FAQ: ¿QUÉ ES LA ALTA DIRECCIÓN? ¿Qué es la alta dirección?

La alta dirección es el nivel superior de una organización cuya responsabilidad es tomar decisiones y planes estratégicos. Ayudan a que una organización crezca y sea más rentable. Entender cómo funciona la alta dirección puede ayudarte a avanzar en tu carrera y a dirigir a los demás con mayor eficacia. En este artículo, analizamos qué es la alta dirección, enumeramos los distintos tipos, exploramos las habilidades necesarias para tener éxito y respondemos a otras preguntas frecuentes sobre la alta dirección.

¿Qué es la alta dirección?

La alta dirección, o dirección ejecutiva, es una persona o equipo responsable de mantener el crecimiento y la rentabilidad de la empresa. Desarrollan planes estratégicos y toman las principales decisiones dentro de una organización, como qué productos venden y cuál es la misión de la empresa. En los negocios, las empresas suelen tener un sistema de tres niveles, formado por la alta dirección, los mandos intermedios y los mandos inferiores.

Como su nombre indica, la alta dirección es el nivel superior y supervisa a los de los demás niveles. Sus responsabilidades laborales son más amplias que las operaciones diarias y suelen implicar un pensamiento más amplio y la presentación de informes a un consejo de administración. La alta dirección suele incluir a los directivos de la C-suite o a los expertos en su sector.

Relacionado: ¿Qué es una pirámide de gestión? (Y otros tipos de estructuras de gestión)

¿Cuáles son algunos tipos de funciones de alta dirección?

Dependiendo del tamaño de una organización, una persona puede desempeñar las funciones de varios puestos de alta dirección. A continuación se presentan algunos tipos de funciones de alta dirección con sus responsabilidades laborales comunes:

Jefe de cumplimiento

Los jefes de cumplimiento (CCO) crean y aplican políticas corporativas para garantizar que su organización cumple los requisitos legales y reglamentarios. Supervisan y hacen frente a las infracciones cuando se producen. Para asegurarse de que todos los empleados conocen sus políticas corporativas, los CCO imparten sesiones de formación.

Director General

Un director general (CEO) suele ser el cargo más alto y tiene otros cargos de la C-suite que le informan y le ayudan a tomar decisiones. Al estar en el nivel más alto de la alta dirección, los directores generales representan públicamente a la empresa. Otras funciones son servir de punto de contacto entre el consejo de administración y las operaciones corporativas y gestionar los recursos generales de la empresa.

Director financiero

El director financiero (CFO) gestiona las acciones financieras de una organización. Esto incluye el seguimiento del flujo de caja de la empresa y la identificación de sus puntos fuertes y débiles. También ayudan a crear un plan financiero y sugieren acciones correctivas para ayudar a la empresa a sobresalir.

Jefe de recursos humanos

Los directores de recursos humanos (CHRO) crean y aplican una estrategia de recursos humanos para su empresa. Esto incluye la gestión del rendimiento y el talento junto con la formación y el desarrollo. Los directores de recursos humanos también desarrollan planes de contratación y retención de empleados para ayudar a satisfacer las necesidades de capital humano de su empresa.

1. Jefe de información

El director de información (CIO) trabaja con los sistemas informáticos y la tecnología de la información para apoyar los objetivos de su organización. Algunas formas de hacerlo son recomendar actualizaciones de software y supervisar los cambios en la tecnología para ayudar a su empresa a mejorar. También solucionan problemas relacionados con los datos.

Director de marketing

Un director de marketing (CMO) se encarga de las actividades de marketing de una empresa. Sigue las tendencias del mercado para desarrollar estrategias y objetivos. Otras de sus funciones son diseñar campañas promocionales, trabajar con el equipo de relaciones públicas y otros departamentos y crear asociaciones.

Director de operaciones

Los directores de operaciones (COO) supervisan las tareas administrativas diarias. Sus responsabilidades incluyen la participación en actividades de expansión, el establecimiento de objetivos de rendimiento y la gestión de las relaciones con los proveedores. También colaboran estrechamente con el director general para presentar informes sobre asuntos importantes y trabajar en la recaudación de fondos.

Vicepresidente

Un vicepresidente supervisa las operaciones internas de una empresa. Ayudan a una empresa a diseñar su misión general y a evaluar el éxito con el que la logran. Otras funciones de un vicepresidente son revisar el trabajo de los empleados, analizar los informes financieros e investigar las oportunidades de expansión.

Relacionado: ¿Qué son las C-Suites? (Más funciones y sueldos medios)

¿Cuáles son algunas de las habilidades necesarias para los puestos de alta dirección?

