¿Qué es la gestión del almacenamiento? (Con beneficios y procesos)

Las empresas y organizaciones suelen depender de una gran cantidad de datos para funcionar sin problemas y mantener la rentabilidad. Para asegurarse de que manejan y almacenan adecuadamente los datos, como la información relativa a los clientes, los productos, las ventas y demás, las organizaciones suelen emplear principios de gestión del almacenamiento. Si desea implementar procedimientos de manejo de datos seguros y eficaces dentro de su empresa, puede ser beneficioso aprender más sobre los principios de gestión de almacenamiento. En este artículo, analizamos qué es la gestión del almacenamiento y algunas de las ventajas que ofrece.

¿Qué es la gestión del almacenamiento?

La gestión del almacenamiento implica los procesos y la tecnología que las empresas utilizan para mantener un sistema de almacenamiento de datos. El objetivo de la gestión del almacenamiento es ayudar a las organizaciones a encontrar un equilibrio entre costes, rendimiento y capacidad de almacenamiento. Además, la gestión del almacenamiento también tiene como objetivo proteger los datos esenciales y aumentar su disponibilidad en toda la organización.

Por ejemplo, una empresa puede basarse en los datos de los clientes para tomar decisiones sobre el desarrollo de productos y el marketing. Utilizando los principios de gestión del almacenamiento, esta empresa podría determinar si debe comprar espacio de almacenamiento adicional para acomodar sus crecientes conjuntos de datos. También intenta garantizar el cumplimiento de protocolos de seguridad avanzados para proteger la información sensible de los clientes.

Relacionado: ¿Qué es la gestión de datos?

¿Cuáles son las ventajas de la gestión del almacenamiento?

Estos son algunos de los beneficios que su empresa puede experimentar al aplicar principios eficaces de gestión del almacenamiento:

Ahorro de tiempo

Las prácticas de gestión del almacenamiento ayudan a los miembros de una organización a recuperar los datos que buscan con mayor rapidez. Los profesionales no sólo pueden almacenar los datos de forma organizada, sino que la gestión del almacenamiento también optimiza la velocidad de transferencia, permitiendo que los datos se descarguen y carguen más rápidamente. Esto es especialmente importante a medida que los conjuntos de datos aumentan de tamaño, ya que los archivos grandes pueden tardar mucho más en transferirse.

Reduce los costes

Cuanto más espacio de almacenamiento necesita una organización, más suele costar su adquisición continua. Mediante el uso de prácticas eficaces de gestión del almacenamiento, las organizaciones pueden reducir significativamente la cantidad de espacio de almacenamiento que necesitan. Si las organizaciones implementan estas prácticas, también pueden tener una mejor comprensión de sus necesidades de almacenamiento, lo que les permite gastar sólo lo necesario en almacenamiento.

Relacionado: 38 métodos para ahorrar costes en el trabajo

2. Mejora de la seguridad

La seguridad de los datos protege tanto de las intrusiones no deseadas como de las pérdidas inesperadas de datos. Con un plan de gestión del almacenamiento, las organizaciones pueden asegurarse de que guardan los datos confidenciales en las ubicaciones adecuadas y los protegen contra terceros. Además, la gestión del almacenamiento suele incluir el desarrollo de un plan de recuperación de datos, que protege los datos en caso de desastre, como el fallo de un ordenador o un incendio en una oficina.

Promueve la adaptabilidad

A medida que las empresas crecen y cambian, sus necesidades de almacenamiento suelen hacer lo mismo. Las prácticas de gestión del almacenamiento incluyen el análisis periódico de las necesidades de almacenamiento y la garantía de contar con el equipo y las herramientas adecuadas para almacenar los datos de forma eficaz. Esto hace que las organizaciones sean más adaptables a los cambios, ya que sus capacidades de almacenamiento crecen de acuerdo con sus necesidades.

4. ¿Cuáles son los procesos comunes en la gestión del almacenamiento?

La gestión del almacenamiento consta de varios procesos diferentes. Algunos planes de gestión del almacenamiento sólo utilizan algunos procesos, mientras que otros pueden utilizarlos todos. A continuación se presentan los procesos más comunes que se encuentran en la gestión de almacenes:

Aprovisionamiento

Este método implica la asignación de la capacidad de almacenamiento mediante el análisis de las capacidades actuales, como el almacenamiento en unidades físicas o en la nube, y la decisión de la información adecuada para almacenar en cada lugar. Es importante tener en cuenta factores como la facilidad de acceso y la seguridad a la hora de determinar dónde almacenar los datos. Planificar dónde almacenar los datos permite a las organizaciones descubrir si disponen de un amplio espacio de almacenamiento o si deben reconfigurar su sistema para mejorar la eficiencia.

