¿Qué es el comportamiento organizativo?

La base de la cultura organizativa varía según la empresa, el sector e incluso la ubicación, pero el principio básico de que cada empleado contribuye a la cultura de la organización a través de sus interacciones con otros empleados, la expresión de sus valores y la satisfacción con su trabajo es inherente a todos los sectores. Los estudios multidisciplinares llevados a cabo en el ámbito académico y en el lugar de trabajo tienen como objetivo comprender mejor las formas de equilibrar la satisfacción de los empleados con la rentabilidad.

En este artículo se analiza el comportamiento organizativo como práctica, los métodos empleados y lo que afecta al resultado, así como las ventajas y desventajas de la OB.

¿Qué es el comportamiento organizativo?

El comportamiento organizativo es un estudio multidisciplinar de cómo las personas interactúan dentro de los grupos a nivel social, psicológico y económico. Estos estudios se llevan a cabo desde hace casi 100 años y han creado la base del campo de los recursos humanos actual. Las conclusiones de los estudios de la OB han conformado los principios que suelen aplicarse en los lugares de trabajo para fomentar un funcionamiento más eficaz de las empresas. Los investigadores y consultores estudian el comportamiento organizativo en función de los siguientes temas:

  • Liderazgo
  • Rendimiento del trabajo
  • La motivación de los empleados
  • Satisfacción en el trabajo

Los estudios de la OB han dado lugar a diversas teorías relacionadas con la dinámica institucional de una organización, cada una de ellas con su propio conjunto de recomendaciones para emprender acciones que difieren según el área de estudio y que pueden incluir acciones como una reorganización dentro de los subgrupos de la organización, el cambio de las estructuras de compensación y la modificación de la forma de evaluar el desempeño del trabajo. El estudio del comportamiento organizativo ha evolucionado para tener en cuenta en la toma de decisiones los aspectos culturales de un lugar de trabajo, como los efectos de la raza, el género y la economía en la productividad y la socialización en el lugar de trabajo.

El comportamiento organizativo se estudia tanto desde el punto de vista académico como práctico, inspirándose en campos como los estudios de liderazgo, la antropología y la psicología para crear métodos y modelos utilizados para explorar formas innovadoras de mejorar la experiencia general en el lugar de trabajo. En concreto, se estudian subtemas como la negociación, la toma de decisiones, los estereotipos y otros temas relacionados en el contexto más amplio de los sistemas sociales, las relaciones y la economía. En el lugar de trabajo, estos estudios pueden producir resultados útiles para la dirección de la organización en cuanto a la comprensión de la cultura general de la empresa y los efectos positivos y negativos sobre la satisfacción y la productividad de los empleados, así como la retención de los mismos. Estos estudios se dividen en grupos:

  • Personalidad: La productividad y la interacción social dependen en gran medida de la personalidad individual. Estos estudios tienen como objetivo comprender las personalidades individuales para determinar la compatibilidad con la cultura de la empresa.
  • Liderazgo: Como tema muy debatido en el campo de la OB, el liderazgo se encuentra en todas partes en términos de categorización general y los estudios producen conclusiones muy diversas. Algunas de estas conclusiones concluyen que el liderazgo forma parte de la personalidad de una persona, mientras que otras consideran que se basa en la toma de decisiones, lo que resulta de la concesión de autoridad.
  • La política: Se dice que navegar por la interconexión entre la autoridad y la política en el lugar de trabajo es clave para crear una cultura de cohesión y productividad.

Relacionado: Guía de la cultura empresarial

Ventajas del comportamiento organizativo

Un modelo organizativo sólido puede ayudar a mejorar la cultura de una empresa, educar a los directivos sobre cómo la cultura contribuye a la productividad y la retención de los empleados y permitir al personal de recursos humanos evaluar con precisión las habilidades y la personalidad de un candidato a un puesto de trabajo durante el proceso de contratación con el fin de encontrar las personalidades más compatibles para la empresa. Por supuesto, a la hora de evaluar el comportamiento humano, no hay una forma única de sacar conclusiones precisas todo el tiempo, pero la OB ayuda a establecer directrices que pueden ayudar al personal de recursos humanos a colocar a las personas adecuadas en los puestos correctos.

