Coach profesional: Definición, deberes y ventajas

Conocer tus objetivos profesionales es el primer paso para alcanzarlos. Para determinar cuáles son sus objetivos y qué curso de acción debe seguir para alcanzarlos, considere la posibilidad de buscar un coach profesional que pueda ofrecerle apoyo y orientación. En lugar de aconsejarle con ideas generales sobre el éxito, un coach profesional trabaja junto a usted para crear un plan personalizado. En este artículo, examinamos qué es un coach profesional, discutimos los beneficios de usar un coach profesional, exploramos los diferentes tipos de coaches profesionales y explicamos la diferencia entre coaching y mentoring.

Cómo establecer objetivos profesionales para avanzar en la carrera

¿Qué es un coach profesional?

Un coach profesional es alguien que apoya a los profesionales y los guía en la consecución de sus objetivos personales o profesionales. Un individuo puede contratar a un coach cuando busca el desarrollo profesional, o una empresa puede contratar a uno para fomentar un mejor trabajo en equipo. Al capacitar a los individuos o grupos para que sean autosuficientes, elaborar estrategias para mejorar el rendimiento y mejorar las perspectivas personales y profesionales, los coaches pretenden ayudar a sus clientes a alcanzar todo su potencial.

Los coaches profesionales no resuelven los problemas de sus clientes, sino que pueden guiarlos y motivarlos para que resuelvan sus propios problemas. Los coaches pueden ayudar a los clientes en cualquier etapa de su desarrollo profesional. Para los que buscan empleo o una nueva carrera, un coach puede sugerir técnicas que aumenten la confianza en sí mismos necesaria para persistir y tener éxito durante la búsqueda de empleo. En cambio, las personas que quieren desarrollarse en su carrera pueden beneficiarse de las estrategias de coaching que se centran en mejorar habilidades como la gestión del tiempo, la resolución de conflictos, la productividad y la comunicación.

Por ejemplo, imaginemos a un empleado de una empresa financiera que está considerando un cambio de carrera hacia el campo del periodismo financiero. Un coach profesional escucharía primero las razones del cliente para querer este cambio de carrera. A continuación, podría enumerar las ventajas y desventajas del cambio de carrera, los obstáculos a los que podría enfrentarse el cliente, los pasos necesarios para mejorar sus posibilidades de éxito y un plazo realista para completar estos pasos. Después de hablar con el coach, el cliente tiene una perspectiva más clara y puede decidir si sigue adelante con el cambio de carrera.

Ventajas de recurrir a un coach profesional

Un coach profesional puede apoyar a los clientes de varias maneras. Algunos de los beneficios que pueden aportar los coaches son

Determinación y consecución de objetivos

Un coach puede ayudar a un cliente a determinar objetivos profesionales y personales realistas. Los coaches suelen explorar las aspiraciones y opciones de sus clientes, y juntos establecen un plan para alcanzar los objetivos.

Por ejemplo, con un cliente que desea asumir un mayor papel de liderazgo en su organización, un coach podría hablar de las cualidades que suelen tener los líderes y de los puestos avanzados a los que podrían aspirar. A continuación, podría exponer los pasos para desarrollar las habilidades de liderazgo, como inscribirse en un curso de oratoria para reforzar su capacidad de comunicación y dirección.

Relacionado: 7 formas de mejorar sus puntos fuertes de liderazgo

Nueva perspectiva y autoconciencia

Un coach profesional es una persona con la que se pueden tratar asuntos delicados, pero también es un tercero imparcial ajeno a la organización. Es probable que un coach le ofrezca una visión de las posibilidades de su crecimiento que quizá no haya considerado. Además, al haber trabajado con un amplio abanico de clientes, puede aprovechar su conocimiento de lo que ha funcionado para otros para orientarle.

La imparcialidad de un entrenador también le permite ser honesto con usted. Puede señalar los defectos en los que puedes trabajar o los casos en los que podrías haber hecho o dicho algo incorrecto. Esta honestidad puede ayudarte a identificar nuevas cualidades sobre ti mismo y formas de mejorarlas.

Responsabilidad y motivación

Los entrenadores suelen ofrecer comentarios y ánimos continuos para que sea más probable que alcances tus objetivos. Cuando conocen tus objetivos y cómo piensas alcanzarlos, pueden reconocer cuándo vas por el buen camino y recordarte cuándo debes corregir tu curso de acción.

Por ejemplo, si un empleado desea tomar más iniciativas en el trabajo pero deja pasar nuevas oportunidades, un entrenador podría señalar: "Tuviste la oportunidad de tomar la iniciativa allí, pero no la aprovechaste" Al darse cuenta de esto, el empleado puede ser más propenso a aprovechar la próxima oportunidad que surja. Los recordatorios frecuentes de su objetivo y de los pasos que se ha comprometido a dar pueden hacerle más responsable de sus acciones y motivarle a persistir.

