¿Qué es el arbitraje? Tipos, ejemplos y condiciones de negociación

El arbitraje es una de las estrategias de inversión más antiguas. Es importante que los operadores sigan la actividad del mercado y observen los precios fluctuantes de los distintos activos. Saber identificar las oportunidades de arbitraje puede permitirle obtener beneficios al realizar operaciones con acciones y otros artículos. En este artículo, analizamos la definición de arbitraje, cómo funciona y las condiciones de negociación necesarias para que el arbitraje tenga lugar.

¿Qué es el arbitraje?

El arbitraje es un proceso financiero que se produce cuando alguien vende el mismo activo en dos mercados diferentes simultáneamente, uno a un precio más alto que el otro. El arbitraje permite a los inversores obtener beneficios por la diferencia entre los dos precios de mercado. La ganancia que reciben los inversores puede ser lo suficientemente grande como para cubrir el coste de las transacciones simultáneas.

Los arbitrajistas son profesionales que practican el arbitraje. Venden activos como:

  • Acciones
  • Bonos
  • Derivados, incluidos los contratos de futuros y a plazo
  • Materias primas, como cereales, petróleo o gas natural
  • Moneda, como el dólar o el euro

Relacionado: PREGUNTAS FRECUENTES: Cuentas de resultados

¿Cómo funciona el arbitraje?

Todo el proceso de arbitraje puede tener lugar en segundos. Estos son los pasos:

  • Identifica una oportunidad. El primer paso es encontrar una discrepancia en el mercado, lo que significa detectar el valor de un artículo que es más bajo en un mercado que en otro. Los arbitrajistas pueden trabajar en instituciones financieras que utilizan algoritmos o programas informáticos especializados para rastrear el mercado y aprovechar rápidamente las diferencias de precios.
  • Revisar los costes de transacción. Examine cuánto costará realizar la venta. Si el precio de la transacción es igual o superior a la diferencia de precio, puede ser difícil que se beneficie de la ganancia. Por ejemplo, si hay una diferencia de precio de 2 dólares, pero cuesta 2 dólares vender el producto en ambos mercados, entonces no tiene ningún beneficio que obtener.
  • Adquirir el activo. El siguiente paso es comprar el activo a su precio de mercado más bajo. Por ejemplo, si las acciones de una empresa de sitios web son más baratas en la Bolsa de Nueva York (NYSE) que en la de Toronto, puede ser útil comprarlas en la NYSE.
  • Vender el activo. Para beneficiarse de la diferencia de precios, es importante vender el activo al mismo tiempo que lo compra. De lo contrario, su operación puede experimentar riesgos. Por ejemplo, si el coste del activo en un mercado disminuye, entonces la diferencia de precio disminuye, lo que limita su margen de beneficio.
  • Embolsarse el beneficio. Una vez finalizada la operación, puede obtener beneficios de la diferencia de precios. Los arbitrajistas con importantes recursos monetarios pueden obtener grandes cantidades de dinero de las ganancias, ya que pueden negociar cientos de acciones a la vez.

Condiciones para el arbitraje

Hay tres condiciones en las que puede producirse el arbitraje. Son:

  • Un mismo activo tiene precios diferentes en distintos mercados. Los mercados pueden valorar un bien de forma diferente, lo que provoca dos precios desiguales. Si los precios de un mismo bien son iguales, el arbitrajista no podrá obtener beneficios, por lo que la discrepancia entre mercados es esencial.
  • Dos activos con el mismo flujo de caja tienen precios comerciales diferentes. Algunos mercados pueden tener un rendimiento superior al de otros, lo que puede provocar discrepancias en los precios. Por ejemplo, si la Bolsa de Shangai experimenta un descenso, sus precios pueden contrastar con los de la Bolsa de Nueva York para el mismo activo.
  • Un activo con un precio futuro conocido tiene un precio diferente hoy. Los precios de las acciones y otras mercancías pueden aumentar con el tiempo, y pueden aparecer en el mercado a un precio descontado. Las ineficiencias del mercado presentan una oportunidad de arbitraje.

