¿Qué es el cálculo de costes por objetivos y cómo se calcula?

Las empresas utilizan diversas estrategias para determinar los mejores precios de sus productos. El cálculo de costes por objetivos es una de esas estrategias que puede dar a las empresas la capacidad de determinar el punto de precio y otra información clave sobre los nuevos productos antes de fabricarlos. Si usted pertenece a un sector altamente competitivo en el que la oferta y la demanda determinan el precio de los productos, puede resultarle útil saber cómo utilizar el cálculo de costes por objetivos. En este artículo se explica qué es el cálculo del coste por objetivos, algunas de las ventajas de utilizarlo, algunos pasos para calcular el coste por objetivos y un ejemplo de cálculo del coste por objetivos.

¿Qué es el cálculo de costes por objetivos?

El cálculo del coste objetivo es una estrategia que las empresas pueden utilizar para planificar los precios de sus nuevos productos antes de fabricarlos. Esta estrategia permite a las empresas determinar si pueden fabricar nuevos productos y alcanzar sus objetivos de beneficios. Si una empresa determina a través del cálculo de costes por objetivos que un producto no es viable, puede cancelar el plan del producto. En el caso de los productos que sí son viables, pueden planificar sus costes en una fase temprana de su ciclo de vida. Para calcular el coste objetivo por unidad de producción, hay que restar el margen de beneficio previsto del producto a su precio de venta objetivo. La fórmula del coste objetivo es:

Precio de venta – Margen de beneficio = Coste objetivo

A lo largo del ciclo de vida del producto, una empresa puede seguir utilizando el coste objetivo como referencia para garantizar que los productos sigan siendo rentables. El cálculo del coste objetivo es especialmente útil en sectores con un alto nivel de competencia, como la construcción, la sanidad y los bienes de consumo. El cálculo del coste objetivo es una estrategia útil porque la oferta y la demanda del mercado son los principales factores que determinan el precio de los productos. Como los proveedores tienen poco control sobre el precio de los productos en estos sectores, pueden centrarse en sus costes de producción para asegurarse de que siguen obteniendo beneficios.

Relacionado: ¿Qué es una estrategia de precios?

Beneficios del cálculo de costes por objetivos

El cálculo de costes por objetivos puede tener muchas ventajas para las empresas, entre ellas

Garantizar que los beneficios sean alcanzables

Una de las principales ventajas del cálculo de costes por objetivos es que puede ayudar a garantizar que los beneficios previstos para determinados productos sean alcanzables. Alcanzar los objetivos de los productos es esencial para la salud financiera de una empresa, por lo que el cálculo de costes por objetivos puede contribuir al éxito general de la empresa. Esta información puede ser útil para los líderes empresariales, así como para otras partes interesadas.

Relacionado: ¿Qué es el beneficio y por qué es importante?

Reducción de los costes de fabricación

El cálculo de costes por objetivos puede ayudar a su empresa a reducir sus costes de fabricación acortando el tiempo del ciclo del producto y eliminando los pasos del ciclo que no crean valor para el cliente. Utilizando un proceso de cálculo de costes por objetivos, puede determinar la forma más eficiente de fabricar productos sin sacrificar la calidad de los mismos. Esto puede beneficiar a su empresa al mantener los costes bajos y ayudar a sus clientes al mantener un alto nivel de calidad de los productos.

Mantenerse centrado en el cliente

El proceso de cálculo de costes por objetivos también puede ayudar a su empresa a centrarse en el cliente, ya que el cálculo de costes por objetivos basa el coste del producto en el precio esperado por el cliente. Esto puede ayudar a los clientes a sentir que su empresa los valora, lo que puede hacer que sean más propensos a permanecer comprometidos. El cálculo de costes por objetivos también puede permitir a los clientes comprar productos a precios asequibles.

Relacionado: Crear una cultura centrada en el cliente

Cómo calcular el coste del objetivo

He aquí cuatro pasos clave que puede seguir para calcular el coste objetivo de un nuevo producto:

1. Investigue las condiciones del mercado

El primer paso para calcular el coste objetivo es investigar las condiciones de su mercado. Considere factores como el precio medio que los clientes pagarán por su producto, así como las características del producto que son tendencia en su mercado objetivo. Intente determinar qué características del producto valoran más sus clientes para saber qué características debe incluir o eliminar para reducir los costes.

Investigar las condiciones de su mercado le ayuda a conocer mejor lo que sus clientes valoran en los productos, así como qué precio es realista para ellos.

Relacionado: Definición de los factores del mercado

2. Determine el precio objetivo del producto

Un paso clave en el proceso de cálculo del coste objetivo es determinar el precio objetivo que los clientes probablemente pagarán por el producto basándose en su estudio de mercado. Una vez que conozca el precio objetivo, podrá utilizarlo más adelante en el proceso de cálculo del coste objetivo.

3. Determine su margen de beneficio objetivo

Conocer su margen de beneficio objetivo es otro componente importante del proceso de cálculo de costes objetivo. Determine el margen de beneficio objetivo de su empresa para el producto investigando los márgenes de beneficio comparables en su sector. También puede utilizar márgenes de beneficio estándar, como el 10%, que se considera un margen de beneficio medio. El margen de beneficio deseado para su producto puede depender de su empresa, su sector y otros factores.

Relacionado: Cómo calcular los márgenes de beneficio

4. Calcular el coste objetivo

Una vez que haya reunido toda la información que necesita, puede calcular el coste objetivo de su producto restando su margen de beneficio objetivo del precio objetivo del producto. Una vez que conozca el coste objetivo de su nuevo producto, puede empezar a diseñar un plan de fabricación que se mantenga dentro del coste objetivo que ha identificado.

Relacionado: Cómo crear un plan de producto (con consejos para planificar el producto)

Ejemplo de coste objetivo

ABC Cosmetics está interesada en producir un nuevo producto de rímel, y la empresa utiliza una estrategia de cálculo de costes por objetivos para encontrar el coste objetivo por unidad de su nuevo rímel.

En primer lugar, ABC Cosmetics realiza un estudio de mercado y descubre que los clientes pagarán un máximo de 9 dólares de media por una máscara de pestañas en el mercado actual. Esto significa que el precio objetivo de ABC para su nuevo producto es de 10 dólares. El margen de beneficio deseado por la empresa para el nuevo rímel es del 20% del precio objetivo, lo que equivale a 2 dólares.

Restando el margen de beneficio del precio objetivo, ABC Cosmetics calcula un coste objetivo por unidad de 8 dólares. Después de calcular el coste objetivo del nuevo producto de máscara de pestañas, la empresa crea un plan para fabricar los productos ajustándose al coste objetivo por unidad.

Te recomendamos

12 pasos para escribir una carta de marketing impecable

Cómo lidiar con un microgerente: Pasos y consejos

Cómo Calcular la Rotación de los Empleados

Habilidades para guiar un viaje: Definición y ejemplos

7 Ejemplos de marketing demográfico

Startups vs. Grandes Empresas: ¿Cuál es la diferencia?