¿Qué es una microempresa y por qué es importante?

Las microempresas son una parte importante de la economía de un país, y en muchos países son el tipo de negocio más común. Su sencillez y sus bajos costes de puesta en marcha las hacen accesibles y ofrecen oportunidades de generación de ingresos a empresarios de toda condición. En este artículo, compartimos qué son las microempresas, cómo funcionan, los tipos de microempresas y por qué son importantes. También exploramos las diferencias entre las microempresas y las pequeñas empresas y analizamos los pros y los contras.

¿Qué es una microempresa?

Una microempresa es un pequeño negocio con menos de diez empleados que no requiere mucho capital inicial. Para ser considerada una microempresa, también necesitan un balance o un volumen de negocio inferior a una determinada cantidad. La cifra varía en función de la ubicación.

Muchas microempresas son empresarios individuales o empresas familiares con uno o dos empleados que proporcionan productos o servicios a sus comunidades locales. Añaden valor a la economía de un país creando puestos de trabajo, mejorando los ingresos, reduciendo los costes y añadiendo comodidad.

El microcrédito es una forma de crédito que suele utilizarse para financiar microempresas. Estos modestos préstamos son únicos, ya que están disponibles para personas con un mínimo de garantías y sin historial crediticio o laboral.

¿Cómo funciona una microempresa?

Las microempresas empiezan de la misma manera que las empresas más grandes:

  • Selección de una estructura empresarial
  • Establecer sistemas financieros, operativos y de marketing
  • Conseguir las licencias y permisos empresariales necesarios

Las microempresas también requieren la misma cantidad de planificación, dedicación y trabajo que las empresas de mayor tamaño. Aunque muchas microempresas son negocios caseros de una sola persona, no son sólo empresas unipersonales. Dependiendo de qué entidad legal sea mejor, una microempresa puede ser una empresa unipersonal, una corporación, una sociedad o una LLC. Sin embargo, la empresa unipersonal es el tipo de negocio más sencillo y el más utilizado por las operaciones unipersonales.

La estructura empresarial elegida cambia la forma en que la microempresa es gravada. Al igual que otras empresas, una microempresa debe pagar el impuesto sobre la renta de las personas físicas, el impuesto sobre las nóminas, el impuesto sobre las ventas y cualquier otro impuesto estatal y federal exigido. Si la microempresa está constituida en sociedad, se aplican los tipos impositivos de las empresas, pero las empresas unipersonales se gravan con los tipos impositivos personales.

Tipos de microempresas

Aunque de pequeño tamaño y escala, en conjunto, las microempresas pueden representar una gran parte de la economía e incluyen a contratistas independientes, autónomos y pequeñas organizaciones. Los tipos de negocios que se consideran microempresas incluyen

  • Negocios a domicilio
  • Vendedores ambulantes
  • Carpinteros
  • Electricistas
  • Fontaneros
  • Empresas de césped y jardinería
  • Mecánica independiente
  • Operadores de talleres mecánicos
  • Zapateros
  • Pequeños agricultores
  • Propietarios de panaderías
  • Adapta
  • Tintorerías
  • Servicios de catering
  • Fotógrafos
  • Contables de práctica privada
  • Propietarios de tiendas online
  • Consultores en solitario
  • Diseñadores gráficos autónomos
  • Conductores de Uber
  • Anfitriones de Airbnb

El pequeño tamaño de una microempresa no tiene por qué ser permanente. Los propietarios de microempresas con ganas y una estrategia eficaz pueden hacer crecer su negocio y ampliarlo con éxito.

Relacionado: Consejos para iniciar un negocio: 21 maneras de hacer crecer su negocio

Microempresa frente a pequeña empresa

Técnicamente, los propietarios de microempresas son propietarios de pequeñas empresas. Sin embargo, identificarse como propietario de una microempresa le ayudará a comprender sus requisitos y retos particulares. Estos suelen ser diferentes de los de una pequeña empresa más grande, lo que significa que sus opciones y soluciones también serán diferentes. A continuación se indican algunas de las diferencias entre las microempresas y las pequeñas empresas.

Tamaño y escala

El tamaño y la escala son la principal diferencia entre una pequeña empresa y una microempresa. La definición de pequeña empresa varía según el sector, pero puede ser cualquier cosa hasta 500 empleados. Las microempresas son mucho más pequeñas, a menudo solopropistas, y suelen cumplir estos estándares:

  • Menos de diez empleados, incluido el propietario
  • Se necesita menos de 50.000 dólares para empezar

La mayoría de las microempresas requieren menos capital para funcionar que las pequeñas empresas, y sus niveles de producción o actividad comercial son inferiores a los de una pequeña empresa.

Algunas microempresas son pequeñas empresas en fase inicial y crecerán con el tiempo, mientras que otras seguirán siendo microempresas a lo largo de su vida.

Estructura empresarial y fiscalidad

La estructura empresarial y la fiscalidad son otras posibles diferencias entre las pequeñas empresas y las microempresas. Las pequeñas empresas suelen registrarse como sociedades anónimas o LLC, ya que estas estructuras ofrecen protección de la responsabilidad personal del propietario de la empresa. Por otro lado, la mayoría de las microempresas son empresas unipersonales, que no necesitan registrarse, ya que, según la ley, uno se convierte automáticamente en propietario único al crear una empresa unipersonal.