Relacionadas: 9 maneras de tomar la iniciativa en el trabajo

Apoyo al desarrollo

El crecimiento profesional suele requerir probar cosas nuevas, lo que a veces puede resultar incómodo. Una de las ventajas de un coach profesional es que te ayuda a sentirte conectado y apoyado a lo largo de tu proceso de crecimiento. Su deber es estar presente para que pueda escuchar con seriedad sus preocupaciones y proporcionarle una retroalimentación honesta sobre ellas. Su apoyo es constante, y saber que tienes ese apoyo puede ponerte en un estado de ánimo más seguro y propicio para el aprendizaje y el desarrollo.

Tipos de coaches profesionales

Hay muchos tipos de coaches profesionales, muchos de los cuales se centran en un tipo específico de objetivo profesional o personal. Algunos ejemplos de coaches profesionales son

  • Entrenador personal: Las personas que se preocupan por mantener el equilibrio entre el trabajo y la vida privada o el impacto de su vida personal pueden trabajar con un entrenador personal. Los entrenadores personales trabajan en una especialidad más amplia y probablemente puedan ofrecer apoyo en cualquier faceta de su vida personal o profesional.

  • Entrenador de carrera: Un orientador profesional suele centrarse en clientes que quieren hacer cambios en su carrera a corto o largo plazo. Pueden orientarles en la búsqueda de empleo, la redacción del currículum, las entrevistas y el desarrollo profesional.

  • Coach organizativo: Para apoyar a los propietarios de empresas o a los empresarios, los coaches organizativos trabajan con los clientes para elaborar estrategias sobre asuntos empresariales como la creación de una empresa, la facilitación del crecimiento o el fomento de la productividad de los empleados de forma eficaz y bien recibida.

  • Entrenador de rendimiento: Los coaches de rendimiento trabajan con empleados de organizaciones que desean mejorar su rendimiento en el trabajo. El cliente de un coach de rendimiento puede querer conseguir un ascenso o tener una mejor evaluación en su próxima valoración del rendimiento en el trabajo.

  • Entrenador de liderazgo: Centrándose en las personas que desean reforzar sus capacidades de liderazgo, los coaches de liderazgo suelen trabajar con supervisores, gerentes de alto nivel y personas que desean asumir más responsabilidades en el trabajo.

  • Entrenador de equipos: Los entrenadores de equipos trabajan con un grupo de personas dentro de una empresa para ayudar a determinar sus objetivos y propósitos, señalar los puntos fuertes y las funciones preferidas de los individuos dentro del equipo y mejorar las relaciones interpersonales entre los miembros del equipo. Los coaches de equipo pueden ser beneficiosos en empresas que valoran la colaboración.

  • Entrenador ejecutivo: Si sus principales responsabilidades profesionales incluyen la gestión de equipos y proyectos y la toma de decisiones importantes para su organización, un coach ejecutivo puede orientarle en las habilidades propias de una función ejecutiva, como el pensamiento crítico y la gestión de personal.

Relacionado: Coach de vida y de negocios: ¿Cuál es la diferencia?

1. Diferencias entre coaching y mentoring

Un mentor es una persona que puede guiarle y apoyarle en su vida personal o profesional basándose en su propia sabiduría y experiencia. Aunque hay muchas similitudes entre los entrenadores y los mentores, sus estrategias para ayudarte a mejorar son diferentes. Un mentor ofrece orientación mediante consejos y asesoramiento. Suele ayudar a sus alumnos en situaciones que ellos mismos han vivido, basándose en el pasado para guiar el presente. Un mentor puede ser un amigo, un colega o un supervisor con el que te relacionas o al que admiras.

Un coach profesional, en comparación, está en igualdad de condiciones con su cliente. No aconseja ni asesora de la misma manera que un mentor. En su lugar, mantienen conversaciones con sus clientes para que ambos entiendan cómo el cliente puede lograr sus objetivos, y luego dan retroalimentación basada en el rendimiento actual. Juntos, analizan la situación actual para avanzar con mayor eficacia. Esta relación puede no durar tanto como la relación con un mentor, y el proceso suele ser más estructurado y profesional. Además, el resultado suele ser más medible y específico.

Te recomendamos

Socio vs. Director: ¿Cuál es la diferencia?

¿Qué es una estrategia de desarrollo del mercado? (Definición, consejos y ejemplo)

7 consejos para mejorar las habilidades de comunicación

¿Qué son los seguidores eficaces? (con cualidades y consejos)

11 ejemplos de programas de incentivos de seguridad (con consejos para implementarlos)

Guía para el marketing de influenciadores