¿Qué es el merchandising visual en el comercio minorista? (Más consejos)

El marketing para un negocio minorista puede adoptar muchas formas, pero una de las maneras más poderosas de ganarse la atención de los clientes es permitirles ver los productos por sí mismos. El merchandising visual de los comercios minoristas consiste en mostrar sus productos a los clientes en determinados contextos que hacen que los artículos parezcan más interesantes. Cuando un comprador se interesa por un artículo, es más probable que lo compre y se lo cuente a sus amigos. En este artículo, definimos el merchandising visual para el comercio minorista y examinamos por qué una empresa minorista debería elegirlo, cómo utilizarlo y consejos para que le funcione.

¿Qué es el merchandising visual en el comercio minorista?

El merchandising visual de los comercios es una práctica de marketing que utiliza aspectos del diseño visual para atraer a los clientes y aumentar las ventas. Los especialistas en merchandising visual utilizan el plano de la tienda en su beneficio para crear expositores de productos y secciones que utilizan diferentes colores, iluminación y señalización para atraer la atención. Esta práctica de marketing requiere creatividad y una comprensión del público objetivo para mejorar las ventas de una empresa con éxito.

Relacionado: Ejemplo de carta de presentación para vendedor visual

¿Por qué elegir el visual merchandising para el comercio minorista?

Elegir el merchandising visual para comercializar sus productos tiene muchas ventajas. Por ejemplo, hay mucha flexibilidad en la forma de presentar los productos. Puede reflejar el estilo de su marca con expositores creativos que se dirijan a su público y lo hagan sentir bienvenido. También puede crear el contexto en el que los compradores ven sus productos. Si utiliza un expositor para presentar sus artículos como elegantes y populares, los clientes pueden aceptarlos como tales, lo que puede dar lugar a nuevas tendencias de venta, aumentar las ventas y difundir un buen boca a boca.

Cómo utilizar el merchandising visual en el comercio minorista

El estilo de merchandising visual de su comercio será único para su tienda y sus productos, pero hay algunas formas básicas de enfocarlo. Considere la posibilidad de seguir estos pasos para crear la experiencia visual más fascinante para su tienda:

1. Ponga sus productos principales al frente

La clave del éxito del merchandising visual en el comercio minorista está en la colocación de la mercancía. Algunas zonas de la tienda tienen más tráfico que otras, como el espacio situado junto a la entrada o las cajas registradoras, lo que significa que más clientes pueden ver los productos en esos espacios. Intente mantener los productos principales, como los artículos nuevos o de edición limitada, donde los clientes puedan encontrarlos fácilmente para generar más ventas.

2. Crear una historia

Haga que su merchandising visual sea más atractivo creando una historia para los productos y el diseño. Puede crear una historia visual de diferentes maneras en función de sus productos, pero normalmente puede incluir personajes, como maniquíes o imágenes de personas, y carteles. Un ejemplo de narración visual sería si vistiera a unos cuantos maniquíes de diferentes tamaños con trajes a juego. Los clientes leerían esa exposición como una familia que va a algún sitio junta. Esta historia hace que los productos parezcan dinámicos y atractivos.

3. Facilite a los clientes la lectura

A muchos clientes les gusta encontrar su propio camino en una tienda, y la disposición de la mercancía puede tener un gran impacto en su capacidad para hacerlo. Cuando diseñe el merchandising visual, piense en el flujo de los productos y en cómo sus expositores pueden guiar a los clientes por la tienda. Este es otro buen momento para utilizar carteles que indiquen dónde están los productos en los pasillos y qué tipo de rebajas o descuentos se ofrecen. Tenga en cuenta la facilidad con la que los clientes pueden tocar los productos o leer la información de las etiquetas o los envases.

4. Utiliza el color

El color es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de utilizar el merchandising visual para el comercio minorista. El color de los expositores y de los artículos es una de las primeras cosas en las que se fijan los clientes y les ayuda a elegir los productos, especialmente los de ropa y accesorios. Elija colores que combinen bien para atraer a los clientes a sus expositores, pero pruebe también técnicas de diseño como el contraste de colores y el espacio negativo para distinguir sus expositores más importantes del resto de la tienda.

