¿Qué es la gamificación? Definición y consejos de implementación

Las empresas pueden utilizar elementos de los juegos, como niveles, recompensas y sistemas de puntos, para fomentar el crecimiento en el lugar de trabajo y atraer a los clientes. La gamificación es el proceso de utilizar la mecánica de los juegos en actividades y contextos no lúdicos, y las empresas pueden utilizar este proceso para aumentar la productividad del equipo y mejorar las interacciones con los clientes. Aprender más sobre este concepto podría ayudarle a desarrollar estrategias de juego eficaces para sus clientes o miembros del equipo. En este artículo, explicamos qué es la gamificación, cómo funciona y cómo podría beneficiar a su empresa.

Recompensas e incentivos en el trabajo (ventajas y ejemplos)

¿Qué es la gamificación?

La gamificación es el proceso de utilizar elementos de juego en las actividades diarias. El uso de componentes de juego, como puntos, niveles e insignias, puede aumentar la motivación y el rendimiento general. Las empresas pueden utilizar la gamificación para motivar a los miembros de su equipo y a los clientes. Por ejemplo, una empresa puede introducir un sistema de recompensas basado en el rendimiento del equipo. Esta idea de juego puede motivar a los miembros del equipo y mejorar la productividad. También pueden ofrecer a los clientes un sistema de puntos para fomentar la repetición de las visitas. Por ejemplo, pueden ofrecer puntos por cada dólar que el cliente gaste. Después de 100 puntos, el cliente puede ganar un premio o recompensa, como un artículo gratuito.

En el lugar de trabajo, se puede utilizar una variedad de mecánicas de juego, incluyendo:

  • Objetivos de estado: Los objetivos de estado pueden incluir niveles o insignias para mostrar varios niveles de logro. Por ejemplo, un gimnasio puede ofrecer diferentes niveles a los clientes en función de su número de visitas.
  • Recompensas: Estos pueden incluir premios físicos, puntos o incentivos de equipo. Por ejemplo, un equipo de ventas podría ofrecer a sus empleados un pequeño premio, como una tarjeta regalo, en función de sus registros de rendimiento.
  • Consejos de administración: Los tableros de liderazgo clasifican a los individuos' en el progreso de los demás de forma visual. Por ejemplo, una empresa puede utilizar un tablero de liderazgo para compartir cómo compiten los miembros del equipo en las pruebas de formación.

¿Cómo funciona la gamificación?

Si está considerando la posibilidad de utilizar la gamificación en el lugar de trabajo, aprender más sobre cómo funciona este proceso puede ayudarle a determinar si es adecuado para su empresa. He aquí algunas formas en que la gamificación puede funcionar:

Fomenta la competencia amistosa

La gamificación puede aumentar la competencia de forma divertida y positiva. Si utiliza elementos de juego para animar a los miembros del equipo o a los clientes, éstos pueden competir contra otros o contra sí mismos. Por ejemplo, puede introducir competiciones de equipo para mejorar el trabajo en equipo e impulsar la productividad. Si dirige un departamento de ventas con varios equipos de profesionales, puede diseñar una competición por equipos' números de ventas. El equipo que tenga los mayores registros de ventas a final de mes puede ganar una recompensa, como un almuerzo con catering. Al compartir los progresos y hacer un seguimiento de las ventas actuales, los equipos pueden colaborar para mejorar su rendimiento de grupo.

1. Establece objetivos

Los elementos de juego pueden ayudar a establecer objetivos claros y medibles para los miembros de su equipo o clientes. Si establece pequeñas metas específicas con recompensas o un sistema de puntos, los individuos tienen un objetivo por el que trabajar. Algunos profesionales pueden encontrar este proceso gratificante, lo que puede hacer que el juego sea eficaz para ellos.

Ofrece incentivos

La gamificación crea incentivos claros para tareas específicas, lo que puede ayudar a motivar a algunas personas. Por ejemplo, puede utilizar un cuestionario para fomentar el compromiso durante una lección de formación en equipo. Puede establecer un sistema de recompensas, como que cada empleado que logre un 90% o más gane una pequeña tarjeta de regalo. También puede ofrecer un premio al profesional que obtenga la puntuación más alta. Al ofrecer un premio, los miembros del equipo pueden comprometerse más con el material de formación.

Relacionado: Formas creativas de recompensar a los empleados

Aumenta el disfrute

Una de las principales formas en las que funciona la gamificación es aumentando la diversión. Al introducir elementos de juego en las tareas cotidianas, la gente puede divertirse más, lo que puede hacer que quiera repetir la acción. Por ejemplo, si se utilizan elementos de juego al diseñar una encuesta a los clientes, como convertirla en un cuestionario interactivo con insignias o recompensas, es posible que se diviertan más. Esto puede aumentar las posibilidades de que completen la encuesta. También puede animarles a participar en futuras encuestas de su empresa.

Beneficios de la gamificación para las empresas

Son muchos los beneficios potenciales de utilizar la gamificación en su empresa. Éstas pueden variar en función de cómo diseñe su proceso de gamificación, pero algunas posibles ventajas pueden ser:

Aumento de la productividad

La gamificación en el lugar de trabajo puede ayudar a impulsar la productividad. Cuando se establecen objetivos de equipo, recompensas individuales o sistemas de puntos, los miembros del equipo tienen algo específico por lo que luchar. Esto puede animarles a trabajar duro, lo que puede mejorar la productividad.

Inspirar la creatividad

Los juegos pueden hacer que las actividades diarias sean más divertidas, lo que puede fomentar la creatividad. El uso de actividades lúdicas en el lugar de trabajo puede inspirar a los miembros del equipo a llevar la creatividad a sus otras tareas también. Por ejemplo, después de una competición, los miembros del equipo pueden sentirse más inspirados al realizar sus otras tareas laborales. Además, puede utilizar actividades específicas para fomentar las habilidades de creatividad. Por ejemplo, puede ofrecer un incentivo a la presentación más creativa. Esto puede animar a los miembros del equipo a diseñar proyectos únicos.

