Contratos de trabajo: Una guía completa

¿Qué es un contrato de trabajo?

Un contrato de trabajo es un documento escrito que establece los términos de su relación laboral como empleado en una nueva organización. Por lo general, tanto usted como su empresario firman un contrato para indicar su acuerdo. Los contratos suelen detallar los derechos y las responsabilidades de ambas partes, y las organizaciones suelen utilizarlos para ayudar a todas las partes implicadas a entender sus obligaciones durante el periodo de empleo de un nuevo empleado.

En algunas situaciones, su nuevo empresario puede no exigirle que firme un contrato, especialmente si es un empleado a voluntad. Independientemente de la situación, es probable que se le presente algún tipo de registro escrito de su término de empleo. Los contratos escritos son documentos específicos redactados por profesionales del derecho para describir los detalles de su acuerdo de empleo— en muchos casos, estos detalles incluyen fechas específicas de inicio y disposiciones para la finalización de su empleo.

Relacionado: ¿Qué es el empleo a voluntad?

¿Qué incluye un contrato de trabajo?

Casi todos los contratos detallan las funciones de las que será responsable como empleado, cuánto se le pagará por su trabajo y otros aspectos de su empleo. Estos son algunos de los componentes más comunes que se incluyen en los contratos de trabajo:

  • Duración del empleo: Los contratos suelen explicar la duración de su función. A veces, puede tratarse de una duración fija, o de un período continuo con posibilidad de renovación.
  • Calendario: Su contrato puede incluir información sobre cuántas horas espera su empresario que trabaje cada semana y qué días debe estar presente en el trabajo.
  • Compensación: Su salario o tasa de pago por hora probablemente se establecerá claramente en su contrato de trabajo. Además, un contrato puede incluir información sobre los calendarios salariales y la posibilidad de aumentos de sueldo.
  • Responsabilidades: Sus obligaciones y objetivos diarios pueden estar descritos en su contrato para ayudarle a entender las expectativas de su empresario respecto a su trabajo.
  • Beneficios: En la mayoría de los casos, un contrato detalla todos los beneficios que recibirá como empleado, incluido el seguro médico, las políticas de tiempo libre remunerado, los planes de jubilación y mucho más.
  • Limitaciones: Un contrato puede presentarle sus limitaciones de empleo, incluyendo si se le permitirá trabajar en otro rol concurrente.
  • Protocolo de resolución de conflictos: Algunos contratos describen un método estándar utilizado para resolver conflictos o disputas dentro de la organización, como el contacto con un mediador designado, como un empleado de recursos humanos.
  • Detalles de conclusión anticipada: Los contratos suelen incluir información sobre la renuncia, las protecciones de terminación y los protocolos de conclusión anticipada.

Relacionado: 31 términos laborales que hay que conocer durante el proceso de búsqueda de empleo

¿Cómo funciona un contrato de trabajo?

Los contratos de trabajo suelen seguir un formato estándar preparado por el asesor jurídico del empresario y suelen incluir cláusulas convencionales que se modifican para adaptarse a sus necesidades e intenciones específicas. Muchos nuevos empleados suelen tomarse tiempo para revisar sus contratos en lugar de firmarlos en el momento en que los reciben. Algunos incluso llevan los contratos a sus propios abogados para que los revisen.

Si un empleado no está de acuerdo con una parte del contrato o quiere aclarar información, puede entrar en una fase de negociación. He aquí algunas razones por las que puede intentar negociar:

  • Considera que merece una mayor compensación
  • Cree que la duración del contrato o el horario no le conviene
  • Le gustaría tener menos limitaciones en el trabajo complementario o independiente que puede hacer
  • Se Desea obtener más beneficios de los que se le ofrecen
  • Desea tener más o menos responsabilidad de la que se le indica
  • Un contrato puede ayudarle a entender claramente lo que su empresario espera de usted, además de los beneficios y protecciones que se le ofrecen como parte del acuerdo. Dado que se trata de documentos legalmente vinculantes, es conveniente revisar cuidadosamente toda la información incluida. Después de firmar un contrato, normalmente se cede la capacidad de negociar o modificar el contrato hasta que expire.

    Relación: Empleo permanente: Definición, ventajas y diferencias con otros tipos de empleo

    Beneficios de un contrato de trabajo

    Los contratos de trabajo pueden ser increíblemente útiles y beneficiosos tanto para los empleados como para los empresarioes. Los contratos no sólo ofrecen protección a ambas partes, sino que documentan concienzudamente todos los procesos y expectativas de empleo, lo que significa que siempre puedes volver a un contrato como referencia o para aclarar información. He aquí algunas ventajas específicas de utilizar un contrato de trabajo:

    • Expectativas claras: Una de las ventajas más destacadas de un contrato de trabajo es que define claramente todas las expectativas de su nueva relación laboral. No sólo dispondrás de un acuerdo legal por escrito en el que se detallan tu salario, tus prestaciones y cualquier política pertinente del lugar de trabajo, sino que los contratos también suelen enumerar todas las obligaciones que tu empresario espera que cumplas. Este tipo de documento puede ser útil para volver a él si alguna vez hay una discrepancia en sus responsabilidades diarias.
    • Duración garantizada del empleo: Dado que los contratos suelen especificar sus condiciones de empleo, a menudo tendrá una buena idea de cuánto tiempo está garantizado su puesto mientras cumpla con las expectativas de su función. Este tipo de estabilidad puede ayudarle a planificar mejor el futuro y a centrarse en hacer un trabajo excelente.
    • Mayor seguridad laboral: Los contratos protegen a los empleados de problemas como los casos de despido improcedente. Esto significa que su empresario debe respetar los términos de su contrato al poner fin a su empleo. Por lo tanto, su seguridad laboral suele aumentar con un contrato de trabajo.

