La denuncia de irregularidades: Definición, legislación, beneficios y desafíos

La denuncia de irregularidades es un proceso complejo con muchas normas y regulaciones a su alrededor, que van desde las protecciones constitucionales hasta la política de la empresa. Las personas que actúan como denunciantes pueden informar del problema a su departamento de recursos humanos o a una agencia federal. Si le preocupa cómo actuar como denunciante, puede investigar la legislación que se aplica a su sector y cómo funcionaría la denuncia de sus problemas. En este artículo explicamos qué es la denuncia de irregularidades, qué legislación protege a los denunciantes, las ventajas de actuar como denunciante y los retos de ser un denunciante.

¿Qué es la denuncia de irregularidades?

La denuncia de irregularidades se produce cuando un empleado acude a una autoridad interna o externa para denunciar un comportamiento poco ético o ilegal de alguien de su organización. Alguien puede denunciar el acoso continuado por parte de un directivo y llevarlo a su departamento de recursos humanos, o puede ser un denunciante que trabaja en un sector que afecta al medio ambiente y tiene dudas sobre las prácticas de su empleador. Los denunciantes pueden estar protegidos por la ley contra las represalias de sus empleadores, pero las represalias se producen.

Relacionado: Ética empresarial: Tipos y ejemplos

¿Cuáles son los actos legales que protegen a los denunciantes?

Los denunciantes están protegidos por una amplia variedad de legislación gubernamental que va desde las leyes aprobadas por el Congreso y el Senado hasta las enmiendas a la constitución, como la Primera Enmienda. Algunos denunciantes también están protegidos por leyes estatales en lugar de federales. Además de que los denunciantes están protegidos por diversas normas gubernamentales, están protegidos por organizaciones específicas dentro del gobierno. A continuación se indican algunas de las leyes y organizaciones gubernamentales que tienen por objeto proteger a los denunciantes:

Ley de reclamaciones falsas

La Ley de Reclamaciones Falsas se aprobó en 1863 para proteger al gobierno federal de las estafas e incluía protecciones para los denunciantes que llamaran la atención del gobierno sobre el fraude. Aunque se trata de una ley antigua, se ha actualizado muchas veces, incluso en 2010, y todavía se utiliza para proteger a los denunciantes hoy en día.

Ley Lloyd-La Follette

La Ley Lloyd-La Follette de 1912 protege a los funcionarios públicos de ser despedidos sin una causa justa, e incluye que no pueden ser despedidos por ser denunciantes de problemas que descubran en el trabajo. Aunque ha habido muchas leyes posteriores que también protegen a los denunciantes, ésta destaca por ser la primera que protege específicamente a los funcionarios, ya que la Ley de Reclamaciones Falsas estaba pensada más para los ciudadanos y las empresas privadas.

Ley Sarbanes-Oxley

La Ley Sarbanes-Oxley, o SOX, se promulgó en 2002 para aumentar las regulaciones sobre los consejos de administración y la gestión de las empresas públicas, incluidas las empresas de contabilidad pública, como reacción a algunos escándalos financieros que habían ocurrido poco antes de su aprobación. Aunque la mayor parte de la ley está destinada a añadir normas más estrictas y describir las sanciones por no cumplirlas, se incluyen protecciones para los denunciantes. La ley también incluye sanciones financieras y penales para quienes tomen represalias contra los denunciantes.

Ley Dodd-Frank de reforma de Wall Street y protección del consumidor

La ley Dodd-Frank, aprobada en 2010, pretendía introducir cambios masivos en el sector financiero tras la recesión de 2008. Algunas partes de la ley Dodd-Frank han sido derogadas en los últimos años, pero otras siguen en vigor. Es una ley grande con muchos aspectos complejos, pero también incluye protecciones para aquellos que actúan como denunciantes de diversos abusos financieros y acciones poco éticas.

