¿Qué es un sindicato?

Los sindicatos han desempeñado un papel fundamental en las relaciones entre empresarios y trabajadores durante siglos. En algunos sectores, es importante entender cómo los sindicatos de trabajadores utilizan su fuerza en número para hacer oír su voz. En este artículo, definimos los sindicatos y discutimos algunos de sus beneficios.

¿Qué es un sindicato?

Un sindicato es un grupo de empleados que se han organizado para negociar con la dirección la mejora de las condiciones de trabajo. Se trata de una organización democrática en la que cada miembro tiene voz en la formación de la dirección del sindicato y en la que se celebran elecciones para los cargos directivos. Cuando se forma un sindicato, se eligen representantes para negociar con los empresarios los salarios y las condiciones de trabajo justas, así como para proteger a los miembros durante las acciones disciplinarias. Todos los miembros del sindicato reciben los mismos beneficios que los demás, ya que la dirección del sindicato negoció un trato justo con el empresario.

Relacionado: Qué es la responsabilidad social de las empresas

¿Cómo funcionan los sindicatos?

Los sindicatos trabajan haciendo cumplir las leyes laborales vigentes, exigiendo a los empleadores que se responsabilicen de las promesas realizadas, negociando contratos laborales para las condiciones de trabajo y negociando aumentos salariales. Crean pensiones, o planes de prestaciones definidas, para que los miembros del sindicato puedan disponer de ellas cuando se jubilen, y negocian planes de asistencia sanitaria en nombre de los afiliados. Los sindicatos utilizan el número de sus afiliados para conseguir sus objetivos, ya sea aceptando un nuevo horario de trabajo o un paquete de prestaciones diferente.

Los sindicatos funcionan como una democracia mediante la celebración de elecciones para elegir a sus dirigentes. Los individuos del colectivo se presentan como candidatos a los cargos disponibles. Los títulos varían de un sindicato a otro, pero la mayoría de los líderes se llaman presidentes, y los títulos siguen los de las estructuras corporativas con vicepresidentes, secretarios y tesoreros. Las personas que se presentan a estos cargos suelen tener habilidades apropiadas para el cargo y creen que pueden beneficiar a la organización en su conjunto. Las personas elegidas para estos cargos tienen responsabilidades similares a las de quienes trabajan en una corporación.

Los miembros del sindicato pagan cuotas a la organización sindical a través de una cuota que se suele cobrar de su nómina. Esta cuota es independiente del dinero que se saca para un plan de pensiones. Una parte de la cuota sindical se destina al funcionamiento del sindicato, al pago de los salarios del personal que trabaja en nombre de la organización, a la representación legal y a un fondo de huelga sindical. Un sindicato puede cobrar una cuota de iniciación a alguien que se afilia al sindicato por primera vez, pero no se considera parte de la cuota sindical, ya que cubre los costes administrativos de inscribir al nuevo miembro en la lista del sindicato.

Un sindicato puede estar formado por miles de personas o por unas pocas. La cantidad de personas en el sindicato es insignificante para la eficiencia de la operación, aunque los sindicatos más grandes tienden a tener más poder de negociación que los más pequeños. Este poder de negociación puede utilizarse para dirigirse a la dirección de la empresa para obtener mejores condiciones de trabajo, establecer un calendario de aumentos, intervenir con medidas disciplinarias, controlar las normas de seguridad, formar pensiones, gestionar fondos de pensiones y organizar el apoyo a candidatos políticos.

¿Qué ventajas aportan las uniones?

Los sindicatos ofrecen múltiples beneficios que están diseñados para ayudar a todos los miembros y sus familias, independientemente de la situación del empleado dentro de la organización. Un sindicato proporciona una pensión, formación, oportunidades de empleo, seguro médico, representación durante las audiencias disciplinarias, ayuda para mantener las normas de seguridad en los lugares de trabajo y negocia los sueldos, salarios y beneficios. El beneficio general de un sindicato para el individuo es que ayuda a reforzar sus derechos laborales a través del poder del número. Los sindicatos suelen trabajar para:

  • Garantizar la asistencia financiera
  • Negociar aumentos de sueldo
  • Obtener planes de salud a precios bajos
  • Representar en las audiencias disciplinarias
  • Mejorar las condiciones de trabajo

Garantizar la asistencia financiera

Los sindicatos ayudan a los empleados en cuestiones financieras durante el empleo y la jubilación. Cuando un miembro se lesiona en el trabajo, un representante del sindicato le ayuda a recibir asistencia financiera y sanitaria mientras no puede trabajar. A menudo, el sindicato dispone de un fondo para ayudar a la familia del afiliado lesionado a sufragar los costes de vida durante el periodo de reducción de ingresos. Y si no hay fondo, los miembros del sindicato pueden crear un fondo para recaudar dinero para la familia.

