¿Qué es una estrategia corporativa? Definición, tipos y ejemplos

Una estrategia corporativa es una valiosa herramienta para ampliar y definir los valores de una empresa. Las empresas utilizan las estrategias corporativas para crear e identificar objetivos a largo plazo orientados a la mejora y el éxito. Entender qué es una estrategia corporativa puede ayudarle a aumentar los beneficios generales y la estabilidad financiera de su empresa. En este artículo, hablamos de las estrategias corporativas definiendo lo que son, enumerando sus diferentes tipos y componentes y proporcionando los pasos para evaluar una estrategia corporativa con ejemplos.

¿Qué es una estrategia corporativa?

Una estrategia corporativa es un plan a largo plazo que traza objetivos claros para una empresa. Aunque el objetivo de cada meta puede ser diferente, el propósito final de una estrategia corporativa es mejorar la empresa. La estrategia corporativa de una empresa puede centrarse en las ventas, el crecimiento o el liderazgo. Por ejemplo, una empresa puede aplicar una estrategia corporativa para ampliar sus ventas a diferentes mercados o consumidores. También puede utilizar la estrategia corporativa para priorizar los recursos. Otro propósito de la estrategia corporativa es crear valor para la empresa y motivar a los empleados para que trabajen en pos de ese valor o conjunto de objetivos.

Relacionado: ¿Qué es una estrategia a nivel corporativo?

Tipos de estrategias corporativas

He aquí algunos tipos de estrategias corporativas que puede implementar en su negocio:

Crecimiento

Una estrategia de crecimiento es un plan o un objetivo de la empresa para crear un crecimiento considerable en diferentes áreas. Puede referirse al crecimiento global, pero también puede abarcar sólo áreas específicas, como las ventas, los ingresos, los seguidores o el tamaño de la empresa. Las empresas pueden llevar a cabo estrategias de crecimiento mediante la concentración o la diversificación. La concentración se refiere a una empresa que desarrolla el núcleo de su negocio, como una librería que invierte en vender más libros. La diversificación es cuando una empresa entra en nuevos mercados para ampliar su negocio.

Estabilidad

Las estrategias de estabilidad se refieren a la permanencia de una empresa en su sector o mercado actual porque ya está teniendo éxito en su situación actual. Esta estrategia mantiene el éxito de la empresa continuando con las prácticas que le funcionan. Para ello, la empresa puede invertir en áreas en las que lo está haciendo bien, como la satisfacción del cliente. Por ejemplo, el equipo de marketing podría crear anuncios con cupones para enviarlos a los clientes y mejorar así su valoración.

Retirada de fondos

La estrategia de repliegue anima a la empresa a cambiar de camino para mejorar el negocio. Esto puede significar cambiar de modelo de negocio o cambiar de mercado. El objetivo es reducir o gestionar las partes del negocio que no funcionan para la empresa. Una empresa puede conseguirlo cambiando el camino del negocio o eliminando partes del mismo. Por ejemplo, si una línea de productos está disminuyendo las ventas de la empresa, el equipo de gestión de productos podría eliminar la línea para ahorrar beneficios.

Reinventar

Las estrategias de reinvención se dan cuando una empresa reinventa, o rediseña, un aspecto del negocio que puede ser antiguo o irrelevante. La empresa puede actualizarlo con nuevos diseños, tecnologías o productos. Para llevar a cabo esta estrategia, un director de proyecto podría reinventar una función cambiando significativamente un bien o servicio. Un ejemplo de esto podría ser la conversión de una tienda física en una tienda online.

Relacionado: 12 Carreras de Estrategia Corporativa (más sueldos y descripciones)

Componentes clave de una estrategia corporativa

Estos son algunos de los componentes clave de una estrategia corporativa:

Gestión de la cartera

La gestión de carteras analiza los diferentes componentes de una empresa para ver si funcionan bien juntos. Una estrategia corporativa utiliza la gestión de la cartera para decidir en qué áreas de la empresa se va a trabajar o invertir, lo que podría incluir:

  • Decidir un mercado
  • Utilizar la integración vertical
  • Invertir en nuevas oportunidades
  • Diversificar la empresa
  • Analizar la competencia

Los empleados utilizan la gestión de carteras para buscar seguridad y crecimiento para su negocio.

Objetivos

Para crear y aplicar una estrategia corporativa, los empleados suelen tener que establecer objetivos. Una estrategia corporativa es un plan, una meta o un rumbo a seguir por la empresa, y el plan consiste en tareas que describen la misión de la empresa. Los objetivos permiten a la empresa registrar y medir su progreso, ya que los empleados pueden saber si han completado una meta.

Recursos

Los recursos se refieren a las personas, los materiales y el capital que hacen funcionar la empresa. Un componente clave de la estrategia corporativa es asignar los recursos para apoyar mejor el desarrollo de la empresa. Para ello, un directivo puede asignar recursos a diferentes áreas de la empresa. Por ejemplo, si un gestor de proyectos quiere poner en marcha el lanzamiento de un gran producto, puede asignar a miembros del equipo de un departamento diferente para que trabajen en el lanzamiento.

