¿Qué es la gestión del tiempo? (y consejos útiles sobre la gestión del tiempo)

Una gestión eficaz del tiempo puede aumentar la productividad y garantizar que tus prioridades estén correctamente planificadas. Hay diferentes estrategias que puedes utilizar para gestionar tu tiempo de forma eficaz. Una buena gestión del tiempo es una habilidad esencial que requiere práctica para su desarrollo. En este artículo, descubrimos qué es la gestión del tiempo, por qué es importante y consejos para ayudarle a gestionar su tiempo.

¿Qué es la gestión del tiempo?

La gestión del tiempo es el proceso que utilizas para maximizar la productividad en tu vida laboral estableciendo objetivos, organizando tu espacio de trabajo y planificando cómo dividir tu tiempo en bloques significativos que den como resultado una reducción del estrés y un aumento del rendimiento. Una buena gestión del tiempo tiene muchos beneficios y es una habilidad muy valorada en el trabajo. Esto se debe a que las personas con una buena gestión del tiempo maximizan el trabajo que completan, lo que da como resultado un trabajo de mayor calidad con una plantilla más feliz.

Las personas con una buena gestión del tiempo saben cómo priorizar las tareas, evitar la dilación y disfrutar de un equilibrio entre el trabajo y la vida privada.

Relacionado: Habilidades de gestión del tiempo: Definición y ejemplos

Beneficios de la gestión del tiempo

Hay muchas ventajas asociadas a una buena gestión del tiempo. Puede beneficiarle de las siguientes maneras:

  • Te da más tiempo
  • Alivia el estrés
  • Capacidad para alcanzar objetivos
  • Aumenta tu prestigio profesional
  • Permite mayores oportunidades de crecimiento profesional
  • Disminuye la procrastinación
  • Aumenta la productividad
  • Mejor calidad de vida con más tiempo de ocio

Relacionado: Habilidades directivas: Definición y Ejemplos

Consejos para una buena gestión del tiempo

Aprender a gestionar el tiempo de forma eficaz es un proceso. Estos son algunos consejos que le ayudarán a desarrollar esta valiosa habilidad:

Analizar su tiempo

Hacer un seguimiento de las tareas para tomar nota de cuánto tiempo se dedica a determinados proyectos le ayuda a planificar su horario en consecuencia. Rellenar un calendario o un horario se convierte en una tarea menos ardua cuando te das cuenta de cuánto tiempo se necesita realmente para completar los proyectos individuales.

Establezca límites de tiempo para cada una de sus tareas

Es fácil permitir que las tareas tomen más tiempo del que realmente se necesita. Si fijas una cantidad de tiempo específica para una tarea, te ayuda a mantenerte concentrado y evita la procrastinación. Es una buena idea incluir un margen de tiempo en torno a cada tarea en caso de que le lleve más tiempo del estimado, para no utilizar el tiempo reservado para la siguiente tarea.

Escriba una lista de tareas más pequeñas

Cuando tenga que realizar un proyecto o una tarea, es posible que, para completarla, tenga que hacer varias tareas más pequeñas. Si desglosa las tareas más grandes en otras más pequeñas y realizables, podrá ver cuándo ha completado cada una de ellas y está progresando.

Considera tu plan semanal en domingo

Dedicar un tiempo antes del comienzo de la semana laboral a crear un plan ayuda a centrarse y a tener claridad para lo que está por venir. Debes recordar que tu tiempo y energía disponibles cambian cada día y que lograrás más si incorporas estos factores al plan.

Hacer planes por adelantado

La planificación le ayuda a tener en cuenta los imprevistos que puedan surgir. Es una buena idea hacer planes para el día siguiente la noche anterior o a primera hora de la mañana.

Haz primero las tareas más importantes.

Debe intentar completar sus tareas más exigentes antes que cualquier otra tarea para no tener que pasar el día preocupándose por la tarea exigente si la realiza antes que otras.

Delegue siempre que sea posible.

Dependiendo de tu situación, podría ser un mejor uso de tu tiempo encontrar a otra persona que pueda hacer ciertas tareas por ti. Si puedes delegar tareas más pequeñas o sencillas, te quedará más tiempo para concentrarte en tareas más importantes o de mayor envergadura.

Deshágase de las distracciones.

Cuando divides tu atención entre dos o más tareas, no estás utilizando tu tiempo de forma eficaz. Un ejemplo de esto es escribir un informe, pero detenerse para revisar los correos electrónicos. Cuando elimine las distracciones y centre su mente, será mucho más productivo. Es posible que tenga que cambiar su entorno de trabajo para evitar actividades que atraigan su atención a otra parte.

Altere su horario habitual.

Es posible que descubras que puedes trabajar más eficazmente si cambias tu horario diario. Podrías levantarte 30 minutos antes, pero descubrir que ganas 90 minutos más gracias a la reducción del tiempo de desplazamiento, o porque el hecho de que haya menos gente en el lugar de trabajo implica menos molestias.

Incluya un margen de tiempo en su agenda.

Si intentas meter demasiadas cosas en tu agenda, puede que esto sea contraproducente. Es necesario que te des tiempo para pensar y para relajarte en tu horario. Cuando planifiques tu horario, debes incluir un margen de tiempo adicional alrededor de cada una de las tareas. Esto le ayudará si la tarea le lleva más tiempo del que pensaba, y también le dará tiempo para concentrarse en la tarea siguiente. Se mantendrá motivado y relajado si planifica su horario de forma que incluya tiempo para los descansos y para abandonar su escritorio.

