¿Qué significa ser autodidacta?

Los científicos con iniciativa son capaces de establecer objetivos personales, formarse a sí mismos e identificar soluciones de forma independiente. Las empresas suelen buscar personas con iniciativa para crear equipos eficientes que puedan completar tareas y alcanzar objetivos como unidades independientes;

En este artículo, hablamos de lo que significa tener iniciativa en el trabajo y exploramos las formas de mostrarla en el trabajo.

¿Qué es un trabajador social?

Los científicos autónomos son profesionales que toman la iniciativa, pueden trabajar sin supervisión y comenzar proyectos de forma independiente. Suelen tener las siguientes habilidades:

  • Motivación.  Las personas con iniciativa se sienten obligadas a actuar en el lugar de trabajo sin necesidad de que los supervisores les den más indicaciones.
  • Confianza.  Las personas con iniciativa suelen confiar en su intuición sobre las acciones que llevan a cabo en el trabajo, por lo que pueden completar ciertas tareas sin deliberar cuando es necesario.
  • Ambición. Estos profesionales se sienten impulsados por el establecimiento y la consecución de objetivos. También saben cuándo establecer objetivos más elevados que sigan siendo realistas para ellos mismos y su equipo.
  • Resiliencia. Las personas con iniciativa saben cómo superar las dificultades y encontrar soluciones alternativas para cumplir los objetivos. También son más capaces de adaptarse a los cambios y revisar sus procesos personales para mejorar la eficacia.

Puedes ser un emprendedor en cualquier nivel de tu carrera y en cualquier sector. Utiliza tus habilidades para asumir nuevas funciones de liderazgo a medida que desarrollas tu carrera.

Cómo ser un emprendedor en el trabajo

Como emprendedor, eres proactivo a la hora de encontrar soluciones y resolver conflictos en el trabajo. Aquí tienes cinco formas de convertirte en un emprendedor en el trabajo:

  1. Acepta los retos
  2. Sentirse cómodo con la incomodidad
  3. Establecer expectativas más altas
  4. Centrarse en los resultados satisfactorios
  5. Promover el trabajo en equipo

1. Acepte los retos

Las personas con iniciativa destacan por poner a prueba sus límites, y toman la iniciativa encargándose de tareas difíciles. Cuando aceptan los retos, como empezar un nuevo proyecto, demuestran el deseo de adquirir más experiencia, la motivación para mejorar y la confianza en el éxito.

Para demostrar tu hábito de tomar iniciativas, busca la manera de probar una nueva tarea en el trabajo. Por ejemplo, puedes aceptar asumir una mayor carga de trabajo, liderar a tu equipo en un proyecto u ofrecerte a ayudar a formar a nuevos miembros del equipo.

Leer más: Cómo motivarse en el trabajo

2. Sentirse cómodo con la incomodidad

Los empleados más ambiciosos y motivados entienden que su deseo de crecer y mejorar significa que pueden sentirse incómodos con el nivel avanzado de trabajo que están manejando. Al trabajar más allá de la incomodidad, revelas que eres resistente y adaptable.

Para demostrar que aprecias la oportunidad de crecer, ofrécete para nuevas oportunidades. Por ejemplo, puede ofrecerse a hacer una presentación en la próxima reunión del equipo o asumir la responsabilidad de introducir una nueva tecnología en su equipo.

3. Establecer mayores expectativas

Las personas con iniciativa aumentan constantemente sus expectativas y las de sus equipos. Cuando se cumplen los objetivos con regularidad, se puede empezar a exigir más de uno mismo y de su equipo, mejorando la productividad y logrando objetivos más avanzados.

Para mostrarlo, determina y revisa tus objetivos con frecuencia, adelantándolos siempre que sea posible. Por ejemplo, puede establecer un objetivo mínimo y un objetivo ideal para asegurarse de que usted y su equipo están motivados para progresar más cada trimestre. Considere la posibilidad de identificar áreas de mejora y alinear los objetivos ideales con las proyecciones de crecimiento de la empresa para aumentar sus capacidades y cumplir sus objetivos.

Leer más: Establecer objetivos para mejorar su carrera

4. Centrarse en los resultados satisfactorios

Los emprendedores intentan sustituir las dudas por pensamientos de confianza y llevar un registro de sus logros. Cuando se concentra en los resultados favorables, adquiere la capacidad de canalizar niveles más altos de seguridad en sí mismo y de competencia en cualquier tarea que realice.