    Relacionado: ¿Qué es un despido improcedente? (Con ejemplos)

    ¿Existen razones para no utilizar un contrato de trabajo?

    Los contratos de trabajo pueden ser un reto para los nuevos empleados, especialmente si nunca han firmado uno antes. He aquí algunas razones por las que puede querer detenerse antes de firmar su contrato de trabajo:

    • Flexibilidad limitada: Una vez que usted y su empresario firman un contrato, usted entra en el acuerdo detallado en él. Si quiere dejar su trabajo en cualquier momento, tiene que volver a su contrato para ver si el acuerdo le permite hacerlo sin consecuencias financieras.
    • Acuerdo legal: Los contratos de trabajo, como se ha mencionado anteriormente, suelen ser acuerdos legalmente vinculantes. Romper el contrato puede tener consecuencias. Por eso es una gran idea tener un abogado de su lado para que revise el contrato antes de firmarlo; estará familiarizado con el lenguaje contractual y podrá explicarle claramente cada punto del contrato teniendo en cuenta sus intereses.
    • Dificultades de renegociación: Si quiere cambiar una parte de su contrato después de firmarlo, tiene que solicitar una renegociación de sus condiciones. Esto puede ser un reto, ya que su empresario tendrá que estar de acuerdo para comenzar la renegociación, por lo que es una buena idea asegurarse de que usted está cómodo con los términos originales que firma.

    Consejos para navegar por un contrato de trabajo

    Si acepta un puesto y su nuevo empresario le presenta un contrato de trabajo, trate de navegar por los procesos de revisión y negociación de la manera más eficaz posible. Es conveniente que sea prudente y esté atento y se asegure de que el contrato le protege a usted y a sus intereses como empleado. Estos son algunos consejos para navegar de forma experta por su contrato de trabajo:

    Revise las leyes de su estado

    Aunque puede consultar a un abogado antes de firmar un contrato de trabajo, a veces eso no es práctico desde el punto de vista financiero o de la situación. Por lo tanto, antes de firmar un contrato, revise las leyes de contratos de trabajo de su estado particular para asegurarse de que su contrato cumple legalmente con las directrices de su estado. Esto puede ayudarle a evitar que se produzcan situaciones complicadas en el futuro.

    Entender los procedimientos de renovación

    Su contrato debe explicar cuándo termina su período de empleo y qué procedimientos de renovación tiene a su disposición. Algunos contratos tienen una renovación unidireccional, lo que significa que sólo una de las partes tiene que estar de acuerdo con la renovación para que ésta se produzca, y otros tienen una renovación conjunta, lo que significa que ambas partes tendrían que estar de acuerdo. Además, algunos contratos no tienen renovación o tienen renovación automática. Es una buena idea revisar esta parte de su contrato, especialmente si su acuerdo tiene renovación automática, ya que cualquier renegociación de los términos debe ocurrir antes de la expiración y renovación de un contrato.

    Investigue los promedios salariales

    Siempre es una buena idea investigar los promedios salariales específicos de la industria para que pueda sentirse seguro de que está siendo compensado en consecuencia. Busque los salarios medios de puestos similares en su zona para hacerse una idea de las estructuras salariales habituales en su campo. Puedes utilizar estas cifras como prueba para la negociación si lo consideras oportuno. Además, querrá saber exactamente a qué tipo de bonificaciones o comisiones le da derecho su contrato, además de su salario base.

    Busque restricciones de trabajo externo

    Si es un autónomo o trabaja como parte de la economía colaborativa, debería inspeccionar su contrato para ver si hay restricciones de trabajo externo. Algunas organizaciones limitan la cantidad de trabajo paralelo que sus empleados pueden hacer durante su período de empleo. Si tu trabajo secundario es importante para ti, asegúrate de que puedes seguir haciéndolo mientras estás empleado en tu nuevo puesto, revisando tu contrato para ver si hay alguna regulación conflictiva.

    Negocia antes de firmar

    Si tu contrato no aborda algunas de las necesidades que tienes como empleado, o no estás seguro de un componente específico de tu contrato, puedes intentar negociar los términos antes de firmar. Recuerda que la negociación de las condiciones es una práctica habitual y que estás en tu derecho de hacerlo. Es importante que te sientas lo más cómodo posible con los términos de tu empleo para que puedas destacar en tu nuevo papel.