¿Qué es el Design Thinking? Las 5 fases explicadas (definición y ejemplo)

El pensamiento de diseño puede utilizarse para generar soluciones creativas a los problemas de un producto o servicio. Los principios del diseño pueden utilizarse para generar soluciones creativas a los problemas que los usuarios tienen con cualquier producto o servicio. Además, el pensamiento de diseño puede permitir a los miembros del equipo hacer una lluvia de ideas y colaborar en todos los aspectos de un problema, en lugar de estar restringidos por las estrategias y los enfoques tradicionales.

En este artículo, aprenderá qué es el pensamiento de diseño, cuál es su propósito y cómo funciona en un entorno empresarial.

¿Qué es el pensamiento de diseño?

Una empresa puede mejorar sus productos y servicios utilizando estrategias de proyectos centrados en el cliente que forman parte del pensamiento de diseño. El pensamiento de diseño, además de ser un proceso creativo de resolución de problemas, es también un conjunto de habilidades que se centran en la realización de tareas y proyectos que abordan las necesidades de los consumidores.

Cuando las empresas aplican el pensamiento de diseño, suelen tener en cuenta los factores que influyen en los procesos y que incluyen una perspectiva humana, así como la viabilidad tecnológica y económica de un proyecto. Por ejemplo, para mejorar sus servicios en general, una agencia de marketing puede abordar cómo las necesidades del cliente pueden influir en los procesos técnicos y económicos generales para la prestación de sus servicios. Además, el pensamiento de diseño puede requerir la resolución creativa de problemas y diferentes perspectivas de pensamiento crítico.

Relacionado: Relacionado: 5 ejemplos de habilidades de pensamiento crítico

¿Cuál es el propósito del pensamiento de diseño?

El propósito del pensamiento de diseño es analizar y evaluar cómo los consumidores interactúan con los bienes y servicios. Además, el pensamiento de diseño puede desempeñar un papel en la forma en que las empresas tratan de entender cómo funciona la interacción consumidor-producto.

El pensamiento de diseño también sirve para desafiar los métodos tradicionales de resolución de problemas durante la ideación, el diseño, el desarrollo y la producción de bienes y servicios. Esta aplicación del pensamiento crítico y la resolución creativa de problemas puede centrarse en soluciones que no siempre son evidentes a la hora de aplicar estrategias para mejorar los productos y servicios, así como los procesos empresariales.

Por ejemplo: Una empresa que busca soluciones para arreglar los problemas de producción de un producto puede utilizar el pensamiento de diseño para determinar cómo los consumidores utilizan sus productos. Descubrirlo de este modo podría ayudar a la empresa a aplicar nuevas y mejores estrategias de diseño al inicio del desarrollo de nuevos productos. Esto, a su vez, puede dar lugar a que la empresa cree un producto que no sólo satisfaga las necesidades de los clientes, sino que también incluya las características mejoradas que se hayan encontrado durante la aplicación del pensamiento de diseño del equipo.

Relacionado: Cómo desarrollar la capacidad de pensamiento creativo en 5 pasos

¿Cómo se utiliza el pensamiento de diseño?

El pensamiento de diseño puede utilizarse en varias fases clave del diseño y desarrollo de productos o servicios y de la interacción con el consumidor. Estas fases pueden variar según el sector, pero generalmente incluyen:

1. Definir los problemas y las necesidades del consumidor

En esta fase del pensamiento de diseño, los equipos empresariales identifican y definen los problemas que los consumidores pueden tener con los productos o servicios. A continuación, el Design Thinking puede exigir a los equipos que definan las necesidades de los consumidores en relación con el funcionamiento de sus productos y servicios. Ser capaz de definir los problemas y las necesidades de los consumidores puede permitir a las empresas obtener una comprensión más profunda del consumidor y proporciona formas empáticas de desarrollar soluciones creativas.

2. Comprender y empatizar

El pensamiento de diseño toma un problema definido y una necesidad del consumidor y crea una base de comprensión al permitir a las empresas empatizar con sus clientes. Cuando una empresa puede empatizar con sus clientes, puede aplicar mejor las estrategias que se centran en satisfacer las necesidades, como la fijación de precios, la oferta de créditos al consumo u otras soluciones centradas en el cliente.

