¿Qué es una consulta de base de datos? Todo lo que necesita saber

Los datos pueden ser un recurso valioso para las empresas, los investigadores y los analistas de datos. Para obtener significado de los datos, es fundamental poder almacenarlos, acceder a ellos, modificarlos y recuperarlos. Trabajar con los datos es una de las formas en que los profesionales de los datos pueden comprenderlos mejor y proporcionar valiosos conocimientos. Una de las formas de hacerlo es consultarlos.

En este artículo, explicaremos qué es una consulta a una base de datos, las diferentes formas de realizarla y los distintos tipos de consulta que puede utilizar para mejorar sus procesos y sacar el máximo partido a sus datos.

¿Qué es una consulta de base de datos?

Una consulta a una base de datos permite extraer un conjunto determinado de datos de una base de datos. Las bases de datos suelen estar formadas por varias tablas o colecciones de datos relacionados. En estos casos, las consultas pueden utilizarse para reunir y compilar datos de varias tablas. Al consultar las bases de datos, las empresas pueden analizar los datos para obtener conclusiones interesantes. Por ejemplo, un analista de datos puede consultar una base de datos para determinar la edad media de los clientes de una empresa. Esta información puede ayudar a la empresa a tomar decisiones comerciales acertadas al entender mejor a sus clientes.

Estas son algunas acciones adicionales que la consulta puede ayudarle a realizar:

  • Filtrar datos según criterios específicos
  • Resumir datos
  • Ejecución de cálculos
  • La automatización de las tareas de gestión de datos
  • Responder a las preguntas relacionadas con los datos
  • Combinar datos de varias tablas
  • Borrar datos específicos de las tablas
  • Ajuste de los datos
  • Actualización de bases de datos
  • Inserción de nuevos datos en la base de datos

Relacionado: Cómo convertirse en analista de datos

Formas de realizar una consulta a la base de datos

Hay varios métodos que se pueden utilizar para realizar consultas en la base de datos:

Lenguaje de consulta de la base de datos relacional

Una de las formas más comunes de realizar una consulta en una base de datos es utilizando un lenguaje de consulta. Si tiene previsto realizar muchas consultas o trabajar mucho con los datos, puede ser útil aprender un lenguaje. Uno de los lenguajes más populares y útiles para aprender es el Lenguaje de Consulta Estructurado (SQL) de Microsoft. SQL funciona con bases de datos relacionales, o bases de datos que almacenan puntos de datos relacionados en tablas.

Una de las ventajas de aprender un lenguaje de consulta es que te da un control total sobre tus datos. El lenguaje que aprendas puede depender de tu campo de trabajo o de las funciones específicas de tu puesto. Aunque es más complejo que algunos de los métodos de consulta alternativos, puede hacer que tu capacidad de trabajar con los datos sea más rápida y eficiente. A continuación, te ofrecemos otros ejemplos de lenguajes de bases de datos relacionales populares:

  • MySQL
  • Oracle SQL
  • NuoDB

Relacionado: Los 7 mejores lenguajes de programación para aprender en 2021

Consulta por ejemplo

Otra forma de consultar los datos relacionales es utilizando un método llamado consulta por ejemplo. Esto puede ser una herramienta útil si no se conoce un lenguaje de consulta y aún así se quieren realizar consultas básicas. En este método, el software genera filtros de uso común para el usuario, como *.comienza con ,* contiene o mayor que. Aunque la consulta por ejemplo no ofrece la misma aplicabilidad general que el uso de un lenguaje de consulta, puede ofrecer acceso a las funciones básicas y comunes que los usuarios necesitan.

Lenguaje de consulta para bases de datos no relacionales

También existen lenguajes para bases de datos no relacionales, llamados bases de datos NoSQL. Las bases de datos NoSQL no utilizan tablas como las bases de datos relacionales. En su lugar, utilizan otros métodos como valores clave, gráficos, columnas anchas y documentos para almacenar y recuperar datos. Algunos lenguajes populares de esta categoría son

  • Lenguaje de consulta Cassandra (CQL)
  • Extensiones de minería de datos (DMX)
  • XQuery
  • Neo4j's Cypher

7. Tipos de consultas a la base de datos

Estos son algunos de los distintos tipos de consultas a la base de datos que puedes realizar:

Consulta de selección

Las consultas selectas permiten ver los datos que se necesitan desde una tabla. Dos razones comunes para realizar consultas selectas son:

  • Muestra los datos de campos específicos dentro de una tabla: Podría elegir esta función si su base de datos tiene tablas con más información de la que necesita para completar una tarea. Por ejemplo, podría utilizar una consulta de selección si quisiera ver sólo la información de precios y cantidades de una base de datos llena de datos de productos adicionales.
  • Analice los datos de varias tablas a la vez: Las consultas selectas también pueden permitirle extraer datos de varias tablas. Por ejemplo, si quiere recopilar información de códigos postales de una tabla denominada Clientes y otra tabla llamada Dirígete a En el caso de la base de datos de la empresa, se podría crear una consulta que devolviera información sobre los clientes que se encuentran en códigos postales específicos.

Para realizar una consulta selectiva, elija las tablas u otras consultas que esté utilizando como datos de origen. A continuación, identifique los campos que desea incluir junto con cualquier criterio adicional. A continuación, puede ejecutar la consulta para ver los resultados en una vista de hoja de datos. Guardar las consultas puede permitirle reutilizarlas si necesita crear informes, formularios o fuentes de datos para futuras consultas.

