¿Qué es una lista de piezas? (Definición, consejos y funcionamiento)

Los proyectos de construcción suelen constar de muchos elementos, partes interesadas y fases. Cuando un proyecto se completa, un paso importante suele ser asegurarse de que el resultado es satisfactorio. Aunque hay una variedad de herramientas que los propietarios y los clientes pueden utilizar para comunicar sus necesidades a los contratistas, una lista de control puede ser útil para garantizar que el proyecto terminado cumpla con los estándares de todos. En este artículo, analizamos qué son las listas de parches, cómo las utilizan las empresas constructoras y quién las utiliza, con consejos que los contratistas pueden utilizar para reducir o eliminar las listas de parches de sus proyectos.

¿Qué es un «punch list»?

Una lista de tareas pendientes es una lista de arreglos necesarios. Una vez que el proyecto ha llegado a su fase de finalización sustancial, los propietarios, los contratistas generales y otras partes interesadas realizan un recorrido casi final para solicitar modificaciones de última hora. Anotan los trabajos incompletos o insatisfactorios, los daños o las modificaciones que puedan necesitar mejoras. Antes de que los contratistas puedan recibir el pago completo por la finalización del proyecto, es su responsabilidad realizar las modificaciones deseadas.

Si bien las listas de perforación solían comprender listas de papel con perforaciones, hoy en día pocos siguen utilizando esta técnica. En la actualidad, existen programas de software y listas de control digitales que permiten a los profesionales que trabajan en un proyecto comunicar sus funciones en la elaboración y ejecución de los elementos de la lista de control. Los contratistas suelen ser responsables de confirmar la finalización de todas las tareas pendientes y de transmitir los plazos a los contratistas generales, los directores de proyecto y los propietarios.

Relacionado: Gestión de la construcción: Funciones y fases

¿Cómo se utiliza una lista de tareas en la construcción?

En la construcción, una lista de tareas denota cualquier arreglo o modificación menor que los contratistas y subcontratistas deben realizar antes de que un proyecto pueda terminar oficialmente. Esto puede comunicar a los constructores las acciones que deben llevar a cabo para completar sus tareas según los estándares de los propietarios. A menudo, un certificado de finalización sustancial incluye la lista de tareas que contiene los aspectos finales y de acabado del proyecto.

Normalmente, las listas de control sólo cubren pequeñas modificaciones o cambios, ya que las solicitudes más importantes o las reparaciones más grandes suelen producirse en una fase anterior del proceso. Muchas empresas se esfuerzan por eliminar y reducir la necesidad de las listas de control. Los contratistas pueden esforzarse por resolver los problemas antes de que el propietario pueda comentarlos, de modo que cuando lleguen a la fase de finalización sustancial, el proyecto cumpla todas las normas del cliente.

Relacionado: Cómo utilizar una orden de cambio de construcción

¿Quién se encarga de la lista de tareas?

Cada persona implicada en un proyecto tiene una relación única con la lista de tareas. A continuación se indican algunas de las principales partes interesadas más comunes y sus funciones en la gestión de las listas de tareas:

Propietarios

Los propietarios y los clientes suelen encargarse de redactar la lista de tareas para asegurarse de que el proyecto terminado cumple sus especificaciones. La finalización sustancial se utiliza para describir la transición legalmente definida de la propiedad del proyecto. A medida que los propietarios asumen la responsabilidad de los proyectos terminados, pueden hacer pequeñas peticiones o cambios de última hora según sea necesario.

Contratistas generales

Los contratistas generales y los directores de proyecto responsables de la obra suelen realizar un recorrido con los propietarios y otras partes interesadas para conocer los cambios necesarios. A veces, puede ser difícil satisfacer una petición o hay una razón por la que los subcontratistas no pueden completar una tarea según las especificaciones del diseñador o del propietario. Los contratistas generales pueden facilitar la comunicación entre el propietario y los subcontratistas. La lista de tareas que entregan a sus subcontratistas puede contener elementos de su propia lista, junto con las peticiones de los diseñadores y propietarios.

