¿Qué es el débito y el crédito en contabilidad?

Los fundamentos de los débitos y créditos en la contabilidad son importantes para que las pequeñas empresas los conozcan. Aprender sobre la contabilidad de débitos y créditos le ayuda a mantener los registros de su negocio con precisión y le da una mejor idea de la situación de sus finanzas. Para ello, debe entender qué cuenta registra los débitos y qué cuenta registra los créditos y cómo cada una de estas cuentas equilibra a la otra.

En este artículo, discutimos qué son los débitos y los créditos en la contabilidad, en qué se diferencian y ejemplos sencillos de débitos y créditos a los que puede recurrir para obtener más información.

Relacionado: Su guía para las carreras de finanzas

¿Qué es un débito en contabilidad?

Un débito es un registro en la contabilidad personal que representa el dinero que entra en una cuenta. En la empresa, los débitos contables pueden suponer una disminución del pasivo o un aumento del activo. Los débitos se añaden al lado izquierdo de las cuentas T en los métodos de contabilidad de doble entrada y se consideran lo contrario de los créditos contables.

Estas cuentas suelen incrementarse con un débito:

  • Dividendos
  • Gastos
  • Activos
  • Pérdidas

¿Qué es un crédito en contabilidad?

Un crédito es un registro en los asientos contables que disminuirá una cuenta de activo o de gastos o aumentará una cuenta de pasivo o de patrimonio. Los créditos se añaden al lado derecho de las cuentas T en los métodos de contabilidad por partida doble.

Estas cuentas suelen aumentar con un crédito:

  • Ganancias
  • Ingresos
  • Ingresos
  • Pasivo
  • Patrimonio de los accionistas (propietarios)

Contabilidad de débito y crédito

Cada vez que se realiza una transacción contable, al menos dos cuentas se ven afectadas. No hay límite en el número de cuentas que pueden ser afectadas por una transacción, pero siempre se verán afectadas al menos dos cuentas. Se registra un débito en una cuenta y un crédito en otra. Para que los estados financieros sean exactos, cada débito y crédito deben estar equilibrados y tener el mismo número de registros en las cuentas a las que afectan. Antes de entender el funcionamiento de los débitos y los créditos en la contabilidad, hay que entender primero las cuentas que se ven afectadas por las transacciones de débito y crédito. Aquí están las cuentas comunes que pueden ser afectadas por débitos y créditos:

  • Gastos: Cualquier coste de las operaciones empresariales que se produzca, como los salarios o los suministros
  • Activos: Artículos que posee una empresa que tienen valor económico y pueden venderse por un valor en efectivo, como propiedades, vehículos o terrenos
  • Pasivos: Las cantidades que una empresa debe a otra empresa, persona o banco
  • Patrimonio: Los activos de una empresa restados por los pasivos
  • Ingresos: El efectivo que resulta de las ventas

Relacionado: Conozca cómo ser contable

Reglas de débito y crédito

Estas son las reglas que rigen el uso del crédito y el débito en la contabilidad:

  • Cuando se añade una deuda a un saldo deudor, suele aumentar el importe en todas las cuentas y el importe se reduce cuando se les aplica un crédito. La regla es coherente con cuentas como los gastos, los activos y los dividendos.
  • Cuando las cuentas tienen un saldo acreedor, el importe aumenta cuando se les aplica un crédito y disminuye cuando se les aplica un débito. Esta regla es coherente con cuentas como los ingresos, el pasivo y el patrimonio neto.
  • En una transacción, se requiere que cada cantidad de débitos sea igual a la suma de los créditos. Si la cuenta está desequilibrada, no será aceptada por el software de contabilidad.

La razón por la que los débitos y los créditos afectan a las cuentas de forma diferente se debe a sus ecuaciones contables subyacentes y a que toda transacción contable comienza con la ecuación contable básica Activo = Pasivo + Patrimonio.

A continuación se muestra una tabla que resume la forma en que cada débito y crédito afecta a las cuentas a las que se añaden:

Cuenta Aumentado por Disminuye por
Gastos Débito Crédito
Activos Débito Crédito
Responsabilidades Crédito Dedícate a
Ingresos Crédito Débito
Patrimonio Crédito Débito

Débitos y créditos en las operaciones contables cotidianas de las empresas

A continuación, algunas formas de utilizar las operaciones de débito y crédito en las transacciones comerciales habituales:

  • Venta por dinero: Se carga la cuenta de efectivo y se abona la cuenta de ingresos
  • Pago al contado de una cuenta por cobrar: Se carga la cuenta de efectivo y se abona la de cuentas por cobrar
  • Suministros comprados a un proveedor a cambio de dinero: Se carga la cuenta de gastos de suministros y se abona la cuenta de caja
  • Nómina de los empleados: Se cargan las cuentas de impuestos sobre la nómina y se abona la cuenta de caja
  • Venta a crédito: Se carga la cuenta de deudores y se abona la cuenta de ingresos
  • Dinero del préstamo aprobado: Se carga la cuenta de efectivo y se abona la cuenta de préstamos por pagar
  • Devolver el dinero del préstamo: Se carga la cuenta de préstamos por pagar y se abona la cuenta de efectivo
  • Suministros comprados a un proveedor mediante crédito: Se carga la cuenta de gastos de suministros y se abona la cuenta de pagos
  • Inventario comprado a un proveedor con dinero en efectivo: Se carga la cuenta de existencias y se abona la de caja
  • La compra de inventario a un proveedor a crédito: Se carga la cuenta de inventarios y se abona la de cuentas por pagar

Relacionado: 6 Habilidades contables esenciales

Ejemplos de débitos y créditos

He aquí algunos ejemplos y elementos visuales de la forma en que operan los débitos y los créditos en un método de contabilidad de doble entrada:

Ejemplo #1

La empresa Treetop vende un servicio a un cliente por la cantidad de 3.000 dólares en efectivo. El resultado de esta transacción es que la empresa tiene ahora un aumento de ingresos de 3.000 dólares y un aumento de efectivo de 3.000 dólares. Treetop registra entonces el aumento como un débito añadiéndolo a la cuenta de efectivo o de activos. La empresa añadiría entonces un crédito a la cuenta de ingresos. El asiento o la transacción puede representarse con la siguiente tabla:

Débito CréditoCaja $3,000
Ingresos
$3,000

Ejemplo #2

La empresa Treetop también adquiere un nuevo edificio a crédito por un precio de 200.000 dólares. El resultado de esta transacción añade un débito a la cuenta de activos fijos. El crédito se añade a la cuenta de cuentas por pagar o de pasivo, lo que resulta en un aumento de la cuenta. El asiento o la transacción puede representarse mediante la siguiente tabla:

Crédito de débitoCreación de activos fijos $200,000
Cuenta de responsabilidad
$200,000

Te recomendamos

CRM Email Marketing: Una guía definitiva

¿Qué es la modelización financiera?

Liderazgo basado en valores: Rasgos y beneficios

Balance General vs. Estado de Flujo de Efectivo: ¿Cuáles son las diferencias?

¿Qué es el overclocking? (Con consejos y pasos)

Precauciones estándar en enfermería: Definición y ejemplos