Gestión estratégica de la marca: Definición y cómo crear la suya propia

La gestión estratégica de la marca es una táctica destinada a apoyar a las empresas en sus esfuerzos por obtener o mejorar el reconocimiento de la marca, aumentar los ingresos y alcanzar sus objetivos empresariales a largo plazo. La elección de la estrategia de gestión de marca más eficaz para su organización puede ayudarle a conseguir estos objetivos. En este artículo, analizamos qué es la gestión estratégica de la marca, por qué es importante, los tipos de estrategias disponibles y cómo crear la suya propia.

¿Qué es la gestión estratégica de la marca?

La gestión estratégica de la marca es el proceso de utilizar palabras, imágenes y técnicas para mostrar a los clientes lo que hace que su marca sea única. Ayuda a establecer una marca y a promover sus productos en el mercado financiero. La palabra "estratégica" significa que el proceso es a largo plazo e incorpora todos los aspectos de la marca, en todos los canales, mediante una revisión y actualización continuas. La gestión de la marca construye la identidad única de una organización y afecta a áreas como la calidad y las interacciones con los clientes. Algunas empresas pueden utilizar la gestión estratégica de la marca para obtener un reconocimiento global o aumentar el valor percibido de sus productos o servicios.

Relacionado: Aprende a convertirte en gestor de marcas

¿Por qué es importante la gestión estratégica de marcas?

La gestión estratégica de la marca puede ayudar a una empresa a crecer en áreas específicas que ayuden a mantener el negocio en el futuro. Puede mejorar la percepción de la marca a través de la confianza, aumentar la calidad del servicio al cliente y mantener y crear clientes fieles. La gestión estratégica de la marca puede ayudar a diferenciar su marca de la de sus competidores o hacer que sus comunicaciones de marketing sean más dinámicas o memorables. Puede aumentar la lealtad de los empleados y crear una alineación entre diferentes ramas o sectores de la misma empresa. La gestión estratégica de la marca también puede ayudar a su empresa a evitar las repercusiones de un cambio drástico en el mercado, acelerar la cooperación comercial y promover las oportunidades de concesión de licencias.

Relacionado: 4 pasos para construir una marca

Cómo crear una estrategia de marca

Utilice estos pasos para aprender a crear una estrategia de marca:

1. Crear una lista de valores de la empresa

Haga una lista de todas las cosas que son importantes para su empresa y su marca. Los puntos pueden incluir la forma de interactuar con los clientes, las cualidades que espera que tengan sus empleados o los tipos de materias primas que utiliza o los proveedores con los que trabaja. Anote todos sus puntos de valor y póngalos en un documento o en un sistema basado en la nube que sea accesible para todos los miembros de la organización. Este documento puede ayudarte a decidir cómo dar forma a tu estrategia de marca.

2. Determinar el posicionamiento de la marca

Realizar un análisis del sector para determinar la posición de su marca entre sus competidores. Dado que uno de los aspectos de la estrategia de marca consiste en comprender en qué se diferencia o es mejor su producto o empresa que la competencia, entender en qué punto se encuentra su marca actualmente puede ayudarle a identificar áreas de mejora. Explore si su marca podría ocupar un nicho de mercado que se dirija a su público.

3. Alinear el posicionamiento y los valores de la marca

Compare su documento de valores con los resultados de su análisis de posicionamiento de marca para comprender mejor si su propia percepción de la empresa y la de su público objetivo coinciden. Comprender qué puntos resuenan con sus clientes y en qué áreas puede mejorar puede ayudarle a descubrir los elementos más singulares de su marca y a planificar una estrategia de amplio alcance.

4. Crear materiales de marketing

Cree o actualice los elementos de la marca, como logotipos, imágenes, eslóganes y símbolos, para reflejar mejor los valores que espera compartir con sus clientes a través de las promociones. Tenga en cuenta el lenguaje y la redacción de sus eslóganes, la representación en sus imágenes y la combinación de colores en sus símbolos y logotipos. Cada uno de estos elementos influye psicológicamente en la forma en que la gente percibe un producto o una marca. La creación de materiales de marketing cohesivos le permite establecer una asociación de marca fuerte, única y favorable a través de vínculos visuales y auditivos.

5. Planifique sus programas de marketing

Crear campañas publicitarias que muestren de forma destacada sus materiales de marketing y exhiban los valores y el posicionamiento de la marca de su empresa. El uso de los materiales de marketing puede ayudar a los clientes a conformar sus actitudes y sentimientos sobre su marca y a asociarlos con sus imágenes o eslóganes. Considere la posibilidad de realizar campañas como la publicidad impresa, los anuncios o trailers de cine y televisión, los anuncios de radio, las estrategias en las redes sociales u otras opciones que compartan su mensaje con los clientes.

Relacionado: Cómo crear una campaña de marketing de marca

6. Controle la reputación de su marca

Tras la puesta en marcha de una nueva estrategia de gestión de la marca o el lanzamiento de una nueva campaña de marketing, supervise las redes sociales y otros canales de interacción con los clientes para ver cómo reacciona la gente e interactúa con su marca. Comprenda qué canales digitales son más populares entre su público objetivo y cuáles nuevos pueden ayudar a ampliar su alcance. Anote toda la publicidad positiva y negativa para comprender en qué aspectos tiene éxito y en cuáles puede hacer cambios.

