Una guía sobre la tasa de rebote

Controlar la tasa de rebote en su sitio web es una tarea clave cuando se trabaja para el éxito de su negocio. La tasa de rebote le dirá cómo reaccionan los nuevos visitantes a su contenido en línea y si tiene una buena tasa de visitantes que regresan. Conocer su uso y cómo interpretarlo es importante a la hora de mejorar su presencia online para poder atraer a las personas adecuadas a su sitio web.

En este artículo, le explicaremos qué es la tasa de rebote y qué puede aprender de ella.

Relacionado: Aprende a ser diseñador web

¿Qué es la tasa de rebote?

La tasa de rebote es una métrica que mide una sesión de una sola página en su sitio web. Cuando una persona visita su sitio y luego sale de la página sin hacer clic en el menú, el producto, la entrada del blog o cualquier otro enlace de la página, entonces se considera un rebote.

En los servidores de análisis, un rebote se mide como una sesión que no tiene ninguna petición una vez que la persona ha visitado la página. Significa que no ha habido compromiso con la página. La tasa de rebote le da el porcentaje de personas que han visitado su sitio web y se han ido sin comprometerse. Los servidores de Analytics calculan la tasa de rebote dividiendo el número de visitas a una sola página por el total de visitas al sitio web, y convirtiéndolo después en un porcentaje.

Relacionado: Crear una estrategia de marketing en redes sociales de éxito

¿Por qué es importante la tasa de rebote?

La tasa de rebote es importante porque le da una indicación de cómo está funcionando su sitio web. La tasa le ayudará a determinar el grado de éxito de su sitio web a la hora de animar a su público a seguir explorándolo, el grado de interés de sus páginas y si éstas están cumpliendo su objetivo.

Consejos para mejorar la tasa de rebote en su sitio web

Aquí hay algunas cosas importantes que puede aprender de la tasa de rebote de su sitio web:

Conocimiento de la calidad de su página

La tasa de rebote le dará una idea de la calidad de su página. Si la tasa de rebote es alta en una página en la que la gente debería hacer clic en los enlaces, como la página de un producto, significa que el público no está participando en esta página por alguna razón. Una tasa de rebote alta también podría indicar que la página está cumpliendo su propósito. Por ejemplo, un lector no encontraría ninguna razón para hacer clic en otro lugar en un artículo tituladoCómo conectar un enchufe El objetivo de esta página es enseñar algo al lector y no hacer que haga clic en nada más.

Obtenga información sobre la velocidad de su sitio

La tasa de rebote también puede darle información sobre la velocidad de su sitio web. Es más probable que los visitantes abandonen las páginas que tardan demasiado en cargarse. Es posible que tenga que reducir el tamaño de sus imágenes para ayudar a cargar la página más rápidamente o eliminar ciertos plugins que están ralentizando su sitio web.

Encontrar páginas de error

La tasa de rebote podría llevarle a páginas de su sitio web que tienen un error técnico, como una página 404. Es importante corregir estos errores y hacer que el viaje de su público objetivo a su sitio web sea lo más fácil posible.

Cambiar las meta descripciones

Una alta tasa de rebote podría indicar que ha escrito meta descripciones engañosas, lo que conduce a altas tasas de rebote. La meta descripción es un fragmento que se encuentra en la página de la SERP, debajo del título de la página del sitio web que describe de qué trata la página. Cambiar la meta descripción para que refleje mejor el contenido de la página es una buena manera de ayudar a reducir la tasa de rebote.

Encontrar enlaces externos defectuosos

Una alta tasa de rebote podría ser causada por un enlace externo. Los enlaces externos son enlaces de otro sitio web que enlazan con su página. Puede ser que un sitio web esté vinculado a su página, pero la referencia es engañosa. Por lo tanto, el público que llega a su sitio web estaría esperando algo distinto a lo que su página ofrece, y como resultado, se iría. Si este es el caso, puede optar por ponerse en contacto con el propietario del sitio web que enlaza con el suyo y pedirle amablemente que retire el enlace engañoso. También puede colaborar con el propietario para revisar el enlace que proporciona a los lectores una mejor idea de lo que pueden esperar.

