Gestión del cambio: Definición, tipos y beneficios

A medida que una organización crece, habrá períodos en los que se produzcan cambios, como nuevos productos, fusiones con otras empresas, nuevos procesos de trabajo y la introducción de nuevas tecnologías. Para asegurarse de que la empresa recibe el mayor beneficio posible de un cambio organizativo, es útil asegurarse de que todos los implicados en la empresa entienden qué esperar de un cambio y cómo adaptarse a él. Para ello es necesario un enfoque sólido de la gestión del cambio que mantenga informados a los empleados. En este artículo, describimos qué es la gestión del cambio y cómo implementar un plan de gestión del cambio en su programa.

¿Qué es la gestión del cambio?

La gestión del cambio es el proceso que utiliza recursos, herramientas y estrategias para ayudar a las personas a prepararse adecuadamente para un periodo de transición en una empresa. Es un plan puesto en marcha por una organización para ayudar a sus empleados a aceptar, adoptar y utilizar adecuadamente el cambio que se ha producido, lo que beneficia a todos los implicados. Una gestión eficaz del cambio puede implicar:

  • Poner en marcha planes de comunicación y formación adecuados
  • Gestión de la posible resistencia al cambio
  • Guiar a los empleados hacia una transición exitosa en la organización

Relacionado: Gestión de operaciones: Todo lo que necesita saber

Niveles de gestión del cambio

Debido a la importancia del cambio para el crecimiento y la rentabilidad de una organización, se puede considerar la gestión del cambio desde tres niveles: individual, organizativo y empresarial.

Gestión del cambio individual

La gestión del cambio individual implica la comprensión adecuada del cambio para cada empleado. Algunos individuos pueden resistirse inicialmente al cambio en su empresa. Sin embargo, cuando se establece un plan de gestión del cambio que permite a los empleados comprender plenamente cada paso del proceso de transición, se les puede ayudar a aceptar y beneficiarse de un cambio más fácilmente.

La gestión del cambio individual también implica lo siguiente:

  • Comprender qué puede ayudar a los empleados a realizar una transición positiva
  • Comunicar eficazmente el cambio y los objetivos que lo acompañan
  • Mantener una comunicación regular sobre la fase en que se encuentra cada cambio
  • Proporcionar la formación que necesitan los empleados para realizar una transición eficaz
  • Ayudar a los empleados a aceptar el cambio explicándoles los beneficios que aportará a toda la empresa

Relacionado: Guía para la gestión de personas: Definición, consejos y habilidades

Gestión del cambio organizativo

La gestión del cambio organizativo implica el plan y las estrategias puestas en marcha para aplicar el cambio a nivel de proyecto. Este enfoque puede servir de apoyo a los responsables de implantar nuevos cambios en toda la organización. En las organizaciones más grandes, puede ser más fácil implantar el cambio organizativo y confiar a los directores de departamento y a los jefes de equipo la formación individual. A continuación se presentan algunas de las mejores formas de poner en marcha el proceso de gestión del cambio organizativo:

  • Establece grupos dentro de la organización que puedan beneficiarse más del cambio
  • Establezca objetivos claros
  • Definir el objetivo final del proceso
  • Entender cómo deben adaptarse los empleados al cambio
  • Establezca un plan de acción personalizado que pueda seguir fácilmente
  • Haz que los miembros de tu personal se involucren en cada paso del camino
  • 5. Anima a los empleados a dar sugerencias durante el proceso de cambio

Relacionado: Estilos de dirección: Visión general y ejemplos

Gestión del cambio en la empresa

La gestión del cambio en la empresa implica integrar el cambio en los valores fundamentales de su organización. De este modo, el cambio se convierte en parte de la cultura de su empresa. La gestión del cambio a nivel empresarial puede ayudar a su organización a hacer lo siguiente:

  • Operar de forma distinta a otros competidores del mercado, ya que siempre se adaptará fácilmente a un terreno empresarial en constante cambio
  • Aumentar las competencias básicas de la organización
  • Mejorar la eficiencia y la eficacia de los empleados
  • Ayude a los empleados a aprender qué hacer para optimizar el rendimiento laboral en sus diferentes funciones y capacidades en su organización

Relacionado: Valores fundamentales: Visión general y ejemplos

Beneficios de la gestión del cambio

Hay muchos beneficios para las organizaciones que implementan la gestión del cambio eficaz, incluyendo:

  • Aumento de la productividad y la rentabilidad tanto para los empleados como para la organización
  • Los directivos que están dispuestos a dedicar el tiempo y los recursos necesarios para apoyar el cambio
  • Información periódica para las partes interesadas importantes, a las que se animará a acudir a las reuniones y a debatir las cuestiones relativas al cambio
  • Mayor apoyo a los proveedores
  • Mejor experiencia para los clientes
  • Aumento de la moral y la motivación de los empleados, ya que cuentan con el apoyo de la dirección
  • Mayor compromiso y retención de los empleados
  • La posibilidad de obtener mayores beneficios y la capacidad de diferenciarse de la competencia
  • La oportunidad de responder a las necesidades y demandas de los clientes' más rápido de lo habitual
  • Reunir los recursos existentes en la organización
  • Ayudar a la empresa a anticiparse a futuros problemas y responder adecuadamente
  • La oportunidad de desarrollar el liderazgo en una organización

