¿Qué es la consultoría de innovación? (Definición y habilidades)

La mayoría de las empresas trabajan continuamente para encontrar nuevas formas de satisfacer las necesidades de sus clientes. Los consultores de innovación son profesionales especializados en ayudar a las empresas a desarrollar nuevas ideas que les ayuden a servir mejor a sus clientes. Si usted es una persona creativa con amplia experiencia en el mundo de los negocios, es posible que quiera seguir una carrera como consultor de innovación. En este artículo, exploramos qué es la consultoría de innovación, qué hacen los consultores de innovación, cuáles son sus habilidades y explicamos cómo convertirse en consultor de innovación.

¿Qué es la consultoría de innovación?

La consultoría de innovación es el proceso de descubrir nuevos métodos para crear valor para los clientes y oportunidades de crecimiento para las empresas. Las empresas suelen contratar a consultores de innovación para que realicen investigaciones, revisen los datos actuales y ofrezcan nuevas perspectivas sobre los procesos actuales. Los consultores de innovación suelen tener una amplia experiencia en su campo.

Relacionado: Cómo crear una cultura innovadora en el trabajo

¿Qué hacen los consultores de innovación?

Los consultores de innovación suelen trabajar con una gran variedad de clientes y pueden tener diferentes tareas en función de sus necesidades. Estas son algunas de las tareas que puede tener un consultor de innovación:

Desarrollar estrategias de crecimiento

Las estrategias de crecimiento son planes que hacen las empresas para trazar su éxito futuro. Los consultores de innovación pueden desempeñar un papel principal a la hora de ayudar a las empresas a definir sus objetivos de crecimiento futuro. Las estrategias de crecimiento suelen abordar la definición del propósito de la empresa, la búsqueda de su espacio en el mercado, la identificación de clientes potenciales y el desarrollo de estrategias para hacer sus productos más competitivos.

Identificar los procesos ineficaces

Los procesos inefectivos pueden ser difíciles de identificar desde dentro de la empresa, por lo que las empresas podrían contratar a expertos externos para ayudar a revelar los procesos que pueden impedir el éxito de una empresa. Los consultores de innovación pueden desarrollar soluciones para mejorar las técnicas y los procesos, fomentando el crecimiento. También pueden crear y ayudar a implantar procesos completamente nuevos que sigan funcionando a largo plazo.

Generar nuevas ideas

Desarrollar nuevas formas de enfocar el éxito suele ser el principal trabajo de un consultor de innovación. Pueden hacerlo generando nuevas ideas de productos, ofreciendo planes para mejorar las experiencias de los clientes o desarrollando nuevos modelos de negocio. Los consultores de innovación también pueden ayudar a las empresas a identificar mercados desatendidos que podrían estar abiertos a nuevos productos.

Mejorar las prácticas de contratación

Los empleados con talento pueden añadir valor a una empresa y ayudar a mejorar sus prácticas a largo plazo. Un consultor de innovación puede ayudar a un equipo de RRHH a desarrollar una imagen de marca positiva que atraiga a más candidatos cualificados. Un consultor también puede ayudar a crear prácticas de contratación que garanticen que cada candidato es una buena adición que puede sobresalir dentro de la empresa.

Ofrecer innovación

Algunos consultores de innovación pueden seguir ayudando a las empresas después de la fase inicial de generación de ideas y ayudarles a introducir nuevas ideas en el mercado. Pueden tomar una nueva idea de producto y ayudar en su fase de diseño y creación de prototipos. También pueden ayudar a pilotar el producto, probarlo con los clientes y ampliar la producción una vez que se lance.

Crear capacidad

Muchas empresas contratan a consultores de innovación para mejorar su propia capacidad de innovación. Su objetivo es crear capacidad de innovación para que la experiencia externa sea innecesaria. Los consultores de innovación suelen conseguirlo contratando y formando nuevo personal, cambiando las estructuras de gestión y desarrollando una cultura empresarial de innovación.

Relacionado: 7 pasos para ser más innovador en el trabajo

4. Capacidades de los consultores de innovación

Los consultores de innovación pueden trabajar en una gran variedad de entornos para clientes muy diferentes, y un amplio conjunto de habilidades puede ayudarles a gestionar las numerosas tareas que pueden encontrar. Estas son algunas de las habilidades que pueden ser útiles para los consultores de innovación:

  • Capacidad de aprendizaje: Dado que cada uno de los clientes de un consultor es diferente, la capacidad de aprender rápidamente sobre diferentes productos, modelos de negocio y mercados puede ser muy importante para tener éxito en la consultoría de innovación.