La OB sirve como un factor importante para entender lo que motiva a los empleados utilizando métricas como las condiciones de trabajo adecuadas, una gestión emocionalmente inteligente y una compensación justa. Una vez más, no se trata de una ciencia exacta, pero se ha comprobado que entender la motivación de los empleados puede ayudar a los líderes de las empresas a reorganizar las políticas de la compañía en torno a la estructura de compensación, las jerarquías departamentales y la evaluación del rendimiento para facilitar la satisfacción laboral de la mayoría de los trabajadores, lo que idealmente se traduce en un aumento de la productividad y la rentabilidad. El comportamiento organizativo también puede ayudar a mejorar una organización en las siguientes áreas

  • Un mejor servicio al cliente
  • Trabajo en equipo cooperativo
  • Creatividad e innovación
  • Liderazgo eficaz
  • Comportamiento ético del personal y la dirección
  • Rendimiento del trabajo
  • Ambiente positivo y optimista

Los resultados del comportamiento organizativo son muy variados, ya que cada organización es una entidad propia con muchas personalidades diversas que la conforman, pero cada vez más empresas se centran en proporcionar entornos de trabajo saludables y productivos en los que los empleados se sientan implicados en el éxito de la empresa y se sientan inspirados para seguir formando parte de la organización durante mucho más tiempo.

Relacionado: La gestión de los recursos humanos y su papel en la búsqueda de empleo

Desventajas del comportamiento organizativo

Como se ha mencionado anteriormente, la OB no es una ciencia exacta y funcionará de forma diferente en cada empresa. Como parte del conjunto de la sociedad, la OB tiene limitaciones cuando se trata de un liderazgo que no busca la mejora de la cultura del lugar de trabajo, la satisfacción laboral o la retención de los empleados. En concreto, la OB tiene tres marcados inconvenientes:

  • Sesgo de comportamiento: La mayoría de los prejuicios en el lugar de trabajo son inconscientes y afectan a la toma de decisiones de forma sutil, de la que el responsable ni siquiera es consciente. Como resultado, ciertos individuos son vistos, y por lo tanto tratados, injustamente en comparación con el conjunto de la plantilla de la empresa. Estos sesgos consideran injustamente circunstancias irrelevantes como la edad, el sexo o la etnia en las evaluaciones basadas en el rendimiento. Esto puede tener una influencia peligrosa en el futuro del empleado en la empresa y más allá. La forma de reducir la influencia de los prejuicios es identificarlos y ser conscientes de ellos para intentar evitar crearlos y alimentarlos.
  • La ley de los rendimientos decrecientes: Este término económico se aplica al comportamiento organizativo utilizando el principio de equilibrio, que establece que cuando se alcanza un punto deseable, en este caso, la relación óptima entre la satisfacción de los empleados y la productividad, añadir más de la faceta deseable dará lugar a una disminución de la producción. Si se sigue aumentando la faceta deseable, seguirá disminuyendo el rendimiento hasta llegar a cero e incluso convertirse en un rendimiento negativo.
    En otras palabras, demasiado de algo bueno sigue siendo demasiado. El concepto racionaliza que, independientemente de la situación, hay un nivel óptimo de esa cosa deseable, y ese nivel es el punto de equilibrio. Añadir más de esa cosa creará un desequilibrio que conducirá al deterioro de todos los aspectos en la empresa.
  • Manipulación poco ética: Aunque el comportamiento organizativo proporciona información, métodos y técnicas valiosas para ayudar a los individuos de una organización a crecer y desarrollar su potencial, existe una preocupación evidente en relación con el uso poco ético de esta información. Esta preocupación gira en torno a quienes ocupan posiciones de autoridad y manipulan a otros para que realicen acciones inmorales, ilegales o desleales en el lugar de trabajo. Esto puede implicar un comportamiento abusivo, el robo de tiempo o recursos u otras violaciones de la política de la empresa.