Además de tener experiencia en su sector, hay muchas habilidades blandas que ayudan a las personas que ocupan puestos de alto nivel. Estas son algunas de las habilidades necesarias para tener éxito en un papel de alta dirección:

  • Liderazgo
  • Puntualidad
  • Toma de decisiones
  • Comunicación eficaz
  • Fiabilidad
  • Priorización
  • Delegación
  • Solución de problemas
  • Organización
  • Colaboración
  • Excelente capacidad de escucha
  • Coaching

Relacionado: 9 habilidades blandas para la gestión

¿Cómo se puede pasar a un puesto de alta dirección?

Hay muchas cosas que puedes hacer para mejorar tus posibilidades de ascender a un puesto de alta dirección. Aquí tienes algunos consejos que debes tener en cuenta:

Demostrar iniciativa

En tu puesto actual, toma la iniciativa y busca las tareas que hay que hacer en lugar de esperar a que te las asignen. Esto demuestra que eres muy trabajador y que puedes ser un líder. Además, considera la posibilidad de pedir más responsabilidades o de ofrecerte como voluntario para ayudar a alguien de tu equipo.

Relacionado: 23 preguntas para entrevistas a ejecutivos (más ejemplos de respuestas)

Conviértase en un experto del sector

Informarse sobre su sector puede ayudarle a prepararse para ser un líder eficaz que entienda cómo ayudar a su empresa a tener éxito. Manténgase al día de las tendencias actuales leyendo noticias o blogs relacionados. También puede asistir a oportunidades de desarrollo profesional, como talleres y conferencias.

Conéctese con otros

Amplíe su red estableciendo relaciones con profesionales similares. Esto puede ayudarte a encontrar potencialmente puestos más avanzados a través de una serie de conexiones. Por ejemplo, alguien de su círculo puede saber de otra persona que está contratando. La creación de redes también puede darle acceso a la experiencia y la formación del sector, lo que puede hacer avanzar sus conocimientos.

Pedir opiniones

Para prepararse para una función más avanzada, pida a su jefe o a un colega que le dé su opinión para determinar sus actuales carencias de rendimiento. Esto puede ayudarle a obtener la perspectiva de una persona ajena a la empresa y ver lo que debe mejorar. Considera la posibilidad de preguntar si debes desarrollar algún conocimiento o habilidad específica.

Relacionado: 9 pasos para saber cómo hablar con tu jefe sobre la promoción profesional

Sea visible

Para avanzar en su empresa, hágase visible. Un par de formas de hacerlo incluyen la asistencia a eventos de la empresa o compartir tus ideas en las reuniones. Haz saber a los altos cargos que estás interesado en un puesto más alto y pregúntales qué buscan en los posibles candidatos para que puedas prepararte.

Relacionado: Cómo llegar a un papel de liderazgo en el trabajo: 7 pasos

¿Cómo se mide el éxito para los profesionales de la alta dirección?

A diferencia de los puestos de dirección media o inferior, que reciben revisiones basadas en el cumplimiento de cuotas o en la realización de tareas diarias, los puestos de alta dirección reciben revisiones basadas en el éxito general de su empresa. Asumen la responsabilidad del rendimiento de sus empleados. Por ejemplo, si un equipo de ingenieros diseña un nuevo tipo de teléfono móvil, el alto directivo toma la decisión final sobre si siguen adelante con su nuevo diseño.

¿Cuáles son las cualificaciones más comunes para un puesto de alta dirección?

Para trabajar en un puesto de alta dirección, adquiere experiencia relevante en tu sector y en un papel de liderazgo. Normalmente, los empresarios buscan a alguien con al menos cinco años de experiencia directiva. Los profesionales de la alta dirección suelen obtener un máster en administración de empresas que les ayude a prepararse para sus funciones, por lo que puede ser útil obtenerlo también. También tienen un profundo conocimiento de las finanzas, la contabilidad, el marketing y otros campos relacionados que pueden ayudarles en el ámbito empresarial.

¿Cómo es el entorno de trabajo de la alta dirección?

Dado que las funciones de alta dirección están presentes en una gran variedad de sectores, el entorno de trabajo varía en función del tipo de organización para la que trabaje la persona. Trabajar en la alta dirección puede ser estresante, ya que el éxito de una empresa puede depender de las decisiones que se tomen. Sin embargo, también puede ser gratificante, ya que pueden ver los resultados de sus esfuerzos y decisiones. Los altos cargos también viajan con frecuencia a otras oficinas y a eventos, como conferencias.

Te recomendamos

Cómo convertirse en un ecografista

¿Qué es la atención al cliente? (Con ejemplos)

20 Ideas de Proyectos de Superación Personal

12 consejos para tener éxito en el sector inmobiliario

Cómo superar la torpeza social

Cómo Calcular la Fórmula del Beneficio Objetivo