Los mejores consejos para entender el flujo de caja neto (con ejemplos)

Al dirigir un negocio, tendrá que llevar un registro de sus ingresos y gastos para ayudarle a establecer el estado financiero de su organización. Hay varias formas de calcular las pérdidas y ganancias de una operación, y el flujo de caja neto es un factor importante para evaluar la viabilidad de una empresa. Saber cómo calcular el flujo de caja neto de una empresa puede proporcionar una visión útil de su futuro a largo plazo si se sabe poner en contexto financiero. En este artículo, definiremos el flujo de caja neto y explicaremos cómo afecta a su empresa.

¿Qué es el flujo de caja neto?

El flujo de caja neto mide si una empresa ha ganado o perdido dinero durante un periodo concreto. Tiene en cuenta los costes de hacer negocios frente a la cantidad de dinero que la empresa está ganando para dar una cifra positiva, que indica un beneficio, o una negativa que indica una pérdida global.

Las empresas necesitan calcular el flujo de caja neto para encontrar la diferencia entre sus ingresos y sus gastos durante un periodo determinado. El término describe el saldo de caja de una empresa entre dos períodos y se refleja en el balance como un estado de flujo de caja. Los estados de flujo de caja son una buena indicación de la salud de las finanzas de una organización y suelen ser utilizados por los inversores para determinar la liquidez de una empresa.

Hay tres actividades que contribuyen al flujo de caja neto:

  1. Actividades de explotación: En esta cifra se incluye el dinero que entra por las compras de los clientes y el que sale para comprar acciones, pagar salarios y gestionar la administración.
  2. Las actividades de financiación: Esto incluye el efectivo recibido por los acuerdos de deuda o utilizado para pagarlos, la compra de acciones de la empresa y los pagos de salida, como los dividendos.
  3. Actividades de inversión: Efectivo recibido por las ganancias de las inversiones o utilizado para realizar una inversión, ya sea a través de un plan específico o mediante la compra de activos.

El flujo de caja se utiliza para predecir las necesidades de una empresa, lo que le permite planificar inversiones, expansiones o compras, o asumir una deuda adicional si es necesario.

Relacionado: Su guía de carreras financieras

¿Por qué es importante el flujo de caja neto?

Muchas organizaciones hacen un seguimiento de su flujo de caja de un periodo de información al siguiente para evaluar su capacidad de generación de ingresos. El patrón de flujo de caja neto puede ser una indicación de la viabilidad de la empresa, pero debe utilizarse junto con otros métodos para obtener una imagen real de la posición de una organización en el mercado.

El flujo de caja neto es un buen indicador de lo bien que le va a una empresa, y puede utilizarse como indicador de que una organización tiene capital para ampliar sus operaciones, desarrollar nuevos productos, reducir cualquier deuda o gastar dinero en investigación.

Un flujo de caja consistentemente positivo es un signo de un negocio viable, pero debe considerarse junto con cualquier deuda o venta de activos que haya generado ingresos y cualquier cambio que se haya hecho en los costes básicos de mantenimiento del negocio. Si no se tienen en cuenta estos elementos, es posible que una empresa parezca estar obteniendo beneficios cuando en realidad se encuentra en un periodo de declive competitivo.

En muchos casos, un flujo de caja neto negativo es un indicador de que la empresa tiene problemas financieros importantes que no pueden resolverse sin medidas drásticas. Pero es posible que una empresa vuelva a tener varios periodos de flujo de caja negativo y siga teniendo un modelo de negocio viable.

Puede indicar, por ejemplo, que una empresa se está expandiendo rápidamente y necesita efectivo para mantener ese crecimiento y generar más ingresos a largo plazo. Esto puede significar la inversión en maquinaria o equipos, la adquisición de nuevos locales o la investigación y desarrollo de una nueva línea de productos. Una vez que la inversión empiece a generar ingresos a través de su flujo de negocio, invertirá la tendencia negativa y contribuirá a un flujo de caja positivo.

Relacionado: Salario bruto vs. Salario neto: Definiciones y ejemplos

Cómo funciona el flujo de caja neto

El flujo de caja neto se calcula utilizando uno de los dos métodos:

  1. Recibos menos pagos: Este es un método básico para evaluar el flujo de caja neto comparando los ingresos de caja con los gastos de la empresa. Sin embargo, este método no agrega ni comunica los datos de forma eficaz a efectos de los sistemas de registro de transacciones contables, por lo que no se suele utilizar.
  2. Beneficios netos más gastos no monetarios: Utilizando este método, se empieza con la cifra de beneficio o pérdida neta de la cuenta de resultados, y luego se añaden todos los gastos no monetarios, como la depreciación y el agotamiento.

Ejemplo : Una empresa manufacturera está prosperando hasta el punto de tener dinero en el banco para devolver un préstamo. Además, los directivos quieren aumentar la cuota de mercado de la empresa ampliando sus líneas de productos y abriendo un nuevo mercado. Deciden invertir en la modernización de su equipo especializado para poder entrar en producción con su último diseño. El nuevo equipo cuesta 10.000 dólares y venden la antigua máquina por 1.500 dólares. En este caso, en el que los paréntesis indican las salidas, un estado de flujo de caja neto muy sencillo podría tener el siguiente aspecto:

Actividades operativas

Ingresos en efectivo de los clientes: 50.000

Pago en efectivo a los proveedores: (45,000)

Total de efectivo operativo: 5.000

Actividades de inversión

Coste de la maquinaria nueva: (10,000)

Venta de maquinaria antigua: 1.500

Total de la inversión en efectivo: (8,500)

Actividades de financiación

Devolución del préstamo: (5,000)

Total: (5.000)

Total (8.500)

Mientras este periodo reporta pérdidas, al año siguiente no hay que hacer devoluciones de préstamos y la nueva máquina ha empezado a generar un nuevo flujo de ingresos, por lo que los ingresos de caja generados aumentarían su total anterior y los gastos se reducirían:

Actividades operativas

Ingresos en efectivo de los clientes: 65.000

Efectivo pagado a los proveedores: (47,500)

Total de dinero operativo: 17.500

Actividades de inversión

Ninguno: 0

Inversión total en efectivo: 0

Actividades de financiación

Pago del préstamo: 0

Total: 0

Total 17.500

Esto muestra cómo una empresa puede parecer tener un flujo de caja negativo a pesar de estar en una posición comercial relativamente fuerte. El flujo de caja es un indicador útil de la salud de una empresa, pero necesita un contexto para que las cifras tengan sentido. Como se ha visto, una empresa que arroja un flujo de caja neto negativo durante uno o dos periodos de información no está necesariamente en dificultades financieras. A veces, un saldo negativo puede indicar una posición fuerte, como cuando una empresa paga una deuda o aumenta su capacidad operativa, por lo que es importante saber qué cifras representan una inversión a corto plazo en el nuevo equipo y cuáles son una medida de la rentabilidad a largo plazo de la empresa.

Te recomendamos

¿Qué es la integración progresiva y cómo puede beneficiar a su empresa?

Cómo crear un presupuesto flexible (con ejemplo)

5 tipos de planificación de la producción (con ejemplos y consejos)

4 tipos de intermediarios del canal

Guía de la cuenta de resultados presupuestaria (con un ejemplo)

Cómo crear una presentación de ventas atractiva (con ejemplos)