Coste de los Productos Vendidos: Definición, Usos y Cómo Calcular

Hacer un seguimiento constante del coste de los productos vendidos es una parte importante de la gestión de los costes de producción de una empresa. Conocer el coste exacto de los productos que un fabricante, distribuidor o minorista vende a lo largo del tiempo ayuda a esa organización a optimizar sus gastos y a predecir los beneficios futuros. En este artículo, analizamos qué es el coste de los productos vendidos, cómo calcularlo y cómo interpretar los resultados.

¿Qué es el coste de los bienes vendidos?

El coste de los bienes vendidos es el coste total de producción de todos los bienes vendidos por una organización. Puede incluir costes como los gastos de personal y recursos principales, pero no incluye los gastos que se producen indirectamente después de la creación del producto, como los costes de distribución o de venta directa del producto correspondiente. Si una empresa vende servicios en lugar de productos, el coste de los bienes vendidos incluye los costes de personal, así como los impuestos y prestaciones pendientes de todos los empleados implicados.

El coste de las mercancías vendidas se considera un gasto y se incluye en la cuenta de resultados de la empresa. Si se resta el coste de los bienes vendidos del total de las ventas netas de la empresa, se obtendrá el beneficio neto de la misma.

Conocer el coste de las mercancías vendidas suele ser una gran prioridad para toda organización, ya que es la principal herramienta utilizada para determinar el precio correcto de un artículo vendido. Con el objetivo de obtener un beneficio post-venta para la organización, el precio debe tener en cuenta el coste de los bienes vendidos, otros gastos indirectos como los costes de distribución, además de los impuestos y otros gastos. Si el precio es superior a todos estos costes y gastos sumados, la organización obtendrá un beneficio por la venta de ese producto o servicio concreto.

Cómo calcular el coste de los bienes vendidos

El cálculo del coste de la mercancía vendida consiste en cuantificar y calcular todos los costes implicados en la venta de un producto. La dificultad del cálculo depende en gran medida de la complejidad del proceso de fabricación y del número de productos que la empresa esté vendiendo en ese momento. Las empresas están obligadas a calcular su coste de los bienes vendidos como parte de su declaración de impuestos.

Cuando se trata de empresas que venden productos físicos, el cálculo del coste de los bienes depende en gran medida del valor del inventario. Dependiendo del grado de implicación de la empresa en la fabricación de los productos, el inventario puede consistir en artículos enteros que la empresa revende o en determinadas piezas y materiales que la empresa utiliza para fabricar los productos que vende. Las empresas suelen calcular el valor de sus existencias al principio y al final del año fiscal.

El cálculo del coste total de los productos vendidos consiste en calcular el coste de todos los productos individuales y sumarlos. Así es como se calcula el coste de las mercancías vendidas:

Determinar los costes directos

Los costes directos son los que están directamente relacionados con la producción o la compra del producto vendido. Pueden incluir componentes como el coste de los productos que van a ser revendidos, el coste de las materias primas necesarias para la fabricación, los costes de embalaje e inventario, y los costes que están directamente relacionados con la producción, como los gastos de servicios públicos para la instalación de fabricación.

Determinar todos los costes indirectos

Los costes indirectos son los relacionados con la mano de obra utilizada para revender o fabricar los productos, el coste de los almacenes y otros equipos necesarios.

Determinar los costes de las instalaciones

Los costes de las instalaciones incluyen los intereses hipotecarios, el alquiler, los servicios públicos y otros costes similares. Un contable necesita calcular el porcentaje del coste de las instalaciones por producto individual para un periodo de tiempo determinado.

Determinar su inventario al principio del año fiscal

Cada coste de los bienes vendidos se calcula para un periodo de tiempo concreto, que suele ser un año, a efectos fiscales. Por lo tanto, el inventario de la empresa al principio del año debe ser idéntico al del final del año anterior. Esto incluye toda la mercancía, los materiales, los productos no terminados y los diversos suministros que se utilizarán para la fabricación del producto.

Factorizar los costes de los artículos de inventario añadidos

Es probable que el inventario crezca a lo largo del año, por lo que la empresa debe hacer un seguimiento de los costes de envío y fabricación de cada uno de los productos del inventario. Cuando se trata de productos que la empresa fabrica por sí misma, un contable calculará el porcentaje del coste de cada artículo, basándose en los materiales, las instalaciones y el tiempo consumido para su fabricación.

1. Determinar su inventario al final del año fiscal

El coste del inventario final suele determinarse contando físicamente todos los productos y materiales restantes y eliminando los artículos dañados u obsoletos.