Cómo llevar a cabo una gestión eficaz del cambio

Siga estos pasos para asegurarse de que está aplicando un plan de gestión del cambio eficaz:

1. Identifique lo que la empresa necesita para mejorar

Averigüe qué podría beneficiarse de un cambio en su empresa, ya que la mayoría de los procesos de cambio están destinados a mejorar un producto, un servicio o un resultado. La correcta identificación de las áreas que necesitan mejorar puede ayudar al equipo de cambio a establecer objetivos y planes adecuados para la empresa. Este paso también le ayudará a identificar los recursos necesarios que puede utilizar para el proceso de cambio.

2. Presentar un buen caso de negocio a las partes interesadas

Presentar un caso de negocio adecuado y sólido a las distintas partes interesadas de la empresa, entre las que se encuentran la alta dirección, los inversores y otras personas con influencia directa o indirecta en la organización. El objetivo principal de crear un caso sólido es vender la idea de cambio a las partes interesadas para que la aprueben y la apoyen, lo que puede ayudar a que la transición general sea más suave.

3. Elaborar un plan para el cambio

Su plan de cambio debe incluir la identificación clara del punto de partida del proyecto, el proceso a seguir y el punto final del proceso de cambio. El plan de cambio también debe mostrar qué recursos piensa utilizar y cómo los utilizará.

Además, el plan debe identificar el coste, el alcance y los riesgos que conlleva. Debe destacar los pasos claros que la empresa debe dar para completar cada fase del cambio.

4. Hacer provisiones para los recursos necesarios

La provisión de los recursos y la financiación necesarios es importante para que su organización pueda llevar a cabo un cambio sin problemas y sin interrupciones. Algunos de estos recursos pueden ser sistemas de software, nuevos equipos y mejores infraestructuras. Otros pueden ser herramientas y recursos educativos que ayuden a formar al personal para sus nuevas funciones o responsabilidades.

5. Poner en marcha una estrategia de comunicación que todos puedan seguir durante el proceso

La comunicación eficaz desempeña un papel importante a la hora de garantizar un proceso eficaz de gestión del cambio. Siempre hay motivos para abordar algunas cuestiones durante la transición. Las partes interesadas deben ser informadas de todas las novedades durante el proceso.

Los informes de situación deben presentarse a los responsables adecuados de la organización, y los responsables deben igualmente informar regularmente a los miembros del personal de las novedades que se produzcan durante el proceso. También puede ayudar la celebración de reuniones periódicas que permitan a todos los implicados en el proceso de cambio expresar sus preocupaciones o compartir sus ideas.

6. Observar y gestionar la resistencia que pueda surgir entre los miembros del personal

Los cambios en una organización pueden provocar a veces resistencia. Gestionar eficazmente cualquier resistencia puede ayudarle a garantizar el éxito del nuevo cambio. Por lo general, esta resistencia se debe al miedo a lo desconocido, que usted puede ayudar a aliviar manteniendo una comunicación regular y asegurándose de que todos los afectados por el proceso de cambio sepan qué esperar.

A la hora de implementar un cambio en su empresa, también es importante tener en cuenta y ayudar a prevenir los riesgos que pueda conllevar el proceso. Si los miembros del personal están preocupados por riesgos como una reducción de la plantilla o tareas laborales desconocidas, pueden resistirse a los grandes cambios en su empresa. En este caso, la mejor manera de gestionar la resistencia es asegurarse de que todos estén debidamente informados sobre cómo se adaptarán sus puestos de trabajo al nuevo cambio. Para ello, puede preparar herramientas de aprendizaje y seminarios de formación para todos los miembros de la organización, lo que puede facilitar la transición.

7. Reconocer el éxito individual y del equipo

Las personas encargadas del proceso de cambio en una organización deben dar el reconocimiento adecuado a quienes lo merecen. Este reconocimiento puede otorgarse a equipos o individuos que hayan contribuido de forma significativa al éxito del proceso de cambio.

8. Revisar el proceso

El cambio es un proceso continuo en cualquier organización, y es importante que quien lo lleve a cabo realice revisiones periódicas para descubrir cómo ajustarse e identificar los problemas que necesitan solución. La realización de revisiones, mediciones y análisis constantes desempeña un papel importante a la hora de llevar a cabo un proceso de cambio eficaz en su organización.

Te recomendamos

Cómo abordar los problemas de gestión en el trabajo (con consejos)

FAQ: ¿QUÉ SON LOS TIPOS DE ÁRBOLES DE DECISIÓN EN EL APRENDIZAJE AUTOMÁTICO? ¿Cuáles son los tipos de sistemas contables?

15 consejos para crear fotografías de productos de alta calidad

24 Herramientas de enfermería que debe llevar consigo en el trabajo

FAQ: ¿QUÉ ES LA TEORÍA DE LOS OBJETIVOS DE LOGRO? ¿Qué son las cuentas por cobrar, los ingresos o los activos?

Cómo convertirse en guionista