Evitar demasiadas ventanas emergentes

La tasa de rebote puede darle una indicación de las características de su página que están llevando a los lectores a rebotar. Las constantes ventanas emergentes para suscribirse al boletín de noticias, compartir la página y otras herramientas similares pueden distraer a los lectores, especialmente si estas ventanas emergentes no permiten al lector ver el contenido de la página. Podría considerar la posibilidad de eliminar estas ventanas emergentes y mantener sólo una que pueda cerrarse fácilmente si el lector no está interesado.

Determinar el diseño

La tasa de rebote puede ayudarle a determinar el mejor diseño para su sitio web. Por ejemplo, piense en un diseñador web que le ha proporcionado dos versiones de su sitio web, y usted desea ver cuál es el mejor diseño para sus lectores. En este caso, probaría las dos versiones y utilizaría herramientas de análisis para ver qué diseño tiene más engagement.

Aprender lo que funciona

La tasa de rebote también puede ayudarle a saber qué funciona y qué no en una página web. Revise sus páginas más populares y las que tienen las tasas de rebote más altas. Vea qué es lo que crea el mayor compromiso en sus páginas más populares para que pueda replicar este mismo enfoque en las páginas que tienen las tasas de rebote más altas.

Relacionado: Marketing's Promotional Mix: Definición y cómo utilizarla

Cómo interpretar la tasa de rebote

Lo particular de la tasa de rebote es que una tasa de rebote alta no siempre es algo malo, y una tasa de rebote baja no siempre es algo bueno. Depende del objetivo de la página, que es donde entra la interpretación de su tasa de rebote. Para determinar si su tasa de rebote es buena, debe averiguar si su página está cumpliendo su objetivo. A continuación, se indican algunos puntos que puede seguir para interpretar su tasa de rebote:

1. Considere el propósito de su página web

Determinar el propósito de su página web es importante a la hora de interpretar su tasa de rebote. Por ejemplo, las páginas de inicio y las páginas de productos con altas tasas de rebote pueden no estar cumpliendo su propósito. Usted quiere que la gente haga clic en los diferentes enlaces de su página de inicio, y los visitantes deberían hacer clic en los artículos de sus páginas de productos.

Sin embargo, no esperará tantos clics de otras páginas web, como las de los blogs o las de información de contacto. En este caso, las páginas están dando a sus lectores la información que necesitan, por lo que no necesitarán hacer clic en ningún otro sitio.

2. Busque mejoras que pueda hacer en su sitio web

A menudo puede mejorar su tasa de rebote simplemente mejorando la interfaz de usuario o asegurándose de que el contenido es fácil de leer. Es más probable que los usuarios permanezcan más tiempo en una página si ésta tiene un aspecto y una lectura profesional. Visite su sitio con frecuencia para comprobar si hay problemas de usabilidad, enlaces rotos o errores ortográficos.

3. Determine la tasa de rebote que debería tener su tipo de página web

Hay que prestar tanta atención a un porcentaje de rebote demasiado bajo como a un porcentaje de rebote alto. Una tasa de rebote muy baja podría significar que sus analíticas no están funcionando como deberían. Una forma de comprobar si su página está funcionando como debería es revisando los informes en tiempo real.

Te recomendamos

Agregación de datos frente a integración de datos (más ejemplos)

Cómo Escribir una Propuesta de Negocio por Correo Electrónico (Con Ejemplo)

¿Qué es el código fuente? (Definición y usos)

18 Consejos para cumplir los plazos

Cómo utilizar la motivación en la gestión para ayudar a su equipo a tener éxito

8 Consejos para trabajar en dos empleos mientras estás en la universidad