¿Qué es el empleo a voluntad?

El empleo a voluntad significa que una empresa puede despedir a un empleado en cualquier momento y sin ninguna advertencia, explicación o motivo. Infórmate sobre el empleo a voluntad, lo que significa para los empleados y los empresarios y qué estados tienen actualmente limitaciones al empleo a voluntad.

En este artículo, definimos empleo a voluntad.

¿Qué es el empleo a voluntad?

El empleo a voluntad se ha hecho cada vez más popular a lo largo de los años, lo que significa que una empresa puede despedir a su antojo. Puede despedir a los empleados en cualquier momento y por cualquier motivo legal. Además, el empleo a voluntad da a las empresas la flexibilidad de cambiar las condiciones de empleo sin previo aviso. Esto puede incluir cambios en los planes de beneficios, los salarios y el tiempo libre pagado.

Excepciones al empleo a voluntad

Hay algunas excepciones a los acuerdos de empleo a voluntad. Los siguientes ejemplos destacan algunas de estas excepciones:

Política pública

Las empresas no pueden despedir a los empleados si esto viola la excepción de política pública del estado. En virtud de la excepción de orden público, las empresas no pueden despedir o reclamar daños y perjuicios a los empleados si éstos realizan una acción que se ajusta al orden público o se niegan a realizar una acción que infringe el orden público.

Contratos de trabajo

Los empleados que han firmado un contrato de trabajo o están protegidos por un convenio colectivo sindical tienen derechos que los empleados a voluntad normalmente no tienen.

Contratos implícitos

Las empresas no pueden despedir a un empleado a voluntad cuando se crea un contrato implícito, independientemente de si este contrato implícito existe o no. Sin embargo, es difícil demostrar la validez de un contrato implícito y la carga recae en el empleado para demostrar que se creó un contrato implícito.

Buena fe y trato justo

Las empresas no pueden despedir a los empleados si esto viola el pacto implícito de buena fe y trato justo. En el caso del empleo, esto significa que las empresas no pueden despedir a los empleados para evitar sus obligaciones, como el pago de la jubilación, la asistencia sanitaria o las comisiones.

Estados con empleo a voluntad

Cuarenta y nueve estados de EE.UU. reconocen el empleo a voluntad. Montana es la única excepción. En ese estado, los empleados que han completado el período de prueba inicial establecido por la empresa están protegidos de ser despedidos sin aviso o causa. Además, algunos estados reconocerán las excepciones mencionadas anteriormente mientras que otros estados no lo harán.

Política pública

Aunque la mayoría de los estados del país aceptan que las empresas no pueden despedir a los empleados si esto viola la doctrina de la política pública, los siguientes estados no reconocen la política pública como una excepción al empleo a voluntad:

  • Alabama
  • Florida
  • Georgia
  • Louisiana
  • Maine
  • Nebraska
  • Nueva York
  • Rhode Island

Contratos implícitos

De forma similar a la excepción de orden público, la mayoría de los estados también reconocen que un contrato implícito es una excepción al empleo a voluntad. Sin embargo, estos son los estados que no reconocen la excepción de los contratos implícitos:

  • Delaware
  • Florida
  • Georgia
  • Indiana
  • Louisiana
  • Massachusetts
  • Missouri
  • Montana
  • Carolina del Norte
  • Pennsylvania
  • Rhode Island
  • Texas
  • Virginia
    • Buena fe y trato justo

      Aunque la mayoría de los estados aceptan el orden público y los contratos implícitos como excepciones al empleo at- de la voluntad, lo contrario ocurre con la buena fe y la lealtad negocial. Los siguientes estados son los únicos que reconocen esta excepción al empleo a voluntad:

      • Alabama
      • Alaska
      • Arizona
      • California
      • Delaware
      • Idaho
      • Massachusetts
      • Montana
      • Nebraska
      • Utah
      • Wyoming

      Derechos de los empleados

      Si bien un acuerdo de empleo a parece favorecer a las empresas más que a los empleados, las personas empleadas tienen derechos que deben conocer. Al igual que las empresas pueden despedir a los empleados sin explicación ni aviso previo, los empleados también pueden renunciar sin previo aviso. Las empresas no pueden obligar a los empleados a seguir trabajando para ellas y los empleados no tienen que dar una razón de por qué se van. Sin embargo, sigue siendo una buena práctica profesional común avisar con dos semanas de antelación antes de cambiar de trabajo.

      Además, las empresas no pueden despedir a los empleados protegidos por las leyes federales y estatales de despido improcedente. Algunas de estas razones protegidas incluyen:

      • Raza
      • Género
      • Discapacidad
      • Orientación sexual
      • Religión
      • Ciudadanía
      • Edad
      • Salud física
      • Represalias por realizar una acción legalmente protegida
      • Denuncias
      • Documentación de at- empleoSi usted’ Si no está seguro de si es un empleado a voluntad, le conviene examinar la documentación de su empleo para saber a qué atenerse. Si ya trabajas para la empresa, lo primero que debes hacer es consultar el manual del empleado. La mayoría de las empresas indican claramente en el manual si los empleados son voluntarios o no. Si usted es un empleado nuevo, la empresa puede pedirle que firme un documento en el que se indica que usted reconoce que es un empleado a voluntad y que acepta las condiciones que conlleva ese estatus.

        ¿Podría su empresa despedirle sin previo aviso?

        Aunque el empleo a voluntad significa que una empresa puede despedir a sus empleados sin previo aviso, no significa que lo haga. Las empresas son una marca. Si empiezan a ganarse la reputación de ser crueles y de despedir sin motivo, tendrán dificultades para atraer a los mejores empleados. También puede ser perjudicial para la cultura de una organización despedir a los empleados sin previo aviso.

        A menos que los empleados den a sus empresas una razón suficiente para despedirlos inmediatamente, la mayoría de las empresas prefieren trabajar en soluciones alternativas. Para muchas empresas, esto podría significar dar a los empleados una advertencia por escrito, colocarlos en un plan de mejora del rendimiento, no impugnar la reclamación de un empleado a las prestaciones de desempleo o proporcionar a los empleados un paquete de indemnización después del despido.

        Manejar el empleo a voluntad

        Si le preocupa trabajar como empleado a voluntad, puede tomar ciertas medidas para asegurarse de que siempre está preparado. Mantenga su currículum actualizado a medida que siga creciendo y alcanzando logros en su trabajo, así estará preparado si necesita buscar otro puesto de forma inesperada. Mantener su currículum actualizado también puede ayudarle a reposicionarse para un papel diferente en su empresa actual si es necesario.

        También puede ayudar mantener un diálogo abierto con su supervisor tanto sobre su rendimiento como sobre el estado de su organización. Las organizaciones que tienen que despedir a gente a menudo lo hacen por las necesidades del negocio, no por problemas con sus empleados o su rendimiento. El empleo a voluntad es muy común, así que hable con su empresario si se siente nervioso por su contrato.