Los propietarios de microempresas que empiezan como propietarios únicos siempre tienen la opción de registrarse como LLC o corporación en una etapa posterior si quieren la protección de la responsabilidad personal y las tasas de impuestos que ofrecen.

Relacionado: Los 5 tipos comunes de estructuras empresariales

Acceso a la financiación

Para las microempresas es más difícil obtener préstamos de capital para la puesta en marcha y la expansión que para una pequeña empresa. En parte porque tienen menos activos como garantía, pero también porque los prestamistas las consideran de alto riesgo. Como las microempresas operan a tan pequeña escala, los prestamistas las consideran menos estables y menos capaces de gestionar la deuda que las pequeñas empresas más grandes.

Mientras que algunos propietarios de microempresas pueden tener acceso a programas de microcréditos o micropréstamos, otros tienen que buscar fuentes de financiación alternativas. A menudo, los propietarios de microempresas utilizan sus ahorros, solicitan préstamos personales, piden préstamos a familiares y amigos o buscan la financiación colectiva para obtener el capital empresarial necesario.

Relacionado: ¿Qué es el capital en la empresa?

Acceso a los recursos

Una pequeña empresa bien estructurada cuenta con las ventajas de un director general, un equipo de ventas y marketing, un departamento de contabilidad y, posiblemente, personal de apoyo informático. Las microempresas, con un puñado de empleados o incluso sin ellos, tienen muchos menos recursos, lo que inhibe el crecimiento y puede abrumar al personal, que a menudo realiza varias tareas simultáneamente. Aunque el mínimo de personal puede ser por elección, el tamaño y la rotación de algunas microempresas se debe únicamente a la falta de fondos para contratar más empleados o acceder a otros recursos, como los subcontratistas.

Relacionado: 14 Recursos para emprendedores para iniciar un negocio exitoso

Alcance del marketing

A diferencia de muchas pequeñas empresas, las microempresas suelen tener bases de clientes más pequeñas y pocos o ningún fondo o recursos para las campañas de marketing para llegar a los clientes potenciales. Los propietarios de las microempresas no suelen tener conocimientos o habilidades de marketing y dependen únicamente del boca a boca para llegar a los clientes potenciales. Sin embargo, podrían utilizar las plataformas de los medios sociales como una forma de bajo coste para ampliar su alcance.

Las pequeñas empresas más grandes disponen de la red, los recursos y los fondos necesarios para ejecutar campañas de marketing a gran escala.

Relacionado: ¿Qué es el marketing en redes sociales?

Objetivos operativos

Las microempresas suelen tener objetivos operativos diferentes a los de las pequeñas empresas más grandes, ya que tienen menos gastos. Mientras que el objetivo de muchas pequeñas empresas es reducir costes, los costes de las microempresas suelen ser ya bajos. El resultado es una diferencia significativa en la forma en que una microempresa y una pequeña empresa aumentan sus beneficios. Las pequeñas empresas más grandes pueden recortar las operaciones y reducir los costes, mientras que las microempresas tienen que centrarse en el crecimiento y el aumento de los ingresos.

¿Por qué son importantes las microempresas?

Las microempresas son importantes, ya que desempeñan un papel significativo en las economías de las comunidades locales. Proporcionan puestos de trabajo y crean beneficios que aportan dinero externo a la economía local. Las oportunidades de generación de ingresos que ofrecen suelen contribuir a mejorar la calidad de vida de los grupos de bajos ingresos. El éxito de una microempresa local, especialmente en las zonas rurales, es importante para el desarrollo y el progreso.

Los pros y los contras de una microempresa

Las microempresas pueden desempeñar un papel importante en la economía y en sus comunidades locales. Pero, al igual que otros negocios, tienen pros y contras.

Pros

Ser propietario de un negocio puede ser extremadamente gratificante, y existen numerosos pros para iniciar su nueva aventura como microempresa, entre ellos:

  • Fácil de empezar
  • Requiere menos capital
  • Fácil de manejar
  • Flexible a los cambios
  • Bajos gastos generales mensuales
  • Facilitar la especialización
  • Estrechar las relaciones con los clientes
  • Ofrezca libertad creativa
  • Proporcionar independencia
  • Oportunidades de aprendizaje
  • Recompensas económicas

Contras

Aunque existen numerosos beneficios al iniciar una microempresa, también implican asumir riesgos y una gran cantidad de trabajo duro. A continuación se exponen algunos contras de las microempresas:

  • Riesgo financiero
  • Dificultad de acceso a la financiación
  • Dificultad para atraer a empleados de alto nivel
  • Compromiso de tiempo sustancial
  • Tareas no deseadas
  • Mucho estrés
  • Multitasking
  • Recursos limitados

Te recomendamos

¿Qué es el marketing por correo directo?

Programas de LPN a RN: Todo lo que necesitas saber

12 Tipos de correos electrónicos empresariales y sus usos

Motivación por la actitud: Todo lo que necesita saber

Cómo escribir una nota de agradecimiento a un compañero de trabajo (con ejemplos)

Cómo decidir qué hacer a continuación en su carrera profesional