Relacionado: ¿Qué es un SGBD? Sistemas de Gestión de Bases de Datos, Explicación

Consulta de parámetros

Las consultas de parámetros pueden ser útiles si se ejecutan repetidamente las mismas consultas o variaciones de las mismas. Las consultas de parámetros le permiten identificar los valores de los campos y establecer los criterios, o filtros, para su búsqueda. También son tipos de consulta útiles porque son relativamente sencillos de realizar. Sin embargo, sus opciones son más limitadas y pueden no ser tan útiles si realiza consultas más avanzadas.

Estas son algunas de las funciones que puede implementar utilizando consultas de parámetros:

  • Defina los tipos de datos: Puede hacer que sus parámetros sólo acepten un tipo de datos específico como moneda, fecha, hora o números. Una vez que haya configurado sus parámetros, aparecerá un mensaje de error si los usuarios introducen un tipo de datos incorrecto.

  • Añade parámetros a las consultas de los sindicatos: Puede utilizar parámetros con consultas combinadas, o de unión. Esto puede permitirle definir los criterios en un nuevo conjunto de registros que sacó de dos o más consultas o tablas separadas.

  • Utilice los comodines: También puede unir parámetros con caracteres comodín, que son caracteres especiales utilizados en lugar de nombres completos. Esto puede ampliar la gama de elementos que puede ver y añadir flexibilidad a sus consultas de parámetros.

  • Devolución de artículos: Las consultas de parámetros pueden ayudarle a consultar un retorno de elementos que no cumplen sus criterios. Por ejemplo, es posible que quiera ver sólo los datos de los importes en dólares superiores a los que ha introducido.

Consulta de tabulación cruzada

Las consultas cruzadas pueden ayudar a que los datos resumidos sean más accesibles y fáciles de leer. Estas consultas muestran dos conjuntos de valores en la parte superior y lateral de las hojas de datos utilizando sumas calculadas, promedios u otras funciones. Las consultas cruzadas pueden ayudarle a preparar formularios e informes útiles. Esto se debe a que, con las consultas de tabulación cruzada, puede:

  • Crear órdenes de clasificación para los títulos de las filas
  • Utilizar valores fijos como encabezados de columna
  • Limitar los encabezamientos de las filas mediante indicaciones de parámetros o criterios de consulta
  • Utilizar ceros en lugar de tabulaciones nulas
  • Mostrar los títulos como rangos o intervalos

Anexar consultas

Las consultas de apéndice pueden ayudarle a añadir datos de una o más fuentes a una tabla existente. Esto puede ser útil si desea actualizar los valores de los campos o ajustar los datos de un conjunto de registros establecido. El uso de consultas para copiar los datos puede permitirle:

  • Realice varias operaciones a la vez: En lugar de copiar y pegar manualmente puntos de datos individuales, se puede utilizar una consulta de anexión para copiar y mover todos los datos que se deseen de una sola vez.

  • Refinar las selecciones: Con las consultas anexas, puede utilizar criterios que le ayuden a refinar sus selecciones y devolver sólo los artículos que coincidan con sus especificaciones.

  • Mueva los datos a las tablas de destino sin que coincidan los campos: Las consultas de apéndice le permiten introducir datos de las tablas de origen aunque tengan campos diferentes. Por ejemplo, puede añadir datos de una tabla con sólo cuatro de los siete campos de la tabla de destino y dejar en blanco los campos que no coinciden.

  • Revise las selecciones antes de copiarlas: Mediante la vista de hoja de datos, puede revisar su selección y realizar ajustes antes de copiar los datos. Dado que no puede deshacer una consulta de anexión, esta función puede ayudarle a revisar sus criterios y expresiones y asegurarse de que su consulta no tiene errores.

Realice la consulta de la tabla

Las consultas Make table son similares a las consultas append, pero son más útiles cuando se necesita crear una tabla completamente nueva en lugar de añadirla a una existente. Las consultas de creación de tablas utilizan selecciones específicas de datos o datos de múltiples fuentes para formar una nueva tabla. Esto puede ser especialmente útil cuando se necesita copiar o archivar datos.

Si tiene selecciones de datos específicas a las que necesita acceder con frecuencia, considere la posibilidad de utilizar una tabla de creación para crear una fuente de datos con un acceso más cómodo a los datos que necesita regularmente. Puede producir archivos de datos que reflejen los datos existentes que están disponibles en otras tablas.

Consulta de eliminación

Si desea eliminar muchos datos de forma rápida o regular, considere la posibilidad de utilizar una consulta de eliminación. Este tipo de consulta le permite establecer criterios para los datos que desea borrar, y puede ahorrarle tiempo si piensa reutilizar la función con frecuencia. Si necesita que su sistema realice borrados repetidos, considere la posibilidad de guardar su consulta para poder utilizarla de nuevo más adelante.

Las consultas de actualización también pueden ayudarle a cambiar o eliminar información. La principal diferencia entre los dos tipos de consultas es que las consultas de borrado pueden eliminar filas enteras de varias tablas simultáneamente. En cambio, las consultas de actualización sólo eliminan valores de campos individuales de sus tablas.

Relacionado: ¿Qué es la gestión de datos?

Actualizar la consulta

Las consultas de actualización pueden ayudarle a cambiar los datos de sus tablas de forma rápida y cómoda, ya que le permiten introducir los criterios de las filas de una tabla que desea actualizar. Las consultas de actualización le permiten revisar los datos revisados antes de enviar su solicitud. Aunque existen algunas restricciones en cuanto a los tipos de campos que puede actualizar, como los campos calculados, los campos autonuméricos y los campos de clave primaria, las consultas de actualización pueden ahorrarle tiempo y energía a la hora de ajustar los datos de sus tablas. Estos son algunos de los usos adicionales de las consultas de actualización:

  • Actualizar muchos registros a la vez
  • Modificar varias tablas' registros simultáneamente
  • Utilizar criterios que no tienen que ver con el valor que se está sustituyendo