Organice su espacio de trabajo.

Es frustrante y una pérdida de tiempo no encontrar un artículo que necesitas utilizar. También puede costar dinero si tiene que comprar repuestos. Esto significa que es una sabia inversión de tu tiempo organizar tu lugar de trabajo. Debe decidir un lugar específico para cada artículo y crear un sistema de archivo para los documentos. Asegúrate de que, después de utilizar un objeto, lo devuelves al lugar correcto. Tómate un tiempo al final de cada jornada laboral para limpiar el desorden de tu lugar de trabajo y mantenerte organizado.

Utilice una agenda electrónica.

Puedes llevar una agenda tradicional en papel, pero puede que te resulte mucho más fácil utilizar una agenda electrónica o en línea. Es fácil programar reuniones y citas y establecer alarmas para recordarte que tienes tareas que hacer o reuniones a las que asistir.

Reúne tareas similares.

Programar tareas similares juntas significa que se trabaja con mayor eficacia. Intenta leer todos tus correos electrónicos en un bloque de tiempo o hacer llamadas telefónicas a una hora determinada.

4. Conformarse con menos de la perfección

Puede perder una cantidad significativa de tiempo tratando de perfeccionar un proyecto. Es importante que haga su trabajo lo mejor posible, pero acepte que tal vez no pueda producir la perfección en el tiempo asignado y pase al siguiente trabajo.

Aprende a decir que no.

Si siempre intentas complacer a todos en tu lugar de trabajo aceptando todas las tareas y diciendo que sí a todo lo que te piden, puedes acabar abrumado. Esto, a su vez, significa que no puedes trabajar con la misma eficacia porque estás estresado y no tienes tiempo suficiente para hacer todo el trabajo que has aceptado. Tienes que aprender a decir que no a la gente si ya tienes suficientes proyectos para llenar tu tiempo. Puede que tengas que explicar con tacto que no tienes espacio en tu agenda, pero que podrías ayudar más adelante si todavía necesitan ayuda.

Desarrolla buenos hábitos.

Para tener un estilo de vida saludable y productivo, hay hábitos que debes incluir en tu rutina diaria para ser una persona sana, como hacer ejercicio, meditar y llevar una dieta saludable. Cuando estés sano y tengas buenos hábitos, estarás concentrado y serás capaz de gestionar tu tiempo tanto en tu vida personal como en la laboral.

Utilice el tiempo de espera de forma productiva.

Es inevitable que tenga que pasar tiempo de espera durante su jornada. Puede ser mientras espera a una cita o reunión, o mientras viaja al trabajo. Aunque pueda parecer un tiempo perdido, puede aumentar la productividad en este tiempo escuchando un podcast, leyendo un libro útil o reuniendo una lista de ideas para proyectos.

Trabajar a distancia.

Viajar al trabajo o a las reuniones puede restarle un tiempo considerable a la semana. Si es posible, puedes considerar la posibilidad de hacer una parte o la totalidad de tu trabajo desde casa.

Piense en la calidad, no en la cantidad.

Asegúrate de que cada tarea que realizas cuenta. Concéntrese en aportar valor con cada tarea e intente evitar pensar en términos de cantidades.

No hay que tener en cuenta la necesidad de inspiración.

A veces puede sentir que necesita la inspiración para empezar a trabajar. Puede que le resulte difícil escribir o realizar tareas sin ella. Es necesario utilizar la atención plena para facilitar la realización de una tarea cuando es necesario hacerla.

Centrarse en los resultados.

Cuando tenga programada una reunión, tómese un tiempo de antemano para considerar cuál es el resultado ideal. Manténgase centrado en este resultado deseado al comenzar la reunión. Una vez conseguido el resultado, la reunión puede terminar, permitiéndole ahorrar tiempo y volver al trabajo.

Mantenga una lista de tareas completa.

Mantenga una lista de las tareas y proyectos que ha completado con notas sobre el tiempo que le ha llevado completarlos. Tus logros mantendrán tu mente en un espacio positivo y los tiempos te ayudarán a planificar futuras tareas.

No realizan varias tareas a la vez.

Concéntrese en una tarea a la vez y evite la multitarea si quiere ser lo más productivo posible.

Tenga en cuenta el panorama general.

Es fácil olvidar hacia dónde debe dirigirse su proyecto cuando se concentra en pequeños bloques de trabajo. Debe visitar con frecuencia el objetivo más amplio del proyecto para mantener la concentración.

Organice su bandeja de entrada de correo electrónico.

Un sistema de correo electrónico organizado le ayuda a gestionar eficazmente el correo electrónico entrante. Aproveche todas las funciones que le ofrece su proveedor de correo electrónico. Filtre y etiquete los correos electrónicos, dirija los correos entrantes no urgentes a diferentes buzones para poder leerlos cuando tenga tiempo y utilice plantillas para enviar respuestas cuando corresponda.

Te recomendamos

Cómo llegar a ser un gerente

Las claves de las reclamaciones de los clientes

¿Qué es la depreciación acumulada?

14 Conceptos básicos de contabilidad para propietarios de pequeñas empresas

Planos As-Built: Definición y cuándo utilizarlos en la construcción

Cómo convertirse en un profesor en línea