La compresión de datos

Es el acto de reducir el tamaño de los conjuntos de datos sin comprometerlos. La compresión de datos permite a los usuarios ahorrar espacio de almacenamiento, mejorar la velocidad de transferencia de archivos y disminuir la cantidad de dinero que gastan en hardware de almacenamiento y ancho de banda de la red. La compresión de datos funciona eliminando los bits de información innecesarios o las redundancias dentro de los datos. Por ejemplo, para comprimir un archivo de audio, una herramienta de compresión de datos puede eliminar partes del archivo que no contienen ruido audible. De este modo, se reduce el tamaño del archivo y se conservan las partes esenciales de los datos.

Relacionado: ¿Qué es la compresión de datos? (Definición, importancia y métodos)

Migración de datos

Este método consiste en mover los datos de un lugar a otro. Esto puede incluir la ubicación física, como de un disco duro a otro, o la aplicación que utiliza los datos. La migración de datos suele ser necesaria cuando se introducen nuevos componentes de hardware o software en una organización. Por ejemplo, si una empresa compra nuevos ordenadores para su oficina, es importante transferir todos los datos de los sistemas antiguos a los nuevos. Entre los factores importantes que hay que tener en cuenta a la hora de realizar la migración de datos se encuentran garantizar el ancho de banda de la red, la velocidad de transferencia efectiva, la integridad de los datos y un amplio espacio de almacenamiento para la nueva ubicación durante toda la transferencia.

Repetición de datos

Este proceso incluye la realización de una o más copias de un conjunto de datos concreto, ya que hay varias razones por las que una empresa puede querer replicar sus datos. Por ejemplo, puede querer crear una copia de seguridad si hay un problema con un conjunto de datos original. También puede querer replicar los datos para poder almacenarlos en diferentes ubicaciones, mejorando la accesibilidad general en toda su red.

Hay dos tipos de replicación de datos: sincrónica y asincrónica. La replicación de datos sincrónica es cuando las empresas copian cualquier cambio en un conjunto de datos original en el conjunto de datos replicado. Este tipo de replicación garantiza la actualización de la información, pero también puede utilizar más recursos que la replicación asíncrona. La replicación asíncrona sólo se produce cuando un profesional introduce un comando en la base de datos, por lo que no es un proceso automático. Con este tipo, su empresa tiene más control sobre los recursos utilizados para replicar los datos, pero puede no poseer copias de seguridad de los datos en tiempo real.

Automatización

La automatización es el proceso de hacer que las herramientas gestionen automáticamente sus datos. En lugar de actualizar los datos manualmente, puedes utilizar herramientas de software que realicen esta tarea por ti. Por ejemplo, puedes utilizar una herramienta para actualizar automáticamente una base de datos compartida cada vez que realices un cambio en tu ordenador local, en lugar de requerir actualizaciones manuales. Esto garantizaría que la base de datos contiene información actualizada para todos los usuarios y evita que éstos vean información obsoleta si un usuario se olvida de enviar los cambios.

Relacionado: Una guía completa para la automatización de procesos empresariales

Recuperación de desastres

La recuperación de desastres es un plan que las empresas crean para posibles escenarios relacionados con problemas de datos. Por ejemplo, si se rompe el disco duro que almacena los datos, es importante tener un plan eficaz que permita a la empresa volver a funcionar con normalidad. Este plan podría incluir el cambio a un disco duro de respaldo, la realización de una nueva copia de ese respaldo y la compra de un nuevo disco duro principal.

Los elementos importantes de un plan de recuperación de desastres son la velocidad, la integridad de los datos y los costes. Las organizaciones eficaces suelen tener planes que reducen al máximo el tiempo de inactividad tecnológica. Además, es importante evitar la pérdida de datos esenciales. Por último, las organizaciones suelen tratar de reducir los costes siempre que sea posible, por ejemplo, comprimiendo los datos para ahorrar dinero en los requisitos de almacenamiento.

Te recomendamos

Cómo facilitar los principios rectores como directivo

Cómo escribir una carta de respuesta a una oferta de despido eficaz

Cómo hacer una foto profesional (con consejos)

Lo que hay que saber sobre las ventas al día en la contabilidad de cuentas por cobrar

20 Formas eficaces de comercializar un producto

Cómo escalar un negocio: Estrategias eficaces para un crecimiento sostenible