¿Qué es la contabilidad de gestión? Definición, tipos y competencias

El departamento de contabilidad de una empresa es fundamental para su salud financiera. La contabilidad de gestión proporciona información sobre el rendimiento de los procesos empresariales y el éxito de la empresa en su aplicación. Una vez recopilados todos los datos necesarios, una empresa puede tomar decisiones estratégicas orientadas a la expansión.

En este artículo, describiremos qué es la contabilidad de gestión, los tipos de contabilidad de gestión, las diferencias entre la contabilidad de gestión y la financiera y los consejos para tener éxito en esta profesión.

Relacionado: Guía definitiva para la planificación estratégica

¿Qué es la contabilidad de gestión?

La contabilidad de gestión es el proceso de registrar y cuantificar los datos financieros para ayudar a los directivos a tomar decisiones operativas informadas. La contabilidad de gestión es una función interna que se ocupa de recopilar datos para ayudar a la toma de decisiones empresariales. El objetivo es utilizar datos y análisis de alta calidad para tomar decisiones.

Relacionado: Plan de Mejora Continua en el Trabajo: Definición, técnicas y ejemplos

Tipos de contabilidad de gestión

La contabilidad gerencial requiere el uso de conceptos contables para determinar el estado de cumplimiento de los objetivos de la organización.

Estos son los tipos de contabilidad de gestión que se utilizan en el lugar de trabajo:

Cálculo y valoración del producto

El cálculo del coste y la valoración del producto consisten en los costes totales necesarios para producir un artículo. Los costes pueden incluirse en diferentes subcategorías, y dan cuenta de los gastos generales necesarios para completar proyectos específicos. Los gastos generales se refieren al coste de las operaciones, la mano de obra y los materiales imprescindibles para la producción puntual de los productos.

Análisis del flujo de caja

Este método de contabilidad de gestión pone de manifiesto cómo las decisiones empresariales afectan al flujo de capital que entra y sale de la empresa. La contabilidad basada en el devengo se utiliza en la contabilidad financiera para obtener los resultados de una posición financiera para las partes interesadas externas, como los inversores. Sin embargo, un contable de gestión realiza un análisis del flujo de caja para evaluar el impacto financiero de una decisión empresarial. Por ejemplo, si un directivo quiere invertir en una nueva tecnología, su responsabilidad es ver los múltiples escenarios que pueden ayudar a financiarla y presentarlos al director del departamento.

Análisis de la rotación del inventario

Un análisis de la rotación de existencias demuestra cuánto ha vendido o sustituido una empresa sus existencias durante un período determinado. Conocer la cantidad de inventario vendido o sustituido puede ayudarle a anotar su precio y cuánto le cuesta a una tienda reponer artículos en sus estanterías. Puede trabajar directamente con los minoristas sobre cómo reducir los costes como resultado de sus hallazgos.

Análisis de restricciones

El análisis de restricciones proporciona una visión general de las posibles limitaciones a las que puede enfrentarse una organización en un proceso de producción. Puede trabajar con un gestor de proyectos para averiguar dónde se encuentra la congestión en los flujos de trabajo de determinados departamentos y cómo afecta esto a los ingresos y los beneficios. Los gestores pueden tomar medidas basadas en sus comentarios para mejorar la eficiencia de un proceso determinado.

Métricas de apalancamiento financiero

Resumir las métricas de apalancamiento financiero ayuda a su organización a entender la cantidad de capital prestado para ganar activos y reforzar el retorno de la inversión. Puede consultar el balance de la empresa para supervisar las cifras de endeudamiento y comunicar información importante a la dirección sobre cómo puede transmitir estas cifras a las partes interesadas externas.

Gestión de cuentas por cobrar

La elaboración de un informe sobre las cuentas por cobrar permite hacer un seguimiento del dinero que se le debe a la empresa y del tiempo que se debe a las facturas. Además, los informes de cuentas por cobrar pueden dar a la dirección una predicción de si un cliente o una clienta se está convirtiendo en un riesgo futuro para su organización.

Presupuestos, análisis de tendencias y previsiones

Muchas empresas emplean presupuestos para regular las operaciones y los gastos de una empresa, junto con sus departamentos asociados. Pueden encontrar fácilmente discrepancias entre el capital asignado para conseguir resultados y los resultados de los empleados. También pueden prever propuestas, ver qué recursos se necesitan para ejecutar una campaña y mostrar una solución para financiarla. La información recopilada aquí puede utilizarse en caso de auditoría y desviaciones presupuestarias.

¿En qué se diferencia la contabilidad de gestión de la contabilidad financiera?

Aunque la contabilidad de gestión y la financiera son importantes para el éxito financiero de una organización, existen algunas diferencias notables.

Algunas de estas diferencias son:

Uso de la información

Una vez más, el propósito de la contabilidad de gestión es proporcionar información únicamente para uso interno, mientras que la contabilidad financiera es para las partes interesadas que existen fuera de la organización. La contabilidad financiera mide el rendimiento de los inversores y de los reguladores que pueden trabajar para los organismos gubernamentales, por lo que deben estar más atentos al cumplimiento de la normativa. La contabilidad de gestión muestra el impacto de una determinada decisión empresarial tomada internamente, que puede considerarse información confidencial dependiendo de lo sensible que sea la información.

Informar

Los informes de contabilidad financiera suelen ser más generales que los de contabilidad de gestión. Los contables financieros quieren dar información concisa, pero no transmitir demasiada información sobre la situación financiera de una empresa, ya que su objetivo es obtener una opinión favorable de los inversores. Sin embargo, los informes de contabilidad de gestión varían en los procesos financieros actuales para documentar la información vital, pero suelen ser detallados con información específica.

Consejos para el éxito de los gestores contables

Los contables de gestión deben salvaguardar los datos financieros internos e informar sobre las situaciones empresariales aplicables para garantizar el éxito. Aquí tienes algunos consejos para ser un contable de gestión con éxito:

1. Prepararse para escenarios empresariales fluidos y establecer objetivos realistas

Su función como contable de gestión es examinar constantemente las situaciones empresariales y supervisar el progreso financiero de los proyectos individuales. Por lo tanto, asegúrese de comprender que pueden producirse cambios en los procesos en diferentes departamentos, lo que puede desviarse de la forma en la que usted medía previamente el éxito. Además, tenga en cuenta las variables cambiantes y el funcionamiento de cada departamento.

De este modo, puede establecer objetivos y planificar en consecuencia cómo va a cumplirlos. Considere la posibilidad de utilizar los objetivos SMART (específicos, medibles, accionables, relevantes y basados en el tiempo) para alcanzar sus objetivos y trazar un flujo de trabajo para alcanzar cada objetivo.

2. Trabajar para cultivar las relaciones con los distintos gestores

Tener una relación sólida con su gerente favorece su desempeño en esta función. Usted' va a trabajar con diferentes gerentes para mantener los objetivos financieros en el buen camino, por lo que una buena relación puede determinar el progreso y el tiempo que se dedica a cada tarea. En cualquier caso, prepárate para reestructurar tus tareas y ajustar los plazos para acomodar la realización de tus tareas cuando sea necesario.

3. Protege la información confidencial

Sólo trabajarás con información financiera para ojos internos. Por lo tanto, tenga cuidado con el tipo de información que dice en voz alta y a quién. Si tiene un contable financiero en su departamento, programe una reunión para hablar de las mejores prácticas en torno a la información confidencial y de qué directivo debe conocer los datos financieros.