¿Qué es un accionista?

La propiedad de una empresa puede dividirse en muchas partes o acciones. Una empresa emite acciones para recaudar fondos, conocidos como capital, para hacer crecer el negocio o comprar activos adicionales. A cambio de comprar acciones de la empresa, los accionistas tienen ciertos derechos y responsabilidades en relación con la empresa, sus operaciones y su salud financiera. Éstos varían en función del tipo de accionista y de la cantidad de acciones que posea. Este artículo examina los tipos de accionistas y el papel que desempeñan en las operaciones, la financiación, el control y el gobierno corporativo de una empresa.

¿Qué es un accionista?

Un accionista es una persona, empresa u otra entidad que posee cualquier cantidad de acciones de una empresa. La propiedad de las acciones se conoce como capital social y representa una parte de la propiedad de la empresa. Como los accionistas son parcialmente propietarios de una empresa, disfrutan de los beneficios del éxito de la misma en forma de beneficios financieros e incentivos. Por otro lado, corren el riesgo de sufrir un impacto negativo cuando las acciones de la empresa pierden valor. Estos impactos pueden implicar la pérdida del dinero que han invertido en la empresa y/o una disminución del valor de su cartera. Sin embargo, los accionistas no son personalmente responsables de las deudas y responsabilidades de la empresa, lo que significa que el único riesgo financiero al que se enfrentan es la pérdida del dinero específicamente invertido en la empresa.

Los accionistas disfrutan de ciertos derechos asociados a la propiedad de una empresa, como tener derecho a voto para decidir quién forma parte del consejo de administración, recibir pagos periódicos en forma de dividendos e incluso tener derecho a una parte de los activos residuales si la empresa se liquida. Incluso pueden tener un papel directo a la hora de aportar su opinión sobre el establecimiento de los objetivos y políticas de la empresa.

Los accionistas también afectan indirectamente a la empresa a través del mercado de valores. Como inversores, tienden a evitar poner su dinero en empresas que no demuestran una sólida capacidad para cumplir las expectativas de beneficios y, en cambio, son más propensos a invertir en empresas que cumplen o superan las expectativas de forma constante. Por ello, los equipos directivos están motivados para llevar a la empresa a sobresalir en términos de ventas, beneficios y generación de ingresos en general, que se espera que devuelvan a los inversores en forma de dividendos.

Además, las políticas de gobierno de las empresas públicas suelen incluir la designación de funciones y responsabilidades para los miembros del consejo de administración, que responden ante los accionistas y no ante la dirección, y la presentación de información financiera periódica a sus accionistas. Una empresa pública con accionistas incurre en costes financieros adicionales que incluyen honorarios legales, celebración de juntas de accionistas, relaciones con los inversores y gastos de comunicación.

Relacionado: Aprende a ser un CEO (Chief Executive Officer)

Tipos de accionistas

Hay dos tipos principales de accionistas. Estos son:

Accionista común:

Un comprador de acciones ordinarias. Los beneficios incluyen el derecho a votar para que los miembros formen parte del consejo de administración, así como en otras acciones de la empresa, como la recompra de acciones, la división de acciones y la emisión de nuevas acciones de capital. Estos accionistas tienen derecho a recibir pagos de dividendos, cuyo importe se basa en los beneficios de la empresa en ese periodo, después de que los accionistas preferentes hayan recibido sus dividendos.

Accionista preferente:

Este tipo de accionista recibe el pago de dividendos antes de que se paguen a los accionistas comunes. Esto significa que después de que se pague a los accionistas preferentes, se paga a los accionistas comunes con el dinero que queda. Esta ventaja se ve contrarrestada por la falta de derechos de voto de la empresa que tienen los propietarios de acciones preferentes.

En caso de que una empresa se liquide, los titulares de acciones ordinarias tienen derecho a reclamar una parte de los activos restantes sólo después de que se haya pagado a los accionistas preferentes. Debido al riesgo de estar al final de la fila para recibir dividendos o pagos de activos, los nuevos inversores se sienten financieramente más seguros comprando acciones preferentes, pero deben entender que no tendrán derecho a votar en ninguna acción de la empresa.

Interés mayoritario

Un accionista con participación mayoritaria posee más de la mitad (>50,01%) de las acciones en circulación de la empresa y tiene una participación de control en una empresa. El accionista mayoritario puede ser una persona, una empresa u otra entidad, como un gobierno, y tiene más interés de voto que el interés combinado de todos los demás accionistas de la empresa. En muchos casos, la participación mayoritaria corresponde al fundador de la empresa o a su familia. La participación mayoritaria también es mucho menos común en las empresas que cotizan en bolsa que en las empresas privadas. Algunos accionistas mayoritarios participan activamente en las operaciones cotidianas de la empresa, y tienen derecho a tomar decisiones sobre la dirección de la empresa, incluido el nombramiento de sus directivos. El derecho a participar en estas actividades operativas conlleva el deber de ejercer su mejor juicio en relación con el negocio, así como de garantizar el uso adecuado de los activos de la empresa y de asegurarse de que ninguna de sus actividades sea fraudulenta.

Relacionado: Aprenda a ser director de operaciones

¿Existe alguna diferencia entre un accionista y un socio?

Los términos "accionista" y "accionista" suelen utilizarse indistintamente. Sin embargo, existen marcadas diferencias técnicas que no siempre se reconocen al referirse a uno u otro.

"Accionista," en términos técnicos, se refiere a un tenedor de acciones, en el que 'acciones' puede ser el inventario en lugar de acciones de la empresa. "Accionista," en cambio, se refiere estrictamente a las acciones de la empresa.

Los accionistas disfrutan de las mismas ventajas, entre las que se incluyen el voto de los miembros del consejo de administración, el cobro de dividendos y el derecho a una parte de los activos residuales en caso de que la empresa se liquide. También tienen derecho a vender las acciones de la empresa que posean en el mercado abierto. Además, los accionistas pueden ser personas individuales o entidades comerciales.

Otro término que se suele escuchar es «stakeholder» (parte interesada), que se refiere a una persona o entidad que se ve afectada por las actividades de una empresa. Por lo tanto, tienen un interés en el éxito de la empresa. Las partes interesadas pueden ser cualquiera de las siguientes:

  • Gestión de la empresa
  • Empleados de la empresa
  • Clientes
  • Acreedores
  • Proveedores
  • Sindicatos
  • Accionistas
  • Comunidad

Relacionado: El camino hacia los empleos de nivel C: El camino hacia la dirección ejecutiva

Te recomendamos

Guía definitiva para las pruebas de estrés

¿Qué es la estimación ascendente? (Definición y beneficios)

Explicación de la elasticidad de la demanda

Desventajas comunes de los presupuestos y formas de limitarlas

Cómo entrar en la escuela de posgrado (más 8 beneficios de asistir a la escuela de posgrado)

Pruebas Sustantivas: Definición, Funcionamiento y Ejemplo