Calcular el coste de los bienes vendidos

El cálculo básico de los bienes vendidos es: costes de inventario inicial + costes de inventario adicional – inventario final

Esta fórmula determinará el coste de fabricación de todos los bienes vendidos durante un periodo de tiempo, tanto fabricados como revendidos. Así que, básicamente, el cálculo del coste de los bienes vendidos es una cuestión de saber el inventario que tenía al principio de un período de tiempo, el inventario que añadió a lo largo del camino y su inventario al final del período de tiempo.

Cómo interpretar los resultados del cálculo de los bienes vendidos

El cálculo de los bienes vendidos se incluye en la declaración de impuestos de su empresa y se calcula en diferentes hojas de cálculo, dependiendo del tipo de negocio:

  • Propietarios únicos y sociedades anónimas unipersonales calcular y presentar los impuestos de su empresa en una hoja de cálculo del Anexo C. El coste de las mercancías vendidas se añade a otros gastos y formas adicionales de ingresos, siendo el resultado la cantidad total de ingresos imponibles que la empresa produce en un período de tiempo.
  • Empresas Utilizar el formulario 1120 para calcular los ingresos netos y determinar si la empresa ha registrado beneficios o pérdidas en el periodo anterior.
  • Asociaciones y sociedades anónimas con varios propietarios Utilizar el formulario 1065, la declaración de ingresos de la sociedad en Estados Unidos, para calcular sus ingresos netos y determinar si la sociedad ha registrado beneficios o pérdidas en el período anterior.
  • Sociedades unipersonales de responsabilidad limitada Utilizar las hojas de trabajo del Anexo C para presentar la declaración de impuestos de un negocio como propietario único.
  • Sociedades de responsabilidad limitada de varios miembros utilizar el formulario 1065 para presentar la declaración de impuestos de la empresa como sociedad.

El cálculo y la interpretación del coste de los bienes vendidos depende en gran medida del tamaño de la empresa y de la complejidad de los bienes vendidos. Los propietarios de pequeñas empresas pueden calcularlo ellos mismos, mientras que las empresas que compran y venden grandes cantidades de bienes y materiales tienen que utilizar complicados métodos de valoración de inventarios para determinar el valor exacto de los bienes vendidos.

Preguntas frecuentes

Los siguientes aspectos son comunes al coste de los bienes vendidos:

¿Qué gastos pueden incluirse en el cálculo del coste de las mercancías vendidas?

Los gastos para el cálculo del coste de los bienes vendidos incluyen todos los costes relacionados con los productos vendidos o las materias primas utilizadas para la fabricación, incluidos los costes de transporte. También incluyen los costes de almacenamiento, el coste de la mano de obra para producir los productos vendidos y otros gastos de fábrica.

¿Cómo puede cambiar el coste de los bienes vendidos durante el período contable?

El coste de las mercancías vendidas puede cambiar debido a la fluctuación de los costes y a los diferentes métodos de cálculo del coste del inventario que utiliza la empresa. Existen tres métodos de cálculo del coste del inventario:

  • FIFO (primero en entrar, primero en salir) es un método en el que los primeros bienes que se venden son los que se compraron o fabricaron primero.
  • LIFO (último en entrar, primero en salir) significa que los primeros bienes que vendes son los más recientemente comprados o fabricados.
  • El método medio se realiza tomando una media de su inventario y utilizándola para estimar el coste de los bienes vendidos.

¿Cómo se calculan los ingresos y beneficios brutos utilizando el coste de los bienes vendidos?

Puede calcular sus ingresos brutos restando el coste de las mercancías vendidas de los ingresos brutos totales de un periodo de tiempo específico. Puede calcular su beneficio neto restando los impuestos pendientes, el coste de las mercancías vendidas y cualquier otro gasto de un periodo de tiempo específico del total de los ingresos brutos.

1. ¿Cuál es la principal importancia de calcular el coste de las mercancías vendidas?

El coste de los productos vendidos es básicamente el coste de hacer negocios y restarlo de los ingresos totales de la empresa. Esto da a la dirección una buena indicación de la eficiencia y la viabilidad de las actividades comerciales de la empresa. Conocer el coste de las mercancías vendidas ayuda a todos los implicados en la gestión de la empresa a identificar formas de reducir los costes de producción y aumentar los ingresos. Estimar el coste de las mercancías ayuda a la empresa a tomar decisiones informadas sobre el futuro de la organización.

Te recomendamos

Cómo ser positivo en el trabajo (Preguntas y Respuestas)

Cómo Utilizar la Visión de Liderazgo para Dirigir su Negocio

Cómo utilizar los correos electrónicos del ciclo de vida y comprometer a los clientes

Una perspectiva de la inteligencia competitiva

Ventajas y desventajas de la gestión por objetivos

Factores de producción: Una Guía Definitiva