Relacionado: Utilizar la gestión del rendimiento en el lugar de trabajo

Métodos de comportamiento organizativo

Como en cualquier campo de estudio, el comportamiento organizacional utiliza una variedad de métodos de investigación para obtener la imagen más clara del tema general, así como los detalles más finos. Algunos métodos utilizados son:

1. Simulación por ordenador

La simulación por ordenador, uno de los métodos más comunes en el ámbito del comportamiento organizativo, tiene muchos usos, como la comprensión del comportamiento organizativo e individual a nivel micro y macro, así como la formulación de hipótesis sobre la comunicación interpersonal y los procesos y comportamientos que facilitan el trabajo en equipo.

2. Investigación cuantitativa

Los modelos estadísticos, como la correlación, las varianzas, los análisis de series temporales y otros, se utilizan con bastante frecuencia en la investigación de la OB.

3. Investigación cualitativa

La investigación cualitativa consiste inherentemente en métodos de investigación centrados en la calidad o utilidad de la información observada. Estos métodos pueden incluir materiales individuales como entrevistas, estudios de casos e investigaciones escritas.

¿Qué afecta al comportamiento organizativo?

Hay varios factores que influyen en el comportamiento en el lugar de trabajo y que pueden motivar a los empleados o desanimarlos. Los factores que influyen pueden incluir cosas como la comunicación interpersonal, la estructura de liderazgo de la empresa, las políticas de la empresa, los miembros individuales de la dirección y otros. Al mejorar la cultura de la empresa y aumentar así la productividad, la propia empresa puede ser más competitiva y crear un lugar de trabajo que sea en general un entorno mucho más armonioso. A continuación se indican algunas formas en que las empresas pueden mejorar la cultura del lugar de trabajo…

Comprender la influencia de la cultura existente

Los nuevos empleados aprenden la cultura de la empresa a través de sus compañeros, lo que hace que se comporten de forma similar en un intento de ser aceptados por el grupo. Esto crea un ciclo que no termina hasta que algo cambia drásticamente. Teniendo esto en cuenta, es útil implementar un sentimiento general de libertad de expresión en el lugar de trabajo, en el que los empleados puedan sentirse libres de expresar sus ideas únicas en lugar de guardarse sus pensamientos (potencialmente innovadores) para sí mismos. Animar a los empleados a aportar ideas innovadoras o incluso una simple opinión infundirá una nueva confianza en ellos y cambiará el tono general del entorno de trabajo.

Recompensar el éxito

Como empresa competitiva, necesita personas que se sientan motivadas para innovar y mejorar constantemente. Es cierto que la gente viene a trabajar para ganar un sueldo, pero ofrecer otros incentivos puede ayudar a despertar su interés en el éxito de la empresa. Definir una conexión entre el esfuerzo y la recompensa es uno de los pasos más importantes para revitalizar la motivación de los empleados y aumentar su rendimiento. Establezca objetivos SMART (específicos, medibles, alcanzables, realistas y oportunos) y compruébelo periódicamente. Y lo que es más importante, haga un seguimiento de los incentivos. Cuando los empleados alcanzan los objetivos que usted les ha fijado, esperan recibir las recompensas prometidas por sus esfuerzos.

Permitir que los empleados opinen

Aceptar o incluso solicitar la opinión de los empleados en áreas de la empresa que les afectan directamente o de las que tienen un conocimiento operativo es otra forma de incentivo para trabajar más duro, ser más feliz y permanecer en la empresa. La gente anhela sentirse importante, por lo que habilitar vías de comunicación entre la alta dirección y los empleados no sólo fomentará dicha comunicación, sino que también inspirará a los empleados a entender su negocio más a fondo para que puedan hacer sugerencias informadas.

Responder al cambio

Las empresas de todos los sectores se ven afectadas por los cambios en los mercados, a los que deben responder adecuadamente para seguir siendo competitivas. Los avances tecnológicos y las preferencias de los consumidores también evolucionarán continuamente, iniciando también cambios en la forma de dirigir las empresas. La aplicación de los cambios necesarios debe ir acompañada de un debate franco y una política de puertas abiertas para que los empleados hagan preguntas, de modo que les resulte menos difícil adaptarse.

Te recomendamos

Cómo calcular el promedio

Revisión 360: Qué es y cómo funciona

El síndrome del impostor y cómo superarlo

¿Cómo funcionan las primas?

Estrategia transnacional: Definición, beneficios y desafíos

¿Qué es la especialización? Importancia, ejemplos y consejos