Diseñar

En una estrategia corporativa, el diseño garantiza que los empleados organicen la estructura de la empresa de forma que se maximice la eficiencia. Esto puede referirse a la distribución del poder dentro de una empresa, como la determinación de la jerarquía de la empresa o la forma en que ésta toma las decisiones. Un ejemplo de esto podría ser decidir cuánta libertad o autoridad recibe un determinado departamento.

Cómo evaluar una estrategia empresarial

A continuación, cinco pasos para evaluar una estrategia corporativa:

1. Comprobar la coherencia

La coherencia puede ayudar a garantizar una estrategia corporativa estandarizada, lo que significa que los componentes funcionan de forma similar. Los procesos coherentes también pueden ayudar a identificar errores dentro de un sistema. Para comprobar la coherencia, evalúe los pasos u objetivos de la estrategia. Considere si funcionan bien juntos o si son iguales. Por ejemplo, compruebe si todos los procesos de producción son iguales o al menos similares. Si encuentras incoherencias, intenta revisar la estrategia.

Relacionado: Estrategia y operaciones empresariales: Definición, tipos y consejos

2. Evaluar los recursos

Evaluar sus recursos se refiere a decidir si son relevantes. También puede significar ver si su empresa está utilizando todos sus recursos para aumentar el crecimiento o los beneficios. Para evaluar sus recursos, identifique cómo está funcionando cada recurso en beneficio de su estrategia corporativa. Siempre puede reasignar sus recursos si cree que podrían apoyar a la empresa de forma más beneficiosa.

3. Analizar el riesgo implicado

También puede analizar el riesgo involucrado dentro de su negocio para evaluar su estrategia corporativa. Para analizar el riesgo dentro de su negocio, observe cómo su toma de decisiones está afectando a su negocio y decida cuánto riesgo quiere que tenga su empresa. Por ejemplo, puede tener más riesgo si toma una decisión financiera incierta que cree que puede impulsar su negocio.

4. Examinar la línea de tiempo

Tener un calendario para guiar su estrategia corporativa es importante para completar sus tareas u objetivos a tiempo. Para evaluar la eficacia de su estrategia, puede examinar su calendario. Considere si sus plazos son razonables o alcanzables y pregúntese si debería reducir o ampliar algunos. Por ejemplo, podría ampliar los plazos para las tareas que su equipo necesita más tiempo para completar.

5. Evaluar el funcionamiento del plan

Por último, evalúe el funcionamiento de su plan, lo que significa identificar cómo funciona. Entender cómo funciona su estrategia corporativa puede ayudarle a pensar en formas de mejorarla. Puedes examinar el progreso medible de tus procesos, como las ventas, las visualizaciones o las tasas de aprobación. Basándose en su progreso, puede evaluar la eficacia de su estrategia y hacer los cambios necesarios.

Ejemplos de estrategias corporativas

Algunos ejemplos de estrategias corporativas pueden ser:

Crecimiento

El concesionario de coches de Mike es una empresa de éxito, y quiere seguir expandiendo su empresa mediante la estrategia de crecimiento. En primer lugar, implementa la integración vertical, lo que significa que controla la cadena de suministro para la producción de su empresa. Para ello, Mike adquiere una planta que produce piezas de automóviles y otra que produce accesorios para automóviles. A continuación, Mike diversifica su concesionario de automóviles produciendo otros vehículos, como autobuses y motocicletas. Al aplicar estos pasos, Mike hace crecer su empresa mediante la propiedad y el aumento de las ventas.

Relacionado: 10 ejemplos de estrategia empresarial (y por qué es importante tener una)

Estabilidad

Luciana trabaja en un negocio de telefonía móvil que actualmente es próspero. Las ventas crecen constantemente y el coste de producción es bajo. Debido a este éxito, Luciana quiere incorporar la estrategia de estabilidad. Piensa seguir el mismo proceso que ha empleado sin diversificar ni cambiar el negocio. En su lugar, Luciana quiere invertir en el modelo de proceso empresarial para seguir expandiendo la organización a un ritmo constante.

Retirada

Derek ha adquirido recientemente la panadería de su hermano. Su hermano era un propietario arriesgado y tomó algunas medidas que hicieron disminuir el negocio en lugar de aumentarlo. Para reducir el riesgo futuro, Derek aplica la estrategia de reducción de gastos. Empieza por eliminar los costes innecesarios de la panadería, como los equipos que no se utilizan. A continuación, intenta modificar el rumbo de la panadería revisando la estrategia de marketing y haciendo publicidad para un nuevo público objetivo que sea más propenso a comprar productos de panadería.

Te recomendamos

15 maneras de conseguir referencias en las ventas

Tipos de Cemento: Qué son y cómo utilizarlos

Comunicación de crisis: Definición y consejos

Cómo estudiar para un examen de CDL

¿Qué es la aptitud? Definición y pruebas habituales

¿Qué es un presupuesto por partidas y cuáles son las ventajas de utilizarlo?