¿Qué es un discurso persuasivo? (y cómo crear uno)

Un discurso persuasivo es un discurso diseñado para convencer a alguien de creer o hacer algo. Los individuos utilizan discursos persuasivos en una variedad de capacidades profesionales, incluyendo debates, lanzamientos de ventas, presentaciones y procedimientos legales. Con un plan, preparación y práctica, puede influir en el comportamiento de su audiencia o cliente. En este artículo, definimos el discurso persuasivo y explicamos cómo escribir uno.

¿Qué es un discurso persuasivo?

Un discurso persuasivo es un tipo de discurso en el que el objetivo es convencer a la audiencia de que acepte el punto de vista del orador o realice una acción deseada. El orador utiliza palabras y elementos visuales para guiar los pensamientos y acciones de la audiencia. Los discursos persuasivos pueden influir en las personas de tres maneras:

  • Ethos: El ethos es la credibilidad del orador. Debe demostrar a la audiencia que es un experto en el tema y que merece el respeto del público.
  • Patrón: El pathos es la capacidad del orador para apelar a las emociones del público. Utiliza sentimientos como la compasión o el miedo para conectar con sus oyentes y persuadirlos.
  • Logos: El logos es la capacidad del orador de utilizar la lógica y el razonamiento para convencer al público. El orador utiliza ejemplos y pruebas de apoyo para exponer su argumento y demostrar al público por qué es cierto.

Los oradores también pueden utilizar su lenguaje corporal, su tono, su confianza y su entorno para influir en sus oyentes mientras pronuncian un discurso persuasivo.

Relacionado: 13 tipos de discursos

Cómo crear un discurso persuasivo

Para que un discurso persuasivo sea eficaz, debe estar preparado y bien informado sobre su tema. Siga estos pasos para crear un discurso persuasivo sólido:

1. Conviértase en un experto en su tema

Investiga el tema sobre el que vas a hablar para asegurarte de que sabes todo lo que puedes. Lee artículos o libros de fuentes respetadas, como revistas, universidades u organizaciones de noticias. Familiarízate también con los contraargumentos de tu discurso. Debes conocer todas las opiniones y puntos de vista sobre el tema para poder abordarlos durante tu discurso. Puedes aprender lo que la gente piensa sobre el tema leyendo artículos de opinión y debates en foros o escuchando podcasts.

2. Establezca un objetivo

Identifique la meta que intenta alcanzar con su discurso persuasivo para poder centrar el contenido de su argumento en el objetivo correcto. Comprender su objetivo puede ayudarle a organizar su mensaje y su enfoque. También puede ayudarte a confirmar que tu objetivo es alcanzable.

3. Conozca a su público

Comprenda a su público y sus opiniones para poder dar los pasos adecuados para influir en ellos. Si no están familiarizados con el tema, proporcióneles información de fondo y evite utilizar jerga o terminología compleja. Si ya están de acuerdo con sus creencias, convencerles de que emprendan la acción deseada debería ser más fácil que si su audiencia tiene puntos de vista opuestos. En este último caso, hay que ser más persuasivo para influir en ellos.

4. Elija un enfoque

Decide cómo quieres apelar a tu audiencia—a través de ethos, pathos o logos—dependiendo de tu audiencia y del tema. Tras investigar a tu público y sus creencias, debes saber si responden mejor a la lógica, la emoción o la autoridad. Puedes apelar a ellos utilizando un solo enfoque o una combinación de enfoques. Una combinación de ethos, pathos y logos suele dar como resultado el argumento más sólido.

5. Crear un esquema

Organice los puntos principales de su discurso utilizando un esquema. El número de puntos que quieres utilizar para apoyar tu argumento debe basarse en el tiempo que tienes para hablar. Por lo general, puedes exponer un argumento eficaz en menos de 10 minutos, tiempo suficiente para mantener la atención del público. Intenta exponer al menos tres o cuatro puntos de apoyo.

Relacionado: La clave del éxito en la redacción de discursos

6. Escriba una introducción sólida

Tu introducción marca el tono del resto del discurso. Es tu oportunidad de causar una primera impresión fuerte y convincente en tu audiencia. Cuando escriba su introducción, incluya una declaración o un elemento visual que llame su atención. Puedes decir algo gracioso que haga reír al público o contar una historia que produzca una respuesta emocional.

Conecte con ellos compartiendo algo que tengan en común, ya sea un interés compartido o un problema común. También proporcione sus credenciales, para que la audiencia le respete como una autoridad en el tema. A continuación, exponga claramente el objetivo de su discurso y lo que espera conseguir.

7. Proporcionar pruebas

Dé a su audiencia ejemplos y razones para estar de acuerdo con cada punto de su discurso. Utilice hechos respaldados por pruebas e información de fuentes fiables. También puede utilizar ejemplos de la vida real con los que el público se sienta identificado. Cuando presentes tus pruebas, hazlo de forma que fluyan de forma lógica y completen tu argumento.

8. Abordar el punto de vista contrario

Por lo general, usted puede hacer un argumento más fuerte si reconoce el contraargumento y por qué la audiencia debería apoyar su punto de vista en su lugar. Esta estrategia ayuda a que su discurso sea justo e imparcial. Cuando prepares tu discurso, pregunta a las personas con puntos de vista opuestos qué piensan y por qué, para poder crear un contrapunto objetivo.

Relacionado: La escritura persuasiva: Definición, estrategias y ejemplos

9. Termina con una llamada a la acción

Concluya su discurso con una llamada a la acción que resuma lo que ha dicho a su audiencia y lo que espera que hagan a continuación. Repite tus puntos principales y cómo refuerzan la llamada a la acción.

Ejemplo: "En resumen, he descrito cómo los espacios verdes crean una ciudad más ecológica, más sana y más bella. Estos puntos innegables demuestran que crear un programa para desarrollar más parques es el paso más inteligente que podemos dar para tener espacios comunitarios sostenibles y atraer a más gente a la ciudad. Por favor, vayan a las urnas y voten sí a este programa el martes;

Relacionadas: Cómo escribir una buena llamada a la acción

10. Practicar el discurso

Después de haber escrito tu discurso persuasivo, practícalo para sentirte cómodo dándolo delante de un grupo de personas. Practica frente a un espejo o graba tu discurso en tu smartphone para observar tu lenguaje corporal, tu postura y tu expresión. Debes asegurarte de que te ves relajado y seguro de ti mismo. A continuación, dale tu discurso a uno o varios amigos o familiares para obtener su opinión y determinar si tu discurso es lo suficientemente convincente como para influir en sus creencias o acciones.

Te recomendamos

Marketing de un Webinar: 11 maneras de hacerlo con eficacia

Cómo encontrar y elegir el socio comercial adecuado

Cómo convertirse en productor

8 formas de aplicar la regla del 80/20 a su negocio

Demografía frente a psicografía en la segmentación de la audiencia

Embudo de negocio: Qué es y cómo crear uno