Usted puede dar forma a la reputación de su marca a partir de la imagen que comunica, pero las opiniones, críticas y comentarios de otras personas también pueden influir en su público objetivo. Por esta razón, vigilar la reputación de su marca y mantener un estado favorable puede permitirle aumentar la confianza en la marca y tener más control sobre la influencia de la marca a los ojos del público.

7. Centralice los materiales de su marca

Centralice los materiales de su marca para que sean accesibles a todos los creativos de la empresa. Desarrollar un buen sistema de comunicación de calidad para la gestión de la marca es uno de los aspectos más importantes de una estrategia de gestión de la marca, porque garantiza que todos entiendan los objetivos y las misiones de la campaña y puedan distribuirlos por todos los canales.

La forma de centralizar las definiciones de marca, los activos y lo esencial puede ser diferente para cada empresa. Una forma habitual es crear un documento de directrices de marca, similar a una guía de estilo, que incluya el lenguaje de marca que se debe utilizar o evitar, las formas de interactuar con el público objetivo a través de determinados canales, las plantillas para los correos electrónicos o las respuestas automáticas y otros elementos de marketing y comunicación estandarizados. Considera la posibilidad de distribuir el documento a todos los creativos a través de medios virtuales, como el correo electrónico, y de tenerlo disponible en un sistema basado en la nube para su consulta.

Relacionado: La voz de la marca: Definición y cómo encontrar la suya

8. Medir y analizar el rendimiento de su marca

Continúe supervisando el progreso y el éxito de sus campañas. Realice una auditoría de marca a intervalos determinados para comprobar el estado general de su marca con su público objetivo. Puede llevar a cabo este proceso internamente o con una agencia externa en función del tamaño de su empresa y de sus recursos financieros. Las áreas a evaluar incluyen

  • Marca interna : Elementos como la cultura de la empresa, el posicionamiento y los valores de la marca
  • Marca externa : Elementos como el material de marketing y la publicidad impresa y en línea
  • Experiencia del cliente : Elementos como la atención al cliente presencial y virtual y los procesos de venta

Asegúrese de que todos estos componentes comparten un mensaje coherente en toda su marca y canales y que presenta la misma persona en persona que virtualmente. Algunos de estos elementos se pueden medir con datos numéricos, como el alcance de la publicidad online. También puede colaborar con los clientes a través de encuestas o grupos de discusión para obtener información adicional. Considere la posibilidad de realizar una auditoría de marca con regularidad, incluso una vez al trimestre, para asegurarse de que está cumpliendo los objetivos previstos.

Tipos de estrategias de gestión de marcas

Entre los tipos de estrategias de gestión de la marca que las empresas pueden utilizar para dar forma a la opinión de los consumidores se encuentran:

Reconocimiento de la marca

Las empresas utilizan el reconocimiento de la marca para animar a los clientes a reconocer y comprar sus productos basándose sólo en el nombre. El éxito de esta estrategia puede depender del tamaño de la marca, su gama de productos y sus años de creación. Las empresas más antiguas y grandes pueden tener más éxito inicial con esta estrategia. Las marcas pueden utilizar eslóganes, logotipos e incluso los colores de la empresa para promocionar sus productos y crear un reconocimiento de marca.

Marca individual

Las empresas utilizan la marca individual cuando tienen un producto o una marca más pequeña bajo una empresa matriz más grande. Los responsables de marketing pueden aplicar esta estrategia para evitar la competencia entre filiales similares de la misma empresa matriz y establecer una identidad única para el producto nuevo o de enfoque.

Actitud de marca

El branding de actitud se centra menos en la comercialización de un artículo o producto específico y más en la personalidad general de la marca. Implica apelar a sentimientos particulares como la paz, la emoción u otras cualidades favorables que no están directamente relacionadas con la marca en sí. De este modo, los responsables de marketing pueden contribuir a formar las actitudes del público hacia su empresa. Los eslóganes y los eslóganes son ejemplos de herramientas que los equipos pueden utilizar para imponer la marca de actitud.

Extensión de la marca

La extensión de la marca es la estrategia de utilizar el nombre de la marca para crear productos nuevos o modificados para aumentar el alcance de la marca existente. Ejemplos de extensión de marca pueden ser la creación de un nuevo sabor de patatas fritas para una empresa que las vende o que esa misma empresa se introduzca en otro mercado sin explotar, como la creación de una línea de bandejas de snacks proteicos.

Marcas blancas

El etiquetado privado es una estrategia utilizada por los supermercados u otros minoristas que venden una variedad de productos de diferentes empresas para competir con las marcas que llevan. También puede reconocer las marcas privadas como marcas de la tienda o marcas genéricas. Esta táctica crea productos similares pero menos costosos que compiten con las marcas de nombre que permiten a las tiendas anfitrionas capitalizar los mercados de productos que almacenan y venden para otras empresas.

Crowdsourcing

El crowdsourcing es una estrategia de gestión de marca que permite al público objetivo de una empresa participar en sus esfuerzos de marketing. Por ejemplo, una organización puede organizar un concurso para que el público vote sobre un nuevo sabor de refresco y envíe nombres para el nuevo producto. Esta estrategia puede permitir una mayor promoción de la marca y puede captar nuevos clientes.

Te recomendamos

Aprenda a vender cualquier cosa

4 Niveles de conflicto y consejos para gestionarlos

¿Qué son los activos bajo gestión?

Certificación PMP vs. PMI-ACP: ¿Cuál es la diferencia?

Habilidades importantes de liderazgo en enfermería y cómo desarrollarlas

¿Cuánto tiempo se tarda en comprobar los antecedentes laborales?