Actos ambientales

Hay muchas leyes medioambientales que incluyen protecciones para los denunciantes. Algunas de ellas son la Ley de Agua Limpia de 1972, la Ley de Conservación y Recuperación de Recursos, la Ley de Control de Sustancias Tóxicas de 1976 y la Ley de Aire Limpio. La razón por la que muchas de ellas incluyen protecciones para los denunciantes es que las industrias que regulan pueden tener algunas empresas o individuos que no las respetan y es importante para el gobierno evitar que eso ocurra. Al proteger a los denunciantes que salen a la luz, el gobierno puede hacer cumplir mejor las leyes.

1. Primera enmienda

La Primera Enmienda se ha considerado, en ocasiones, una protección para los empleados federales que actúan como denunciantes, aunque un caso del Tribunal Supremo de 2006, Garcetti contra Ceballos, determinó que los empleados del gobierno no tienen libertad de expresión cuando actúan en calidad de funcionarios y, por lo tanto, no tienen protecciones para los denunciantes. Mientras que legislaciones como la Ley Lloyd-La Follette ofrecen protecciones a los funcionarios, es más complejo para los tribunales decidir si todos los empleados del gobierno están protegidos cuando actúan como denunciantes.

Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo de EE.UU.

La Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo se ocupa a menudo de los denunciantes de casos de discriminación contra personas que pertenecen a clases protegidas u otras cuestiones relacionadas. Aunque los denunciantes en estas situaciones pueden intentar manejar la situación denunciando internamente a su departamento de RRHH o al departamento de ética, hay algunas situaciones en las que trabajar con el gobierno puede ser útil para los denunciantes.

Relacionado: Cómo convertirse en funcionario de la OEE

Administración de Seguridad y Salud en el Trabajo

La principal entidad encargada de las denuncias de los denunciantes es la Administración de Seguridad y Salud Ocupacional (OSHA), que forma parte del Departamento de Trabajo y tiene un departamento específico llamado Dirección del Programa de Protección de Denunciantes. No todas las protecciones de los denunciantes son supervisadas por la OSHA, sin embargo hay muchas que sí lo son y su sitio web tiene una lista completa con detalles sobre qué áreas están protegidas y el tiempo máximo que tienes para presentar una denuncia.

¿Qué beneficios puede tener la denuncia?

Hay muchos beneficios que puede tener ser un denunciante, aunque es una posición desafiante. Como los denunciantes suelen estar protegidos, puedes recurrir si te tratan mal después de hablar de un problema. Estos son algunos de los beneficios que puede obtener al denunciar cuando ve que alguien hace algo ilegal o poco ético:

  • Mejorar la empresa reduciendo las actividades poco éticas
  • Mejora tu sector denunciando la actividad poco ética de tu empresa'.
  • Compensación económica si participa en un procedimiento judicial
  • Su denuncia puede proteger a personas inocentes
  • Si sufre represalias o es expulsado de su puesto de trabajo, puede recurrir a la justicia

Relacionado: ¿Cómo funciona la descarga constructiva?

¿Qué retos conlleva la denuncia de irregularidades?

  • No todos los tipos de denunciantes tienen protección
  • Los denunciantes protegidos por la ley estatal pueden encontrar que las leyes estatales varían
  • Las leyes federales de denuncia son complejas y el tiempo para presentar una denuncia variará en función de su sector
  • Denunciar una actividad poco ética puede ser complejo y difícil
  • Las investigaciones internas y gubernamentales suelen requerir pruebas y documentación de lo que se informa
  • Es posible que necesite contratar a un abogado
  • Los plazos federales de denuncia suelen ser bastante cortos

Te recomendamos

Cómo escribir una carta de agradecimiento (con ejemplos)

Cómo demostrar la colaboración en el trabajo

¿Qué es un OEM (fabricante de equipos originales)?

¿Qué es una estrategia organizativa y por qué mi empresa necesita una?

Estrategia de distribución: Definición y ejemplos

12 Estilos de presentación comunes utilizados en el lugar de trabajo