Mejorar la comunicación y la colaboración

El uso de incentivos o juegos de equipo puede ayudar a mejorar la comunicación. Los equipos pueden colaborar más y discutir sus proyectos cuando trabajan hacia un objetivo común. Asimismo, el uso de la gamificación durante el proceso de formación o retroalimentación puede ayudar a aumentar la comunicación. Por ejemplo, cuando se pide a los miembros del equipo que den su opinión, los profesionales de RR.HH. pueden utilizar un concurso de gamificación o un sistema de recompensas. Una estrategia común es hacer que los miembros del equipo participen en un sorteo si completan una encuesta opcional. Esto puede aumentar la comunicación del compromiso.

Relacionado: Cómo aumentar la colaboración en el lugar de trabajo

Ayudar a los miembros del equipo a desarrollar habilidades

Los directivos pueden utilizar la gamificación para ayudar a los miembros de su equipo a desarrollar habilidades específicas. Por ejemplo, las competiciones en equipo pueden fomentar las habilidades de colaboración. Los juegos también pueden ayudar a los profesionales a desarrollar habilidades como la adaptabilidad, la resiliencia y la gestión del estrés.

También puede diseñar juegos para desarrollar habilidades para su industria en particular. Por ejemplo, puede utilizar un sistema de juego para animar a los miembros del equipo a completar programas de formación o cursos adicionales de desarrollo profesional para su industria. También puede crear juegos centrados en tareas concretas, que pueden mejorar las habilidades técnicas. Por ejemplo, si gestiona una tienda minorista, puede ofrecer recompensas a los miembros de su equipo que generen los resultados más altos en las encuestas a los clientes. Durante este proceso, los miembros de su equipo pueden desarrollar sus habilidades de atención al cliente.

Construir una cultura positiva

La gamificación puede ayudar a las empresas a construir una cultura positiva. Los elementos de juego pueden aumentar la felicidad y el disfrute de los miembros del equipo, lo que puede hacer que el lugar de trabajo sea más positivo. Los juegos de trabajo en equipo también pueden ayudar a crear un sentido de comunidad, que es una parte importante de la cultura del lugar de trabajo.

Consejos para implementar la gamificación

Estos son algunos consejos que pueden ayudarle a implantar la gamificación en su empresa:

Comenzar con su objetivo final

Cuando desarrolle un nuevo sistema de gamificación para su lugar de trabajo, considere primero su objetivo final. Esto puede ayudarle a planificar los elementos del juego para su tarea concreta. Por ejemplo, si quiere aumentar las ventas, podría establecer primero un objetivo final específico, como aumentar las ventas en un 10% en este próximo mes. A continuación, puede planificar un juego o unos incentivos para fomentar este objetivo.

Tenga en cuenta a los miembros de su equipo

Cuando utilice la gamificación en su carrera, tenga en cuenta a los miembros de su equipo y sus preferencias individuales. Algunos equipos prefieren las competiciones de grupo, mientras que otros pueden preferir los objetivos individuales. Además, considere qué recompensas podrían motivarles más. Cada profesional puede tener preferencias únicas, por lo que conocer mejor a los miembros de tu equipo podría ayudarte a diseñar un proceso de juego más eficaz. Algunos equipos pueden preferir recompensas físicas e incentivos, mientras que a otros les pueden gustar las fiestas o el tiempo libre.

Mantenga el juego divertido y simple

Cuando utilices la gamificación para clientes o miembros del equipo, intenta que el juego sea divertido y sencillo explicando los pasos con claridad. Por ejemplo, al crear un sistema de puntos para los clientes, puedes enumerar claramente las reglas y las recompensas en tu sitio web. Intenta que sean sencillas, como que por cada dólar que el cliente gaste, gane un punto. Al mantener el sistema de puntos claro, los clientes pueden sentirse más animados a participar.

Sigue el progreso con claridad

Otra forma de aumentar el compromiso cuando se utiliza la gamificación es hacer que el progreso sea visible para todos. Cuando los individuos ven su progreso, pueden sentirse más inspirados para participar o seguir adelante. Por ejemplo, si crea un juego para los registros de ventas de su departamento, el uso de un rastreador visual en línea o en la oficina puede ayudar a motivar a su equipo.

Relacionado: Cómo supervisar el progreso

Fomentar el progreso a lo largo del proceso

Cuando diseñe un proceso de gamificación, intente fomentar el progreso o el crecimiento a lo largo del proceso. A los individuos les pueden gustar los juegos que les suponen un reto, pero que al mismo tiempo les parecen alcanzables. Considere la posibilidad de utilizar incentivos o recompensas a lo largo del proceso, como una insignia o un nuevo nivel. Esto puede animar a la gente a seguir trabajando.

Por ejemplo, si crea un juego para una sesión de formación opcional, puede establecer una gran recompensa por completar la sesión. Si se trata de un curso de formación largo, puede animar a la gente a seguir adelante ofreciendo insignias y notificaciones que celebren el progreso a lo largo de la lección. Por ejemplo, después de cada módulo, los miembros del equipo podrían ganar una insignia o puntos para un premio.

Te recomendamos

Cómo convertirse en un profesor de historia

Ventajas y desventajas de utilizar el liderazgo transaccional

Lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer al diseñar las preguntas de la entrevista

5 tipos de tecnología industrial (con carreras relacionadas)

Cómo utilizar el punto de vista en la escritura

5 Ratios comunes de flujo de caja (más definiciones y fórmulas)