Relacionado: ¿Qué es el modelo de ingresos? Tipos de modelos de ingresos y cómo utilizarlos

Riesgos para el arbitraje

Como inversor, puede experimentar los siguientes riesgos al practicar el arbitraje:

  • Oficios que compiten: La competencia en el mercado puede influir en el éxito de una operación de arbitraje. Si varias personas compran y revenden productos en los mismos mercados, sólo un inversor puede beneficiarse del beneficio. Si usted' es un arbitrajista individual, puede competir con empresas que utilizan tecnología especializada para explotar las discrepancias del mercado en cuestión de segundos.
  • 1. Activos no coincidentes: Supongamos que compra y revende dos activos que son diferentes y no idénticos. Se arriesga a perder el beneficio que esperaba obtener, y puede tener que vender los activos con pérdidas.
  • La reventa fallida del activo: Cuando se adquiere el activo, existe la posibilidad de no revenderlo, lo que hace que se pierdan los beneficios. Las reventas fallidas pueden producirse en las crisis financieras, como los desplomes bursátiles.

Relacionado: ¿Qué es el margen de beneficio?

Tipos de arbitraje

El arbitraje puede manifestarse de varias formas, por ejemplo

  • Arbitraje espacial: Los inversores buscan oportunidades dentro de los mercados en diferentes lugares. Por ejemplo, pueden encontrar acciones de una cadena de restaurantes a un precio en un estado y a un precio diferente en otro.
  • Arbitraje transfronterizo: Los arbitrajistas se aprovechan de las diferencias de precios de los mercados de distintos países. Por ejemplo, el coste de un activo puede ser mayor en Tokio que en Estados Unidos.
  • Arbitraje triangular: Los comerciantes observan una diferencia en el tipo de cambio de las monedas de tres países extranjeros. Convierten una suma de dinero en la divisa de un país, la convierten de nuevo en otra divisa, y luego la vuelven a convertir en su divisa original, obteniendo el beneficio. Por ejemplo, el operador convertiría USD a Euros, Euros a JPY, y luego JPY de nuevo a USD.

Ejemplos de arbitraje

Los siguientes ejemplos ilustran el proceso de arbitraje:

Ejemplo 1

Las acciones de una compañía telefónica cotizan a 25 dólares en la Bolsa de Nueva York. Al mismo tiempo, cotizan a 25,50 dólares en la Bolsa de Shanghai. El arbitrajista compra las acciones en la Bolsa de Nueva York y las vende inmediatamente en el mercado de Shanghai, obteniendo un beneficio de 50 céntimos.

Relacionado: Cómo Calcular el Beneficio Neto

Ejemplo 2

El impresionismo es popular en Europa, por lo que un cuadro de estilo impresionista cuesta 10.000 dólares en Londres. Sólo cuesta 4.000 dólares en América, donde el impresionismo no es tan frecuente. El comerciante compra el cuadro por el precio más barato en América y lo revende en Europa, lo que le reporta un beneficio de 6.000 dólares.

Ejemplo 3

Un comerciante tiene 1 millón de dólares canadienses (CAD), y hay tres tipos de cambio diferentes en tres bancos distintos. El primer banco convierte el CAD en euros a un tipo de cambio de 0,67. El segundo banco convierte euros a dólares estadounidenses a un tipo de cambio de 1,20. El tercer banco convierte USD a CAD a un tipo de cambio de 1,25.

El operador convierte el millón al tipo de cambio más bajo del primer banco, lo que da como resultado 665.245 euros. A continuación, convierte los euros en dólares, lo que da como resultado 800.813 dólares. Por último, el operador visita el tercer banco y convierte el USD de nuevo a su moneda original, lo que le da 1.000.896,13 CAD. Han obtenido un beneficio de 896,13 dólares.

Te recomendamos

¿Qué es un ciclo operativo? Y cómo calcularlo

Cómo convertirse en un ingeniero mecánico

12 Estilos de presentación comunes utilizados en el lugar de trabajo

12 consejos de marketing para su campaña de marketing

Marketing de alcance: Definición, beneficios y cómo calcular el alcance del mercado

Cómo convertirse en forense