¿Qué es la gestión de la experiencia del usuario?

La gestión de la experiencia del usuario (UX) se está convirtiendo en una parte cada vez más importante de la estrategia de productos o servicios de muchas empresas. Una buena gestión de la experiencia del usuario puede fomentar la innovación en una empresa y ser un catalizador del crecimiento. También puede ayudar a las empresas a ofrecer productos y servicios que sean significativos y relevantes para sus clientes. En este artículo, exploramos qué es la gestión de la UX, por qué es importante y qué caracteriza a una buena gestión de la UX.

¿Qué es la gestión de UX?

La gestión de la experiencia del usuario es la gestión de las actividades relacionadas con la experiencia del usuario dentro de una empresa. El gestor de UX de una empresa se encarga de coordinar el diseño, el desarrollo y las pruebas de un producto o servicio para que sea lo más fácil posible para el usuario. La gestión de la experiencia del usuario también puede extenderse al desarrollo de una cultura de la experiencia del usuario dentro de la empresa, donde la experiencia del usuario afecta a todos los aspectos del negocio, incluidas las finanzas y la estrategia empresarial.

Relacionado: Cómo convertirse en director de UX

¿Por qué es importante la gestión de la UX?

Hay una serie de razones por las que la gestión de la UX es importante, entre ellas:

Mantener una estrategia de UX coherente

Aunque la UX puede ser principalmente una preocupación de los equipos de diseño, otras partes de la empresa pueden participar en el desarrollo y la promoción de una buena experiencia de usuario. Todos los niveles de dirección deben estar de acuerdo con la estrategia de UX de una empresa, así como los equipos de investigación, ingeniería, ventas y marketing. Una de las funciones de la gestión de la UX es alinear a todos los equipos de la empresa con la misma estrategia de UX, asegurándose de que hay una visión coherente detrás de la inversión, el desarrollo y la promoción de la UX del producto o servicio en la empresa.

Relacionado: Investigación UX: Qué es y cómo llevarla a cabo

Alinear la UX con los procesos internos

La gestión de la experiencia del usuario puede ayudar a traducir la parte del diseño de la experiencia del usuario en las cosas que entiende la parte empresarial, como los proyectos, los costes y los procesos. Las cosas que a menudo se asocian con la experiencia del usuario, como los clics, las acciones y las descargas, pueden parecer abstractas y sin relación con el resto de la empresa. Un gestor de UX puede trabajar con los equipos de negocio para que puedan entender mejor cómo estos aspectos de UX se corresponden directamente con el trabajo que realizan para avanzar en los objetivos de la empresa.

Relacionado: ¿Qué es el diseño UX?

Mejorar los productos y el rendimiento de la empresa

Una buena gestión de la UX debe dar lugar a productos o servicios que atraigan a los clientes y generen negocio. Al coordinar la investigación de UX de la empresa y trabajar con el equipo de diseño de UX, un gestor de UX puede ayudar a la empresa a crear productos y servicios que los clientes disfruten utilizando. Esto no sólo puede aumentar el número de clientes que compran el producto o servicio, sino que también puede mejorar la retención de clientes, así como los ingresos de la empresa.

Fomentar la innovación y los logros

La implementación de estrategias de UX puede requerir que el equipo de diseño de UX piense en el producto o servicio de una manera diferente. Este tipo de resolución de problemas puede conducir a la innovación, que puede mejorar la reputación de la empresa y la calidad del producto o servicio. La dirección de UX puede ayudar a impulsar esta innovación animando a los equipos de diseño de UX a pensar de forma creativa y defendiendo las estrategias de UX ante la alta dirección para asegurarse de que el equipo de diseño cuenta con su apoyo.

Características de una buena gestión de la UX

Los gestores de UX tienen ciertas cualidades que aportan a su trabajo y que les ayudan a tener éxito. Entre las características de un buen gestor de UX se encuentran:

Pensar principalmente en los usuarios

Los buenos gestores de la experiencia del usuario (UX) consideran los productos y servicios principalmente desde la perspectiva del usuario. Esto se aplica tanto al diseño del producto como a cualquier otro aspecto de su desarrollo, incluidos los costes, el marketing y la distribución. El responsable de UX puede trabajar con los diferentes equipos de la organización para ayudarles a desarrollar una perspectiva orientada al usuario. Tener a alguien con ese enfoque en el usuario puede animar a la empresa a crear los tipos de productos y servicios que más atraen a sus clientes.

