de precios de la empresa. El establecimiento del precio de un producto puede incluir muchos factores, como el coste de producción, la demanda del producto, las tendencias del mercado y los precios de la competencia. Por ejemplo, si su empresa vende tazas con frases inspiradas en las comedias, considere la posibilidad de comparar a los competidores que también venden tazas con frases similares para ayudarle a decidir el modelo de precios de su producto.

También hay que tener en cuenta los costes fijos a la hora de decidir lo que se va a cobrar. Estos costes son la cantidad de dinero que gasta en gastos generales, como el envasado del producto y los ingredientes. Comprender los costes de su negocio puede ayudarle a determinar los costes de su producto y servicio para obtener el máximo rendimiento de su inversión. Cuando haya investigado lo que pueden gastar los clientes y haya establecido sus propios costes, podrá empezar a crear niveles de precios.

4. Determinar cómo mostrar y vender sus productos

Cuando decidas tus niveles de precios, podrás determinar cómo exponer tus productos. Si tiene su propia tienda, puede tener más control sobre cómo presentar sus productos en una variedad de niveles de precios. Si las tiendas minoristas venden sus productos, considere la posibilidad de trabajar con su equipo de marketing para crear una estrategia de exposición de productos. Por ejemplo, los minoristas pueden organizar las marcas de cereales con los artículos de menor coste en el estante inferior mientras que las cajas más caras están a la altura de los ojos para fomentar más ventas.

Relacionado: Retail Marketing: Todo lo que hay que saber

Consejos para una alineación eficaz de los precios

He aquí algunas estrategias que pueden ser útiles para una alineación eficaz de los precios:

  • Desarrollar el precio del producto** Considere la posibilidad de fijar un precio que se diferencie notablemente del de sus competidores, ya que el precio puede ser uno de los factores más importantes a la hora de determinar qué producto comprará un cliente.
  • Retorno de la inversión** :** Determine si el precio que ha fijado es rentable para obtener un retorno de su inversión.
  • Que los clientes repitan**. :** Poner un precio competitivo al producto para animar a los clientes a seguir comprándolo.

Te recomendamos

Activos corrientes: 5 preguntas frecuentes

¿Qué es una curva de rendimiento? Definición y Ejemplos

¿Qué es una plataforma de marketing? Definición y tipos

Títulos de liderazgo: Definición y ejemplos

Estrategias de producto: Qué son y cómo redactar una

13 Habilidades futuras para el lugar de trabajo