  • Organización : Muchos consultores de innovación trabajan en los distintos departamentos que componen una empresa y pueden actuar en muchos procesos simultáneamente. Una gran capacidad de organización puede ayudarles a gestionar una carga de trabajo grande y diversa.

  • Ingenio y adaptabilidad: La innovación a menudo requiere trabajar en condiciones desconocidas, y la capacidad de cambiar de dirección rápidamente y encontrar soluciones a nuevos problemas puede ayudar a los consultores de innovación a implementar nuevas ideas.

  • Habilidades interpersonales: Cuando un consultor de innovación acepta un nuevo cliente, suele ganar un nuevo grupo de compañeros de trabajo. La capacidad de comunicarse y formar parte de un equipo puede ayudarles a integrarse en los nuevos equipos.

  • Pensamiento crítico: La capacidad de pensamiento crítico puede ayudar a un consultor de innovación a aportar lógica y estructura a los retos, a veces ambiguos, que le plantean los clientes.

  • Comprensión del negocio: Entender por qué las empresas tienen éxito puede ayudar a los consultores de innovación a identificar los retos a los que se enfrentan sus clientes y proponer soluciones adecuadas.

Relacionado: Habilidades de innovación: Definición y ejemplos

Cómo convertirse en consultor de innovación

Los consultores de innovación suelen tener una gran variedad de orígenes. Sin embargo, si usted está interesado en convertirse en un consultor de innovación, tenga en cuenta estos pasos básicos para empezar:

1. Obtener una educación

Muchos consultores de innovación comienzan su carrera profesional obteniendo una licenciatura en un campo relacionado con los negocios. Estos títulos pueden ser de administración de empresas, finanzas, marketing o gestión de proyectos. Muchos también realizan un máster en uno de estos campos. Estos títulos pueden proporcionarle el conocimiento de los conceptos empresariales que pueden ayudarle a tener éxito como consultor de innovación.

2. Ganar experiencia laboral

La mayoría de los consultores de innovación son profesionales empresariales de alto nivel, a menudo con amplia experiencia en marketing, administración, desarrollo, ventas o consultoría. Considere la posibilidad de conseguir un trabajo de nivel inicial en uno de estos campos después de completar su título. Trabajar en estos campos puede ayudarte a desarrollar la capacidad de utilizar conceptos empresariales en el mundo real y a construir tu currículum.

3. Desarrollar la competencia

Para ser un candidato más competitivo, puede ser útil que desarrolle algunas de las habilidades que los consultores de innovación utilizan a diario. Estas habilidades pueden incluir el análisis de datos, el desarrollo de productos, el marketing, la mensajería, el desarrollo de los empleados y la interacción con los clientes. Considere la posibilidad de realizar tareas adicionales o de desempeñar nuevas funciones para aumentar su conjunto de habilidades. También puedes buscar clases y seminarios que exploren estos temas para desarrollar tus habilidades fuera del trabajo. Desarrollar una amplia gama de habilidades puede ayudarle a ser lo suficientemente adaptable como para ser un consultor de innovación eficaz.

Relacionado: Cómo fomentar la innovación en el trabajo (con ejemplos y consejos)

4. Construir una cartera

Una de las primeras cosas que muchas empresas buscan al contratar consultores de innovación es una cartera que muestre un historial de éxitos. Un portafolio es una compilación de los proyectos exitosos que ha desarrollado, y puede ilustrar sus habilidades como líder empresarial en el campo. Antes de buscar trabajo como consultor de innovación, asegúrese de tener un registro tangible de sus proyectos y referencias para verificarlos. Puedes incluir referencias de antiguos empleadores, registros de productos o proyectos que ayudaste a lanzar y registros de cualquier clase o seminario al que hayas asistido.

5. Red

Crear una red de contactos puede ayudarte a conectar con más clientes potenciales y a construir tu cartera. Intente asistir a eventos y conferencias del sector para conocer a profesionales del sector que puedan remitirle a empresas que busquen consultores de innovación. Mantenga la comunicación con sus conexiones de red para construir continuamente su base de clientes y aumentar su reputación en el campo.

Te recomendamos

Cómo crear un dossier de prensa

Ventajas del teletrabajo para empleados y empresarios

¿Qué es un gestor de éxito del cliente?

Flexibilidad en el lugar de trabajo (definición y tipos)

6 Usos del superíndice y su diferencia con el subíndice

Cómo redactar un informe de seguridad profesional