3. Ideación de soluciones

Las empresas que aplican el pensamiento de diseño también pueden dedicar un tiempo considerable a la fase de ideación. Esta fase se centra en la resolución creativa de problemas y el pensamiento crítico para encontrar soluciones a los problemas que se definen cuando una empresa investiga inicialmente las necesidades de los consumidores. La creación de soluciones de forma proactiva puede requerir que los equipos colaboren y compartan ideas que podrían resolver problemas relacionados con la producción o el uso de un producto o servicio.

4. Desarrollo de soluciones

A medida que los equipos empresariales pasan por las fases del pensamiento de diseño, también dedican estrategias y planes de gestión a desarrollar soluciones viables para los distintos problemas y cuestiones que los consumidores pueden tener con un producto o servicio específico.

Por ejemplo: Un proveedor de servicios telefónicos puede identificar un problema relacionado con la falta de cobertura de llamadas de larga distancia en sus servicios. El proveedor de servicios identifica la falta de servicio de larga distancia como el principal problema que tienen los consumidores con sus servicios.

Así, el proveedor de servicios telefónicos podría poner en práctica el pensamiento de diseño para crear soluciones que satisfagan a los consumidores y a la vez ahorren dinero a la empresa. En este caso, una solución creativa podría ser incluir servicios de larga distancia con planes telefónicos específicos para satisfacer las necesidades de los clientes y ahorrar al mismo tiempo en costes operativos. El equipo de servicios telefónicos podría lanzar un nuevo plan de telefonía para probar esta solución.

5. Soluciones de prueba

A medida que las empresas desarrollan ideas y soluciones a los problemas de los consumidores, es necesario realizar pruebas rigurosas. La fase de pruebas del pensamiento de diseño también puede significar volver al principio y comenzar de nuevo el proceso para aplicar estrategias recién descubiertas que solucionen los fallos de diseño o las ineficiencias en la prestación de un servicio.

Si bien estas cinco etapas abarcan lo esencial de la aplicación del pensamiento de diseño, los diferentes sectores empresariales pueden utilizar más de estos procesos para aplicar el pensamiento de diseño.

Relacionado: Habilidades de resolución de problemas y toma de decisiones

Ejemplo de pensamiento de diseño

Aunque el pensamiento de diseño puede parecer a veces más difícil de aplicar que otras estrategias de resolución de problemas, el uso de los principios del pensamiento de diseño puede ser beneficioso para descomponer un problema de manera que los implicados puedan considerar diferentes perspectivas. Siguiendo con el anterior proveedor de servicios telefónicos, veamos cómo se pueden utilizar los principios del pensamiento de diseño.

Definir y empatizar con los problemas y necesidades de los consumidores

El proveedor de servicios telefónicos define el principal problema del cliente como la falta de minutos de larga distancia que ofrece a sus clientes. La empresa reconoce esta necesidad y define el problema más allá analizando cómo influye este problema en el comportamiento de los clientes y en su interacción con los servicios telefónicos de la empresa.

Idear y desarrollar soluciones

La empresa de servicios telefónicos podría idear soluciones que sirvieran a sus clientes y a la vez ahorraran los costes en los que pudieran incurrir como resultado de la ampliación de los servicios que prestan. Una solución podría ser ampliar el servicio de larga distancia con la compra de planes específicos. La empresa podría resolver el problema de los costes fijando el precio de esos planes por encima de sus planes estándar de llamadas nacionales.

Probar las soluciones

Supongamos que la empresa abre un nuevo plan que ofrece funciones de llamadas de larga distancia además de las funciones nacionales estándar. La empresa podría entonces aplicar las métricas que rastrean la rentabilidad, la relación con el consumidor y la eficacia de su solución. Si la solución tiene éxito, la empresa podría desarrollar el prototipo para incluir diferentes planes con diferentes tarifas de larga distancia. Del mismo modo, si la solución no tiene éxito, la empresa podría volver a empezar el proceso para encontrar una solución mejor.

El pensamiento de diseño no solo ofrece a las empresas oportunidades para desarrollar soluciones creativas, sino que también puede proporcionar a los equipos oportunidades para colaborar y compartir ideas. Cuando los miembros del equipo pueden participar activamente en todos los aspectos de la resolución de problemas, se pueden crear enfoques para la ideación y el desarrollo que pueden no haber sido tan eficaces como antes de aplicar los principios del pensamiento de diseño.