5. Secciona los productos y realiza ventas cruzadas

Seccionar los productos según su función y su precio es fundamental para una buena comercialización visual en el comercio minorista, pero también se puede ser flexible con la colocación de los productos. Mientras que las secciones ayudan a guiar a los clientes hacia los productos que desean, colocar artículos relacionados entre sí le da la oportunidad de realizar ventas cruzadas. Por ejemplo, si tiene un expositor de trajes de baño, puede colocar un pequeño expositor de protectores solares cerca, porque puede suponer que los clientes que nadan estarán expuestos al sol.

Relacionado: Venta cruzada: Qué es, cómo funciona y ejemplos

Consejos para utilizar el merchandising visual en el comercio minorista

Al igual que la mayoría de las técnicas de marketing, el merchandising visual del comercio minorista requiere práctica y creatividad para generar ventas para su tienda. Para ayudarte a empezar, aquí tienes algunos consejos que puedes probar a la hora de crear una experiencia de visual merchandising para tus productos:

Comprender el producto y la marca

Cada marca minorista tiene un estilo único que interesa a su público objetivo. La mejor manera de ofrecer un visual merchandising de impacto para el comercio minorista es entender qué es lo que hace que su estilo sea atractivo para los clientes. Analice su marca y sus productos y determine por qué atraen a los clientes. Si vende productos de limpieza totalmente naturales, por ejemplo, puede promocionar la seguridad y la eficacia de sus artículos para los padres preocupados por los productos químicos. Haga una lluvia de ideas sobre lo que su marca y su producto pueden aportar a la gente y utilícelas en su merchandising visual.

Relacionado: Qué es la identidad de marca y cómo construirla

Comuníquese con su equipo

Pida consejo a su equipo de ventas para obtener nuevas ideas de merchandising visual desde diferentes perspectivas. Participe en reuniones y haga preguntas a los profesionales de marketing y a los representantes de ventas para poder hacerse una idea óptima de lo que quieren los clientes. Cuando diseñe un expositor o seccione los productos, pregunte a sus compañeros si pueden moverse fácilmente por la disposición. Es probable que cualquier problema que tengan tus compañeros pueda afectar también a los clientes.

Relacionado: Ventas y Mercancías: ¿Cómo se relacionan?

Sacar mucha mercancía

Es una buena idea abastecer la tienda con muchos productos, aunque no todos formen parte de su exposición. Acuérdate de llenar los espacios que expones, así como de mantener las estanterías y los estantes de ropa bien ordenados. A los clientes les gusta ver que tienes un montón de productos para mirar en muchos tamaños y diseños. Pueden pasar más tiempo buscando lo que quieren y puede que encuentren algo más que decidan comprar.

Muestre los artículos deseados en lugar de los necesarios

Todo el mundo tiene que comprar ciertos productos, como el papel higiénico y la pasta de dientes, así que si vende esos artículos, manténgalos más al fondo y ponga los artículos que son nuevos o no esenciales hacia la parte delantera. Esto se debe a que los clientes saben que deben buscar los artículos que necesitan, pero es posible que no vayan a buscar los artículos que no necesitan pero quieren. Colocar esos productos deseados en la vitrina atrae la atención hacia ellos y anima a los compradores a considerar una compra.

Seguir adaptándose

No existe una fórmula específica para crear un buen merchandising visual en el comercio minorista, por lo que es importante seguir adaptando sus ideas y dar un nuevo aspecto a sus expositores cada pocas semanas. Si uno de sus expositores funciona bien para generar ventas, considere la posibilidad de adaptarlo para un nuevo producto con pequeños cambios para diferenciarlo y mantener el interés de los clientes. Siga probando nuevas técnicas hasta que entienda bien lo que quiere su público, y utilice esas ideas básicas para elaborar un merchandising visual divertido y atractivo.

Te recomendamos

20 trabajos en demanda para trabajar desde casa disponibles ahora

Cómo ser crítico de cine paso a paso

Mascotas en el lugar de trabajo: Ventajas, desventajas y consejos

9 Estrategias de mejora de procesos

7 Certificaciones de Patología del Lenguaje para avanzar en su carrera

Informe directo: Definición y diferencia con el informe indirecto