Otras personas pueden asumir responsabilidades para garantizar la finalización del proyecto:

  • Arquitectos y diseñadores: Los arquitectos o diseñadores pueden asistir al recorrido final para asegurarse de que la construcción se ajusta a sus especificaciones de diseño. Algunos diseños, si no se implementan correctamente, pueden no cumplir con las leyes o reglamentos, realizar su función deseada o representar con precisión los objetivos del diseñador.
  • Subcontratistas: Los subcontratistas suelen tener la responsabilidad de resolver los problemas de la lista de tareas pendientes. Pueden utilizarla para revisar las alteraciones deseadas y mantener a los propietarios informados sobre su progreso. También se espera que documenten los arreglos que han realizado para asegurarse de que resuelven adecuadamente cualquier problema.

Relacionado: Cómo convertirse en un contratista general de éxito

Consejos para eliminar las listas de tareas

El objetivo de muchas empresas de construcción y contratistas es eliminar por completo la necesidad de las listas de tareas. Lo ideal es que si un contratista general considera que un proyecto está terminado, el resultado puede ayudar a satisfacer las necesidades del propietario o del cliente. Los siguientes consejos pueden ayudarle a reducir la necesidad de las listas de control en diversos proyectos de construcción:

Mejorar los procedimientos de control de calidad

Una forma de ayudar a eliminar la necesidad de las listas de control es aplicar procedimientos eficaces de control de calidad. Una estrategia viable para lograrlo es programar inspecciones periódicas, y el contratista o el cliente suelen realizar recorridos durante cada fase del proyecto para abordar posibles problemas. Considere la posibilidad de realizar inspecciones de control de calidad tras la finalización de cada fase y de abordar cualquier problema antes de pasar a la siguiente parte del proyecto. Este enfoque puede ayudarle a gestionar los problemas desde el principio, a centrarse en fases individuales del proyecto más manejables y a reducir el número total de necesidades al final del proyecto.

Establecer una comunicación eficaz

La comunicación es un componente esencial para el éxito de un proyecto. La comunicación eficaz de los contratistas con los clientes, los diseñadores y los subcontratistas puede ayudar a crear expectativas claras para todas las partes interesadas. También es importante que los propietarios comuniquen sus deseos sobre el proyecto a los diseñadores y contratistas para que todos conozcan las expectativas del proyecto. Además, es importante que los subcontratistas comuniquen cualquier problema que puedan tener para que los contratistas puedan explicar los elementos del edificio a los propietarios antes de la última visita.

Relacionado: 14 Estrategias de comunicación para superar las barreras de comunicación en el lugar de trabajo

Organizar los registros

Puede ser útil mantener una documentación exhaustiva de las fases del proyecto que incluya correos electrónicos, recibos, notas y modificaciones del diseño. De este modo, los contratistas podrán acceder fácilmente a ellos más adelante. Mantener un registro de los acuerdos, las nuevas decisiones y las fechas de las modificaciones puede ser una herramienta útil para comunicar las especificaciones del proyecto y su finalización de forma clara y precisa.

Empezar con contratos claros

Los contratos detallados pueden ayudar a eliminar el margen de error en los proyectos. Al definir las expectativas al comienzo de un trabajo, los contratistas pueden asegurarse de que cumplen los requisitos acordados. En las primeras fases del proyecto, un contrato claro puede orientar la dirección del proyecto y proporcionar una posición legal en caso de disputa cerca de la finalización del proyecto.

Te recomendamos

¿Qué es un plan de acción en marketing? (y cómo redactar uno)

Operaciones de TI vs. Infraestructura de TI: ¿Cuál es la diferencia?

Cómo dividir fracciones: Consejos y métodos a utilizar

12 consejos para ayudar a las enfermeras a mejorar la educación de los pacientes

27 de los mejores programas de formación que ofrecen las empresas

Tipos de Productos de Consumo: Lista y ejemplos