Para mantenerte centrado en los resultados exitosos, intenta establecer objetivos más pequeños que te ayuden a alcanzar los objetivos más grandes. Por ejemplo, puedes desarrollar mantras personales que te ayuden a canalizar el optimismo y terminar cada día con un repaso de tus logros.

5. Promueve el trabajo en equipo

Por definición, los emprendedores son especialistas en motivarse a sí mismos. Sin embargo, fomentar el trabajo en equipo y colaborar con los miembros del mismo puede inspirarles a lograr aún más como grupo.

Para fomentar el trabajo en equipo, dé prioridad a la puesta en común de nuevas ideas y al establecimiento de objetivos conjuntos. Por ejemplo, se puede esbozar un nuevo proyecto con los compañeros, discutir plazos realistas y procesar los comentarios del grupo antes de celebrar juntos los elogios que se reciben como equipo.

Leer más: 6 consejos para un trabajo en equipo eficaz

Formas de demostrar la capacidad de emprendimiento en una entrevista

Durante una entrevista de trabajo, el equipo de contratación puede preguntarle si tiene iniciativa propia. Dar ejemplos concretos puede ser una forma eficaz de demostrar su motivación en el trabajo. Utilice los siguientes ejemplos como inspiración:

  • Líder visionario
  • Arriesgado
  • Solucionador de problemas
  • Logro de objetivos

Líder visionario

Como candidato a un puesto ejecutivo, es posible que quiera demostrar sus ideas de futuro para establecerse como un ejecutivo innovador. Considere la posibilidad de posicionarse como un líder visionario hablando de su capacidad para automotivar e inspirar a los equipos.

Ejemplo: Me gustan los puestos de liderazgo, especialmente cuando puedo inspirar a mi equipo para que siga mi visión. En mi último cargo, dirigí una iniciativa de reestructuración de toda la organización y guié a los miembros del equipo mientras se adaptaban a sus nuevas funciones. Aunque me encontré con una resistencia comprensible, logré inspirar a mi equipo para que confiara en mi visión y disfrutara de sus nuevos puestos;

Leer más: Su guía para el liderazgo visionario

Arriesgado

Si te presentas a un puesto que requiere liderazgo, considera la posibilidad de destacar tu experiencia en la dirección de equipos y tu costumbre de aceptar nuevos retos. Céntrese en su capacidad avanzada para evaluar los riesgos comentando un caso concreto en el que haya asumido uno en el trabajo.

Ejemplo: Sé que asumir riesgos puede ofrecer ventajas sustanciales a mi equipo, por lo que me motiva asumirlos cuando he determinado que merecen la pena. En mi anterior puesto, me enfrenté a la tarea de animar a mi equipo a adoptar una nueva tecnología difícil que transformaría nuestra organización. Desafié a los miembros del equipo a que presentaran sus progresos cada semana y ofrecí recompensas a los que mejor lo hicieran;

Solucionador de problemas

Puedes exhibir tus cualidades de emprendedor demostrando tu capacidad para resolver problemas. Considere la posibilidad de compartir un momento específico en el que haya resuelto un problema difícil y haya dirigido a su equipo con eficacia.

Ejemplo: Me esfuerzo por ser proactivo en el trabajo. Cuando empezamos nuestro proyecto más reciente, me di cuenta de que podíamos tener problemas de ejecución. Tomé la iniciativa de discutir las posibles soluciones que había considerado. Gracias a mi capacidad para resolver problemas, reorganizamos el proyecto y lo ejecutamos con éxito;

Logro de objetivos

Puede transmitir su automotivación centrándose en su enfoque proactivo de los objetivos. Intenta hablar de una situación en la que hayas conseguido objetivos de gran alcance y hayas superado las expectativas.

Ejemplo: En mi puesto actual, tomo la iniciativa para mejorar mis habilidades en cada oportunidad disponible. Establezco objetivos de ventas mensuales con mi jefe. Al principio, me limitaba a cumplir mis objetivos, pero sabía que podía mejorar mi rendimiento. Busqué por mi cuenta un programa de formación en ventas y ahora supero con creces mis objetivos cada mes;

Te recomendamos

20 Ejemplos de conflicto de intereses en el lugar de trabajo

Cómo convertirse en un contratista general en 5 pasos

Comprender los conceptos de liderazgo en el lugar de trabajo

5 Pasos Para Avanzar En El Crecimiento Profesional De Su Carrera

Cómo tener éxito como investigador clínico

¿Qué hace el Departamento de Investigación y Desarrollo?