Nutrir a los equipos de diseño y desarrollo de UX

Como en cualquier función de gestión, el director de UX debe animar y guiar a los miembros del equipo para ayudarles a realizar su mejor trabajo. En el caso de la UX, esto suele ocurrir con los equipos de diseño y desarrollo. Los empleados que desempeñan funciones creativas tienden a necesitar una gestión que fomente su confianza y aliente el trabajo en equipo. Un buen gestor de UX puede intentar incorporar una variedad de habilidades dentro de estos equipos para que cada persona pueda concentrarse en las cosas que hace bien y colaborar con otros cuando sea necesario.

Defender la UX dentro de la empresa

Los gerentes de UX pueden abogar por la UX dentro de la organización, ayudando a todos los niveles de gestión a entender y apreciar la importancia de la UX tanto para el cliente como para la empresa. Por ejemplo, un director de UX puede abogar por ajustes presupuestarios para ampliar el equipo de diseño de UX o invertir en una mejor investigación de UX. También puede sugerir cambios en el producto para mejorar la experiencia del usuario. En cada caso, el responsable de UX debe ser capaz de demostrar cómo estos cambios mejoran el producto para el usuario y tienen sentido para el negocio.

Contratación de miembros del equipo UX de calidad

Los directores de UX suelen participar en el proceso de contratación de los miembros del equipo de UX. Esto se debe a que la UX es un campo altamente especializado que requiere que alguien que entienda de UX sepa qué habilidades y cualidades necesita el equipo de UX. El director de UX puede desarrollar un proceso de entrevista único para ayudar a evaluar si un solicitante es una buena combinación para el equipo. Crear un equipo de UX que trabaje bien en conjunto con habilidades complementarias es importante no sólo porque este tipo de equipo es más fácil de gestionar, sino también porque puede producir resultados más eficaces para la empresa.

Establecer objetivos y medir los resultados

Un buen gestor de UX también es bueno en analítica, capaz de establecer objetivos para el equipo y cuantificar el progreso. Los objetivos dan al equipo una meta a la que aspirar, lo que les anima a progresar y puede dar una sensación de logro cuando alcanzan ese objetivo. Poder cuantificar ese progreso permite al responsable de UX informar de los resultados de una manera que tenga sentido para el resto de la organización.

Ser un buen gestor

Un buen gestor de UX es también un buen gestor, que asume la responsabilidad de los aspectos de la gestión más allá de la UX. Esto podría incluir la creación y la gestión de un presupuesto, la realización de evaluaciones de los empleados y la aportación de comentarios sobre el rendimiento individual de los empleados. Los gestores de UX también pueden tener que involucrarse en la parte de recursos humanos del negocio, como entender las políticas de la empresa, familiarizarse con los requisitos legales y gestionar los conflictos de los empleados.

Ser un líder eficaz

Un buen director de UX es un líder eficaz. En lugar de resolver un problema, el director de UX ayuda a enmarcar el problema para su equipo y les guía mientras desarrollan una solución. Por ejemplo, el director de UX puede proporcionar los recursos necesarios u ofrecer diferentes perspectivas sobre el problema. Utilizando buenas habilidades de liderazgo, el gestor de UX puede animar al equipo a alcanzar un alto nivel de rendimiento que puede producir resultados que cumplan o superen sus expectativas.

Relacionado: Diseñador de UI vs. UX: ¿Cuál es la diferencia?

Tipos de gestión de la UX

Hay dos tipos de gestión de la UX: la estratégica y la táctica. Los gestores de UX suelen hacer uso de ambos tipos de gestión en función de lo que se necesite en cada momento. Los dos estilos difieren en su enfoque:

  • Estratégico: Este estilo se centra en las preocupaciones de alto nivel de la UX, como la defensa de la UX, la selección de proyectos y el desarrollo de procesos. El gestor de UX opera estratégicamente, teniendo en cuenta aspectos como los objetivos a largo plazo y la financiación.
  • Táctico: El estilo táctico está más comprometido con el equipo de UX, en particular con el diseño de UX, proporcionando dirección y apoyo. Esto también puede implicar el enlace con la dirección para conseguir los recursos y el apoyo necesarios para el equipo, así como la gestión de las cuestiones de recursos humanos, como la contratación y la formación.

Te recomendamos

Guía de los bienes de consumo envasados (con ejemplos)

Cómo convertirse en un albañil

Habilidades fotográficas: Definición, consejos y ejemplos

Cómo aumentar el volumen de ventas: 15 consejos

Todo sobre los anuncios de productos

Cómo convertirse en agente de policía