Un sindicato forma un fondo de pensiones al que cada miembro individual paga mientras es miembro activo del sindicato. Los funcionarios o representantes del sindicato colocan el dinero en oportunidades de generación de ingresos para asegurar que el dinero esté disponible para los jubilados que están cobrando su pensión.

Negociar aumentos de sueldo

Cuando llega el momento de un aumento de sueldo, los dirigentes sindicales y la dirección de la empresa se reúnen para negociar la cuantía del aumento que recibirá cada empleado. A veces, el empresario presenta una oferta que es aceptable para todos los miembros del sindicato, otras veces el empresario quiere pagar menos, y comienzan las negociaciones entre el sindicato y el empresario. Los miembros del sindicato tienen la oportunidad de votar sobre la decisión final de aceptar o rechazar las ofertas que hace el empresario.

Obtener planes de salud a precios bajos

Los sindicatos pueden obtener planes de salud con primas más bajas gracias al poder de la negociación colectiva. Un grupo numeroso y organizado puede dirigirse a un proveedor de seguros y obtener pólizas de asistencia sanitaria con prestaciones que de otro modo no estarían disponibles para los grupos que no están organizados.

Proporcionar un representante en las audiencias disciplinarias

Si un miembro de un sindicato se somete a una acción disciplinaria con un empleador, ese miembro puede tener un representante sindical en su audiencia. El representante sindical puede determinar si la medida adoptada está justificada o es injusta, y puede bloquear una medida adoptada por un empleador. El representante puede negociar con el empleador para llegar a una resolución equitativa, protegiendo al mismo tiempo al miembro del sindicato de una acción disciplinaria inapropiada por parte del empleador.

Mejorar las condiciones de trabajo

Los miembros del sindicato suelen ser responsables de mejorar las condiciones de seguridad en su lugar de trabajo. Por ejemplo, si uno o dos empleados observan que un aparato de aire acondicionado estropeado hace que el espacio sea demasiado caluroso para trabajar con seguridad, pueden plantear sus preocupaciones al sindicato. El sindicato utilizará entonces su poder colectivo para solicitar a la dirección que realice las reparaciones necesarias.

Históricamente, los sindicatos también se han encargado de conseguir jornadas laborales de ocho horas y fines de semana libres, lo que proporciona a los empleados el descanso suficiente para realizar su trabajo de forma eficiente y segura.

¿Qué sectores tienen sindicatos?

Aunque los sindicatos se asocian a menudo con campos industriales, se encuentran en muchos oficios, ocupaciones y campos diferentes, entre ellos:

  • Sector público: El sector público también se conoce como sector gubernamental. Las entidades locales, estatales o federales emplean a personas que trabajan para sindicatos públicos. Los puestos con sindicatos incluyen a los profesores, los policías, los bomberos, los empleados del transporte público, los defensores públicos y los empleados de las universidades estatales.
  • Transporte: Los empleados que trabajan en ferrocarriles, aerolíneas, almacenes y muelles suelen formar parte de sindicatos.
  • Construcción: Los distintos oficios de la construcción suelen formar sus propios sindicatos, como electricistas, obreros, carpinteros, operadores de equipos de construcción e ingenieros de explotación. Sin embargo, estos sindicatos suelen trabajar juntos en un proyecto para ayudar a promover la seguridad y la cooperación entre sus miembros.
  • Imágenes en movimiento y grabación de sonido: Las personas que trabajan en la industria del cine y el sonido suelen pertenecer a sindicatos. Algunos de los puestos cubiertos por los sindicatos son los técnicos de audio y vídeo, los operadores de equipos, los proyeccionistas, los productores, los directores y los actores.

Te recomendamos

Una visión general del control de acceso basado en roles: Beneficios y consejos

La selección de las competencias del currículum vitae en 5 sencillos pasos

Cómo convertirse en esteticista en 5 pasos

Cómo escribir un correo electrónico de baja por maternidad fuera de la oficina

¿Qué es la reducción de costes?

Cómo presentarse profesionalmente